Para Qué Sirve la Keratina?

¿Cuántas veces no hemos escuchado hablar a trabajadores de salones de belleza hablar sobre lo increíble que es la keratina? En múltiples ocasiones, seguramente has escuchado hablar sobre estos tratamientos para el cabello basados en keratina; y muy probablemente en alguna de estas oportunidades te has planteado la idea de hacerlo. No obstante, ¿sabes qué es y realmente para qué sirve la keratina?

En efecto, no deberíamos nunca usar nada en nuestro cuerpo que no sepamos de donde provenga, y esto incluye también nuestro cabello. Sin embargo, no dudes que la keratina es algo sumamente bueno para tu organismo.

En primer lugar, la keratina es una proteína y el principal componente en la piel, cabello y uñas. De hecho, el cabello está compuesto principalmente de proteínas asociadas con la keratina. La keratina actúa como una proteína protectora externa en la cutícula, es decir, las capas externas de una hebra de cabello; y como una proteína estructural interna en la corteza, o sea, el núcleo interno del cabello que ayuda a determinar su fuerza.

Como se dijo antes, la Keratina, forma el cabello, piel y las uñas en los seres humanos. Pero, en otros seres vivos, forma no solo el pelo y las uñas; sino los cuernos, pezuñas, lana, plumas y las células epiteliales en las capas más externas de la piel.

La keratina desempeña importantes funciones estructurales y protectoras, particularmente en el epitelio. La keratina también se ha asociado con la regulación de actividades celulares importantes; tales como el crecimiento celular y la síntesis de proteínas.

La keratina se agota cuando el pelo está dañado física o químicamente; además de por factores ambientales, como el sol. Por desgracia, esta pérdida de keratina expone la corteza del cabello, lo cual la hace terriblemente susceptible a daños adicionales; y ocasiona, en muchas ocasiones manchas porosas bastante desagradables.

Por fortuna, y gracias a los tratamientos capilares con keratina, la regeneración de esa proteína perdida ayuda a corregir la porosidad y a suavizar la superficie del cabello. El restablecimiento de la keratina en el cuero cabelludo hace posible recuperar la fuerza y ​​elasticidad con que cuenta el cabello de forma natural; otorgando de esta manera un aspecto más juvenil y saludable al cabello.

Propiedades Químicas y Físicas de la Keratina

Las proteínas de keratina se pueden subdividir en alfa-keratinas y beta-keratinas, en base a su estructura secundaria. Las alfa-keratinas se encuentran en el pelo, la piel y la lana de los mamíferos, son principalmente de estructura fibrosa y helicoidal. Por el contrario, las beta-keratinas, que están presentes en aves y reptiles, consisten en hojas paralelas de cadenas polipeptídicas.

La composición de aminoácidos de la keratina también varía, dependiendo del tejido en el que se produce y su función. Los residuos de cisteína resultan de vital importancia, ya que se unen covalentemente a través de enlaces disulfuro, formando cistinas. Las cistinas son responsables de la importante estabilidad de la keratina.

La keratina es completamente insoluble en agua, sea caliente o fría; y no es atacada por enzimas proteolíticas. Por otro lado, la longitud de las fibras keratínicas depende de su contenido de agua: la hidratación completa (aproximadamente 16 por ciento de agua) aumenta su longitud en 10 a 12 por ciento.

Beneficios de la Keratina

En términos simples, los tratamientos de keratina ayudan a hacer que el cabello se sienta más suave y se vea más brillante y sano; mediante la adición de las moléculas de keratina perdidas, de regreso al cabello. ¿Cómo es esto posible? Pues bien, es aquí donde actúa la ciencia. Los enlaces entre moléculas de keratina en el cabello natural se abren con productos químicos, para permitir que se combinen con la keratina hidrolizada.

Al culminar el tratamiento, el cabello se sella de forma térmica y fundirá sí la keratina adicional con aquella que ya se encuentra presente; teniendo como magnífico resultado un cabello más sano, joven y revitalizado.

El tratamiento de keratina resulta mejor para aquellas personas con cabello tratado o dañado. Por ende, no es ideal para aquellas personas con el cabello fino o liso. Entre los beneficios más importantes de la keratina, se listan y definen los siguientes, a continuación:

Elimina el frizz

Una de las mejores razones por las cuales someterse a un tratamiento de keratina es para dejar de lidiar con frizz. Este tratamiento forma bloques en el cabello, haciendo que cada hebra de cabello sea brillante, sana y lisa. Después del tratamiento, el cabello permanece muy lustroso; por lo que no se enredan ni se secan.

Incluso cuando el cabello se encuentra expuesto a la humedad, se mantendrá liso y no muy ondulado. Lo mismo ocurre con las personas con cabello severamente dañado, o con mechones tinturados. Una vez que la fórmula se establece, los efectos no se desgastan después de lavarse el cabello.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que los efectos del tratamiento con keratina no son permanentes. Los efectos podrían durar hasta seis meses. Una vez que las raíces se están comenzando a mostrar, se necesitará otra ronda de tratamiento para llevar el cabello otra vez a un estado hidratado.

Elimina la necesidad de secar el cabello con secador

Si eres de aquellos que pasa horas secando su cabello o usando la plancha o tenaza para mantener el cabello manejable, estas serán buenas noticias. Con el tratamiento de la keratina, ya no es necesario ocuparse demasiado del cabello problemático; pues la keratina vuelve al cabello más controlable y menos rebelde.

Si se deja a un lado la necesidad de secar el cabello con secador cada vez que lava su cabello, no solo aporta salud al mismo evitando el uso de calor; sino que también le otorga más tiempo para dedicar a otras labores importantes. Cabe destacar que el calor seca el cabello, haciéndolo quebradizo, seco y propenso a daños. El uso del tratamiento de keratina ayuda a reducir el abuso que al cual cabello es sometido cada día; además del ahorro que supone en la cuenta eléctrica.

Mantiene vivo el color del cabello

El tratamiento con keratina puede utilizarse en cabellos químicamente dañados o tinturados. La keratina ayuda a mantener vivo el color del cabello. Es decir, además de mantener el cabello suave y manejable, el tratamiento también conserva e incluso prolongar el color del cabello. Las proteínas de la keratina se sellan en los cabellos usando una tenaza caliente. Cuando esto sucede, el color también queda sellado. Una vez tratado, el cabello es capaz de soportar el abuso diario, manteniendo el color.

El tratamiento con keratina es personalizable

Por más sorprendente que parezca, en efecto, también se puede personalizar el tratamiento de acuerdo a las necesidades del cabello. Contrario a la creencia popular, no todos los tratamientos de keratina son los mismos.

Algunos tipos de fórmula de keratina pueden eliminar hasta el 70% del efecto rizado del cabello. Otras fórmulas están diseñadas simplemente para eliminar el frizz o restablecer el brillo. Dependiendo de las necesidades de su cabello, el tratamiento se personalizará para lograr los mejores resultados. Es por eso que es importante hablar con un estilista de cabello en primer lugar; para determinar el tratamiento adecuado para el cabello que se pretende tratar.

¿Qué tipos de cabello pueden beneficiarse de los tratamientos de keratina?

Existen diferentes texturas de pelo que, naturalmente, contienen diversas cantidades de keratina. Si el cabello es naturalmente rizado u ondulado, este contendrá menos keratina que la de alguien con cabello naturalmente liso.

Asimismo, tienen menos keratina en el cabello aquellas personas que han alterado su cabello a través de procesos químicos como tinturas o permanentes. Sin embargo, el tratamiento con keratina hace posible eliminar esa sensación de cabello seco y apagado; así como también permite restaurar una apariencia más suave y brillante.

Por lo tanto, los tratamientos de keratina pueden, en efecto, ser beneficiosos para la mayoría de los tipos de cabello. Existen muchos tipos de tratamientos disponibles para satisfacer las necesidades específicas de los mismos.

¿Cuánto tiempo duran los beneficios de un tratamiento de keratina?

Una vez que una persona ha pasado por un tratamiento de keratina, desde luego querrá mantener el cabello con una sensación más suave y manejable durante el mayor tiempo posible. Es por ello que es importante cuidar bien del cabello tanto antes como después del tratamiento. Los efectos podrían durar hasta entre cuatro a seis meses. Un consejo para ayudar ayudar a prolongar la vida de un tratamiento de keratina es optar por un champú sin sal o sin sulfato.

¿Es seguro el uso de la keratina?

Por lo general, los tratamientos con keratina usan una combinación de productos químicos en el proceso; por lo cual resulta importante asegurarse de que quien lo usa no es sensible o alérgico a estos antes de seguir adelante con el tratamiento completo. Sin embargo, en esencia, sí, son seguros.

En el orden de ideas anterior, cabe destacar muchos tratamientos utilizan formaldehído. Este químico puede producir un olor bastante desagradable y causar una irritación para aquellos que tienen un cuero cabelludo sensible. Sin embargo, si se trata con cautela, de todas maneras la mejor alternativa sería la de hablar con el estilista antes de iniciar un tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *