Para qué sirve el clavo

Introducción

El clavo, o clavo de olor como mejor se le conoce, es una hierba aromática magnífica que se utiliza en la cocina de forma común, tanto en platos principales, como en postres. Esta se caracteriza por contar con un olor exquisito y un sabor maravilloso. Sin embargo, esta grandiosa hierba no sólo se utiliza en la gastronomía o repostería, sino también como remedio casero en un sinfín de situaciones, lo que coloca al clavo de olor como una hierba con un gran número de beneficios. De forma muy común, las abuelas lo utilizaban para curar dolores de muela y malestares digestivos, lo que se fue cultivando en la historia y colocándolo hoy en día como una de las mejores hierbas aromáticas de todas.

De forma muy antigua, el clavo de olor era una especie muy conocida por su utilización en la realización de vinos y demás bebidas, así como en ciertos platillos. Sin embargo, en donde más se ha destacado por su sabor dulzón y su aroma tan espléndido, es en los postres de diversos tipos, por lo que rápidamente esta especie empezó a darse a conocer en diferentes países. Cuando se trataba de medicinas caseras, el clavo de olor principalmente se utilizaba en la realización de infusiones maravillosas que resultaban ser mágicas para muchos males de los cuales hablaremos más adelante; este también se utilizaba para hacer aceites medicinales.

En el caso de Latinoamérica, el clavo de olor es mayormente conocido como clavo especie y es actualmente encontrado en muchas neveras de hogares en donde tanto madres como abuelas, suelen utilizarlo. Es impresionante cómo la naturaleza es capaz de regalarnos tantas cosas maravillosas, que además de contar con peculiares características físicas, ayudan en una gran cantidad de males y problemas de salud. Es importante tener en cuenta los beneficios del clavo y cómo utilizarlo para cada problema común, ya que de esto podría depender tu calidad de vida en algún momento desafortunado.

Propiedades del clavo

Hoy en día, la ciencia ha avanzado tanto que en las farmacias encontramos una gran variedad de medicamentos que prometen tratar síntomas, afecciones y enfermedades. Existen de todos los tipos, desde antivirales hasta analgésicos, en donde cada uno de ellos cuenta con un costo diferente; sin embargo, en muchas ocasiones los resultados no tienden a ser lo suficientemente preciso o rápidos, por lo que se habla entonces del poder de la medicina natural, que además de no tratarse de pastillas o jarabes, se consiguen en diferentes lugares y a menor precio. La naturaleza brinda beneficios increíbles para nuestra salud, tan sólo hay que saber aprovecharlos.

El clavo de olor es una especie originada en Indonesia y solía utilizarse primeramente en la cocina hasta que sus resultados variaron notablemente cuando fue utilizado en el ámbito de la salud. Las propiedades de esta especie son impresionantes, y van desde propiedades antisépticas y antimicrobianas, hasta afrodisíacas, antifúngicas y estimulantes, lo que quiere decir que el clavo ayuda en más de un sistema y con más de una afección.

Cuando hablamos del aceite de clavo, este tiende a ser muy utilizado para tratar enfermedades comunes como el asma, el dolor en las muelas y el dolor en la cabeza. En otras ocasiones, en diferentes países se utiliza para la indigestión y para calmar el estrés. No obstante, en los dientes el clavo de olor es mayormente utilizado, sobretodo porque el mismo ayuda a limpiar las placas dentales. Partiendo de este hecho, se observa que diferentes enjuagues bucales contienen clavo de olor en sus ingredientes.

Beneficios del clavo

Como hemos mencionado y enfocándonos especialmente en la parte de la medicina natural y de todos los beneficios que nos ofrece el clavo de olor, a continuación les ofrecemos una lista con todos ellos:

Dolor de muelas

Ya habíamos mencionado en varias ocasiones que el clavo de olor se utiliza para el dolor de muelas, pero ¿por qué ocurre esto?, esto surge gracias al grandioso poder anestésico con el que cuenta la especie, lo que ayuda a calmar notablemente cualquier tipo de dolor en los dientes o en las encías. El alivio que ofrece es instantáneo por lo que puedes utilizarlo siempre que lo desees.

Antioxidante

Gracias a todas sus propiedades antioxidantes, el clavo de olor cuenta con un poder total que lucha contra los radicales libres. En sí, esto ocurre gracias a su capacidad especial de reducir considerablemente la degradación oxidativa. En sí, el clavo de olor contiene vitamina C, E, selenio y carotenos, los cuales actúan en conjunto.

Enjuague bucal

¡Sí! El clavo de olor funciona de maravilla para luchar contra la placa y también contra el mal olor, por lo que en muchos países se utiliza como enjuague bucal natural y es completamente efectivo. Sin embargo, al tratarse de una especie tan fuerte, debe ser utilizado de esta forma en pequeñas cantidades y realizarlo una o dos veces al día.

Problemas digestivos

Gracias a sus propiedades, el clavo de olor se sitúa en una especie maravillosa para tratar los problemas de la digestión, sobretodo porque el mismo ayuda a estimular ácidos gástricos, lo que genera que la digestión se realice de forma más fluida y correcta.

Actúa como un poderoso expectorante

En definitiva, si se tiene un resfriado, debes in en busca de clavo de olor, sobretodo porque esta especie ayuda considerablemente en enfermedades de las vías respiratorias o en resfriados comunes. Esto se debe a sus propiedades especiales que le permiten funcionar como expectorante natural y a su vez ayuda a desinflamar las vías respiratorias. Esto genera que la mucosidad que se forma de modo común, sea expulsada y la tos disminuya.

Combate el colesterol

Si bien no se trata de que el clavo de olor ayudará a tu colesterol por completo, ya que debes cuidar tu alimentación para una mejora total, en realidad esta especie ayuda a que sus niveles se mantengan controlados gracias a su propiedad antioxidante, lo cual no permite que se formen grandes cantidades de placa en las arterias del corazón. Además, también cumple con funciones de circulación.

Ayuda a controlar la diabetes

De nuevo estamos ante un beneficio al que no se le puede atribuir toda la carga ya  que la diabetes es una enfermedad complicada que no debe ser tomada a la ligera. Sin embargo, el clavo de olor ayuda con el disparo de la glucosa en la sangre, lo que genera que la diabetes se controle de forma considerable. Pese a ello, el tratamiento común para la enfermedad, junto con la dieta específica, no deben ser olvidados por el uso de esta especie. Inclusive, consulta con tu médico de confianza antes de utilizar el clavo de olor para combatir la diabetes.

Es un afrodisíaco natural

El clavo de olor se caracteriza por fomentar un excelente encuentro sexual, por lo que tiende a ser utilizado antes de un momento de intimidad. Incluso, en la India tienden a realizar esta actividad de forma constante antes de tener sexo, sobretodo porque esta especie ayuda a aumentar el libido, aumenta el deseo y ayuda de forma segura a hombres con problemas de erección o eyaculación prematura.

Ayuda a combatir hongos

Ya habíamos mencionado anteriormente que el clavo cuenta con propiedades antifúngicas, por lo que ayuda a controlar y combatir los hongos. Partiendo de este hecho, es muy común observar que esta especie se utiliza en los pies y para tratar malos olores en la esta zona. Esto ayuda gracias a su poder de eugenol, un aceite que genera que el clavo de olor ayude contra las bacterias y hongos. En otras ocasiones, suele ser utilizado para tratar infecciones vaginales.

Ayuda a luchar contra el cáncer

Por último, nuevamente estamos ante un beneficio complicado ya que estamos hablando de propiedades curativas en cuanto al cáncer se refiere. Si bien no es la cura, el eugenol también ayuda a prevenir el desarrollo o la reproducción de las células malignas que se encuentren en el organismo. Específicamente hablando, se recomienda en la leucemia y en el cáncer de cuello uterino.

¿Cómo utilizarlo?

Como pueden observar, el clavo de olor cuenta con una grandiosa lista de beneficios, más sin embargo, es importante llevar a cabo bien su uso con el fin de que los resultados sean positivos. Los remedios caseros, según afecciones, son los siguientes:

  1. Dolor de muelas. Si tienes un dolor en alguna de tus muelas o encías, toa uno o dos clavos de olor, dependiendo de su tamaño, mójalos con saliva y apriétalos contra la zona que te duele. El efecto anestésico no tardará más que algunos minutos.
  2. Expectorante. En el caso de su propiedad expectorante, el clavo debe ser utilizado como una infusión en donde deberá colocar una cucharada de clavos en un litro de agua, y tomar medio vaso tres veces al día.
  3. Gases. En el caso de los gases en exceso, puedes utilizar el aceite de clavo y tomar tres gotas del mismo siempre y cuando las diluyas en un vaso de agua. Repite el proceso durante tres veces al día, por dos semanas.
  4. Falta de apetito. Si se trata de una falta de apetito constante, el aceite de clavo también ayuda en gran medida, sólo que en esta ocasión deberás combinar tres gotas del mismo junto con miel, y tomarlo treinta minutos antes de comer.
  5. Pie de atleta. Si tienes mal olor en los piel, el clavo de olor también de ayuda. En este caso debes realizar una infusión concentrada y colocar tus pies dentro de la misma, cada día, por treinta minutos. Si no tienes los clavos en especia, utiliza el aceite de clavo en agua caliente. Realízalo hasta que el olor se elimine y repite cada semana para prevenirlo nuevamente.
  6. Dolor de cabeza. En el caso del dolor de cabeza, su utilización es similar pero requiere de otros ingredientes. Toma en pequeñas porciones de sal gruesa, clavo molido y unas gotitas de agua y prepara una pasta. Coloca esta combinación en la frente y en las sienes.
  7. Contracciones en el parto. El aceite de clavo es también magnífico para ayudar en el trabajo de parto, sobretodo porque ayuda a bloquear la intensidad del dolor. Debes añadir unas gotas y esparcirlas por toda la barriga.
  8. Insomnio. Si no puedes dormir, prepara infusiones normales de clavo de olor por las noches, durante una semana y verá como tu insomnio irá desapareciendo.
  9. Mal aliento. En el caso del mal aliento, puedes buscar o realizar tu propio enjuague bucal. Como ya habíamos mencionado, en muchas tiendas venden este líquido, pero si no lo consigues no te preocupes. Prepara infusiones concentradas de clavo de olor y embotéllalas. Luego de lavar tus dientes, utilízale de forma común como un enjuague bucal.
  10. Vientre inflamado y diarrea. En ambos casos el clavo de olor es magnífico, sobretodo porque el vientre inflamado en una afección que ataca a un gran número de personas hoy en día y puede curarse si se ingieren infusiones diarias de clavo de olor o bien, siempre que se consuma en comidas o postres. Si se está padeciendo de diarrea, una cucharada de clavo de olor e un litro de agua, te ayudará a calmar el problema.
  11.  Estrés. ¡Sí! Ya habíamos mencionado que el clavo de olor ayuda con el estrés, y no sólo esto, sino también en casos de pánica escénico o nervios. Consigue chicle de clavo de olor y mastícalo durante media hora antes de realizar cualquier actividad y, si no consigues este chicle, toma dos clavos y mastícalos sin llegar a tragarlos.
  12. Infecciones vaginales. Por último, en el caso de las infecciones vaginales debes tomar tres gotas de aceite de clavo en agua y utilizar esta mezcla para lavar el área íntima. Debes realizar este procedimiento durante al menos cinco días.

El aceite de clavo puede conseguirse en tiendas de venta de medicina natural, o siempre puedes realizarlo tú mismo. El procedimiento en el siguiente: consigue un puñado generoso de clavos de olor, una tela de algodón, un frasco en el cual colocarlo y aceite de oliva. La tela debe cubrir y tapar por completo la cantidad de clavos, ya que el primer paso en precisamente este, tapar los clavos en la tela y cerrarla con el fin de que los mismos no se salgan. Coloca estos dentro del frasco y luego vierte encima el aceite de oliva. Este deberá cubrir la tela. Déjalo cerrado durante cuatro semanas y ubícalo en un lugar en donde entre luz solar pero no de forma directa. Cuando el tiempo haya transcurrido, el aceite estará listo.

Fuente| Wikipedia

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.