Para qué sirve el pasaporte

Las personas desde siempre han sentido deseos de viajar, de atravesar fronteras y conocer pueblos, culturas y tradiciones. Ya sea por motivos de ocio, o simplemente porque algún evento en específico se lo exige, como el caso del trabajo, muchos han necesitado programar un viaje. Hay que destacar, que no solo significa comprar un boleto, y salir del país. Internacionalmente se han establecido protocolos para que las personas puedan movilizarse legalmente a través del mundo. Con ese fin se creó el pasaporte, como un documento de validez internacional.

Historia del pasaporte

Los antecedentes del pasaporte se pierden en los tiempos. Se sabe que los reyes extendían un salvoconducto con la finalidad de que sus funcionarios pudieran cruzar fronteras y ser respetados. Al menos así ha sido registrado en la historia, donde se señala que el rey persa Artajerjes concedió un permiso a un súbdito con el fin de que pudiera viajar hasta Judea sin ser importunado. Las autoridades del antiguo imperio romano expedían autorizaciones para que los extranjeros pudieran ingresar a Roma sin ningún obstáculo. Funcionó como un instrumento de control, aplicado a las personas que se iban incorporando al extenso territorio romano.

Los primeros pasaportes, si el término les cabe a la documentación expedida bajo la república o el imperio romano, reportaban información sobre el portador (nombre, origen y destino, motivo y duración del viaje). Pero fue con el rey Enrique V que el pasaporte cobró un estatuto formal y legal, ya que se convirtió en el documento que oficializaba representatividad a ciertos funcionarios ingleses ante gobiernos de países extranjeros, su presentación otorgaba amplias garantías a la persona que lo llevaba.

Antes de la Primera Guerra Mundial no era obligatorio, pero fue a partir de ese violento acontecimiento que se convirtió en la condición indispensable para la movilidad de las personas dentro de Europa. Los pasaportes de la época carecían de fotografías, sólo tenían el nombre, país de origen, descripción física del portador y autorización para cruzar las fronteras. En la actualidad el pasaporte incorpora una fotografía, información sobre la nacionalidad, apellidos y nombres, número de pasaporte, sexo del portador, fecha de emisión y vencimiento. Actualmente resulta imposible viajar sin dicho documento.

Cabe recordar que el pasaporte se inscribe simbólicamente en la visión de un mundo globalizado con innumerables rutas, a través de las cuales el ser humano desea transitar en su afán de vivir nuevas experiencias. Así dicho documento es la llave que da acceso a espacios diversos, donde las personas además de ocio pueden hallar oportunidades de desarrollo personal.

Beneficios

Tener en nuestras manos un pasaporte, nos brinda la oportunidad de visitar un sin fin de lugares alrededor de todo el mundo. Son muchos los beneficios que se nos han otorgado con tan solo solicitar este documento. Permite el ingreso legal a la mayoría de los países del mundo, siempre y cuando el pa’is que lo expide se le facilite el acceso al pa’is de destino. Protegen la identidad del portador a nivel internacional. Facilita la circulación y minimiza los obstáculos al atravesar las fronteras. Otorga seguridad tanto al portador como en los procedimientos de control a nivel de puertos y aeropuertos internacionales.

Propiedades

La ONU a través de la Organización de Aviación Civil Internacional exige que todo pasaporte debe cumplir estrictos requerimientos de diseño y seguridad. Entre las características físicas está la forma de libreta del documento, cuyas dimensiones deben ser 125 mm x 88 mm y entre 8 y 32 páginas. La información referida al portador deberá estar en lugares y zonas específicas a los efectos de su lectura electrónica. A los efectos de reducir la falsificación de los mismos la tecnología permite el diseño de hologramas que pueden ser leídos a través de equipos electrónicos.

¿Qué significa el color del pasaporte?

De acuerdo a la base de datos Passport Index casi todos los pasaportes son de color rojo, negro, verde o azul y una variedad de matices de cada uno de los colores mencionados. Las razones para ello se explican en razón de la geografía o de la política. El azul ha sido asumido mayoritariamente por los países latinoamericanos menos Bolivia.

