Para qué sirve el Agin

Cuando nuestra salud se ve afectada por algunas enfermedades como el resfriado común o gripes, es posible que se presenten algunos síntomas molestos, como el dolor o irritabilidad de la garganta. Muchos de los que hemos sufrido de esto, estamos al tanto de lo molesto que puede ser, en especial cuando ingerimos alimentos o líquidos.

El dolor o irritabilidad de garganta puede aliviarse por si solo al pasar los días, aunque esto puede llegar a demorarse un tiempo. Teniendo en cuenta el dolor que genera, lo más normal es que busquemos algún medicamento que nos ayude a aliviar nuestra garganta. Para estos casos, es recomendable tomar Agin.

¿Qué es este medicamento?  Básicamente, son pastillas masticables que contienen ácido acetilsalicílico y sulfadiazina, dos componentes que alivian el dolor o inflamación de garganta cuando esta es afectada por algunas infecciones bacterianas.

Como ya se mencionó, se encuentra disponible en una única presentación, siendo esta la de pastillas masticables que se disuelven lentamente al ser colocadas en nuestra boca. La manera correcta de hacerlo, sería poner la pastilla entre la lengua y el paladar y dejar que esta actué.

Función del Agin

Ya explicamos que el Agin es empleado para tratar los dolores o irritabilidad en la garganta. Sin embargo, también sirve para muchos otros problemas que podríamos presentar. Estos son los siguientes:

  • Cuando una persona es afectada por infecciones de origen bacteriano, producto de microorganismos sensibles, suele ser recetado el Agin para tratarlas.
  • Este medicamento también se desempeña como un excelente método para tratar cualquier tipo de infecciones otorrinolaringólogas, siendo el caso de algunas como la amigdalitis o faringitis.
  • El Agin también se receta a aquellas personas que posean infecciones urinarias, puesto a que sus componentes pueden ayudar a tratar los síntomas que se presentan.
  • Resulta que este medicamento también actúa como un excelente anti-inflamatorio, por lo que también se pueden tratar varios tipos de inflamaciones.
  • La fiebre también puede ser aliviada con la ayuda del Agin.
  • Para tratar la artritis juvenil.

Dosificación de Agin para diferentes casos

El consumo del Agin es bastante parecido al de otras pastillas que tratan el dolor de garganta. Antes de ingerir este medicamento, es necesario que acuda a un médico para que este lleve a cabo el respectivo análisis e indique las dosis necesarias que necesitas. Jamás te automediques, ya que esto puede traer serios problemas para tu salud.

  • En el caso de que se deseen tratar los dolores generados por la inflamación, lo más común es que se recomiendo una dosis de 300-1.000 mg de Agin.
  • Para los procesos reumáticos, los médicos recetan una dosis que puede llegar a los 8g al día como máximo.
  • Por último, para reducir el riesgo de sufrir ataques cardiacos, obstrucción en las arterias o accidentes cerebrovasculares, la cantidad de Agin que se debe de ingerir al día es de unos 100-300 g.

Nuevamente te recordamos que esta información que te proporcionamos es de carácter informativo. Antes de empezar con un tratamiento que implique el consumo de Agin o cualquier otro medicamento, siempre es necesario acudir a un médicoprimero.

Advertencias para el consumo de Agin

Hay varios factores que debes de tener en cuenta al momento de iniciar un tratamiento con el Agin, puesto a que puedes poner en riesgo de salud si ignoras algunos de los que explicaremos a continuación:

  1. Cuando estás tomando Agin, se recomienda que suspendas el consumo de bebidas alcohólicas, puesto a que estas pueden llegar a presentar efectos secundarios no muy gratos.
  2. Aquellos pacientes que tengan anomalías de coagulación o hayan sufrido de ulceras pépticas, deben de tener extremo cuidado si desean iniciar un tratamiento que implique el uso del Agin.
  3. Está terminantemente prohibido utilizar el Agin en niños que sufran de varicela, puesto a que puede producir una enfermedad llamada “Síndrome de Reye”. Esta afecta a dos órganos importantes del cuerpo: el hígado y cerebro. Adicionalmente, también puede llegar a traer problemas a nivel de la sangre.
  4. Debido a que las personas mayores de 60 años tienen una nefrotoxidad mayor, se recomienda que el consumo de Agin sea en dosis menores que las de un paciente normal.

Efectos secundarios del Agin

Como muchos medicamentos que se recetan, el Agin también puede llegar a generar algunos efectos adversos. Esto no quiere decir que necesariamente los tengas que padecer si empiezas un tratamiento, aunque no hay que negar que si se llegan a producir en algunos casos.

Los síntomas más comunes que se pueden presentar, son las ganas de vomitar o vómito, además de ulcera péptica, gastritis, mareos, hemorragia gástrica y urticaria.

El Agin siempre debe de utilizarse para tratamientos cortos. La razón de ello, se debe a que su consumo por prolongado tiempo, puede llegar a traer problemas a nivel de los riñones, ya que presentará cierto nivel de toxicidad.

Por último, es muy probable que los pacientes que sufran de asma puedan sufrir de broncoespasmos y alergias.

tags:

One Comment

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *