Para Qué Sirve la Jamaica?

La Jamaica (Hibiscus sabdariffa) es una especie de Hibiscus que se cree nativa de África Occidental o África Tropical. Por lo general es usada como una infusión, que es ampliamente conocida en algunos países de América Latina como Agua de Jamaica. No obstante, vale la pena preguntarse ¿para qué sirve la Jamaica? ¿Es realmente bondadosa esta planta tropical? Conozcamos un poco más acerca de este curioso arbusto.

Hoy en día, la Jamaica crece en numerosas regiones tropicales, y es común verla en sus principales países productores, como Jamaica y México; pero también en muchos otros países de América del Centro y Sur. Se trata de una hierba anual o perenne, que crece entre 2 a 2.5 m; es decir, entre 7 a 8 pies de altura.

Se caracteriza por tener unas hermosas flores rojas muy elegantes; que son recolectadas cuando todavía están ligeramente inmaduras. Estas tienen un diámetro de 8 a 10 cm, y a pesar de que la mayoría son rojas, algunas pueden ser de color blanco a amarillo pálido con una mancha de color rojo oscuro en la base de cada pétalo. Tienen un cáliz carnoso y fuerte en la base, que tiene aproximadamente un tamaño de entre 1 a 2 cm de ancho y de color rojo brillante.

Usos de la Jamaica

Usos tradicionales o etnobotánicos

La Jamaica tiene un amplio historial de uso en África y países tropicales vecinos. Sus flores fragantes se han utilizado en bolsitas de popurrí y perfumes. En las zonas del norte de Nigeria, esta planta se ha utilizado para tratar el estreñimiento.

Por otro lado, la fibra de la H. sabdariffa se ha utilizado como sustituto del yute. El cáliz rojo carnoso se utiliza en la preparación de mermeladas, jaleas, y tés fríos; así como en otras bebidas tanto calientes como frías.

La planta se utiliza mucho en Egipto para el tratamiento de enfermedades cardíacas y nerviosas; y se ha descrito en numerosas ocasiones como un diurético.

En Irán, beber té agrio para el tratamiento de la hipertensión es una práctica popular también; y se le ha utilizado en el tratamiento de cánceres. Las hojas mucilaginosas se utilizan como emoliente tópico en África. En los países occidentales, las flores de jamaica a menudo se usan como componente de las mezclas de té de hierbas. Incluso, en Tailandia, las personas consumen jugo de Jamaica para saciar la sed.

Usos generales de la Jamaica

La planta se cultiva principalmente para la producción de fibras de telas a partir del tallo. La fibra se puede utilizar como un sustituto del yute en la fabricación de piezas textiles de arpillera. También se ha utilizado en la medicina popular como un diurético y laxante suave.

Los cálices rojos de la planta se exportan cada vez más a los Estados Unidos y Europa; particularmente a Alemania, donde se utilizan como colorantes alimenticios. Se puede encontrar en mercados en forma de flores o jarabe, en lugares, como Francia, donde hay comunidades inmigrantes senegaleses.

Usos como verdura

Como fue anteriormente mencionado, las hojas verdes se utilizan como una versión picante de la espinaca. Dan sabor a los pescados senegaleses y platos de arroz. En Birmania sus hojas verdes son el ingrediente principal en el curry del kyaw del baung. Asimismo, los brasileños atribuyen propiedades estomacales, emolientes y resolutivas a sus raíces amargas.

En la cocina birmana, llamada chin baung ywet (hoja amarga), la rosela es ampliamente utilizada y considerada asequible. Es probablemente la verdura más consumida y popular en Birmania. Las hojas son fritas con ajo, gambas secas o frescas y chile verde o cocinadas con pescado. También se prepara una sopa ligera, un plato popular hecho de las hojas de Jamaica y de la acción secada de las gambas.

En Filipinas, las hojas y las flores se utilizan para agregar la acidez al plato de pollo “Tinola” (guisado de pollo). En Vietnam, las hojas jóvenes, tallos y frutas se utilizan para cocinar sopas con pescado o anguila.

Usos como Bebida

En México, el agua de flor de Jamaica frecuentemente llamada “agua de Jamaica”, y es a menudo hecha en casa. Se prepara hirviendo en agua los sépalos secos y los cálices de la flor de la planta de Jamaica; durante 8 a 10 minutos, o hasta que el agua se vuelva roja, añadiendo luego azúcar. En Jamaica, fue introducida por los esclavos akanos a finales de 1600.

La bebida es de bajo costo, y entra en la categoría de las aguas frescas, que se consumen comúnmente en México y América Central; son típicamente hechos de frutas frescas, jugos o extractos. Algo similar se hace en Jamaica, pero el sabor se añade al preparar el té con jengibre y añadir el ron; lo cual terminó haciéndola una bebida popular en época de Navidad. También es muy popular en Trinidad y Tobago donde la canela, los clavos y las hojas de laurel son los saborizantes ideales.

Con el advenimiento del interés en la cocina del sur de la frontera por parte de los estadounidenses, los cálices se venden en bolsas con el nombre de “Flor de Jamaica”. Además de ser una popular bebida casera, Jarritos, una marca popular de refrescos mexicanos, produce una bebida carbonatada con sabor a Flor de Jamaica.

En el Reino Unido, los cálices secos y el jarabe de flor de Jamaica madura están disponibles a gran escala y de manera económica en almacenes caribeños y asiáticos.

Los cálices frescos se importan principalmente durante diciembre y enero para hacer infusiones de Navidad y Año Nuevo; que a menudo se convierten en cócteles con ron. Sin embargo, son muy perecederos, pues se pudren rápidamente gracias al mecanismo de ciertos hongos; y deben ser utilizados poco después de la compra, a diferencia del producto seco, que tiene una larga vida útil.

Las flores de jamaica se venden como flores en almíbar en Australia como producto gastrónomo. Las recetas incluyen rellenarlas con queso de cabra; sirviéndoles sobre rodajas de baguette horneadas con brie. Incluso, se colocan una o más junto a un poco de jarabe en una flauta de champán antes de agregar el champán; teniendo como curioso efecto que las burbujas hacen que la flor se abra.

Uso como Mermeladas y conservas

En Nigeria, la mermelada de Jamaica se ha elaborado desde la época colonial; y todavía se vende regularmente en las fiestas de la comunidad y puestos de caridad. Es similar en sabor a mermelada de ciruela, aunque más ácida.

En Birmania, los capullos de la Jamaica se convierten en “frutas en conserva” o mermeladas. Dependiendo del método y la preferencia, las semillas se eliminan o se incluyen

Beneficios de la Jamaica

La Jamaica tiene numerosos beneficios para la salud; ayudando a mantener el cuerpo sano y en forma. A continuación, les presentamos algunos de los más importantes:

Controla la presión arterial

Se dice en algunos estudios que el consumo de este té reduce la presión arterial en adultos pre-hipertensos y ligeramente hipertensos. Asimismo, no solo se sugiere que tiene propiedades antihipertensivas sino también cardioprotectoras; que pueden ser beneficiosas para las personas que sufren de hipertensión y los que tienen altos riesgos de enfermedades cardiovasculares.

Es gracias a sus propiedades anti-inflamatorias que el té de Jamaica puede disminuir la presión arterial en por lo menos 10 puntos. Para que esta drástica mejora ocurra, se necesita consumir con regularidad hasta tres tazas de té cada día por algunas semanas. Además, tiene propiedades diuréticas que aumentan la micción; por lo que, al mismo tiempo, bajan la presión arterial.

Disminuye el colesterol

Ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL o “colesterol malo” del cuerpo; ayudando así a protegernos contra las enfermedades del corazón y proteger los vasos sanguíneos de daños. Las propiedades hipolipémicas e hipoglucemiantes del té de Jamaica pueden ser beneficiosas para aquellos que sufren de trastornos del azúcar en la sangre, como la diabetes.

Un estudio de investigación realizado en pacientes con diabetes tipo II sugiere que el consumo de té Jamaica ácido reduce el colesterol, los triglicéridos y el colesterol de lipoproteínas de baja densidad; lo que ayuda a controlar esta enfermedad impredecible.

Protege el hígado

Estudios también han sugerido que las propiedades antioxidantes del té de Jamaica pueden colaborar en el tratamiento de enfermedades del hígado. Los antioxidantes ayudan a proteger su cuerpo de las enfermedades porque neutralizan los radicales libres presentes en los tejidos y células del cuerpo. Por lo tanto, podemos decir con confianza que beber té de Jamaica podría aumentar su vida útil manteniendo una buena salud en general.

Tiene propiedades anticancerígenas

La Jamaica tiene propiedades anti-tumorales y antioxidantes. Estudios sugieren que el Jamaica ralentiza el crecimiento de las células cancerosas mediante la inducción de apoptosis; comúnmente conocida como muerte celular programada.

Actúa como agentes antiinflamatorio y antibacteriano

La Jamaica es rica en ácido ascórbico, también conocido como vitamina C; la cual es importante para la estimulación de la actividad del sistema inmunológico. El té de Jamaica también es conocido por sus propiedades anti-inflamatorias y antibacterianas. Por lo tanto, ayuda a evitar contraer el resfriado y la gripe. También se utiliza para tratar el malestar causado por la fiebre, debido a su efecto de enfriamiento.

Alivia el dolor menstrual

Los beneficios para la salud del té de Jamaica incluyen el alivio de los calambres y dolor menstrual. Asimismo, ayuda a restaurar el equilibrio hormonal. De modo que puede reducir los síntomas de la menstruación o del síndrome premenstrual; como cambios de humor, depresión y comer en exceso.

Actúa como agente antidepresivo

El té de Jamaica contiene vitaminas y minerales, como flavonoides, que tienen propiedades antidepresivas. El consumo de té de Jamaica puede ayudar a calmar el sistema nervioso; y puede reducir la ansiedad y la depresión mediante la sensación de relajación que ocasionan en la mente y el cuerpo.

Mejora la digestión

Muchas personas beben té de Jamaica para mejorar la digestión. Regulariza la micción y los movimientos intestinales. Dado que tiene propiedades diuréticas, también se utiliza para tratar el estreñimiento; lo cual ayuda a perder peso y mejorar la salud del sistema gastrointestinal y evitar el cáncer colon-rectal.

Aplaca la sed y la deshidratación

La Jamaica también se utiliza para preparar bebidas deportivas con el fin de saciar la sed. Para este propósito, se elabora una forma helada de té de Jamaica. Muchas personas corrientes y deportistas lo beben ya que esta variedad de té tiene la propiedad de enfriar el cuerpo con rapidez y efectividad.

Ayuda en la pérdida de peso

El té de Jamaica está dotado de propiedades beneficiosas para perder peso. Estudios demuestran que el extracto de Jamaica reduce la absorción de almidón y glucosa, altamente presentes en carbohidratos; y, por ende, puede ayudar en la pérdida de peso. La Jamaica inhibe la producción de amilasa, que ayuda en la absorción de carbohidratos y almidón; por lo que beber té de Jamaica evita que ocurra esta absorción. Es por ello que la Jamaica se encuentra en muchos productos de pérdida de peso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *