Para qué sirve el ajenjo

Diferentes plantas en todo el mundo han sido utilizadas con fines medicinales. Quienes conocieron tales propiedades, fueron nada más y nada menos que algunas civilizaciones antiguas, lo cual es sorprendente debido a que no se tenía un conocimiento en medicina como tal.

En esta ocasión te estaremos hablando de una planta que crece en gran parte de Latinoamérica, aunque también lo hace en zonas templadas de África y Europa. Se trata del ajenjo, al cual se le han atribuido excelentes propiedades medicinales que incluso en la actualidad tienen gran relevancia.

Tanto ha sido la popularidad de esta planta herbácea, que actualmente se ha llegado a cultivar en varias partes del mundo. La mejor característica que tiene el ajenjo, además de su uso, es que se puede ser sembrada en cualquier tipo de suelo, independientemente de si este es pobre o si en la zona en que se hace tiene un clima adverso.

A pesar de ello, si hay que buscar un terreno perfecto para el cultivo del ajenjo, este sería seco. Sin embargo, también se adapta en los climas que son mucho más húmedos. Su facilidad de cultivo es una de las principales ventajas que nos ofrece.

En cuanto a su apariencia, podemos distinguirla por sus hojas que poseen una tonalidad entre verde y azulada. A su vez, estas se encuentran cubiertas por unos vellos plateados que son bastante finos. Esta planta también produce una flor de color amarilla.

Beneficios del ajenjo

Todos los beneficios son 100% comprobables, y es la razón por la que muchos amantes a la medicina natural optan por esta planta para aliviar una serie de problemas que podemos presentar cualquiera de nosotros.

Si utilizas el ajenjo, podrás gozar de los siguientes beneficios:

Ayuda con la mala digestión

La mala digestión puede surgir como consecuencia de una alimentación pobre o problemas que están relacionados directamente con el sistema digestivo. Este padecimiento puede ser curado con la ayuda del ajenjo. Existe un componente en esta planta que se llama absintina, el cual sirve para mejorar las funciones del sistema digestivo.

Trata la indigestión

El ajenjo es un excelente remedio natural para curar cualquier afección que se origine en el sistema digestivo, incluyendo la indigestión. Por ende, si ingieres esta planta podrás aliviar todos los problemas que tengas, sin contar que también le darás a tu sistema digestivo el impulso que necesita para funcionar de la manera apropiada.

Por otro lado, esta planta tiene un componente que hace que nuestro hígado genere más jugos biliares, lo cual hace que dicho órgano se desempeñe mejor, puesto a que estará completamente descongestionado.

Alivia los problemas menstruales

Cuando las mujeres pasan por su etapa menstrual, pueden llegar a ser afectadas por una serie de dolores y problemas que pueden ser bastante molestos. Si es tu caso, puedes utilizar el ajenjo, ya que este contribuye el equilibrio de los ciclos menstruales.

Trata las heridas externas

Son muchas las plantas medicinales que se utilizan para tratar cualquier tipo de heridas que se produzcan en la piel. Este también es el caso del ajenjo, que se puede utilizar en forma de ungüento para tratar las heridas abiertas o dolores musculares y de articulaciones.

Elimina los gusanos intestinales

En el ajenjo podemos encontrar un flavonoide muy importante: la artemetina. Esta actúa dentro de nuestros intestinos, eliminando cualquier parásito que se encuentre en él. Inclusive, tiene la potencia necesaria para matar las larvas que se encuentren presentes también.

Ayuda a adelgazar

Hacer ejercicios y mantener una buena alimentación, son las dos vías principales para bajar de peso. También puedes añadir a estas dos el ajenjo, puesto a que esta planta estimula nuestro metabolismo, lo que implica que nos ayudará a reducir nuestro peso corporal.

¿Cómo se toma el ajenjo?

En las tiendas naturistas, es probable que encuentres esta planta como un producto que viene en diferentes presentaciones. Una de las más comunes, es la de infusión, la cual podemos consumir con tan solo hervir agua y agregarle tres cucharadas de ajenjo.

  • Infusión: Para preparar una infusión de ajenjo se necesitan de 7gr de la parte florida de esta planta. Posteriormente se debe hervir agua y añadir la cantidad que ya expusimos. Finalmente, solo hay que dejar que la mezcla repose por uno 15 minutos y ya podrás beberá.
  • Polvo:Cuando se intenta consumir el ajenjo en polvo, lo recomendable es que sea de unos 3 gramos al día. Esto se puede hacer en forma de aperitivo.
  • Tintura: Se consume normalmente mucho antes o después de las comidas. Para este caso se puede anexar unas quince gotas de menta o anís. Lo recomendable sería que se tome unas tres veces al día.

Otros usos que se les da al ajenjo

El ajenjo se desempeña muy bien en varias tareas. Además de sus fines medicinales, la planta también suele ser utilizada para otros fines, entre los cuales tenemos los siguientes:

Repelente de insectos

Si tu cocina o casa está repleta de moscas y otro tipo de insectos que podrían invadir la comida que tengas, con solo poner una rama de ajenjo sobre la carne o demás alimentos los podrás mantener alejados.

En el caso de la jardinera orgánica, el ajenjo se puede aplicar como una infusión que mantiene lejas a las plagas que pueden dañar tus plantas y demás.

Para la preparación de bebidas alcohólicas

Aunque son pocos los casos, algunas bebidas alcohólicas como el vermouth contienen ajenjo, que es el ingrediente principal que le proporciona su característico sabor. Lamentablemente, esta bebida alcohólica no es muy bien vista en varios países, siendo la razón por la cual varios gobiernos la han prohibido.

Mantiene a los mosquitos alejados

Ya hicimos mención de que el ajenjo mantiene a los insectos alejados de tus alimentos. ¿Pero sabías que también puede actuar como un repelente para tu piel? Esto se logra machacando algunas hojas de esta planta y combinándolas con sidra de manzana y vinagre.

Untando esta mezcla sobre la piel de manera cuidadosa, te volverá inmune a los mosquitos y otros insectos que pueden llegar a ser bastante molestos, en especial cuando sales de excursión.

Para la cocina

Aunque son pocos los que lo utilizan para la cocina, el ajenjo puede darles a tus paltos un aroma mucho más grato. Este sería el único fin, puesto a que su sabor es muy leve para competir con los condimentos que ya utilizas en la preparación de carnes y otras comidas más.

Contraindicaciones del ajenjo

Ya explicamos todo lo bueno del ajenjo; y ahora vamos con lo malo o sus contraindicaciones. Una de las principales, es para las mujeres embarazadas, puesto a que esta planta actúa como un antiespasmódico ginecológico.

Todo en exceso es malo, incluyendo el uso del ajenjo. Si abusamos de su consumo, se pueden producir ciertos efectos que pueden ser nocivos en la salud. Por esta razón no te recomendamos que ingieras la planta por un periodo mayor al de cuatro semanas.

Existe el riesgo de que varias personas presenten una alergia a la planta. Si es tu caso, entonces por nada del mundo deberás de utilizar la planta. Para los que no están seguros, pueden probar primero consumiendo una pequeña dosis.

Para evitar cualquier tipo de inconveniente, te recomendamos que primero visites a un médico especialista antes de consumir el ajenjo.

tags:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *