Para Qué Sirve la Guayaba?

La guayaba es una fruta tropical, con un amplio contenido en nutrientes de alto perfil. Gracias a su sabor y cualidades únicas, excelentes para la salud, la fruta se integra fácilmente en la categoría de nuevos alimentos funcionales, a menudo etiquetados como “súper frutas”.

Características de la guayaba

Se trata de un arbusto de hoja perenne, arbusto tropical o árbol de bajo crecimiento, probablemente originario de las Américas centrales. Las guayabas prosperan bien bajo climas húmedos y secos y pueden tolerar períodos breves de brisas frías; pero sólo pueden soportar algunos grados de nieve ligera. Su adaptabilidad a ambientes de gran variedad lo convierte en un cultivo comercial predilecto en algunas zonas tropicales.

Botánicamente, esta increíble fruta pertenece a la familia de Myrtaceae, del género: Psidium; y cuyo nombre científico es Psidium guajava.

Durante cada estación, un guayabo lleva muchos frutos redondos a ovoides o en forma de pera, cada uno de aproximadamente entre 5 a 10 cm de largo y pesan alrededor de 50 a 200g cada una. Diferentes tipos de ejemplares de guayaba cultivados en todo el mundo pueden variar ampliamente en sabor, color de pulpa y composición de semillas.

La fruta es suave cuando madura con un increíble aroma almizclado dulce y textura cremosa. Internamente, su pulpa puede variar en color dependiendo del cultivo; con lo que puede ser blanco, rosa, amarillo o rojo. Las frutas maduras tienen un sabor rico y dulce. Cada fruto contiene numerosas pequeñas semillas duras comestibles, concentradas especialmente en su centro.

Variedades de Guayaba

Los tipos más comunes de guayaba son la guayaba cereza con frutos amarillos, la guayaba fresa y la guayaba manzana roja. La guayaba se consume principalmente cruda, en sus formas madura o semi-madura; o se puede ingerir como jugo, mermeladas y jaleas también.

Lo que hace a la guayaba tan especial es que el aumento de la vida útil de la fruta no requiere el uso excesivo de productos químicos o pesticidas, como en el caso de las uvas, manzanas y otras llamadas frutas “exóticas”. Es una de las frutas menos tratadas químicamente.

Para qué sirve la guayaba? Conoce su valor nutricional

Esta fruta popular es una impresionante fuente de nutrientes. La guayaba es una buena fuente de energía, fibra dietética y vitaminas como vitamina A, vitamina C, niacina, vitamina B-6, folato, tiamina y riboflavina. También contiene minerales esenciales como calcio, fósforo, magnesio, hierro y potasio.

Uno de los factores nutricionales acerca de la guayaba es el bajo nivel de calorías que tiene, que es apenas de 38 calorías en promedio, en cada fruta. Dada la extraordinaria cantidad de minerales, vitaminas y fitonutrientes que se encuentran en la guayaba, este bajo recuento de calorías es lo que mucha gente le encanta acerca de esta fruta. Puede proporcionar energía y los nutrientes necesarios para pasar el día, sin aumentar la cantidad de calorías.

Beneficios de la guayaba para la salud

Fortalece el sistema inmune

¿Sabías que las guayabas son una de las fuentes más ricas en vitamina C? Las guayabas tienen un contenido 4 veces mayor de vitamina C si se compara con los niveles presentes en las naranjas. Para explicarlo de manera precisa, la vitamina C ayuda a optimizar el sistema inmune y protege contra infecciones y patógenos comunes.

Reduce el riesgo de cáncer

Uno de los beneficios más importantes de la adición de la guayaba a nuestra dieta es su capacidad para inhibir el crecimiento y la metástasis de las células cancerígenas. En los últimos años se han efectuado numerosos estudios sobre los efectos de la guayaba, especialmente en cáncer de próstata, en el cáncer de mama y cánceres orales.

El aceite de hoja de la guayaba actúan como una sustancia antiproliferativa y ha probado realmente ser más eficaz que algunas medicinas modernas, principalmente en la reducción de crecimientos cancerosos.

Las guayabas también son ricas en licopeno, un potente antioxidante que puede reducir el riesgo de cáncer de próstata. El mismo antioxidante también ha demostrado su eficacia en la inhibición del crecimiento de las células de cáncer de mama, aunque más pruebas se deben hacer para respaldar este hallazgo.

El licopeno, la quercetina, la vitamina C y otros polifenoles actúan como potentes antioxidantes que neutralizan los radicales libres generados en el cuerpo; previniendo el avance de las células posiblemente cancerígenas. Las guayabas han demostrado tener mucho éxito en la reducción del riesgo de cáncer de próstata; y también inhibir el crecimiento de las células de cáncer de mama, ya que tiene altos valores de licopeno.

La guayaba no tiene contradicciones con la diabetes

Debido al rico contenido de fibra y bajo índice glucémico, las guayabas impiden el desarrollo de la diabetes. Mientras que el bajo índice glucémico inhibe un pico repentino en los niveles de azúcar, el contenido de fibra garantiza que los niveles de azúcar están bien regulados.

En otras palabras, el alto nivel de fibra dietética en la guayaba ayuda a bajar los niveles de glucosa en la sangre en el cuerpo. Incluso, algunos estudios han confirmado que la ingesta de guayaba puede contribuir a prevenir la diabetes tipo 2.

Contribuye a la buena salud del corazón

Las guayabas mejoran el equilibrio del sodio y del potasio del cuerpo, regulando así la presión arterial en pacientes con hipertensión. Las guayabas también ayudan a reducir los niveles de triglicéridos y colesterol malo (LDL), que contribuyen al desarrollo de enfermedades del corazón. Esta fruta casi milagrosa también mejora los niveles del colesterol bueno, también conocido como HDL.

Trata el estreñimiento

Es una de las fuentes más ricas de fibra dietética en comparación con otras frutas. Sólo una guayaba cumple aproximadamente el 12% de nuestra ingesta diaria recomendada de fibra, lo que la hace muy beneficiosa para la salud digestiva. Las semillas de guayaba, si se ingieren enteras o masticadas, sirven también como excelentes laxantes; ayudando a la formación de evacuaciones intestinales sanas.

Mejora la vista

Debido a la presencia de vitamina A, la guayaba es bien conocida como un refuerzo para la salud de la visión. No sólo puede prevenir la degradación de la vista, sino incluso mejorar la vista. Puede ayudar a disminuir la aparición de cataratas y degeneración ocular. Aunque las guayabas no son tan ricas en vitamina A como las zanahorias, siguen siendo una buena fuente de nutrientes.

La Guayaba durante el embarazo

Las guayabas contienen ácido fólico, o vitamina B-9, complemento que es altamente recomendado para las mujeres en estado de gravidez; ya que puede ayudar en el desarrollo del sistema nervioso del bebé y proteger al recién nacido de trastornos neurológicos.

Calma el dolor de muelas

Las hojas de guayaba tienen una potente acción anti-inflamatoria y una poderosa capacidad antibacteriana, que combate la infección y mata a los gérmenes. Por lo tanto, el consumo de hojas de guayaba funciona como un fantástico remedio casero para el dolor de muelas. El jugo de hojas de guayaba también se ha usa para tratar las encías hinchadas y úlceras orales.

Combate el estrés y es un relajante natural

El magnesio presente en las guayabas ayuda a relajar los músculos y los nervios del cuerpo. De modo que, puede resultar beneficioso consumir una guayaba tras un arduo entrenamiento o un largo día en la oficina, pues nos ayudará no solo a relajar los músculo, sino a combatir el estrés y darle a nuestro sistema un gran compendio de energía.

La Guayaba es buena para el cerebro

Las guayabas contienen vitamina B3 y vitamina B6, también conocidas como niacina y piridoxina respectivamente, que ayudan a mejorar la circulación sanguínea al cerebro; estimulando la función cognitiva y relajando los nervios.

Ayuda a una pérdida de peso controlada

¿Quieres perder algunos kilos de más? Entonces la guayaba será tu aliada. Sin comprometer la ingesta diaria de proteínas, vitaminas y fibra, la guayaba ayuda a perder peso, regulando el metabolismo. La guayaba no tiene colesterol y contiene un bajo número de carbohidratos Así, la guayaba se vuelve un bocadillo muy completo que además satisface el apetito muy fácilmente. En general, la guayaba, en especial, la cruda, tiene mucha menor cantidad de azúcar en comparación con otras frutas, como la manzana, la naranja, uvas, entre otras.

Agregue una guayaba de tamaño mediano a su almuerzo y ya no tendrá hambre, hasta la noche. Irónicamente, también puede ayudar a las personas delgadas a ganar peso. Esto es probablemente debido a su riqueza de nutrientes, que regula el metabolismo y promueve la absorción adecuada de nutrientes.

Combate la tos y resfriado

La guayaba tiene una de las cantidades más altas de vitamina C y hierro entre las frutas, y ambos son elementos ampliamente reconocidos por luchar contra las infecciones del tipo vírico. El jugo de guayabas crudas y verdes, o la decocción de hojas de guayaba son muy útiles para aliviar la tos y el resfriado; ya que ayudan a deshacernos de las mucosidades y desinfectan tanto el tracto respiratorio, como la garganta y los pulmones.

Propiedades anti-envejecimiento

Las guayabas son ricas en vitamina A, vitamina C y antioxidantes como el caroteno y el licopeno; que ayudan a proteger la piel de las arrugas. Una guayaba al día, ayuda a retrasar las líneas de expresión.

Mejora la complexión

La guayabas ayuda a recuperar la iluminación y la frescura de la piel. Puedes disfrutar de sus beneficios gracias a una sencilla preparación casera. Todo lo que tienes que hacer es triturar un poco de pulpa de guayaba con una yema de huevo y aplicarla en el rostro. Enjuaga después de 20 minutos con agua tibia. Cuando se utiliza una o dos veces por semana, esta mezcla eliminará las células muertas de la piel y aligerará la tez.

Las guayabas son también una gran fuente de vitamina K, que ayuda a deshacerse de la decoloración de la piel, círculos oscuros, enrojecimiento e irritación a causa del acné.

Mejora la textura de la piel

Las guayabas tienen un alto rango de propiedades astringentes, mientras que las hojas de guayaba, aún más. En este sentido, la guayaba ayuda a tonificar y apretar los músculos faciales. Por lo que simplemente deberás aplicar una decocción de las hojas y frutas en su piel y listo, tendrás una piel más tersa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *