Para qué sirve el jabón de azufre

El azufre es un compuesto de color amarillo, que suele ser muy utilizado en el área de la química, como la elaboración de algunos productos. Debido a su naturaleza, que puede llegar a ser tóxica en grandes cantidades para nosotros, son muchos los que piensan que este componente no debe de hacer contacto con nuestra piel en lo absoluto.

En parte podría ser verdad, debido a que esto resulta tóxico para la piel. Sin embargo, hay que destacar que el azufre también puede ayudarnos a combatir algunas enfermedades dermatológicas, razón por la cual existe un producto especializado para ello. Se trata del jabón de azufre, del cual estaremos hablando y destacando todos los beneficios que nos aporta.

¿Es peligroso este jabón? Como ya hicimos mención, el azufre solo representa un peligro en grandes cantidades. Cuando se utiliza este componente para la fabricación de jabones, normalmente se utiliza solo un 5% de la composición en general.

Básicamente vendría siendo un jabón común y corriente, pero mezclado con un 5% de azufre que cumplirá la labor de limpiar nuestra piel.

Beneficios del jabón de azufre

Independientemente de si presentas algún problema en tu piel o no, utilizar el jabón de azufre es válido para ambos casos. Si tienes algún problema como el acné o deseas una piel más sana, puede utilizar este producto, el cual te dará los siguientes beneficios.

Trata el acné

El acné es uno de los tantos problemas que todos enfrentamos alguna vez en nuestras vidas, en especial durante la adolescencia, que es donde nuestro rostro más se suele ver afectado. Uno de los principales motivos o factores que aumentan la probabilidad de que aparezca el acné, es una piel grasosa, producto de descuidos propios que cometemos, como no lavarnos el rostro.

Una de las principales utilidades que tiene el acné, es la de tratar los problemas del acné. No solo dejara nuestro rostro completamente limpio y sin rastro de grasas, sino que también contribuye a la exfoliación de las células muertas. Estas pueden ocasionar que los poros queden obstruidos.

Además de los jabones de azufres convencionales, también puedes encontrar otras variedades que cuentan con ingredientes adicionales para hacer el tratamiento más efectivo, tales como el alcohol isopropílico, ácido salicílico, entre otros más.

Alivia la rosácea

En sí el jabón se relaciona más con la limpieza, y no como un producto que alivie la inflamación. Actualmente se conoce las propiedades que tiene el azufre para desinflamar, aunque aún no se ha comprobado si la cantidad que se encuentra presente en los jabones, es suficiente para aliviar la inflamación en la piel.

En muchos casos se utilizan otros ingredientes que, si pueden hacer esto posible, aunque si vamos a una farmacia podemos adquirir productos que ya cumplen la función de desinflamar la piel, como las lociones que son fabricadas con azufre.

Combate la dermatitis seborreica

Esta enfermedad se produce cuando un hongo empieza a crecer hasta expandirse por nuestra piel. A pesar de que presenta problemas graves para la salud, si puede generar ciertas molestias, siendo necesario parar el crecimiento antes de que este hongo se haga mucho más prominente.

Si frotas la zona afectada con jabón de azufre, podrás notar cómo el hongo irá desapareciendo poco a poco. Esto se debe a que el azufre actúa en contra de cualquier bacteria.

Cura la sarna

La sarna es una enfermedad que se produce en la piel, y de la cual debemos de tener mucho cuidado, puesto a que es bastante contagiosa, bien sea de animal a persona o entre nosotros mismos. El responsable de causar los sarpullidos en la piel y constante picazón en el área afectada, es un microorganismo que se introduce en ella.

Puede que demore un poco, pero si te bañas diariamente con jabón de azufre te curarás de la sarna en menos de seis semanas. Resulta que el azufre puede matar los ácaros causantes de esta contagiosa enfermedad.

Ayuda a combatir la psoriasis

La psoriasis es un claro caso de las consecuencias que puede tener la alteración del sistema inmunitario. Se manifiesta con la aparición de escamas en la piel, especialmente en algunas partes de nuestro cuerpo como el cuero cabelludo, rodillas, codos, manos, entre otras más.

Lo más común es que esta enfermedad sea tratada con medicamentos. Sin embargo, los resultados no serán inmediatos, por lo que tendrás que lidiar con algunas consecuencias de la psoriasis mientras se cura.

Para estos casos puedes utilizar el jabón de azufre, que es un excelente desinfectante. Su función sería la de eliminar las bacterias que se formarán en esas escamas que se generan en la piel, evitando también que pueda aparecer el pus.

Contraindicaciones del azufre

A pesar de que la cantidad de azufre que se encuentra en los jabones, no es tan alta para ser peligrosa, si hay que destacar que si lo utilizamos muchas veces al día puede llegar a traer algunas consecuencias, especialmente para aquellas personas que tienen un tipo de piel seca.

Por ende, la recomendación que te damos es la de utilizar el jabón de azufre una vez al día, bien sea en la mañana o noche. Si lo aplicas en zonas como el rostro, debes de esperar un par de minutos para que el jabón pueda actuar. Luego de transcurrir el tiempo, si puedes retirarlo con agua.

¿Dónde se puede adquirir el jabón de azufre?

Si quedaste maravillado con todos los beneficios que tiene el jabón de azufre para nosotros, debes de saber que lo puedes comprar en casi cualquier farmacia. Su precio es bastante económico, por lo que no tendrás que preocuparte por gastar mucho dinero para tener uno en tu hogar.

También existe otra alternativa más, que es la de fabricar tu propio jabón de azufre. Este procedimiento es bastante sencillo, y solo necesitarás de los siguientes ingredientes:

  • Base de jabón de glicerina blanca
  • Azufre en polvo
  • Aceite
  • Aceite esencial de limón
  • Colorante si se desea

Una vez que ya dispongas de los materiales necesarios, solo debes de llevar a cabo estos pasos:

  1. Toma el jabón de glicerina blanca y con un cuchillo pícalo en trozos pequeños, Seguidamente ponlos dentro de una olla pequeña y llévala al microondas por un par de minutos, o hasta que el jabón pase de estado sólido a líquido.
  2. Ahora toma el azufre en polvo y tamízalo para evitar cualquier grumo en la mezcla, recuerda que se busca tener un jabón con buena consistencia y sin imperfecciones.
  3. Añade el azufre en polvo a la olla con el jabón de glicerina líquido y mezcla bien.
  4. Seguidamente añade un aceite que sea de tu preferencia a la mezcla, lo cual servirá par hidratarla. También añade un par de gotas del aceite esencial de limón.
  5. Pusimos como opcional el colorante debido a que no juega un papel de gran importancia para la fabricación de este jabón, aunque si le dará un aspecto más grato y parecido al de cualquier jabón convencional. Si realizaste el paso número 4 al pie de la letra, procede entonces a añadir una cantidad moderada de colorante.
  6. Finalmente, solo debes de colocar la mezcla sobre un molde (este le dará el aspecto final al jabón) y déjala reposar por todo un día. A la mañana siguiente, tu jabón de azufre estará listo.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *