Para qué sirve el orégano

Introducción

En la cocina normalmente solemos utilizar algunos ingredientes especiales que le dan a los alimentos ese sabor único. En su mayoría, son hojas como el orégano. Más que por sus propiedades para la salud que estaremos explicando, se emplea mayormente como un ingrediente que aporta sabor y aroma a los platillos, aunque en esta ocasión te estaremos mostrando otros beneficios adicionales que posee esta planta.

El orégano mayormente se consume con otros alimentos, debido a que les una mejor sazón. Sin embargo, esta planta también se puede comer sola, siendo la mejor manera de aprovechar todas las propiedades medicinales que posee. Para darte una idea de cuáles son, podemos decir que el órgano ayuda a las personas contra la diabetes y previene el cáncer del colón.

Propiedades del orégano

Una de las ventajas principales el orégano, es que sus propiedades pueden ser aprovechadas al consumir la hoja o aplicarla de manera tópica, bien sea como una infusión o aceite. Si hablamos de los usos internos que tiene el orégano, entonces podemos destacar que actúa como un digestivo, antioxidante, antiinflamatorio, emenagogo, y contribuye al mejoramiento del aparato circulatorio.

Los usos a nivel externo son pocos, pero resalta como un remedio para disminuir la inflamación en la piel o para curar llagas y heridas superficiales.

Beneficios del orégano

Muchos de los que utilizan el orégano, lo hacen solamente por sus excelentes propiedades dentro de la cocina. Con la ayuda de estos beneficios, quizás te animes más a ingerirlo para mejorar ciertos aspectos en tu salud, los cuales destacaremos a continuación.

Refuerza el sistema inmunológico

Aunque no lo creas, los antioxidantes presentes en el orégano tienen una mayor actividad que los de una manzana. Con la ayuda de este compuesto, se fortalece el sistema inmunológico, además de que también se pueden combatir a los radicales libres, causantes del envejecimiento de las células.

Ayuda a la pérdida de peso

A pesar de que este beneficio fue puesto a prueba en ratones, también representa una ventaja para los seres humanos. Resulta que un estudio realizado en estos roedores, demostró que aquellos que consumían el aceite de orégano eran menos propensos a subir de peso, puesto a que los científicos implementaron dietas con grandes cantidades de grasa a los ratones.

Trata la osteoporosis

El consumo del orégano es muy recomendado para aquellas personas que sufren de osteoporosis. ¿Por qué? Resulta que esta planta cuenta con una sustancia llamada beta-cariofilina, que evita la inflamación y puede servir para tratar la arterosclerosis y osteoporosis.

Es desparasitante

Cuando sufrimos de problemas gastrointestinales, muchos de ellos pueden estar asociados con algunos parásitos que se encuentran dentro de nuestro estómago. Un estudio demostró que el orégano contiene sustancias como el timol, cimeno y muchas otras más, las cuales puedes combatir a dichos parásitos.

A pesar de este beneficio, siempre es importante acudir a un médico antes si se desea utilizar el orégano con tales finos, debido a que se pueden presentar ciertos efectos secundarios.

Trata los problemas de estreñimiento

Cuando consumimos el orégano en forma de infusión, este puede brindarnos gran alivio a nivel de la digestión. Las personas que sufren de problemas de estreñimiento pueden ser tratadas con la ayuda del aceite extraído del orégano.

Si acabas de comer alimentos pesados para la digestión, por a hervir agua y arroja unas cuantas hojas de orégano. Esta bebida te ayudará a acelerar la digestión para crear un alivio en tu estómago.

Efectos secundarios del orégano

No es muy común que el orégano cause efectos secundarios en las personas que lo ingieren, puesto a que es una planta bastante segura. Sin embargo, no es descartable que el abuso de esta planta pueda traer ciertos inconvenientes, siendo uno de los más frecuentes la hiperestesia y somnolencia.

La razón principal por la que se producen tales efectos, se debe a que el orégano tiene un efecto estimulante dentro del organismo, por lo que abusar de su consumo puede ocasionar estos problemas.

Contraindicaciones del orégano

Las mayores contraindicaciones del uso del orégano, están centradas principalmente en las mujeres que se encuentran en estado de embarazo. Aunque el uso controlado de este plante no presenta ningún tipo de problemas, existe el pequeño riesgo de que se pueda acelerar el parto. En caso de que el feto no esté desarrollado, entonces se pueden producir un aborto espontaneo.

Por otro lado, el aceite de orégano si está contraindicado para las mujeres que amamantan a sus hijos. En estos casos, la única manera en que se puede emplear dicho aceite, es por la vía tópica, siendo esta la más segura. El orégano contiene buenas cantidades de fitatos. Esta sustancia previene que nuestro organismo absorba el hierro, por lo que el uso del orégano está contraindicado para aquellas personas que sufran de anemia.

Con toda esta información, ahora eres conocedor de que el orégano no solo es un ingrediente para darle aroma y sabor a las comidas, sino que su consumo en sus diferentes formas puede ayudar a mejorar ciertos aspectos de la salud.

tags:

Un comentario

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.