Para qué sirve el ADN

Siempre, en alguna ocasión, te haces la pregunta de por qué cada persona tiene rasgos diferentes. Esto se encuentra relacionado con la genética, específicamente con el ADN. Se trata de un ácido que se encuentra presente en cada ser vivo (y algunos virus), que se encarga de contener toda la información genética de los mismos.

El ADN también se involucra con lo hereditario, lo que quiere decir que un padre o madre puede transmitir algunos de sus rasgos físicos, como color de cabello, ojos, piel, entre otros más, a su hijo.

Quizás hayas leído mucho sobre la palabra ADN, y probablemente sepas su significado. Pero, ¿qué quiere decir estas siglas? Se trata de una abreviación del término “Ácido Desoxirribonucleico”.

Breve historia sobre el ADN

La primera vez en que se dieron los primeros pasos con el descubrimiento del ADN, fue durante el año 1869. El responsable de tal descubrimiento, fue un hombre llamado Friedrich Miescher. Este médico suizo que se encontraba trabajando en la Universidad de Tubinga, estaba realizando algunos experimentos para determinar la composición química que había en el pus contenido dentro de las vendas quirúrgicasya utilizadas y tiradas.

Aunque no fue una manera muy ortodoxa de llevar a cabo un experimento, Friedrich descubrió la presencia de una sustancia química, la cual posteriormente decidió nombrarla “nucleica”. La razón de este nombre, fue porque dicha sustancia era extraída por medio de núcleos celulares.

Este descubrimiento dio inicio a una serie de investigaciones que llevarían a conocer los componentes que conforman el ADN y su estructura. Para ello, transcurrieron casi uno 70 años.

No fue hasta el año 1928 en donde las funciones biológicas del ADN empezaron a revelarse poco a poco. Tras largos experimentos que se pudieron realizar gracias a la genética más avanzada que se manejaba en aquellos tiempos, un biólogo llamado Frederick Griffith llevó a cabo varios experimentos inyectando ciertos virus en algunos ratones para ver si estos lograban sobrevivir o no.

A pesar de que en su tiempo la identificación del ADN aún no era reconocida o aceptada en todo el mundo, en el año 1952 finalmente fue aceptada, dando origen a lo que conocemos en la actualidad como la genética molecular.

Funciones que cumple el ADN

A pesar de cumplir una función muy rigurosa y exacta, el ADN juega un papel de gran importancia dentro de la formación de cada ser vivo, ya que influye en el desarrollo de los organismos por medio de la reproducción de las células.

El ADN se encarga en realizar un proceso al cual se le denomina “transcripción”. Como su nombre lo dice, se lleva a cabo una transferencia de la información al ARN. Aquí surge otro término aparte, aunque se encuentra relacionado con el ADN. El ARN es una molécula que cumple la función de actuar como mensajero, lo que quiere decir que se encarga de enviar toda la información genética al organismo; sus siglas quieren decir “ácido ribonucleico”.

La habilidad de poder replicarse, es una de las propiedades más características e importantes del ADN. Decimos que es de gran relevancia debido a que esto hace que pueda cumplir diferentes funciones al mismo tiempo, especialmente con lo que tiene que ver con la carga genética y la herencia.

Propiedades del ADN

Lo más común en el ADN es que siempre estará como una pareja de moléculas dentro de los organismos vivos, por lo que es muy raro ver que esté como una sola molécula.

Cuando vemos una representación gráfica del ADN, podemos ver que cuenta con dos cadenas que se encuentran enroscadas entre ellas mismas. A esto se le conoce como doble hélice, y su aspecto se relaciona con una escalera de caracol.

Composición del ADN

La composición principal del ADN se basa en la organización de cromosomas, los cuales son lineales si hablamos de los que pertenecen a las células eucariotas. Como hicimos mención anteriormente, el ADN también se encuentra presentes en algunas bacterias, las cuales son procariotas y en donde la organización de los cromosomas es circular.

Lo seres humanos contamos con 46 cromosomas que están divididos en 23 pares, en donde uno de estos pares es sexual, mientras que el resto (22) se tratan de autosomas. En el caso de los hombres, el par sexual de cromosomas es XY, mientras que las mujeres tienen un par XX. Cabe destacar que cada especie cuenta con una cantidad de cromosomas que se mantiene fija.

Ahora, si hablamos en sí de la estructura del ADN, podemos decir que cada uno de los cromosomas que contiene posee dos brazos, los cuales se encuentran posicionados en la parte superior e inferior de una región estrecha denominada centrómero.

Justo antes de que ocurra la división celular, los cromosomas empiezan a duplicarse. Cada uno de los cromosomas formados, cuenta con dos moléculas de ADN, las cuales están juntas gracias al centrómero. A dicha unión se le conoce como cromátidas hermanas.

Por otro lado, la estructura del ADN se encuentra formada por ácido fosfórico, desoxirribosa y bases nitrogenadas.

Estructura del ADN

El ADN se encuentra formado por un par de cadenas que se posicionan de manera antiparalela. Para hablar de la estructura, tenemos que hacerlo desde el punto de vista tridimensional, por lo que se desglosan tres niveles distintos:

Estructura primaria

Básicamente podemos decir que se trata de una serie de nucleótidos que se encuentran encadenados de tal manera que conforman una secuencia. En cada una de esas cadenas que se forman, se encuentra la información genética.

Estructura secundaria

La estructura secundaria surgió a raíz de una serie de investigaciones realizadas por Franklin y Wilkins, quienes utilizaron la difracción de rayos X. Se trata de una estructura de dos hélices; y sirve para almacenar la información genética, además de que también es la responsable en la duplicación del ADN.

Estructura terciaria

Esta hace alusión a la manera en que el ADN logra quedar contenido en un espacio bastante reducido, con la finalidad de producir los cromosomas. Este mecanismo suele variar dependiendo del organismo que se trate. Como se hizo mención, existen organismos procariotas y eucariotas.

Estructura cuaternaria

En el núcleo del ADN se encuentra una cromatina que posee un grosor de 300 Å. Esto se debe a que una fibra de cromatina que mide 100 Å, se enrolla para formar la fibra de cromatina de 300 Å.

A dicho proceso se le conoce como solenoide, siendo los que se enrollan hasta llegar al punto de formar la cromatina que se puede apreciar en el núcleo interfásico de la célula eucariota.

En el momento en que se produce la división celular, entonces el ADN adquiere una forma mucho más compacta, para así dar paso a la formación de los cromosomas.

Beneficios del ADN

Como ya pudiste ver, el ADN juega un papel importante en la formación de cada ser vivo, además de las bacterias. Si hay que destacar algunos de los beneficios que nos brinda el ADN, entonces tendríamos los siguientes, que vendrían siendo a nivel funcional y como fuente de investigación:

  • Contiene la información genética de cada ser vivo.
  • Es una sustancia que permitirá la transmisión de ciertos genes a la siguiente generación (hijos).
  • Gracias a la reproducción de las células, tiene una gran influencia en el desarrollo de los seres vivos.
  • Su descubrimiento dio paso a lo que actualmente conocemos como la genética molecular.
  • Ha servido para darle al ser humano importantes avances en cuanto a su estudio.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *