Para qué sirve el Itraconazol

Introducción

La vulnerabilidad que es propia del cuerpo humano, queda al descubierto cuando en determinadas circunstancias pasa por un proceso en el cual el sistema inmunológico no parece cumplir a cabalidad con las funciones para las que está estructurado, siendo insuficiente su acción en el combate de todos ésos agentes dañinos del entorno que empiezan por debilitarlo. Son muchas las razones que conllevan a esta incapacidad de la barrera protectora natural que tiene el organismo para defenderse de los elementos extraños, que por lo general no falla en cuanto el mecanismo se activa de forma automática para contrarrestarlos, pero en cambio si se presenta alguna anormalidad o imprevisto no surtirá el efecto deseado.

Por tal motivo, es que en muchos laboratorios se han dado a la tarea de encontrar ésos sustitutos que pueden suplir fácilmente esta deficiencia o carencia que va a evitar precisamente que estos microorganismos perjudiciales para la salud sigan expandiéndose, al detenerlos a tiempo en su recorrido que puede partir desde un tejido hasta un órgano en específico. De manera que al frenar su diseminación tan acelerada, se empiece por percibir mejoría en distintas afecciones luego de hacer uso de este tratamiento acertado que muchos expertos recomiendan, tanto para inconvenientes internos como también de carácter externo en los que su participación será crucial para hallar la sanación total.

Propiedades del Itraconazol

En este sentido, la prescripción de un medicamento potente como el itraconazol resultará ideal para atender eficazmente múltiples enfermedades al ser una sustancia sintética que parte del triazol, el cual le confiere a este principio activo su acción curativa que ataca de raíz distintos problemas donde la reproducción de los hongos y las levaduras han generado serios daños. Sin importar a qué nivel se encuentre dicho inconveniente, realmente es propicio para deshacerse de infecciones gracias a sus propiedades antimicóticas o antifúngicas que actúan desde adentro hacia afuera, siendo esta la razón por la que se indicará por un profesional de la salud para aliviar cualquiera de los síntomas que se describirán a continuación.

Beneficios del Itraconazol

Como hemos visto, el itraconazol no es más que un fármaco ideado con el fin de inhibir la propagación de ésos inquilinos indeseables, que son catalogados como unos verdaderos invasores al alojarse sin nuestro permiso en áreas reducidas o muy extensas de la anatomía, en las cuales llega a provocar una severa afectación si no es eliminada rápidamente ésa pared celular que los mantiene en actividad constante. Al impedirles su movilidad en cuanto es asimilado por la sangre, luego de absorberse por completo en los intestinos, viaja con facilidad hacia las zonas que están comprometidas debido a afecciones puntuales tales como:

  • La aspergilosis, que se origina a causa de un moho (tipo de hongo) denominado aspergillus que tiene centenares de variaciones y por ende, desencadena infecciones que comprometen el sistema respiratorio debido a su contagio por estas vías.

  • La blastomicosis, infección que también se produce por un moho llamado blastomyces dermatitidis que al inhalarse, se refugia en los pulmones y desde allí, ocasiona síntomas presentes en otros cuadros infecciosos como fiebre alta acompañada de escalofríos y problemas respiratorios.
  • La candidiasis, sea ésta bucal (esofágica) o vaginal, pero independientemente de su localización, lo cierto es que ambos procesos infecciosos parten de una misma levadura u hongo microscópico, que se conoce en el ámbito científico con el nombre candida albicans.

  • La criptococosis, adquirida mediante la inhalación de una levadura encapsulada u hongo cryptococus presente en tierra contaminada o materia fecal de aves, siendo una infección que se desarrolla más fácilmente en personas con un sistema inmune deficiente o pacientes con SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), que incide sobre el sistema nervioso central.
  • La cromomicosis, provocada por una variedad de hongos cromomicetos causantes de una infección cutánea que se contrae por alguna lesión o herida, que deja la piel con una tonalidad oscura.

  • La dermatofitosis, que es comúnmente conocida como tiña, son infecciones superficiales derivadas de un grupo de hongos dermatofitos, que se manifiestan en el cuero cabelludo, ingle, pies y uñas.
  • La esporotricosis, una infección de la piel que se desprende de un moho saprófito (sporothrix schenckii) que forma nódulos a lo largo del sistema linfático y origina abscesos y úlceras, raramente comprometiendo los pulmones y el torrente sanguíneo.

  • La histoplasmosis, desencadenada por un hongo que se denomina como histoplasma capsulatum el cual afecta los pulmones y, al igual que la blastomicosis, produce una sintomatología similar con altas temperaturas, dolores en los músculos y la cabeza y dificultad respiratoria.
  • La paracoccidioidomicosis, una micosis causada por el hongo paracoccidioides brasiliensis que se transmite por contacto con tierra contaminada por el mismo, que además de generar un cuadro febril con sudoración, se presenta con úlceras en el rostro, los pulmones y el tracto gastrointestinal.

  • La pitiriasis, un tipo de tiña versicolor que provoca una infección cutánea caracterizada por parches de tonalidades diversas a lo largo de la piel, al propagarse los mismos hongos de la tiña simple (los dermatofitos).
  • La queratitis, que es una infección ocular generada por agentes bacterianos o virales, hongos y parásitos que inflaman la córnea y, aparte del dolor que experimenta el paciente, son comunes las secreciones en los ojos e inconvenientes con la visión.

Dosificación y contraindicaciones del Itraconazol

El itraconazol debe ser recetado por su médico, quien luego de una exhaustiva evaluación determinará que es la mejor opción por encima de cualquier otra, asegurándose en el chequeo realizado en la consulta que éste le ofrece mayores ventajas que riesgos para su salud. Asimismo, no es preciso compartirlo con otras personas que conozca y manifiesten síntomas parecidos, a quienes igualmente les corresponde acudir con un experto en la materia, que se cerciore de qué enfermedad en particular está atravesando para descartar cualquier sospecha y dar con un diagnóstico certero; siendo prudente que, una vez confirmado que puede ingerirlo, lo haga acompañado de alimentos en base a las indicaciones que generalmente están estandarizadas de la siguiente forma:

  • Para infecciones bucales: se sugiere una tableta de cien miligramos diaria, por alrededor de quince días.

  • Para infecciones en órganos: las dosis serán mayores, con una frecuencia y duración sólo estimables por el doctor.
  • Para infecciones en la piel: una cápsula de cien miligramos diaria por quince días o dos de doscientos miligramos diarias por una semana, duración recomendada para quienes tengan callosidades en las plantas de los pies o las palmas de las manos pero tomándola dos veces al día y que se extenderá a un mes, si se consume en la presentación de cien miligramos diarios.

  • Para infecciones en las uñas: dependiendo de la gravedad de la infección, el tratamiento continuo constará de la toma de dos pastillas de doscientos miligramos diarios por tres meses y, en cambio, si es intermitente varía: si es sólo para las uñas de los pies que tengan o no comprometidas las de las manos, se toman por una semana dos pastillas de doscientos miligramos dos veces al día, descansando las tres semanas siguientes y retomándola de nuevo por una semana más en la misma medida, para descansar otras tres y sólo ingerirla una última semana en la dosis habitual. Para las uñas de las manos, será conveniente administrarla en la misma dosificación anterior, pero con la única diferencia de que serán sólo dos semanas de tratamiento con tres de por medio de descanso.
  • Para las infecciones en la zona íntima femenina: se pueden tomar dos comprimidos de doscientos miligramos dos veces al día o bien, en la misma cantidad pero una sola vez diaria por tres días.

Recuerde que es importante comunicarle al doctor si tiene conocimiento de padecer alergia a este principio activo, que a su vez se complementa en su fórmula comercial con otros ingredientes que actúan como excipientes como la sacarosa, el almidón de maíz, la hipromelosa, el poloxámer 188, el índigo carmín, la gelatina, el dióxido de titanio y el amarillo quinoleína; de sufrir hipersensibilidad a uno o varios de estos componentes, debe hacérselo saber para prevenir un shock anafiláctico (choque alérgico grave).

También tenga en cuenta otras restricciones de su uso, en caso de embarazo o lactancia materna, niños o ancianos quienes lo tienen contraindicado a menos que se le haya sugerido por el profesional y además, evalúe si es apto para usted de tener alguna enfermedad de hígado, corazón, riñón, estómago o pulmón y especialmente si toma medicamentos o hierbas medicinales con los que pueda entrar en interacción.

Efectos secundarios del Itraconazol

Normalmente quienes usan itraconazol pueden experimentar algunas reacciones adversas comunes, como malestar abdominal o estomacal y náuseas, que tienden a desaparecer en cuanto se suspende el tratamiento y se percibe mejoría de la afección específica que busca contrarrestar con el mismo.

Otras que sí representan una alarma por la baja frecuencia con la que surgen y que se deben informar lo más pronto posible al personal de emergencias, son: problemas para respirar, arritmia, hinchazón corporal o del rostro, cefalea (dolor de cabeza), aumento de la temperatura corporal, inapetencia, dolores musculares o de espalda, vómitos, ictericia (piel y ojos amarillentos), micciones irregulares de color oscuro y con dolor, impotencia sexual masculina, fatiga extrema, heces oscuras, inconvenientes con la visión, estados de confusión, erupciones cutáneas, sensación de hormigueo en las extremidades, ganancia acelerada de peso, dificultad para conciliar el sueño, mareos y desmayos, tinnitus (sonidos o zumbidos en los oídos) y menstruación irregular.

Fuente| Wikipedia

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.