Saltar al contenido

Para qué sirve el alpiste

La mayoría de las personas que escuchan la palabra “alpiste”, normalmente lo relacionan con un alimento que se les da a las aves. A pesar de ser cierto, lo que no muchos conocen es que esta semilla de forma ovalada también tiene sus propios beneficios para nosotros, y es exactamente lo que estaremos explicando.

Resulta que el alpiste aporta grandes cantidades de nutrientes si lo consumimos. Lo mejor de todo, es que dicho beneficio es de origen natural. ¿Qué quiere decir esto? Significa que no será necesario tener que alterar o combinar la semilla con otros productos para que se pueda aprovechar al máximo sus beneficios.

Si comparamos a esta semilla con otras, seremos testigos de lo útil que es el alpiste para nuestra salud y consumo. Además de que nuestro estómago puede digerirla con gran facilidad, no causa ningún tipo de efectos en el colesterol como otros alimentos de origen animal.

Con el alpiste podemos crear nuestra propia leche vegetal

Una mejor manera de consumir el alpiste, es a través tomándolo como si se tratase de una bebida. Esto es posible y no requiere del uso de ningún otro producto que pueda hacer que la semilla pierda sus propiedades. De hecho, solo se necesita el alpiste y agua para preparar la leche de alpiste.

Para ser más específicos, los ingredientes que necesitarás son los siguiente:

  • 5 cucharadas de alpiste, lo que equivaldría a unos 50 gramos de la semilla
  • 1 vaso de agua para remojar
  • 1 litro de agua

Si ya tienes estos ingredientes a la mano, entonces te mostraremos cómo preparar la leche de alpiste por medio de estos sencillos pasos:

  1. Si un día te animas a hacer la leche de alpiste, debes de tener en cuenta que el día anterior debes de remojar las semillas en 200 mililitros de agua. Las deberás tener en el agua durante toda una noche.
  2. Una vez que transcurra el tiempo establecido, remueve el agua, toma las semillas e introdúcelas en la licuadora.
  3. Seguidamente añade un litro de agua. Si lo deseas, también puedes utilizar leche de soya como sustituto en caso de que quieras darle un poco más de sabor a la bebida.
  4. Con todos los ingredientes dentro de la licuadora, solo deberá de licuarlos hasta que la mezcla adquiera una consistencia homogénea. La manera para saber que la leche de alpiste está lista, es viendo cuando esta adquiera un color blanco.
  5. Este proceso dejará como resultado el líquido que deseamos, aunque este tendrá la presencia de algunos residuos, que son las cáscaras del alpiste. Por esta razón, debes de colar la leche para quitar cualquier rastro de las mismas.

Siguiendo estos sencillos pasos habrás elaborado con éxito tu propia leche de alpiste, que puedes beber de manera inmediata o colocarla en el refrigerador para hacerlo luego. Recuerda que no debes de dejar la leche a temperatura ambiente, porque puede alterar su sabor y eliminar varias de sus bondades.

La leche de alpiste puede ser incluida en tus dietas para bajar de peso. Esto no quiere decir que solo bebiéndola quemarás esos kilos de menos, pero si contribuirá en varios aspectos, como el de tener una bebida que no contenga ningún tipo de carbohidratos.

Beneficios del alpiste

Esta bebida que se puede preparar fácilmente y desde la comodidad de tu hogar, aporta grandes beneficios para nosotros. Los más destacados, son los siguientes:

Tiene propiedades anti-inflamatorias

El alpiste tiene unas enzimas que pueden ayudar a desinflamar ciertos órganos. Como se consume en bebida normalmente, los órganos que más se verán beneficiados con esta propiedad serán los riñones y el hígado.

Consumir leche de alpiste promueve el número de hepatocitos que se encuentran en el hígado. Por ende, puede ser un remedio de gran utilidad para tratar la cirrosis.

Es un regulador pancreático

El alpiste es un alimento que va muy bien con aquellas personas que sufren de diabetes. Esto se debe a que cuenta con la capacidad de regular los niveles de azúcar, por lo que es importante su consumo para estos casos.

Aumenta la secreción y excreción de orina

La semilla de la que tanto hemos hablado, también actúa como un diurético. Esto quiere decir que promueve a nuestro organismo para que este pueda eliminar el exceso de líquido que se encuentra acumulado.

Además de ello, su consumo trae buenos resultados en aquellas personas que sufren de hipertensión.

Regula los niveles de grasa

Ya hablamos anteriormente de las enzimas que posee el alpiste. Una de las más destacadas, es la llamada lipasa, cuyas propiedades hacen que nuestro organismo pueda eliminar las grasas con mayor facilidad. Como resultado de esto, se puede evitar el colesterol alto y la obesidad.

Alivia del dolor de garganta y previene el resfriado

Aunque no lo creas, el alpiste puede actuar también como un medicamento para reducir algunos efectos secundarios de ciertas enfermedades comunes, como el dolor al toser o la faringitis. Además de ello, también nos puede ayudar a evitar los resfriados.

Sirve como un medicamento cutáneo

Cuando haces la leche de alpiste, no solo será beneficiosa para su consumo, también la puedes aplicar sobre tu rosto. La finalidad de esto, es la de evitar que surjan erupciones y otros defectos en la cara que no son muy estéticos.

Tiene propiedades como antioxidante

Los radicales libres son los causantes del envejecimiento. Aunque claramente no es la fuente de la juventud, el alpiste cuenta con antioxidantes que ayudan a retrasar el envejecimiento y los daños en la piel.

Contiene proteínas

Las proteínas son importantes para el organismo, y más para aquellas personas que desean mejorar su condición física. Con la leche puedes aportarle a tu organismo la cantidad que necesita, y solo será necesario beber un vaso diario.

Contradicciones del consumo de alpiste

Sin importar los beneficios que nos pueda brindar cualquier alimento, el consumo en exceso puede llegar a traer algunas contradicciones, siendo el caso también del alpiste.

La manera más apropiada de consumir el alpiste o tomar un vaso de leche de alpiste, es haciéndolo durante dos semanas y dejar una semana libre de su consumo. Como la gran mayoría no consume el alpiste, es probable que el organismo no se haya adaptado por completo a su presencia, y es por ello que es recomendable seguir esta recomendación.

Siguiendo con la leche de alpiste, existe una remota posibilidad de que algunas personas sean alérgicas. Esto puede ser similar a aquellas que también sufren de alergia a otro tipo de leches obtenidas por otras semillas o frutos secos, como las almendras.

Ya expusimos anteriormente que el alpiste tiene propiedades diuréticas. Si bien, estas son beneficiosa, cuando lo consumimos en exceso puede ocasionar que el organismo elimine minerales más rápido de lo normal, lo cual no es bueno para la salud.

El alpiste es un excelente alimento para el consumo humano

Con todos estos beneficios que hemos destacado, queda más que claro que el alpiste no solo es un alimento que se le pueden dar a las aves, sino que también sirve para el consumo propio.

Bien sea en su forma de semilla o elaborando una leche de alpiste, esta semilla puede ser de gran utilidad para el mejoramiento de la salud en varios aspectos, sin contar que es muy nutritivo y de seguro los amantes de la comida sana apreciarán todos los beneficios que nos ofrece.

tags: