Para qué sirve el hígado

Introducción

El hígado es un alimento que no es muy preferido por muchos, en especial los niños. Pero lo que deberías de conocer, es que, a diferencia de otras carnes, esta víscera aporta grandes beneficios para la salud de la persona que lo consume. Hay muchas maneras de preparar el hígado, siendo el encebollado una de las más populares y fáciles.

Lo mejor de todo, es que el hígado de cualquier animal nos brindará altas dosis de vitaminas C, del grupo B y A, además de minerales que son de gran importancia para el funcionamiento de nuestro organismo, como el hierro, zinc, selenio, cobre y calcio.

Comer este alimento es muy importante para ayudar a tu cuerpo en la formación de los músculos. Si eres de los que está empezando a realizar actividad física y deseas ver los resultados más rápido, llevando una dieta que implique el consumo de hígado te ayudará a lograr tu meta.

A su vez, tu salud en general mejorará de manera considerable. Debido a las vitaminas A y B que se encuentran presentes en el hígado, mejoran la salud de los tejidos del organismo.

Quizás una de las principales ventajas del hígado, son sus altos niveles de colesterol, que pueden ser malos si lo consumimos en exceso. Por esta razón, hay que establecer un buen plan de alimentación para que esto no represente un problema en nuestra salud.

Propiedades del hígado

A pesar de no ser la carne que de los animales que tanto consumimos debido a su sabor, no hay que dejar a un lado al hígado. De hecho, esta víscera nos da un 20% de proteínas, al igual que la carne.

Como ya hicimos mención anteriormente, el hígado tiene alto colesterol, lo cual puede representar una ventaja para ciertas personas. SI sufres de triglicéridos altos, problemas de obesidad y colesterol alto, entonces no deberías de consumir el hígado, ya que las consecuencias serán mayores a los beneficios que brinda.

En caso de que no sufras de los problemas ya antes mencionados, entonces debería de considerar al hígado como un alimento que forme parte de tu alimentación, ya que aportará importantes vitaminas como la D, E y minerales esenciales para el organismo.

Beneficios del hígado

Si aún no estás convencido de la importancia del hígado dentro de la alimentación, entonces te mostraremos todos los beneficios que tiene este alimento:

Protege contra la anemia

A pesar de la excelente cantidad de minerales y vitaminas del hígado, en este caso nos enfocaremos en la B12, que también se encuentra presente en esta carne. Resulta que comer hígado nos dará el triple de la cantidad de vitamina B12 que necesitamos consumir al día para un mejor funcionamiento de nuestro organismo.

La vitamina B12 cumple un papel importante en el cuerpo, debido a que aumenta la producción de los glóbulos rojos y mejora la regeneración muscular. Ambos factores hacen que el hígado sea un alimento muy recomendado para aquellas personas que sufren de anemia.

Este beneficio del hígado fue descubierto en el año 1934 y por tres médicos que, tras haber demostrado que su consumo podía tratar la anemia, fueron galardonados con un Premio Nobel.

Mejora la visión

La vitamina A está muy relacionada con la salud de nuestra vista. Cuando nuestro cuerpo carece de ella, se pueden presentar varias enfermedades oculares, como las cataratas. Además de ello, la vista se va deteriorando y hasta puede llegar al punto de que nuestra visión nocturna sea más pobre.

El hígado puede llegar a ser un gran aliado para estos casos. En el caso del hígado de pollo, su consumo nos da un 228% de la vitamina A que necesitamos durante el día, combatiendo así la degeneración macular.

Ayudan a la fertilidad

Se conoce que el hígado proporciona un poco más de la mitad del ácido fólico que necesitamos al día. Esta sustancia está muy relacionada con la fertilidad, además de que también es muy recomendada para las mujeres que se encuentran en estado de embarazo, puesto a que mejora ciertos aspectos del desarrollo del bebé.

Si tienes problemas de fertilidad o te encuentras en estado de embarazo, consumir hígado de manera habitual te ayudará a luchar contra cualquier problema.

Ayudan a combatir el estrés

Todos estamos propensos a sufrir del estrés que se puede producir en nuestro día a día. Esto puede traer grandes repercusiones a nuestra salud, debido a que se pueden generar intensas migrañas que solo lo empeoran todo.

Si sufres de problemas de estrés, deberías de saber que esto se produce como consecuencia de un desequilibrio en la producción de adrenalina, siendo el responsable principal la glándula suprarrenal.

En pocas palabras, necesitas que la glándula suprarrenal libere las hormonas que alivian el estrés, lo cual se puede lograr al consumir el hígado. Este alimento cuenta con una serie de nutrientes que ayudan a nuestro organismo en su batalla contra el estrés, por lo que te sentirás mucho más aliviado.

Nos da más energía y mejora el funcionamiento del sistema inmunológico

Este primer punto ya se hico mención anteriormente, pero hay que hacer hincapié nuevamente. El hierro presente en el hígado, estimula la producción de los glóbulos rojos, lo cual previene la anemia. Por su parte, el zinc es un mineral que ayuda a mejorar el funcionamiento del sistema inmunológico, sin contar que juega un papel importante en otros procesos, como el de la división celular o formación de ADN.

Mejora la salud de nuestros huesos

El fósforo es otro de los minerales que estaremos añadiendo a nuestro cuerpo si consumimos el hígado. A pesar de no ser el responsable directo del fortalecimiento de los huesos y dientes, llega a contribuir con el calcio para crear una mejor salud a nivel oseo.

La razón principal por la que muchos de los padres obligan a sus hijos a comer hígado, se debe a que este ayuda con el crecimiento de los huesos y dientes, dos factores muy importantes para cualquier niño.

Ayuda a prevenir la pelagra

Cuando no le damos a nuestro cuerpo la cantidad suficiente de vitaminas, estamos propensos a ser afectados por varias enfermedades, siendo la pelagra una de ellas. Esta puede ocasionar problemas digestivos y manchas en la piel, siendo el consumo de vitaminas la mejor alternativa para combatirla o prevenirla.

Ya deberías de saber que el hígado tiene un alto contenido de vitaminas de diferentes grupos. Por ende, su consumo te ayudará a prevenir la pelagra.

Mejora tu memoria

Este beneficio es posible gracias a la afamada vitamina B12, que también ayuda a la prevención de la anemia. Si comes con frecuencia el hígado, serás menos propenso a sufrir de enfermedades que ocasionen la pérdida de la memoria, como el Alzheimer.

Efectos secundarios del consumo excesivo de hígado

Sin importar lo bueno que puede ser cualquier alimento para nuestra salud, si cometemos el error de consumirlo en exceso, se pueden presentar efectos secundarios o inconvenientes que pueden llegar a ser malos para nuestra salud, tales como:

  • Exceso de vitamina A en nuestro organismo. Cuando esta vitamina abunda en mayores proporciones de lo que nuestro cuerpo puede tolerar, puede llegar a presentar cierta toxicidad.
  • El hígado es rico en colesterol, por lo que su consumo descontrolado puede aumentar nuestro colesterol de manera considerable, desatando algunos problemas relacionados con esta sustancia.
  • Aunque no lo creas, si consumes mucho hígado causarás que la glucosa en la sangre se eleve. Este efecto secundario puede ser grave para aquellas personas que sufren de diabetes, así como las que no padecen de esta enfermedad.
  • Puede ocasionar eczema, siendo esta una enfermedad que se produce en la piel y que presenta algunos efectos secundarios, como el enrojecimiento o inflamación de la misma.

Cómo hacer hígado encebollado

Quizás la razón principal por la que no consumes el hígado, puede ser la falta de conocimiento que existe con respecto a sus beneficios y propiedades para la salud. Pero también es válido el hecho de que no muchos saben la manera en que se prepara; o como hacer para que este alimento tenga un buen sabor.

Por suerte, aquí te enseñaremos a preparar un delicioso hígado encebollado. Para ello, primero debes de reunir los siguientes ingredientes:

  • 1 kilo de carne de hígado de vaca. Esta debe de estar rebanada de tal manera que se formen filetes.
  • Una taza y media de leche
  • ¼ taza de manteca
  • 2 cebollas en aros
  • 2 tazas de harina
  • Sal y pimienta

Si ya tienes todo a la mano, entonces proseguiremos a mostraste cómo se prepara el hígado encebollado.

Procedimiento

Antes de empezar con la preparación de cualquier hígado o receta que involucre su uso, lo primero y principal es lavarlo bien en agua fría. Tras realizar esto, debes de colocarlo en un recipiente y agregar la taza y media de leche. Esto ayudará a expulsar ese sabor amargo que tiene el hígado.

Ahora deberás de tomar los aros de cebolla que hiciste y ponerlos en una sartén con mantequilla. Espera a que los aros queden completamente dorados.

Toma el hígado que estará empapado con la leche y empánalo con la harina ya sazonada. Retira las cebollas, de la sartén, coloca el hígado en la misma y deja que se dore.

Por último, solo debes de agregar las cebollas y dejar que el hígado cocine por al menos dos minutos más. Así de fácil puedes hacer un hígado encebollado que, no solo es delicioso, sino que también muy fácil de preparar.

Por todas estas razones, el hígado debe formar parte de nuestra alimentación, ya que nos dotará de los minerales y vitaminas que necesitamos para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. Claro está que tampoco debemos de abusar de su consumo para no tener que lidiar con los efectos secundarios que puede llegar a producir.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.