 

El pasaporte rojo ha quedado en algunos casos como herencia del pasado comunista en aquellos países que tuvieron dicho régimen político. Sin embargo, también es de uso por parte de los países de la Unión Europea.

En cambio los países de tradición musulmana tienen pasaportes verdes. Los documentos negros han sido asumidos por algunos países africanos y Estados Unidos que diferencia su pasaporte diplomático con este color.

Estos son los pasaportes más influyentes

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA, por sus siglas en inglés) elaboró un informe que refleja las oportunidades de acceso que otorga un pasaporte a la hora de viajar. De esa manera se determinó que los pasaportes que dan mayor apertura internacional son los de Alemania, Singapur, Dinamarca, Suecia, Finlandia, Italia y Francia y Chile, los cuales facilitan el acceso a más de 160 países. Les siguen Japón y Reino Unido, quienes le abren sus puertas a un total de 159. Estados Unidos, a pesar de sus restricciones, permite la entrada de viajeros de 158 países. En el contexto latinoamericano destacan Brasil y Argentina, permitiendo la entrada de 153 y 151 países respectivamente; prosigue México con 127, Venezuela permitiendo su aprobación a 122.

Costa Rica permite el acceso a 121 países, mientras que Panamá a 117. Perú y Paraguay facilita la entrada a la misma cantidad de países (116), Honduras permite la entrada a 111, El Salvador y Guatemala dan su aprobación a 108 países, Colombia aprueba la entrada a 104, y Nicaragua a 101. Ecuador, Bolivia, Cuba, República Dominicana y Haití poseen los números más bajos de acceso a países, siendo de la siguiente manera respectivamente: 74, 66, 61, 54 y 48.

Los 10 pasaportes más caros del mundo

Por otro lado resulta interesante señalar que los pasaportes más caros del mundo son los de Turquía, estableciendo 251 $ por documento, Australia estableció los 206 $, Suiza exige una tarifa estándar de 169 $, México es el más caro de Latinoamérica, cobrando 155 $, Italia y EEUU poseen el mismo precio, ubicado en los 135 $, le sigue Canadá con 133 $, Nueva Zelanda y Japón tienen una tarifa de 115 $ y Reino Unido varía el costo de su pasaporte.

Diferencia entre pasaporte y visa

Ya se ha visto que el pasaporte es un instrumento legal que autoriza al portador para que entre y salga de un país. Por otro lado, la visa es la autorización que da un país a un extranjero para permanecer durante un tiempo en su territorio. La visa se coloca al interior del pasaporte y será revisada por las autoridades de inmigración. Sobre ella se estampan sellos que indican las veces que se ingresa y sale de un determinado destino.

Tipos de visa

Toda visa está relacionada con el propósito para el cual fue extendida. En función de ello se pueden reconocer las siguientes:

  • Visa de tránsito: facilita al portador de la misma realizar escala en un determinado país mientras se dirige a otro lugar. Duración: máximo 3 días.
  • Visa de turista: su finalidad es permitir el ingreso a las personas que tienen como propósito conocer una nación. No permite la opción de trabajo o de hacer negocios.
  • Visa de estudiante: facilita el ingreso y permanencia de una persona mientras duren sus estudios en el país de destino.
  • Visa diplomática: los representantes diplomáticos de un país ante otro son portadores de este tipo de visado.
  • Visa de periodista: otorgada a los profesionales de la comunicación para que puedan realizar sus tareas en el país otorgante.
  • Visa de matrimonio: permite el casamiento con una persona del país de destino.
  • Visa de entrada: es el documento que permite al portador tramitar su ingreso en un país ajeno, sin embargo su sola posesión no garantiza el ingreso, el cual estará sometido a los criterios de los funcionarios de inmigración del país de destino.
  • Visado de salida: documento que debe poseer una persona para salir fuera de su país cuando éste atraviesa una situación desfavorable que obliga al exilio.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *