Para qué sirve el Arándano?

Introducción

¿Alguna vez has probado los arándanos? ¿Te gustó su clásico sabor ácido? A la mayoría de las personas les gusta, y si tal es el caso, entonces te agradarán aún más en unos minutos después de saber lo maravillosas que son y para qué sirve el arándano.

Para aquellos que nunca han probado o visto una de estas bayas poderosas y también para aquellos que las conocen bastante bien, una pequeña introducción no hará daño antes de que procedamos a todos los increíbles beneficios para la salud de este “súper alimento”. Cabe destacar que, para el ser humano, los problemas que más nos mortifican son aquellos relacionados con la salud y la alimentación.

Esto, pues existen enfermedades que de alguna forma siempre están presente en el día a día, como la diabetes, problemas cardíacos, infecciones bacterianas, el tan temible cáncer, y muchas otras más relacionadas al mal cuidado que tenemos en cuanto a nuestro modo de vida.

Estudios demuestran que el consumo de frutas como los arándanos de manera frecuente, pero controlada, contribuye a lograr un estilo de vida saludable, disminuyendo en un porcentaje muy elevado la aparición de ciertas enfermedades latentes en nuestro día a día.

Cada fruta o la combinación de estas poseen un alto nivel de vitaminas necesarias la cual atribuye a mejorar ciertos padecimientos y hasta la prevención de dichas enfermedades.

Una de ellas es el arándano. Este pequeño fruto de color rojizo o morado, compuesto por vitamina C y P, capaz de producir grandes beneficios en el cuerpo humano, se caracteriza por su poder antioxidante, y antibacteriano.

Los arándanos son responsables de prevenir y mejorar enfermedades gastrointestinales, enfermedades cardiacas, regular los niveles de glicemia en la sangre, así como mejorar la vista o prevenir enfermedades relacionadas a esta.

Características del arándano

El arándano se caracteriza por ser un fruto de tamaño pequeño, de unos 1.5 cm de diámetro, normalmente son de color rojizo o azulados, poseen un alto contenido de vitamina A, C, y E que son vitales para el refuerzo inmunológico de nuestro organismo, así como una fuente de potasio y magnesio y fibra.

Sin contar que posee un bajo nivel calórico, ideal para aquellas personas con dietas bajas en calorías para la pérdida de peso; este fruto también se destaca para regular el nivel de glucosa en la sangre.

Por si fuera poco, también Los arándanos se identifican por su efecto antioxidante, debido a sus componentes ayuda a la prevención de enfermedades degenerativas como el cáncer y prevención de enfermedades del corazón.

Asimismo, estos frutos se conocen por ser colaboradores para la mejora en el tracto intestinal y para limpiar las vías urinarias, así como para la mejora de problemas circulatorios, y afecciones de la vista, puesto que contiene vitamina A y C que nos refuerzan el sistema inmunológico.

Tipos de arbustos de arándano

Los arándanos son frutas que pertenecen a la familia Vaccinium y se pueden encontrar en tres variedades. Primero está el arándano silvestre o el arbusto bajo, que lleva el nombre científico Vaccinium angustifolium.

La segunda variedad, Vaccinium corymbosum, se conoce comúnmente como arándano cultivado o arbusto alto. Existe una variedad adicional, pero esta es bastante poco común y tiene el nombre científico Vaccinium pallidum.

Propiedades del Arándano

Esta milagrosa fruta conocida como arándano, destaca por su bajo contenido en azúcar, y como gran fuente antioxidante. Se caracteriza por poseer grandes propiedades para nuestro organismo, vitales para aliviar el padecimiento de enfermedades estomacales.

La composición química de los arándanos les permite interrumpir el desarrollo de bacterias en el aparato digestivo, así como aliviar los malestares e inflamaciones en el intestino. Por si fuera poco, además posee efectos cicatrizantes gracias a sus efectos astringentes.

Esta fruta también se ha popularizado por su propiedad digestiva, eliminando todo efecto de incomodidad en el estómago. Cabe destacar que es recomendada por médicos a las personas o pacientes con problemas de glicemia en la sangre un tanto avanzada, ayudando a evitar ciertos trastornos visuales que se asocian a esta enfermedad.

Finalmente, una de las propiedades más destacadas de este fruto es su efecto antioxidante en nuestro organismo, el cual permite desechar todas aquellas células dañinas para nuestro organismo ayudando a la prevención de cardiopatías y enfermedades como el cáncer.

Asimismo, su compuesto principal evita que ciertas bacterias se añadan a nuestro estómago y perjudiquen nuestro organismo, evitando su adhesión a las paredes del mismo, expulsándolas mediante la orina, de esta forma evita la reproducción de las mismas y que se destruya nuestro organismo.

Propiedades Medicinales del arándano

El arándano es utilizado como medicina naturista para el tratamiento de varices, hemorroides, debido a que mejoran las paredes de los vasos sanguíneos, de igual forma es recomendado para aquellos pacientes hipoglucémicos, puesto que regula en su gran parte los niveles de azúcar en la sangre.

Los arándanos también se caracterizan por colaborar con la prevención de la perdida de la vista por enfermedades degenerativas como el desprendimiento de la retina. Es importante destacar, que existe un estudio que revela que combinar este fruto con otra vitamina como la E es eficaz para la prevención y el frene de cataratas.

Este fruto posee un alto contenido de colágeno, el cual es importante para el fortalecimiento de los ligamentos y tendones. Además se consideran por su propiedad desinflamatoria y antioxidante.

Las hojas de esta planta se consumen en infusiones que ayudar a regular los niveles de glucosa en la sangre, altamente recomendada para pacientes con diabetes por médicos naturistas.

De igual forma este fruto sirve para prevención de infecciones en las vías urinarias, como la cistitis, debido a su poder antiadherente que evita la reproducción de bacterias en nuestro organismo, así como para afecciones gastrointestinales.

Efectos secundarios por el consumo de arándanos

Como se sabe todo lo que es consumido en exceso es dañino, se dice que el consumo en grandes cantidades de este fruto puede ocasionar malestar estomacal, o sangramientos. Pero no existe ningún estudio que determine algún informe de toxicidad grave causada por esta fruta.

Sin embargo, debe evitarse el uso frecuente de la toma de infusiones con las hojas de este fruto, puesto que podría presentar una intoxicación por hidroquinona, lo cual ocasionaría graves variaciones no deseadas al ser humano, como la pérdida de peso involuntaria.

 

Beneficios de los arándanos para la salud

Una de las grandes ventajas que ofrece el consumo diario de este fruto, ya sea en bebida o como fruta, es la prevención de infecciones bacterianas en las vías urinarias, y estomacales de nuestro organismo; de igual forma debido a su poder antioxidante previene de sufrir enfermedades cardíacas, ya que sirven con dilatador de los capilares y limpieza arterial.

Los beneficios específicos de los arándanos se describen a mayor detalle, a continuación.

Retraso de envejecimiento

Si consideramos el efecto de los radicales libres sobre el envejecimiento como la causa principal de varios síntomas, entonces los arándanos te brindan el rayo de esperanza más brillante para mantenerte joven.

Estos “superalimentos” están repletos de antioxidantes y se clasificaron en el número 1 en el mundo de los antioxidantes. Esto se debe principalmente a la presencia de antocianina, un pigmento responsable del color azul de los arándanos.

La abundancia de vitamina C también es un factor importante para esta increíble afirmación. Básicamente, puedes evitar los signos del envejecimiento como arrugas, manchas de la edad, cataratas, osteoporosis, pérdida de cabello, demencia y la enfermedad de Alzheimer al comer arándanos y aprovechar al máximo el potencial antioxidante.

Mejora la función cerebral

Las propiedades antioxidantes de los arándanos sin duda alguna son de las más potentes. Sus nutrientes minerales y vitamínicos tienen la posibilidad de aliviar y revertir trastornos de carácter nervioso y advertir la degeneración y muerte de neuronas. Entre estos nutrientes, se encuentran la antocianina, selenio, vitamina A, vitamina C, vitamina E, complejo de vitamina B, zinc, sodio, potasio, cobre, magnesio, fósforo y manganeso.

Estos nutrientes esenciales también protegen las células del cerebro y ayudan a restablecer la salud del sistema nervioso central. Es difícil de creer que estas bayas también puedan curar problemas graves como la enfermedad de Alzheimer en gran medida. Incluso curan las células cerebrales dañadas y los tejidos de las neuronas para mantener su memoria aguda durante mucho tiempo.

Promover la digestión

La fibra presente en los arándanos previene el estreñimiento. Además, las vitaminas, el sodio, el cobre, la fructosa y los ácidos mejoran la digestión al estimular los jugos gástricos y digestivos correctos para mover los alimentos de manera suave y segura a través de su sistema gastrointestinal.

Tratar la infección del tracto urinario

Para la inflamación del tracto urinario debido al paso de bacterias como el E-Coli, los arándanos pueden ser bastante provechosos. Su compuesto comprendido por moléculas grandes, similares a polímeros, inhabilitan el crecimiento de estas bacterias.

También tienen ciertas propiedades antibióticas que se suman a este efecto. Estas moléculas pesadas eliminan las bacterias de las paredes a lo largo del tracto, evitando así la infección. Hasta ahora, este compuesto solo se ha encontrado en arándanos y arándanos.

Prevenir el cáncer

Los arándanos pueden resultar extremadamente valiosos para los pacientes con cáncer, ya que contienen ciertos compuestos como el pterostilbeno (un excelente remedio para el cáncer de colon y de hígado) y el ácido elágico. Estos dos en armonía con la antocianina y otros antioxidantes como la vitamina C y el cobre pueden hacer milagros para prevenir y curar el cáncer.

Cuidado de ojos

Los arándanos, gracias a sus milagrosas propiedades antioxidantes, pueden prevenir o retrasar todos los problemas oculares relacionados con la edad, como degeneración macular, cataratas, miopía e hipermetropía, sequedad e infecciones, particularmente las relacionadas con la retina.

La degeneración macular es un problema grave en el que la retina del ojo se degenera gradualmente, lo que en última instancia conduce a una ceguera total o parcial. No puedes poner arándanos directamente en tus ojos, pero simplemente puedes comerlos para tener una visión más saludable.

Los arándanos contienen antioxidantes especiales llamados carotenoides (luteína, zeaxantina), flavonoides (como rutina, resveratrol, quercetina) y otros compuestos antioxidantes, que son todos muy beneficiosos y esenciales para la salud ocular.

Ayuda a combatir las enfermedades del corazón

Los arándanos un suplemento dietético ideal para curar muchas enfermedades del corazón y fortalecen los músculos cardíacos gracias a su importante contenido de fibra, su cantidad de antioxidantes y la capacidad de disolver el LDL o “colesterol malo”

Estimulan el sistema inmunológico

Los arándanos pueden levantar nuestro sistema inmunológico y prevenir infecciones. De hecho, si logramos mantener el sistema inmunitario fuerte y preparado para todo pronóstico, no contraeremos resfriados, fiebre, varicela ni muchas otras enfermedades contagiosas transmitidas por bacterias y virus.

Beneficios adicionales

Los arándanos te hacen sentir fresco, activo, en forma, fuerte, cerca de la naturaleza y de buen humor, ya que son muy buenos antidepresivos. Tampoco necesitarás gastar mucho dinero en medicamentos, porque los arándanos son efectivos contra muchas afecciones. Incluso, no se registran efectos secundarios negativos asociados con este “súper alimento”.

Receta saludable con arándanos ideal para un desayuno

Los arándanos son la opción ideal para incluirlos en nuestro desayuno, como parte de una dieta balanceada, basada en frutos y vegetales que complementen nuestra alimentación.

Para ello presentamos una opción bastante sencilla y baja en calorías para comenzar el día, la cual está basada en el uso de proteínas como el huevo, lácteos y nuestro protagonista el arándano. Necesitaremos:

  • 1 taza de arándanos.
  • 1 taza de leche líquida.
  • Harina de avena, aproximadamente unos 50gr.
  • 2 claras de huevo
  • 1 yogurt natural, preferiblemente descremado.
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • Canela, edulcorante o miel, y sal al gusto.

En un tazón agregamos la harina, junto a la canela, el endulzante de nuestra preferencia, y el polvo de hornear. Mezclamos muy bien. Luego añadimos la leche y el yogurt y finalmente las claras de huevo, batimos la mezcla. Por último, agregamos los arándanos.

Calentamos un sartén ligeramente engrasado, y con un cucharon colocamos la masa para hacer las tortillas, cocinar por ambos lados hasta que tomen un tono dorado, una vez listo, servir acompañado de miel si desea.

tags:

One Comment

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *