Para qué sirve el cobre

Introducción

El cobre es oligoelemento que se considera completamente vital para la vida humana, sobretodo porque a pesar de no ser tan nombrado como otros elementos, es un poderoso factor que interfiere en el buen funcionamiento del cuerpo humano. Este es capaz de aportar increíbles beneficios y de funcionar como atacante hacia resfriados y gripes comunes. En sí, lo que ocurre es que este se considera un vehículo de absorción del hierro, lo que ayuda además a combatir cualquier cuadro de anemia, por más severa que pueda ser la misma. En el caso de los niños, el cobre tiende a ser muy utilizado para tratar anemias crónicas, ya que si esto no se trata de forma adecuada, es capaz de interferir en el proceso de desarrollo del infante.

El cobre se caracteriza por encontrarse en nuestro organismo, aunque en proporciones increíblemente pequeñas, cuya cantidad varía entre los 50 miligramos, y los 120 miligramos. Mientras más cantidad se encuentre en el organismo, más probabilidades de prevenir una anemia se encontrarán, por lo que se recomienda su consumo. Y es que este oligoelemento se encuentra en distintos alimentos, por lo que podemos consumirlo de este modo, o bien, introducirlo en el organismo a través de fármacos.

De forma general, este mineral se halla en todos los alimentos existentes, sólo que en pequeñas cantidades por lo que muchas veces este se pierde tras ser ingeridos. Sin embargo, en el caso de los alimentos de origen animal (carne, pollo y pescado), el cobre se encuentra en gran medida, especialmente en el hígado del pollo y de la res. Por otro lado, como decíamos, también se halla en otros alimentos completamente diferentes, de origen vegetal, en donde destacan el maní, el chocolate y las lentejas.

Sin embargo, el cobre no debe ser ingerido en demasiado medida de forma diaria, ya que esto contrae complicaciones a la larga (más adelante expondremos este tema más ampliado). Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), un adulto promedio cuyo peso no aumente de los setenta kilogramos, debería de consumir no más de 1,4 MG de cobre. Hablamos de consumir ya que a diferencia de otros minerales, el organismo humano no produce este elemento, por lo que se obtiene únicamente a través de los alimentos o de fármacos especiales. Y es que este oligoelemento se puede encontrar en una gran variedad de presentaciones en donde las pastillas tienden a ser las más comunes.

Por otro lado, es importante destacar el hecho de que existe hoy en día un sinfín de suplementos que son capaces de aportar cobre al organismo, por lo que hay que tenerlos en cuenta si los mismos son ingeridos de forma común en multivitamínicos y multiminerales. Como comentábamos, el exceso de cobre trae consigo efectos negativos de salud, por lo que si ingieren algunos de estos productos, se debe tener presente la cantidad que se debe ingerir de forma diaria, además de los alimentos que se consumen con el fin de no convertir efectos positivos, en efectos negativos.

Sin duda alguna, todas las propiedades del cobre generan que este mineral se convierta en maravilloso para el organismo siempre que se ingiera en la medida correcta, ya que ayuda a otorgar energía al organismo, a prevenir la anemia y cualquier enfermedad ósea. Además, estudios recientes han llegado a la conclusión de que también ayuda a detener el daño celular. Sin embargo, todos estos beneficios deben ser tomados en cuanto junto a un especialista, ya que esto no es base suficiente para prevenir enfermedades o estar del todo saludables. Si bien aporta grandes beneficios y propiedades que veremos más adelante, esto no siempre basta.

En el caso de los niños, estos también deben consumir cobre de forma común y frecuente, sobretodo porque en sus casos los efectos tienden a ser más precisos, en donde destaca que ayuda a que ciertas enzimas funciones de forma correcta en el crecimiento del niño, ayuda a transportar el hierro por el torrente sanguíneo, lo cual ayuda a atacar la anemia, y ayuda a que el cerebro se desarrolle de forma correcta. Además de esto, se ha llegado a la conclusión de que en estos casos también aporta beneficios a nivel del sistema nervioso e inmune.

Este mineral se encuentra en nuestro organismo, específicamente en algunos órganos principales, como el hígado, el cerebro y el corazón. Del mismo modo, los riñones también se ven saciados del mismo.

El cobre y la anemia severa

A lo largo del artículo hemos estado mencionando que el cobre cumple un papel fundamental a la hora de combatir la anemia, incluso si la misma es severa, sin importar a qué tipo de persona afecte (niños, adultos, adultos mayores). Esto surge gracias a que este oligoelemento es capaz de ayudar al hierro a formar la hemoglobina, lo que reduce totalmente los síntomas de la anemia.

Partiendo de este hecho, en todos los casos en donde ocurra la anemia leve, moderada o severa, se recomienda la ingesta de cobre, independientemente de que sea en forma de fármacos o de alimentos. Sin embargo, en el caso de niños menores de cinco años, esto debe ser primordial y deberá ser consumido a través de alimentos, con el fin de que el niño comience a alcanzar un excelente desarrollo tanto físico, como mental.

La anemia es una enfermedad que afecta a muchas personas alrededor de todo el mundo y tiende a considerarse peligrosa en algunos casos, sobretodo cuando se trata de niños. Esto se debe a que se pone en riesgo todo su desarrollo y crecimiento. Es importante tener en cuenta los síntomas de la anemia y dirigirse inmediatamente a un médico.

Funciones del cobre en el organismo

El cobre ya se encuentra en el organismo en pequeña escala, como hemos mencionado, y el mismo se encarga directamente de ayudar en el papel del hígado para crear la melanina de la piel. Además, hemos destacado que cumple una función importante en el caso de la producción de glóbulos rojos y es importante hasta en el caso del cabello.

Partiendo de todas estas funciones, se habla de que un déficit de cobre en el organismo es capaz de ser perjudicial en la salud de cualquier individuo, ya que aunque existan otros minerales ayudando en sistemas similares, el poder del cobre es increíblemente poderoso y sus resultados son inmediatos. Dentro de los síntomas que son capaces de surgir tras un déficit de este mineral en el organismo, se encuentran los dolores articulares y problemas en el sistema inmune.

Propiedades del cobre

Además de todo lo dicho con anterioridad, y con el fin de establecer una lista con las propiedades precisas de este grandioso mineral, a continuación les presentamos todas las propiedades del cobre, estudiadas y analizadas por especialistas:

  1. Es increíble al fortalecer todas nuestras defensas, lo que ayuda a atacar la anemia.
  2. Funciona de maravilla como un antibiótico natural contra algunas infecciones, incluso aquellas que han sido formadas tanto por virus como por bacterias. Esto quiere decir que el cobre es capaz de combatir resfriados, gripes y hasta otitis.
  3. En el caso de las gripes, el efecto del cobre es positivo totalmente, ya que el mismo es capaz de cortar el proceso del virus y combate síntomas como la fatiga y los dolores de cabeza. Es por esta razón que a muchas personas afectadas con gripe o resfriados, se le receta la ingesta de cobre en cualquier presentación.
  4. Actúa como un antiinflamatorio natural dentro de lo que son algunas enfermedades habituales, en donde enfermedades reumáticas destacan.

Si bien todas estas propiedades son magníficas, se debe establecer la ingesta de cobre partiendo de la opinión de un profesional, ya que la ingesta excesiva del mismo es capaz de invertir estas propiedades y fomentar situaciones adversas.

Beneficios del cobre

Además de las propiedades anteriormente descritas, el consumo de cobre cuenta también con una serie de beneficios únicos que aportan efectos positivos en el organismo. Dentro de los principales beneficios del cobre, se encuentran los siguientes:

Funciones cognitivas

Cuando una persona común comienza a consumir alimentos ricos en cobre o este mineral en otras presentaciones farmacéuticas o naturales, este comienza a generar un efecto completamente positivo en el organismo, sobretodo en las funciones cognitivas del individuo. En sí, de forma precisa lo que esto genera es un correcto desarrollo neurológico y un buen crecimiento.

Por otro lado, ya se comprobó que cuando un niño carece de cobre en su organismo, tiene altas probabilidades de padecer de enfermedades degenerativas con el paso del tiempo.

Previene osteoporosis

En muchas de las ocasiones, si bien no se puede tomar como una causa precisa, ocurre que en casos de osteoporosis la deficiencia de cobre genera el desarrollo de la enfermedad, sobretodo porque este mineral fomenta el fortalecimiento de los huesos.

Lo que ocurre es que el cobre actúa de forma correcta en los huesos, aumentando su fuerza y disminuyendo con esto las posibilidades de padecer enfermedades óseas o sufrir de fracturas.

Efectos en la piel

Sí, la piel también se ve beneficiada con el consumo de cobre, sobretodo porque la misma ayuda a mantener el colágeno en el cuerpo, igual que la elastina. Esto quiere decir que mientras los niveles de cobre en el organismo se encuentren correctos, el colágeno y la elastina se mantendrás en el cuerpo, produciendo un efecto de juventud en la piel del individuo. Es decir, ayuda a retardar el envejecimiento, ya que si bien este no se puede detener, bien se puede retardar.

Estos son los principales beneficios del cobre en el organismo, por lo que es común que ocurran problemas si este mineral se encuentra deficiente. Dentro de estos problemas se encuentran casos de dolores articulares, fatiga y anemia. Si en algún momento tienes la leve sospecha de tener los niveles de cobre deficientes, consulta rápidamente con un médico.

Alimentos que contienen cobre

Además de todo lo que hemos mencionado sobre este grandioso mineral, estableceremos un espacio en particular con el fin de realizar una lista específica con los principales alimentos que contienen grandes cantidades de cobre. De forma generalizada, comenzaremos nombrando los granos, especialmente aquellos que se encuentran enteros, y el maní.

Sin embargo, a continuación les dejamos una lista detallada con los principales alimentos que contienen cobre y que debes añadir a tu dieta:

  1. Paté de hígado. Ya habíamos mencionado que el hígado de pollo y de res contiene grandes cantidades de cobre, por lo que realizar un paté de este alimento es maravilloso para el organismo. Y si no te agrada consumirlo en grandes cantidad, ¡no te preocupes! Con tan sólo una cucharada estás obteniendo 0,5 MG de cobre.
  2. Ostras. Las ostras (100 gr.), sin importar qué tipo de ostras sea, es capaz de aportar desde 1 hasta 8 MG de cobre al organismo, variado estas cantidades gracias al tipo de ostra que se está consumiendo.
  3. Polvo de cacao y chocolate. Sí, definitivamente el chocolate es poderoso y no sólo gracias a su rico sabor, sino también por sus nutrientes y minerales, en donde 100 gr. De chocolate o de cacao sin azúcar, son capaces de aportar hasta 3,8 MG de cobre a tu organismo.
  4. Semillas de girasol. Las semillas de girasol pueden consumirse como mejor agraden a los paladares, y es que desde cualquier método de presentación, 100 gr. De las mismas son capaces de aportar hasta 1,8 MG de cobre al organismo.
  5. Calamares y langosta. Si has de consumir estos alimentos, ten en cuenta que 100 gr. De los mismos te aportan 2,1 MG y 1,9 MG de cobre a tu organismo, específicamente.
  6. Hierbas secas. No se sabe a ciencia cierta la cantidad de cobre que pueden proporcionar estas hierbas, pero desde la albahaca, hasta el orégano, el perejil y el tomillo, están llenos de cobre.

Ten en cuenta estos alimentos y busca incluirlos en tu dieta diaria en pequeñas cantidades. Esto te ayudará a mantener tus niveles de cobre correctos en el organismo.

Efectos negativos del cobre

Para finalizar, es necesario tener en cuenta que si bien los beneficios del cobre son muchos y excelentes, en realidad es necesario tener presente que debes mantener un control en las medidas, ya que un exceso de cobre ene l organismo es capaz de producir serios problemas de salud. Sin embargo, esto sólo aplica cuando se trata de cobre en presentación de suplementos, ya que si se consume en alimentos, no ocasiona ningún problema.

Los principales efectos negativos del cobre en exceso, suelen ser vómitos, diarrea, depresión, calambres e insomnio. Mientras que en medidas más graves, se habla de cirrosis, hipertensión y enfermedades cardiovasculares.

Por último, no olvides consultar de forma regular con tu médico sobre la forma que utilizar de consumir cobre y las cantidades correctas.

Fuente| Wikipedia

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.