Para Qué Sirve la Hierba de Sapo?

Muchos hemos escuchado hablar alguna vez de una peculiar y curiosa hierba, conocida en la sabiduría popular como Hierba de Sapo. La verdad es que, entre otros nombres, también se le llama cardón, espinosa o estrellita –debido a la forma de sus flores-. Sin embargo, esta planta tiene como nombre científico Eryngium carlinae, que taxonómicamente hablando, pertenece a la familia de las Apiaceae.

Entre el consumo popular, las personas hacen preparaciones con sus hojas tiernas y sus raíces, entre las cuales, destacan las ensaladas. Aun así, este no es el único uso que se le da a la planta. Las propiedades medicinales que se le atribuyen son muchísimas, siendo capaz de combatir diferentes padecimientos generales de salud.

Conociendo la hierba del sapo

La hierba del sapo se origina en el continente americano, creciendo de forma abundante en México. Sin embargo, la única variedad mejorada, se consigue solamente en el Programa Universitario de Plantas Medicinales del Departamento de Fitotecnia de la Universidad Autónoma de Chapingo.

La hierba del sapo ha podido demostrar, luego de 22 años de experimentos y estudios en laboratorios; así como una gran cantidad de pruebas con pacientes voluntarios; su capacidad de prevenir y curar enfermedades de carácter circulatorio.

En estos estudios, se comprobó que ayuda a disminuir el colesterol y triglicéridos en la sangre, las venas y las arterias. Asimismo, está dotada de un increíble papel terapéutico en el tratamiento de la diabetes, los cálculos biliares y renales; en la angina de pecho; en la arterosclerosis; la artritis; los infartos cardiacos y cerebrales; y muchos otros padecimientos altamente destructivos, a los cuales se les conoce como enfermedades de la vejez.

Un dato curioso es que, según las declaraciones del Dr. Erick Estrada, el líder de esta investigación; afirma haber logrado la manipulación genética de la hierba para así confeccionar una nueva variedad en su laboratorio que aún no existiese en la naturaleza de la especie; siendo la Eryngyum heterophyllum la única que contempla propiedades medicinales, de las nueve especies silvestres conocidas.

Beneficios para la salud ante el consumo de hierba de sapo

Los beneficios de la hierba de sapo son casi innumerables. Sus propiedades más importantes suelen ser aquellas como diurético y como cicatrizante, aunque eso no es todo.

  • Se le considera un remedio natural para los cálculos o piedras en la vesícula e impedirlos. Los cálculos vesiculares, entre otros componentes, están compuestos de colesterol. Al encontrarse fuertemente en gran concentrado en el metabolismo o en la sangre; o bien el metabolismo del colesterol en el hígado se ve alterado, los ácidos biliares pierden su equilibrio natural. Esto trae como resultado una acumulación de colesterol en la vesícula; lo cual acaba formando los cálculos.
  • La hierba de sapo reduce el colesterol y los triglicéridos en la sangre y contribuye a la eliminación de su organismo. Asimismo, sirve para controlar las displemias.
  • Es excelente contra la litiasis y para el corazón, así como para prevenir problemas cardiovasculares.
  • Tiene propiedades diuréticas y desintoxicantes para nuestro organismo; por lo que es capaz de eliminar los líquidos y toxinas retenidas. Asimismo, disminuye los valores plasmáticos de creatinina y ácido úrico.
  • Es bueno para aplacar los dolores causados por la artritis y los dolores musculares; así como también los trastornos musculares y articulares que se asocian con la presencia de toxinas.
  • Funge como estimulador de una buena cicatrización.
  • Sirve para bajar la hinchazón producida por los golpes.

Métodos de consumo de la Hierba de Sapo

La hierba del sapo es consumida como la mayoría de las hierbas medicinales, como el té, el tilo o la hierba de San Juan; es decir, a través de infusiones y té. Se preparan como cualquier tipo de té. En pocas palabras, se lavan con sumo cuidado las hojas; luego, se colocan en un recipiente con agua caliente o se sumergen en una olla y se colocan a hervir. Una vez extraído el sabor y las propiedades de las hojas, estas se retiran de la preparación y se vierte o cuela en algún recipiente. Se espera que enfrié un poco y se puede beber tanto caliente como frío.

Además, según el padecimiento, se puede recetar mayor o menor consumo de esta planta y diferentes horarios. También se suele consumir la raíz pulverizada como medicina, sea en té o comprimidos.

Su surgimiento como planta medicinal y como producto final ha sido debido a la gran popularidad que ha cosechado en los últimos años. Existen diversas presentaciones de venta que sirven para todo tipo de malestares. La hierba como tal, se vende fresca, entera, seca, en polvo, como jarabe, pastillas, tabletas y comprimidos. Sus variedades comerciales más conocidas son la cola de caballo, cabello de elote y enebro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *