Saltar al contenido

Para qué sirve el alcohol

Cuando hablamos del alcohol, las opiniones que nos encontramos se encuentran prácticamente divididas. Mientras que para algunos estas bebidas representan un mal para la salud, además de que tienden a ser adictivas y causar serios problemas en órganos como los riñones; otros consideran que el alcohol, además de ser el alma de cualquier fiesta o reunión, también puede llegar a brindarnos algunos beneficios que quizás no muchos conocen, pero que han sido comprobados.

Ambos puntos de vista son completamente válidos. El consumo frecuente del alcohol, no es nada beneficioso para la salud del ser humano, puesto a que puede traer efectos secundarios que no los veremos sino hasta largo plazo. Sin embargo, tampoco hay que olvidar que las bebidas alcohólicas tienen propiedades que pueden llegar a ser beneficiosas para nosotros. La principal de ellas, es la de ayudarnos a combatir las enfermedades cardiovasculares.

Así es, tanto el vino como la cerveza, contribuyen a la salud de nuestro corazón, por lo que no estaría de más beber una copa con las comidas. Aunque pueda parecer algo que pueda afectar la salud de manera negativa, es todo lo contrario.

Breve historia del alcohol

El alcohol no es una bebida nueva. De hecho, ya había sido descubierta hace miles de años atrás, en donde ya se tenía un claro conocimiento de que se podía producir al fermentar cereales, jugo de frutas y miel.

Si retrocedemos en el tiempo, específicamente a la época donde aún prevalecía la civilización egipcia, entonces encontraremos las pruebas necesarias que revelan la existencia del alcohol. De hecho, en muchos jeroglíficos se hace mención sobre esta bebida, aunque no necesariamente con el término “alcohol”.

Por otro lado, en la antigua china de hace 7.000 años antes de cristo, también hay muchas pruebas que corroboran la existencia de la bebida alcohólica, así como también en la India.

Em babilonia también existían las bebidas alcohólicas. De hecho, ellos alababan a una diosa del vino, cuya existencia data del año 2.700 Antes de Cristo.

Durante el siglo XIV, las bebidas alcohólicas tenían un propósito diferente al de la actualidad. Para aquel entonces era conocida en el área de la medicina, puesto a que se habían descubiertos ciertas propiedades curativas que tenía. Debido a esto el cultivo de los cereales que utilizaban para la fabricación de las bebidas alcohólicas, incrementó de manera considerable.

Ya fue en el siglo XIX en donde gran parte de la sociedad optó por el consumo moderado del alcohol, aunque no todo salió tan bien como muchos pensaban. Debido a los efectos que ocasionaba esta bebida, y el descontrol que había, posteriormente se prohibido el consumo del alcohol en varios países, como los Estados Unidos.

Esto causó que se empezara a comercial estas bebidas de manera ilegal, aunque luego se canceló la prohibición del consumo de alcohol, por lo que hoy en día podemos beberlo sin tener ningún tipo de problemas con la ley, aunque existen ciertas normas, como la de no consumir bebidas alcohólicas en público.

Beneficios del alcohol

Claro está claro que las personas beben alcohol no por los beneficios (que probablemente ni conozcan) sino porque resulta ser un medio que, además de ayudarnos a olvidar nuestros problemas de manera momentánea, nos dan esa fuerza que nos lleva a realizar cosas que nunca nos habíamos animados a hacer, bien sea por miedo o porque no tenemos el valor suficiente.

Si eres aficionado al alcohol, te encantará saber todos los beneficios que tiene para ofrecernos:

Mejora el rendimiento en el trabajo

El trabajo puede llegar a ser exhaustivo para muchos de nosotros. Si todo nuestro tiempo gira en torno al ámbito laboral, puede llegar a afectar nuestro estado de salud. Una buena manera de prevenir estos casos, es bebiendo alcohol. De hecho, se ha demostrado que los bebedores de alcohol tienden a estar menos ausentes del trabajo que los que no toman ni una pizca del mismo.

Además de ello, los bebedores también realizan con una mayor eficiencia sus actividades laborales. Aunque no se conoce la causa de ello, los experimentos que se han realizado han arrojado dichos datos importantes.

Pudiera tratarse de varios factores, como que una persona siempre espera la llegada de un viernes o fin de semana para salir a beber unas cuantas copas. Esto puede llegar a levantar el ánimo de cualquier que sea aficionado a las bebidas alcohólicas.

Tendrás mayor astucia y rapidez

Siempre y cuando no bebas más de la cuenta, si añades a tu cuerpo un poco de alcohol, puedes mejorar tu astucia. De hecho, son muchos los artistas que necesitan de su dosis de alcohol para explotar al máximo su creatividad.

Esto también se aplica para varias ramas, entre las cuales también se encuentra la del estudio. Resulta que beber alcohol nos ayuda a activar nuestro cerebro, por lo que seremos más propensos a absorber toda la información que necesitemos para un examen. Nuevamente destacamos que este beneficio se puede disfrutar siempre y cuando se beba el alcohol de manera moderada.

Si bebes más de la cuenta, entonces los efectos serán todo lo contrario, por lo que no pensarás muy bien sobre las acciones que estás apunto de realizar, sin contar que incluso puedes llegar a perder el conocimiento por completo, algo que te llevará a cometer un par de locuras sin pensar en las consecuencias.

Tu resistencia mental a largo plazo mejorará

Aquellas personas que no beben alcohol, son más propensas a sufrir de depresión o ansiedad. Por su parte, los que se beben sus copas al día, no son tan afectado por estos problemas.

Lo que te estamos diciendo no se basa en simples testimonios. De hecho, este beneficio se logró determinar por medio de un estudio, que posteriormente se volvió a repetir, ya que estos resultados tan sorprendentes confundieron un poco a los investigadores, llevándolos a pensar que algo andaba mal con los datos que habían recolectado.

Sin embargo, los resultados obtenidos fueron exactamente los mismos, por lo que se llegó a la conclusión final de que beber alcohol puede mejorar la resistencia mental a largo plazo.

Fortalece el corazón

En un principio te dimos un pequeño adelanto de este beneficio, que probablemente sea uno de los más conocidos por las personas que beben alcohol, aunque tampoco es excusa para hacerlo de una manera excesiva.

Retomando el tema, beber una o dos copas de alcohol en nuestro día a día, trae grandes beneficios para el corazón y sistema circulatorio. Inclusive, es un hecho que las personas que beben alcohol frecuentemente son menos propensas a ser afectadas por derrames cerebrales o ataques cardiacos.

Al mismo tiempo, también evita que seamos afectados por enfermedades cardiovasculares. Estos importantes beneficios han sido demostrados científicamente. Se dice que podemos elevar nuestros niveles de HDL o colesterol bueno si bebemos alcohol.

Aumenta la fibra

Este vendría siendo el caso de la cerveza. Como muchos sabrán, esta bebida alcohólica contiene una gran cantidad de fibra dietética, la cual es de gran ayuda para nuestro organismo, puesto a que alivia ciertos problemas que pueden afectarnos gravemente. Entre ellos se encuentran las hemorroides, síndrome de intestino irritable, estreñimiento, entre otros más.

Como otros componentes, la fibra en exceso también puede llegar a tener algunos efectos adversos, por lo que, si la añadimos mucho a nuestro cuerpo, seremos más propensos a ir al baño.

Quema las grasas

Cuando nuestro organismo ya está acostumbrado al alcohol, esto puede llegar a ser beneficioso para perder peso. Esto ocurre debido a que el alcohol puede llegar a aumentar los procesos metabólicos, lo que implica que podremos quemar las grasas con mayor facilidad, haciendo que nuestro peso baje o se mantenga estable.

Efectos negativos del consumo en exceso de alcohol

Ya habiendo explicado los beneficios del alcohol, ahora pasaremos a la parte que no a muchos les agradará. Así es, estamos hablando de los efectos negativos que puede ocasionarnos el alcohol.

Cabe destacar que estos pueden ser ocasionado como consecuencia del consumo en exceso de las bebidas alcohólicas. Como cualquier otro alimento, bebida o medicina, todo en grandes cantidades puede llegar a traer repercusiones, aunque muchos hacen más hincapié en la parte negativa del alcohol.

Efectos del alcohol en el cerebro

  • Si bien, hicimos mención de que beber alcohol puede ayudarnos a agilizar la mente, haciéndolo de manera excesiva estaría ocurriendo todo lo contrario. Esto se debe a que su consumo no apropiado puede llegar a dañar células cerebrales importantes, y que no pueden volver a generarse.
  • Puede llegar a desviar el funcionamiento principal de los neurotransmisores, por lo que estos no estarán cumpliendo las tareas que deberían de hacer con normalidad.
  • Consumir alcohol en exceso también puede llegar a crear un déficit de vitamina B1. Cuando las cantidades de esta vitamina se encuentran muy bajas, existe la posibilidad de aparecer la Enfermedad de Wernicke-Korsakoff.

Efectos del alcohol en el hígado

  • Para nadie es un secreto que el alcohol puede llegar a afectar el hígado. Uno de los síntomas más comunes que se puede producir, es que dicho órgano acumule una gran cantidad de grasa, trayendo serios problemas en la salud.
  • Puede ocasionar cirrosis, una enfermedad que afecta al hígado y que se produce como consecuencia de las células hepáticas que se encuentran en dicho órgano.
  • Existe la posibilidad de que, por defectos del hígado ocasionados si bebemos alcohol en exceso, se puede producir la ictericia, que se caracteriza por tornar nuestra piel de un color amarillenta.
  • Problemas de desnutrición.

Efectos del alcohol en el estomago

  • En el peor de los casos, el consumo en exceso de bebidas alcohólicas puede llegar al punto de producir cáncer de estómago.
  • Esofagitis
  • Hemorragias en el estómago
  • Inflamación de las paredes del estómago

Efectos del alcohol en el páncreas

  • A nivel de páncreas el consumo de alcohol puede llegar a traer serios problemas, que incluso pueden llegar a conducir a la muerte, como lo sería el caso de la pancreatitis aguda.
  • Diabetes
  • Peritonitis

Efectos del alcohol en la sangre

  • El alcohol puede retrasar la producción de los glóbulos rojos, células que cumplen un papel importante: el de transmitir el oxigeno a los demás órganos. En pocas palabras, se produce la anemia.
  • Al igual que ocurre con los glóbulos rojos, también se puede producir una disminución de los glóbulos blancos, que están fuertemente relacionados con el sistema inmunitario.

Efectos del alcohol en el sistema reproductor

  • Puede ocasionar que perdamos el apetito sexual, lo cual disminuirá la frecuencia con la que establecemos relaciones sexuales.
  • Las glándulas mamarias de los hombres pueden verse afectada de igual manera, puesto a que aumentará su tamaño. Este efecto secundario tendría que ver más con la estética.
  • Se han demostrado casos en donde las personas adictas a las bebidas alcohólicas, reduzcan a cero las posibilidades de tener un bebe, puesto a que produce infertilidad en algunos casos.
  • Crea trastornos en el ciclo menstrual de la mujer.

Efectos del alcohol en el sistema inmunológico

  • Este efecto negativo ya lo mencionamos, aunque en necesario tener que hacerlo nuevamente. El alcohol puede debilitar nuestro sistema inmunológico, ya que inhibe la producción de los glóbulos blancos.
  • Debido al punto que se explicó en la parte de arriba, la persona también será más propensa a ser afectada por diferentes tipas de infecciones.

¿El alcohol es bueno o malo?

Para determinar el impacto positivo o negativo que tiene el alcohol, habría que ponerlos en una balanza para equilibrar ambas partes. No hay que quitarles mérito a estas bebidas, puesto a que trae grandes beneficios a la salud, los cuales podemos aprovechar únicamente si bebemos de manera moderada.

Ya cuando el consumo de alcohol sobrepasa los límites, y solo lo bebemos para salir de nuestros problemas, entonces se estaría tratando de un serio problema de alcoholismo, que no solo crea una dependencia en nosotros, sino que también puede llegar a traer efectos nocivos a la salud, de los cuales ya hicimos mención anteriormente.

Recuerda que, beber con moderación, es la mejor manera de promover tu salud. Los efectos negativos que puede ocasionar el alcohol, estarán definidos dependiendo de qué tan consciente seas.

tags: