Para qué sirve el Difenidol

El Difenidol es un fármaco perteneciente a la categoría de los antieméticos, conocido también como agente antivértigo, prescrito para el tratamiento y prevención de nauseas y vómitos causados por ciertas condiciones médicas. El compuesto activo se haya presente en forma de  clorhidrato de difenidol. Comercialmente se encuentra bajo el nombre de Vontrol.

El descubrimiento de este compuesto se remonta a los años 1940, gracias a los ensayos llevados a cabo por los químicos suizos Karl Miescher y Adrian Marxer quienes registraron la patente en 1946, cedida a Ciba Pharmaceutical Products, Inc. Sus experimentos estaban dirigidos demostrar la obtención de aminoalcoholes, precisando el método de preparación para cada compuesto. Específicamente buscaban describir la preparación de substancias organometálicas de halogenoalquilaminas y sus reacciones con compuestos orgánico-reactivos, lo cual no había sido propuesto hasta entonces. Miescher y Marxer probaron que estas aminas no reaccionaban con el magnesio bajo las condiciones usuales.

De la preparación de aminas y halogenaminas con metales surgió una seria de compuestos organometálicos con propiedades terapéuticas propias distinguidas y otros con cualidades que hacían de ellos excelentes vehículos intermediarios para la manufactura de substancias terapéuticamente activas. Así fue aislado eventualmente el Difenidol.

 

Usos del Difenidol

Esta medicación está indicada en el tratamiento para el control de mareos, nauseas y vómitos. Adicionalmente tiene aplicaciones en el tratamiento de la enfermedad de Maniere, en la cirugía de oído medio e interno y el control de otros desórdenes del oído. No se recomienda el empleo de este fármaco cuando las nauseas y vómitos estén asociados al embarazo, dado que su inocuidad en estas circunstancias no ha sido establecida.

Otros usos del Difenidol incluyen la prevención y tratamiento sintomático del vértigo periférico (de origen vestibular). También se conoce su empleo en caso de nauseas y vómitos asociados a estados postoperatorios, neoplasia maligna, trastornos laberínticos, terapia con agentes antineoplásicos, padecimientos asociados a la radiación y enfermedades infecciosas.

Mecanismo de acción y farmacodinámica del Difenidol

Tiene un efecto antivértigo sobre el aparato vestibular, inhibiendo la zona de acción quimiorreceptora que controla las náuseas y la emesis y previniendo el mareo por cinetosis. El mecanismo por el cual el Diphenidol ejerce sus efectos antieméticos y antivértigo no ha sido precisado. Se cree que actúa disminuyendo la estimulación vestibular y reduciendo la función laberíntica, mostrando también una acción como agente antimuscarínico (o anticoalinérgico).

Un efecto en la zona de acción quimiorreceptiva medular podría estar también asociado a las propiedades antieméticas del compuesto. Difenidol no tiene efectos sedantes, tranquilizantes o de acción antihistamínica significativos. Su efecto anticolinérgico periférico es débil. Por otro lado, se ha observado que el Difenidol posee algunas propiedades parasimpatolíticas bajas. Es bien absorbido por el tracto gastrointestinal seguido a la administración oral. El tiempo de vida media en el organismo es de 4 horas aproximadamente.

Presentaciones, administración y posología del Difenidol

El difenidol puede encontrarse en presentaciones de uso rectal (supositorios) de 20 a 50 mg y en forma de suspensión oral de 20 mg/5 ml. También pueden encontrarse formulaciones del fármaco en forma de comprimidos de administración oral de 25 a 50 mg de composición y en soluciones inyectables.

Uso oral: debe administrarse por vía oral siguiendo las indicaciones prescritas por el médico. La dosis recomendada en adultos es de 25 a 50 mg cada 4 horas según sea necesario. No debe ingerirse con mayor frecuencia a fin de aumentar la dosis sin la consulta médica. El alivio de la condición no ocurrirá más rápidamente más el riesgo de efectos secundarios se verá aumentado.

Otros usos (rectal, inyectable): el difenidol debe ser tomado únicamente como lo prescriba el médico. No debe aumentarse la dosis ni la frecuencia de la toma sin asesoría profesional. La dosis de Difenidol será diferente para cada paciente. Han de seguirse las órdenes e instrucciones de administración señaladas bajo la etiqueta médica. La cantidad del medicamento que se administre dependerá de la fuerza del mismo. El número de dosis diarias, el espacio de tiempo entre cada toma y la duración del tratamiento serán fijadas según el padecimiento de salud al cual va dirigido el fármaco.

 

Si la toma de Difenidol está indicada para la prevención de nauseas y vómitos su ingesta puede realizarse acompañada de la comida o de un vaso de agua o de leche para disminuir la irritación que pueda causar en el estómago, salvo indicación contraria del médico. En caso de estar padeciendo nauseas y vómitos, se aconseja mantener el estómago vacío y el medicamento debe entonces ser ingerido con apenas una pequeña cantidad de agua para facilitar su deglución.

De saltarse una dosis, esta debe ser tomada a la brevedad posible una vez notada su falta. Por el contrario, si la ingesta de la siguiente toma está próxima, omitir la faltante y seguir el programa de dosis regular sin duplicar la dosificación para compensar la medicación olvidada.  Si la toma del medicamento es interrumpida con frecuencia y varias dosis han sido olvidadas, se aconseja consultar con el médico para discutir un posible cambio en la dosificación prescrita o la propuesta de un nuevo calendario para compensar las tomas perdidas recientemente.

Sobredosis de Difenidol

No deben ingerirse dosis mayores a las prescritas. La toma del medicamento en mayor cantidad no dará celeridad al alivio de los síntomas más sin embargo puede conducir a un envenenamiento o, al menos, causar efectos secundarios graves. En caso de síntomas de sobredosis se debe acudir de inmediato al servicio de salud u hospital más cercano para ser tratados. Se sugiere llevar consigo un envase del medicamento, la caja contenedora o la etiqueta, con objeto de suministrar la información necesaria para un diagnóstico preciso inmediato. Los síntomas de sobredosis incluyen somnolencia aguda, letargo, dificultad para respirar, debilidad inusual y cansancio severo.

La prescripción de Difenidol es de uso individual. No se deben compartir las dosis con otras personas aún sabiendo que estas padezcan la misma condición médica o que los síntomas se manifiesten similares. El uso del fármaco sin supervisión profesional puede conllevar a una sobredosis.

Se recomienda consultar al médico prescriptor o al farmaceuta de confianza a fin de obtener una información más detallada sobre el riesgo de sobredosis asociado al uso de Difenidol. Ha de leerse con atención el prospecto incluido en la caja del medicamento  antes de iniciar el tratamiento.

Efectos secundarios del Difenidol

Los efectos secundarios registrados con la administración de Difenidol pueden ser de distinta intensidad. Debe notificarse al médico si alguno de los síntomas siguientes se produce:

Efectos secundarios poco frecuentes o raros: alucinaciones, deficiencia visual y auditiva, alteraciones del sistema nervioso central, depresión, confusión, vértigo, trastornos del sueño, irritabilidad, fatiga, debilidad, nerviosismo, erupciones cutáneas.

Los efectos secundarios que generalmente no necesitan de atención médica son los siguientes:

Efectos secundarios frecuentes: somnolencia

Efectos secundarios comunes: dolor de cabeza, malestar estomacal, nauseas, indigestión, sequedad bucal.

Los síntomas asociados a estos efectos secundarios pueden desaparecer en el transcurso de la toma del tratamiento, en tanto que el cuerpo se haya ajustado a la medicina. En caso de continuar o agravarse los síntomas se debe contactar a la brevedad posible al médico, enfermero o farmaceuta a cargo. El profesional de la salud puede indicar los medios para prevenir o reducir ciertos efectos secundarios.

 

Otros efectos secundarios no mencionados en este texto pueden igualmente producirse en algunos pacientes. Se recomienda notificar al médico sobre cualquier alteración inusual del organismo que se detecte.

Precauciones y contraindicaciones con el uso de Difenidol

Se recomienda compartir con el médico, enfermero o farmaceuta a cargo la información siguiente antes de emprender cualquier tratamiento a base de clorhidrato de difenidol:

  • Alergia al Difenidol o cualquier otro componente de la fórmula
  • Alergia conocida a medicamentos prescritos o no
  • Alergia a sustancias colorantes, conservantes, alimentos o animales
  • Embarazo o planificación del mismo durante el tratamiento con Difenidol
  • Lactancia materna
  • Toma de otros medicamentos, prescritos o no, particularmente aquellos depresores del sistema nervioso central
  • Padecimientos médicos como presión arterial baja, enfermedad renal, úlceras, problemas estomacales o intestinales, glaucoma, enfermedades cardíacas, problemas de la próstata
  • Hipersensibilidad y Anuria (falta de la formación de orina y de otras secreciones renales)

Este compuesto pertenece a la clase de compuestos orgánicos conocidos como difenilmetanos; dado que puede causar somnolencia y letargo se desaconseja el manejo de vehículos o maquinaria pesada durante el tratamiento con Difenidol. Esta sustancia aumenta la influencia de medicamentos que provocan somnolencia, como el alcohol y otros fármacos con efectos depresores del sistema nervioso central. Por ende, se debe evitar el consumo de alcohol en concomitancia con la administración del fármaco. Se debe prevenir al profesional de la salud sobre la toma de tranquilizantes antes de iniciar la ingesta de Difenidol.

Otros medicamentos cuyo consumo debe evitarse previa consulta médica son los antihistamínicos, otros medicamentos para el tratamiento de alergias o resfriado común, sedantes, fármacos inductores del sueño, medicamentos o estupefacientes para el control del dolor bajo prescripción médica, medicamentos para el tratamiento de la fiebre del heno, anticonvulsivos, relajantes musculares, anestésicos, incluidos ciertos anestésicos dentales. La consulta con el profesional de la salud es necesaria antes de la toma simultánea de Difenidol con cualquier medicamento indicado con anterioridad.

No hay informaciones específicas sobre los efectos del uso del Difenidol en caso de vértigo en niños en comparación con otros rangos de edad. Tampoco hay referencias en relación a la administración de este fármaco para el control de náuseas y vómitos en niños cuyo peso sea inferior a 22,8 Kg.

Muchos otros medicamentos tampoco han sido comprobados específicamente en personas ancianas, por consiguiente no es posible conocer si estos funcionan de igual modo que en adultos jóvenes o si pueden provocar efectos secundarios diferentes en adultos mayores. Del mismo modo no hay una comprobación concluyente que compare la utilización de Difenidol en adultos con otro grupo de edad. En caso de embarazo, no existen estudios adecuados que demuestren el riesgo para el bebé del uso del fármaco durante la lactancia. Se deben sopesar las ventajas en contraste con los riesgos potenciales de la ingesta de este medicamento durante la lactancia materna.

Conservar el Difenidol a temperatura ambiente en un recipiente herméticamente cerrado, al abrigo del calor y la luz directa. No congelar el medicamento a menos que así sea indicado en el prospecto interno que acompaña el envase. Se debe mantener alejado del alcance de los niños y animales. No se debe almacenar en el cuarto de baño, cerca del lavaplatos en la cocina o próximo a cualquier otro lugar húmedo.

El calor y la humedad pueden comprometer la estabilidad química del fármaco. Los productos caducados o que ya no se necesiten deben ser desechados. Este medicamento no debe ser arrojado al drenaje, salvo que así sea indicado en el prospecto informativo interno o por información médica. Los medicamentos desechados por esta vía son propensos de incidir negativamente sobre la contaminación ambiental.

tags:

2 Comentarios

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.