Saltar al contenido

Para qué sirve el agua de coco

Nunca hay que juzgar la portada de un libro; y en este caso sería la de un coco. A pesar de que su exterior es bastante duro y tiene una forma casi circular, este fruto guarda en su interior un delicioso néctar con sabor dulce, el cual se le conoce como agua de coco, cuyos beneficios y propiedades estaremos explicando posteriormente.

Primero que nada, hay que destacar que, para poder disfrutar de dicho líquido, el coco debe de estar inmaduro. Cuando este se encuentra maduro, entonces lo que se puede aprovechar mayormente es su carne de color blanca, que es igual de nutritiva y deliciosa.

Pero en esta ocasión, haremos hincapié en el agua de coco, una bebida que es altamente hidratante y refrescante; y que podemos tomar directamente del fruto con tan solo abrir un orificio en él.

El agua de coco no solo sirve como una bebida que podemos disfrutar en cualquier momento del día, o en los tiempos más calurosos. También cuenta con varias propiedades, en donde se destaca por ayudar a la desintoxicación de nuestro cuerpo.

No hay que dejar pasar que este líquido apreciado por muchos también juega un papel importante en la pérdida de peso. Esta es la razón principal por la que muchos expertos en el área de nutrición recomiendan beber agua de coco cuando se empieza una dieta de adelgazamiento.

Beneficios del agua de coco

Antes de destacar los beneficios del agua de coco, primero hay que aclarar ciertos puntos. El primero de ellos, es que el agua de coco no es lo mismo que la leche de coco, son bebidas completamente diferentes. Por otro lado, para poder disfrutar del agua de coco es necesario que el fruto tenga al menos uno 6 o 7 meses de maduración.

¿Por qué no podemos disfrutar del agua de coco cuando este está maduro? Es una pregunta que muchos que están apenas conociendo este fruto se estarán haciendo. ¿Recuerdas que hicimos mención sobre la parte carnosa del coco? Pues esta se forma a partir del líquido que se encuentra dentro, y es la razón por la cual un coco maduro no contiene líquido.

Aclarando estos puntos, ahora si es momento de pasar a lo más importante de este artículo: los beneficios que nos ofrece el agua de coco. Son varios que puedes obtener si consumes regularmente esta bebida cien por ciento natural, y los que más se conocen son los siguientes:

Es una bebida altamente hidratante

Dos litros de agua al día son lo que se considera ideal para cualquier persona. Si eres de los que no bebe mucha agua, puedes sustituirla por la que se encuentra dentro del coco, ya que este posee un 94% de agua.

Esto implica que tu cuerpo se puede hidratar rápidamente con beber el agua de coco. Pero no solo eso, ya que la misma contiene importantes cantidades de algunos minerales como el magnesio, calcio, sodio, potasio y fósforos.

Si hacemos hincapié en el consumo de potasio diario que necesita nuestro cuerpo para su correcto funcionamiento, hay que resaltar que un vaso de agua de coco nos aportará el 17% del valor total, ¿nada mal para un fruto?

Todos estos beneficios no son solo especulaciones. De hecho, se han llevado estudios importantes con respecto a los beneficios que nos ofrece beber agua de coco. Los resultados fueron bastante prometedores, ya que se demostró que beber agua de coco luego de hacer ejercicio producía efectos bastante parecidos a los de las bebidas deportivas. Esto vendría siendo en la parte de hidratación.

Cuando sufrimos de diarrea, se puede producir una importante pérdida de líquidos, lo cual puede llegar a traernos problemas. Un muy buen tratamiento para estos casos, sería el de beber agua de coco para rehidratar nuestro cuerpo.

Es un antioxidante natural

Existen unas moléculas reactivas que pueden ocasionar daños oxidativos a células y proteínas. Estos reciben el nombre de radicales libres, y traen como consecuencia el envejecimiento.

Por suerte, el agua de coco también se considera como un potente antioxidante que nos ayudará a combatir los radicales libres, por lo que nuestro estado de salud puede mejorar de manera considerable.

Previene los problemas digestivos

La mala alimentación o funcionamiento incorrecto de algunos órganos, pueden traer como consecuencia problemas digestivos que pueden llegar a ser todo un dolor de cabeza para muchos.

Desde hace muchísimo tiempo, se ha utilizado el agua de coco como un remedio para curar estos males. Ya que sirve para eliminar parásitos intestinales o prevenir el restreñimiento.

A eso se suma que también puede tratar la deshidratación que se produce en las personas con diarrea. Esto lo expusimos anteriormente.

Reduce la retención de los líquidos

Cuando padecemos de edema, den nuestro organismo se produce una acumulación de líquidos que llega al punto de ocasionar algunos síntomas, la inflamación en manos, piernas y pies.

Lo peor de todo, es que existen varias causas que pueden causar la retención de líquidos. Para hacer algo al respecto, las personas deben de realizar consumir otros alimentos para buscar disminuir los síntomas.

No diremos que el coco puede hacer milagros en este caso, pero beber su agua mejora la excreción de la orina, lo que implica que estaremos eliminando mucho más líquidos al momento de ir al baño, por lo que se puede combatir de cierta manera la retención de líquidos.

Reduce el riesgo cálculos en los riñones

Beber agua habitualmente ayuda a reducir las probabilidades de que se formen pequeñas piedras en los riñones. Los cálculos renales se forman como consecuencia de restos minerales de la orina que se cristalizan, lo cual puede ocasionar serios dolores.

Por esta razón, el agua de coco también es útil para estos casos, ya que ayuda a prevenir la aparición de estos cálculos renales, además de que facilita la excreción de la orina, tal cual y como mencionamos anteriormente.

En este caso las pruebas con respecto a este beneficio no son tan exactas aún. Parece que tendremos que esperar a resultados más prometedores para comprobar si en verdad el agua de coco llega a tener influencia en estos casos, aunque la gran mayoría afirma que sí.

Es una grandiosa fuente de manganeso

Para quienes desconocen el manganeso, se trata de un mineral que está involucrado en diferentes procesos que se llevan a cabo dentro del organismo, siendo las más importantes la formación de tejido colectivo o coagulación de la sangre.

Cuando nuestro cuerpo tiene bajas cantidades de este mineral, se puede producir serios problemas en nuestra salud, que incluso pueden llegar a ocasionar la infertilidad o generar malformación a nivel óseo.

El agua de coco se caracteriza por tener importantes cantidades de manganeso. De hecho, tan solo una taza puede brindarnos el 17% del valor diario que necesitamos en nuestro organismo. Esto también ayuda a prevenir la artritis, diabetes, epilepsia, síndrome premenstrual y osteoporosis.

Regula la tensión

La tensión alta puede llegar a traer como consecuencia enfermedades cardiacas, y es a lo que muchos estamos propensos si no nos cuidamos bien. Como el agua de coco cuenta con una buena cantidad de potasio y magnesio, se puede crear un equilibrio en los niveles de tensión.

Mientras que el magnesio estimula la dilatación de los vasos sanguíneos, ayudando a evitar que la hipertensión nos afecte, el potasio regula los niveles de la misma, evitando que tengamos que acudir al uso de medicamentos.

Retrasa el envejecimiento

Tal parece que las propiedades del agua de coco paren no tener fin. En esta ocasión, te contamos que este líquido contiene citoquininas, que es un compuesto de origen vegetal que está involucrado directamente con el retraso del envejecimiento de las células en las personas.

Con la presencia de las citoquininas en nuestro organismo, se retrasará un poco el envejecimiento de las células. Esto normalmente se produce al alcanzar cierta edad.

Mejora los síntomas de la diabetes

A las personas que sufren de diabetes se les suele recomendar beber agua de coco. A pesar de que es una bebida con sabor dulce, cabe resaltar que ayuda a nuestro organismo a que este controle los niveles de glucosa en la sangre.

También se ha demostrado que la reducción de glucosa en la sangre se puede fomentar gracias a el agua de coco.

Contraindicaciones del agua de coco

Si bien, todos los beneficios de beber agua de coco son bastante favorables para nuestra salud, tampoco hay que abusar de su consumo. Como hecho mención, este líquido se caracteriza por ser dulce, por lo que tiene cierto grado de azúcar. Sin embargo, si bebemos toda el agua de un coco, sería como si estuviésemos consumiendo unas cuatro cucharaditas de azúcar.

A pesar de ello, no hay que olvidar que, a diferencia de otras bebidas que se preparan con frutas, el coco no requiere de azúcar extra, por lo que puede ser un gran sustituto para varios jugos e incluso bebidas artificiales o gaseosas.

Controlar el consumo de agua de coco, es lo más sensato que podemos hacer, ya que estaríamos evitando ciertos problemas ocasionados por añadir mucha azúcar a nuestro organismo, como lo sería el caso de problemas cardiovasculares o aumento de peso.

No hay nada más tropical que un coco. Beberlo cuando este apenas cae de las palmas, es una experiencia única que muchos deben de experimentar. Quizás se vuelvan uno de los tantos aficionados a este fruto no tanto por los beneficios de los que hicimos mención en este artículo, sino por su agradable sabor que refresca nuestra boca e hidrata el resto del cuerpo.

Te recordamos que, para disfrutar del agua de coco, debes de elegir los que no estén maduros, puesto a que eso carecen de líquido y solo tienen la parte carnosa de color blanco.

tags: