Para qué sirve el intestino delgado

Todos los órganos de nuestro cuerpo son indispensables, incluyendo el intestino delgado. Muchos saben que este último juega un papel de suma importancia en el proceso de digestión, aunque no todos tienen muy en claro para qué sirve y cómo se desempeña en sí.

El intestino delgado es un órgano que se encarga de la absorción de nutrientes de todos los alimentos que ingerimos. Si longitud aproximada es de unos seis metros (tres veces la altura de una persona promedio), los cuales podemos decir se que encuentran muy bien distribuidos dentro de nuestro cuerpo.

Existe la idea errónea de que ambos intestinos (el grueso y el delgado) cumplen la misma función. De hecho, el grueso es donde transita todo aquello que nuestro cuerpo no pudo asimilar, mientras que el intestino delgado toma los nutrientes de los alimentos.

Lo que más sorprende de nuestro intestino delgado, es que este llega a tener una conexión con nuestro cerebro. Por ejemplo, si algo nos afecta a nivel externo, esto puede hacerlo de igual manera con dicho órgano, Se dice que existe algo así como una conexión emocional entre el cerebro e intestino delgado.

Por estas razones, es necesario que conozcamos más acerca de este órgano, y los problemas en la salud que podemos tener si llegamos a sufrir de él.

Partes del intestino delgado

Debido a su importante longitud, podemos dividir al intestino delgado en tres partes:

  • Duodeno:Esta vendría siendo la parte más pequeña del intestino, puesto a que mide tan solo unos veinte centímetros. Su función es primordial, debido a que es la primera zona en donde se lleva a cabo el funcionamiento del intestino delgado.

Luego de que se produzca el bolo alimenticio, este llega directamente al duodeno, qué se encarga de la disgregación de los alimentos

  • Yeyuno: Mide aproximadamente tres metros, representando la mitad de la longitud total de nuestro intestino delgado. Sus paredes interiores están llenas de pequeñas vellosidades, que cumplen la función de absorber cualquier nutriente procedente de los alimentos.
  • Íleon: Existen ciertos nutrientes que no pueden ser absorbidos por el Yeyuno, como lo sería el caso de las sales biliares o la vitamina B12. Aquí es donde entra el Íleon, la parte final de nuestro intestino que también cuenta con una serie de vellos que absorben los nutrientes restantes.

Funciones que cumple el intestino delgado

Aunque son muy exactas, nuestro intestino delgado cumple una serie de funciones de gran importancia:

Digestión de las proteínas

Nuestro páncreas segrega una serie de enzimas como la tripsina y la quimotripsina- Estas cumplen la función principal de descomponer la comida, un proceso que empieza en el estómago.

Luego del estómago, el resto del procedimiento digestivo de las proteínas, pasa por el intestino delgado, quien es el que se encarga de absorberlas para mejorar el funcionamiento de nuestro organismo.

En pocas palabras, si el intestino delgado no funciona de la manera que ya explicamos, no seriamos capaces de absorber proteínas, lo que implica severos riesgos a la salud.

Absorbe el agua que ingerimos

Gracias al intestino delgado no sufrimos de la deshidratación si bebemos agua. Este se encarga de absorber el 80% del agua que ingerimos, aportándola a nuestro organismo para mantenernos siempre hidratados.

La razón por la que no absorbe la totalidad del agua, se debe a que el intestino grueso absorbe 10% para cumplir sus propias funciones, mientras que el porcentaje restante es eliminado por medio de las heces.

Digestión de los carbohidratos

Todos los carbohidratos que ingerimos, normalmente son descompuestos en azúcares simples o glucosa. Aunque dicha función la cumple el páncreas, cabe destacar que no todos estos carbohidratos son descompuestos en dicho órgano.

De hecho, una parte de ellos siguen con su tránsito en el resto del sistema digestivo, y es allí donde las enzimas que se encuentran en nuestro intestino delgado se encarga de disolver algunos de los que aún quedan.

Enfermedades que pueden afectar el intestino delgado

Existen varias condiciones que ocasionan un mal funcionamiento del intestino delgado. A estas se les conoces como enfermedades, siendo las más frecuentes las siguientes:

  • Tumores: Un tumor puede ser la razón principal para afectar directamente el funcionamiento de nuestro intestino delgado. Dentro de los tumores gastrointestinales, el tumor primario se produce en pocos casos, siendo el índice de un 2%.
  • Obstrucción del intestino delgado: Son muchas las causas que pueden ocasionar una obstrucción en nuestro intestino delgado. Una de las más fáciles de detectar, es buscando la presencia de algún objeto extraño que pueda estar obstruyendo, aunque también puede ser ocasionado por una enfermedad cardiaca o de Crohn.
  • Enfermedad de Crohn:Anteriormente hicimos mención que esta enfermedad puede causar obstrucción en el intestino delgado, La razón de ello, se debe a que este padecimiento hace que el sistema inmunitario actué de manera contraria a como debería, lo que hace que elimine el tejido corporal sano, afectando de esta manera al intestino delgado.
  • Divertículo de Meckel: Esta enfermedad se produce durante el desarrollo del feto. Durante esta etapa, el intestino del feto se encuentra conectado con el cordón umbilical, aunque esta unión no llega al punto de cerrarse, como sería lo apropiado. En consecuencia, queda una pequeña bolsa alojada en el intestino delgado.
  • Cólera: La produce una bacteria llamada Vibrio choleare, que afecta el funcionamiento de nuestro intestino delgado.
  • Hernias inguinales:Se produce como consecuencia de la debilidad en la musculatura que se encuentra en la zona abdominal. Cuando esta zona está débil, aumentan las posibilidades de que aparezcan hernias.

¿Cómo tener un intestino delgado más saludable?

Un intestino delgado saludable puede depender de ti, de la manera en que te alimentes y otros factores más que estaremos destacando.

  • Uno de los principales problemas de nuestro intestino delgado, es que puede afectarnos si sufrimos de estreñimiento. Incorporar la fibra a nuestra dieta es de gran ayuda para prevenirlo, por lo que te recomendamos comer vegetales, frutas y seriales. Recuerda hacerlo de manera moderada.
  • El agua es el componente natural que más beneficios le da a nuestro organismo, incluyendo al intestino delgado. Si bebes unos cuantos vasos de agua al día, el tránsito intestinal será mucho más eficiente.
  • Las carnes rojas son de gran ayuda para evitar el cáncer colorrectal, por lo que se recomienda su consumo.
  • No utilices en exceso los laxantes. Estos pueden llegar a traer grandes consecuencias en la flora intestinal, siendo el principal responsable del colon irritable.
  • Aunque no lo creas, realizar ejercicios de manera habitual también ayuda al desenvolvimiento del intestino.
  • Mantente alejado de cigarrillo o las bebidas alcohólicas. En el caso del segundo, no te estamos diciendo que dejes de beber alcohol por siempre, pero sí trata de hacerlo moderadamente.
  • Muchos de los problemas relacionados con el intestino, se debe principalmente a los malos hábitos alimenticios, como comer a horas no muy favorables. Por esta razón, establece un horario fijo para desayunar, almorzar o cenar.
  • Para evitar que el intestino delgado se esfuerce más de la cuenta, mastica tu comida bien y no te precipites al comer.
  • Anteriormente hicimos mención la conexión que había entre el intestino y nuestro cerebro. Por esta razón, es necesario mantener nuestra mente siempre calmada. Cualquier indicio de estrés puede llegar a afectar nuestro intestino.

Siguiendo todos estos consejos tendrás garantizado un intestino delgado mucho más saludable. Ahora que ya conoces más acerca de este importante órgano de nuestro cuerpo, de seguro le darás mayor importancia y un mayor cuidado.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *