Para Qué Sirve la Hidrocortisona?

La hidrocortisona, que se vende bajo varias marcas comerciales, es el nombre que recibe la hormona cortisol cuando se suministra como medicamento. Sin embargo, ¿para qué sirve la hidrocortisona? ¿Cuáles son sus usos más habituales? Descubrelo más adelante, para que así tomes las precauciones convenientes y asumas las restricciones de su tratamiento.

¿Para Qué Sirve la Hidrocortisona?

La hidrocortisona es un corticosteroide. Su funcionamiento consiste en disminuir o evitar la respuesta ante la inflamación de nuestros tejidos corporales; al mismo tiempo que altera la respuesta del cuerpo ante determinadas estimulaciones inmunes.

La hidrocortisona sirve para el tratamiento de alergias severas, artritis, asma, esclerosis múltiple y condiciones de la piel. También puede usarse para otras condiciones según lo determine su médico.

La hidrocortisona tiene muchos beneficios en el tratamiento contra el cáncer; sin embargo, su uso es más frecuente como medicamento de apoyo en tipos de cáncer como la leucemia, el linfoma y el mieloma múltiple.

La hidrocortisona tópica se usa para tratar el enrojecimiento, la hinchazón, la picazón y el malestar en varias condiciones de la piel. Funciona activando sustancias naturales en la piel para reducir la hinchazón, enrojecimiento y comezón en la misma.

Cómo usar la hidrocortisona

Sin importar lo que se diga, se debe utilizar hidrocortisona según las estrictas indicaciones de su médico. Revise la etiqueta del medicamento para obtener las instrucciones de dosificación exactas.

La toma de la hidrocortisona se puede hacer por vía oral con o sin alimentos. Si ocurre malestar estomacal, será mejor tomarla con los alimentos para reducir la irritación del estómago.

Asimismo, no es buena idea dejar de tomar la hidrocortisona repentinamente. Es posible que tenga un mayor riesgo de sufrir efectos secundarios (por ejemplo, convulsiones). Si es necesario suspender la hidrocortisona o agregar un nuevo medicamento, su médico bajará gradualmente la dosis.

Si olvida una dosis de hidrocortisona, tómela lo antes posible. Si es casi la hora de su próxima dosis, omita la dosis que olvidó y vuelva a su horario de dosificación regular. No tome 2 dosis a la vez.

Es importante preguntar al proveedor de atención médica cualquier inquietud que pueda tener sobre cómo usarla o para qué sirve la hidrocortisona.

Cómo usar la Hidrocortisona Tópica

La hidrocortisona tópica se presenta como ungüento, crema, solución (líquido), spray o loción para su uso en la piel. La hidrocortisona tópica se usa generalmente de una a cuatro veces al día para problemas de la piel. Aplíquese aproximadamente a la misma hora(s) todos los días.

Se debe seguir cuidadosamente las instrucciones de la receta o etiqueta del producto, y pedir  al médico o farmacéutico que explique cualquier parte que no se entienda. La hidrocortisona debe ser usada exactamente como se le indique; y no aplicar más o menos de su uso recomendado, y mucho menos, aplicar con más frecuencia de lo prescrito por el especialista.

Asimismo, no se recomienda aplicar a otras áreas del cuerpo ni usarse para tratar otras afecciones de la piel, a menos que lo indique su médico.

Por lo general,  estado de la piel debe mejorar durante las primeras 2 semanas de tratamiento. Es imprescindible llamar al médico si los síntomas no mejoran durante este tiempo.

  • Para usar la hidrocortisona tópica, se debe aplicar una pequeña cantidad de ungüento, crema, solución, spray o loción para cubrir el área afectada de la piel con una fina película, y frotarla suavemente.
  • Este medicamento es sólo para uso en la piel. No se debe permitir que la hidrocortisona tópica entre en los ojos o la boca, y no mucho menos tragarla.
  • No se debe envolver ni vendar el área tratada a menos que el médico diga que debe hacerse. Si se padece de psoriasis, el médico puede recomendar un apósito oclusivo.
  • Si está aplicando hidrocortisona tópica al área del pañal de un niño, no cubra el área con pañales apretados o de plástico.

Precauciones antes de usar hidrocortisona

Algunas condiciones médicas pueden interactuar con la hidrocortisona; por lo que es importante informarse con especialistas médicos o farmacéuticos en caso de que se padezca alguna condición médica; en especial si se aplica a cualquiera de los siguientes:

  • Si la persona está embarazada, planea quedar embarazada o si está amamantando
  • En caso de que el paciente persona está tomando algún medicamento recetado o sin receta, preparación de hierbas o suplemento dietético
  • Si la persona tiene alergias a medicamentos, alimentos u otras sustancias
  • En caso de que el paciente esté programado para vacunación con alguuna vacuna de virus vivos (por ejemplo, la viruela)
  • Si padece de problemas en el corazón; diabetes; presión arterial alta; inflamación del esófago; problemas estomacales (por ejemplo, úlceras); obstrucción intestinal u otros problemas intestinales (por ejemplo, úlcera o Colitis ulcerosa); o problemas mentales o de humor (por ejemplo, depresión)
  • Si se tiene sarampión, varicela, infección herpética del ojo o cualquier otro tipo de infección bacteriana, fúngica, parasitaria o viral
  • Si recientemente se ha tenido tuberculosis o ha tenido una prueba cutánea positiva para esta enfermedad.

Interacción de la hidrocortisona con otros medicamentos

Se ha estudiado que algunos medicamentos pueden interactuar con la hidrocortisona. Es importante informarse con su médico si se encuentra tomando otros medicamentos, en especial, cualquiera de los siguientes:

  • Aprepitant, porque puede aumentar el riesgo de efectos secundarios de hidrocortisona
  • Barbitúricos (por ejemplo, fenobarbital); carbamazepina, hidantoínas (por ejemplo, fenitoína) o rifampicina, porque pueden disminuir la eficacia de la hidrocortisona
  • Claritromicina, antifúngicos azólicos (por ejemplo, cetoconazol); anticonceptivos esteroideos (por ejemplo, desogestrel) o troleandomicina, ya que pueden producirse efectos secundarios como debilidad, confusión, dolores musculares, dolor en las articulaciones o bajo nivel de azúcar en la sangre
  • Metotrexato o ritodrina porque sus acciones y el riesgo de sus efectos secundarios pueden ser incrementados por la hidrocortisona
  • Las hidantoínas (por ejemplo, la fenitoína), las vacunas vivas o la mifepristona porque su eficacia puede disminuir con la hidrocortisona
  • Anticoagulantes (por ejemplo, warfarina) o aspirina porque las acciones y los efectos secundarios de estos medicamentos pueden ser aumentados o disminuidos

Esta podría no ser una lista completa de todas las interacciones que pueden ocurrir. Es importante consultar a un médico si la hidrocortisona puede interactuar con otros medicamentos que se ingieren al momento de recetar la cortisona. Por ello, se debe consultar con el proveedor de atención médica antes de comenzar, suspender o cambiar la dosis de cualquier medicamento.

Efectos secundarios de la hidrocortisona

  • La hidrocortisona puede causar mareos. Estos efectos pueden ser peores si se lo toma con alcohol o con otros medicamentos. La hidrocortisona debe usarse con precaución; por lo cual no se debe conducir ni realizar otras tareas posiblemente inseguras hasta que se sepa cómo nuestro organismo reacciona ante ella.
  • La hidrocortisona puede disminuir la capacidad del cuerpo para combatir infecciones. Se debe evitar el contacto con personas que tengan resfriados o infecciones. Asimismo, se debe informar a un médico si se notan signos de infección como fiebre, dolor de garganta, sarpullido o escalofríos.
  • Se debe evitar el contacto con cualquier persona que tenga varicela, herpes zoster o sarampión, si la persona que ingiere la hidrocortisona jamás ha padecido estas afecciones. Si el paciente se expone a cualquier persona con varicela o sarampión, debe comunicarse con su médico de inmediato.
  • Las personas bajo tratamiento de hidrocortisona deberían llevar una tarjeta de identificación en donde se especifique esta situación.
  • Se debe informar al médico o dentista que se toma hidrocortisona antes de recibir atención médica o dental, atención de emergencia o cirugía.
  • El uso a largo plazo puede causar cataratas, glaucoma e infecciones oculares. El paciente deberá comunicarse con su médico de inmediato si presenta algún cambio inusual en su visión.
  • La hidrocortisona puede causar un aumento de la presión arterial, la retención de agua y sal; y la pérdida de calcio y potasio. Se debe comunicar con el médico tratante para ver si necesita disminuir la cantidad de sal en su dieta o tomar un suplemento de calcio o vitamina D.
  • No se debe recibir vacunas bioactivas (por ejemplo, sarampión, paperas) mientras se está bajo tratamiento de hidrocortisona. Debe consultar con un especialista antes de recibir una vacuna.
  • En los pacientes con diabetes, la hidrocortisona puede afectar el nivel de azúcar en la sangre. Se recomienda fervientemente evaluar los niveles de azúcar en la sangre con sumo cuidado. Se recomienda hablar al médico antes de cambiar la dosis de los medicamento para la diabetes.
  • Los exámenes de laboratorio, incluyendo los electrolitos de la sangre; los niveles de calcio en sangre; la presión arterial y las pruebas de la visión se pueden realizar mientras se usa hidrocortisona. Estas pruebas pueden usarse para monitorear su condición o para comprobar si hay efectos secundarios. Es importante mantener todas las citas médicas y de laboratorio al día.
  • Se recomienda precaución al usar hidrocortisona en niños; puesto que pueden ser más sensibles a sus efectos.
  • Los corticosteroides pueden afectar la tasa de crecimiento en niños y adolescentes en algunos casos. Pueden necesitar revisiones de crecimiento regulares mientras usan hidrocortisona.
  • Si una mujer queda embarazada durante el tratamiento con hidrocortisona, debe comunicarse con su médico; pues existen algunos riesgos de usar hidrocortisona mientras se está embarazada. No se sabe si este medicamento se transfiere en la leche materna; por ende, lo mejor será consultar al médico si la mujer se encuentra amamantando o piensa amamantar mientras usa hidrocortisona. De ese modo, consultará al médico si existe algún riesgo para el bebé.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *