Para qué sirve el coco

Introducción

El coco es un fruto seco maravilloso que se caracteriza por contar con un gran número de nutrientes y propiedades, con lo que ofrece una gran cantidad de beneficios para el individuo que lo consuma, y es que esa es la mejor parte: ¡se puede consumir de muchas formas!

Siempre que un individuo requiera de una dosis de energía extra o requiera hidratar su organismo, el agua de coco, sin importar si está fría o caliente, ayuda notablemente a que esto ocurra, por lo que se considera la bebida de este fruto como la bebida de los deportistas. Esto ocurre gracias a que aporta un gran número de minerales, hierro y calcio al organismo y, si el coco se consume de forma constante, todas las propiedades del mismo comenzarán a actuar en conjunto, ofreciendo un grandioso cambio en el individuo.

Del coco se puede consumir tanto su carne como su agua, como ya hemos mencionado, y ambos se caracterizan por tener un sabor maravilloso que encanta a cualquiera, lo que genera que desde niños hasta adultos mayores, gusten de consumir coco en cualquier presentación. Por otro lado, partiendo de estos dos elementos del fruto, surgen también otras cualidades y formas de aprovechar todas las propiedades del coco, por lo que este se utiliza de diferentes formas y se puede conseguir en una versión aceitosa, que bien se puede utilizar en diferentes ámbitos.

Sin embargo, tiende a ser mayormente utilizado en la parte de cosmetología, sobretodo porque el mismo ayuda a hidratar la piel, protegiéndola y/o reparándola de algunos daños. Además, este también funciona muy bien en el cabello, por lo que se consiguen muchas cremas capilares y champús con coco y sus propiedades. En este caso el coco ofrece vitalidad, hidratación y suavidad al cabello.

En el caso del agua de coco, que tiende a ser la mejor forma de aprovechar las propiedades del fruto, la misma ayuda rápidamente a aliviar molestias estomacales gracias a que contiene un alto índice de fibra y otros elementos. Ya hemos dejado claro que el coco es beneficioso para cualquier persona, en donde especialmente los niños y los adultos mayores, tienden a beneficiarse en mayor medida gracias a que este fruto es un grandioso antibacteriano que ayuda a fortalecer y proteger el sistema inmune. Esto quiere decir que cualquier persona puede añadir el coco a su dieta de forma común y este le ayudará con su sistema inmunológico. Partiendo de este hecho, se recomienda consumir coco de forma regular en el caso de niños o adultos con alguna enfermedad inmunodeprimido.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el coco cuenta con una gran cantidad de calorías, por lo que apenas 100 gramos del mismo son capaces de aportar 350 calorías al organismo de quien lo está consumiendo. Partiendo de este hecho, se dice entonces que es importante incluirlo en la dieta una o dos veces al día, de forma moderada. Además, si a esto se le combina una serie de ejercicios al día, los beneficios serán duplicados y las calorías serán disminuidas.

Dentro de sus características físicas, el coco es marrón en la zona externa y su comida tiende a ser blanca; puede contener agua o leche, dependiendo del tiempo de vida que tenga el coco. Su alimento es rico en minerales y ayuda de sobremanera en los casos de estrés excesivo, para aumentar de peso, para fortalecer los huesos y para fortalecer la salud cardiovascular.

Beneficios del coco

Si bien a lo largo del artículo hemos estado nombrando algunas de las propiedades del coco y muchos de sus beneficios, hemos decidido establecer un bloque especial para destacar los mejores beneficios de este magnífico fruto, sobre todo con el fin de que muchos de ustedes comiencen a incluirlo en su dieta.

Los principales beneficios del coco, son los siguientes:

Aporta nutrientes esenciales

El beneficio principal del coco en el organismo, es que el mismo aporta un gran número de nutrientes claves en el mismo, dentro de los cuales destacan tanto el zinc, como el selenio. Estos nutrientes se caracterizan por ser antioxidantes, por lo que generan un gran aporte en el cuerpo de cualquier persona. Además de estos, la vitamina C es una de las mayores vitaminas encontradas en este fruto, además de la vitamina B1 y la B3, las cuales cumplen maravillosas funciones.

Hidrata

Tanto en su alimento, como en su agua, el coco es magnífico como hidratante ya que aporta muchas vitaminas y minerales al organismo, impidiendo que el organismo de un individuo se deshidrate. Sin embargo, el agua de coco es la que aporta el mayor número de estos nutrientes, por lo que se recomienda de forma constante en momentos específicos. Esta se caracteriza por ser una bebida isotónica natural que contiene un gran número de azúcares y vitaminas.

Combate bacterias

Como habíamos comentado, el coco también contiene leche, y específicamente este líquido es el que aporta un gran número de ácido láurico, el cual es maravilloso para fortalecer el sistema inmune y para eliminar una gran cantidad de bacterias. Se recomienda consumir la leche de coco de forma habitual.

Regula la presión arterial

En el caso de personas con una presión arterial irregular, el coco ayuda a regular estos números, sobretodo en el caso de su agua, ya que la misma cuenta con una gran cantidad de potasio en la misma. Personas con hipertensión arterial tienden a consumir coco y a ingerir su agua de forma regular y observan mejora en su problema habitual.

Diurético y laxante

El coco es un fruto magnífico que ayuda a combatir la retención de líquidos, partiendo del hecho de que el mismo contiene propiedades diuréticas específicas. Además, en ocasiones tiende a ser utilizado como laxante ya que cuenta con una gran cantidad de fibra, y lo mejor es que es completamente natural.

Piel, cabello y músculos

En el caso de la piel, la misma se ve altamente beneficiada por el coco en su presentación aceitosa, sobretodo porque la hidrata y genera que la misma se observe tersa y brillante. En la parte de los músculos, estos se ven beneficiados por el coco gracias a su grandioso aporte de energía, mientras que en el cabello también ayuda a fortalecerlo, específicamente en su presentación aceitoso, ofreciendo brillo y vida al cabello.

Propiedades energéticas

Gracias a todas las propiedades energéticas con las que cuenta el coco, este fruto se ha vuelto un atacante de la fatiga ya que ofrece energía a cualquier individuo. Partiendo de esto, se recomienda consumir coco cuando se está pasando por un periodo de estrés.

Saciedad

El coco, además de todo lo que hemos comentado con anterioridad, es maravilloso en cualquier dieta, ya que a pesar de que aporta un gran número de calorías, el mismo también ofrece una sensación de saciedad que impide que se consuman más alimentos.

Reduce el colesterol

Para finalizar con este grupo en general, hemos de comentar que el coco ayuda a reducir el colesterol. Esto ocurre ya que a pesar de que el coco cuenta con un porcentaje muy elevado de grasas saturadas, el mismo cuenta con una gran cantidad de ácido láurico, lo que genera que el colesterol malo se reduzca y el bueno se eleve. Este hecho ha sido comprobado científicamente y gracias al tiempo, ya que el coco ha formado parte de la dieta de las personas desde hace muchos años atrás, y que gracias a este fruto no conocieron enfermedades como el colesterol elevado, la obesidad y el infarto cardíaco.

Beneficios del coco en las mujeres embarazadas

Cuando hablamos del coco y de todas sus propiedades, es imposible no hablar de este fruto en el caso de las mujeres embarazadas, sobretodo porque en las mismas los beneficios tienden a ser maravillosos. A estas mujeres, desde sus primeros meses de gestación, se les recomienda consumir coco de cualquier forma, bien sea su agua o su alimento. Y es que este no sólo aporta beneficios a la madre, sino también al feto.

Esto se debe a que el mismo cuenta con una gran cantidad de nutrientes y propiedades que generan que el proceso de gestación avance de forma progresiva y correcta, ofreciendo a la mujer energía y un gran número de vitaminas. Además, el agua de coco ayuda a la retención de líquidos, por lo que la tan temida inflamación en los pies puede prevenirse gracias a este fruto.

Sin embargo, es importante consultar con el médico sobre la mejor forma de consumir coco y en las mejores cantidades ya que contiene un alto índice de calorías y puede contribuir al aumento de peso. Pese a ello, ayuda a reforzar las defensas del feto, ayuda a prevenir o tratar la acidez estomacal y ayuda considerablemente con los vómitos y el estreñimiento.

Sin duda alguna, el coco es beneficioso para cualquier mujer embarazada y para el bebé.

Los maravillosos efectos del agua de coco

A lo largo de todo este artículo hemos estado mencionado el agua de coco, el cual como hemos notado contienen un alto índice de propiedades, lo que genera que muchos especialistas tiendan a comparar sus efectos con los de la leche materna. Esta comparación surge por su grandioso poder desintoxicante, el cual también funciona como limpieza en la parte del riñón. Es decir, el agua de coco ayuda considerablemente a eliminar toxicas y sustancias malas del riñón.

Por otro lado, es importante hacer énfasis también en el hecho de que en los niños el agua de coco es grandiosa y ayuda a aliviar algunos síntomas comunes de malas digestiones, como los vómitos y los gases, y al mismo tiempo impide la deshidratación. Además, de ser necesario también se utiliza para aportar energía en los niños, quienes suelen mantenerse siempre en movimiento.

Otros beneficios del agua de coco

  1. Ayuda a que la digestión se realice de forma correcta y sin alteraciones.
  2. Mantiene los riñones funcionando y libres de toxinas.
  3. Controla la diabetes y ayuda a regular el proceso de los intestinos.
  4. Ayuda a mantener la piel suave e hidratada.

Mientras con más regularidad se ingiera el agua de coco, más rápido se observarán los beneficios.

Aceite de coco

Hemos estado mencionando que el coco también se observa en diferentes presentaciones, como el aceite, el cual ha sido creado con el fin de que sus propiedades no sólo sean aprovechadas a través de su consumo, sino también a través de su utilización externa. El aceite de coco se caracteriza por contener un alto índice de ácidos grasos que ayudan al sistema inmune del organismo.

Sin embargo, el aceite de coco no sólo se utiliza en la piel o en el cabello, sino también en la cocina, por lo que gracias a este aceite logramos obtener de diferentes formas todos los beneficios de este grandioso fruto. Este aceite es soluble en agua y corre por el torrente sanguíneo sin problemas, aportando energía y grasas buenas.

Cuando se utiliza este aceite de forma externa, se activa un sistema de acción antimicrobiana, antiviral y antimicótica, lo que quiere decir que ayuda a eliminar hongos y bacterias de la piel.

El coco en la cocina

Además de consumirse fresco, el coco también se utiliza frecuentemente en la cocina, sobretodo en los postres. Lo primero que se debe tener en cuenta es saber diferenciar un coco en buen estado, de un coco dañado. Esto se logra agitando el coco y escuchando el correr del agua en el mismo. Una vez el agua de coco se siente, se debe abrir el coco en la parte superior del mismo y vaciar el agua. Una vez el agua haya sido extraída, se debe proceder a abrir el coco por la mitad como más fácil se logre.

Una vez abierto el coco, se debe extraer su pulpa. Es importante tener en cuenta que el alimento del coco tiende a cambiar de color, por lo que para poder conservarla se debe colocar en agua fría y en la nevera. Si esta agua se le cambia de forma diaria, puede durar tres días.

El agua de coco se consume fría o caliente, y sus beneficios no se alteran por el cambio de temperatura. En el caso del alimento, el mismo puede utilizarse para realizarse merengadas, batidos, tortas de coco, pan de coco, dulces de coco y un sinfín más de postres. Los beneficios tampoco se alteran de este modo, por lo que sigue aportando vitaminas y minerales.

Fuente| Wikipedia

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.