Para qué sirve el jengibre

Quizás no sea muy vistoso, pero el jengibre es una raíz que aporta grandes beneficios a nuestra salud, sin contar que tiene un particular sabor, ligeramente picante pero muy bueno para el paladar de muchos que lo han probado. Desde hace muchos años se ha venido utilizando debido a sus propiedades medicinales, aunque en la actualidad también tiene un lugar en el arte de la cocina.

Así es, esta raíz forma parte importante en la preparación de varios platillos, como postres, sopas, entre otros más. Si alguna vez lo has visto en el mercado, pero nunca te animaste a comprar jengibre, a partir de ahora probablemente consideres la idea de hacerlo, porque te estaremos mostrando todos los beneficios para la salud que nos ofrece el jengibre.

La planta de jengibre alcanza un tamaño aproximado de 90 cm de alturas, y está cubierta por hojas al igual que otra planta común. Sin embargo, la parte comestible, es el tallo subterráneo que emana un interesante olor, además de que su sabor es ligeramente picante, aunque no por esto la raíz deje de tener múltiples usos en la cocina o nuestra salud.

Beneficios del jengibre

La razón por la que hacemos hincapié en el jengibre, se debe a que no es una de las opciones principales de muchos, debido al desconocimiento que existe con respecto a su sabor, usos o beneficios que brindan para nuestra salud. A continuación, podrás conocer los beneficios que implican el consumo de esta raíz.

Mejora la circulación en la sangre

Comer jengibre disminuye considerablemente la cantidad de colesterol malo que se encuentra en nuestro hígado, lo que se traduce en una mejora para la circulación de la sangre. Así es, esta raíz tiene propiedades que te ayudarán disminuir el riesgo de desarrollar problemas a nivel cardiovascular.

Contribuye en la absorción de los nutrientes

El jengibre no solo es un alimento que podemos ingerir para saciarnos. De hecho, esta raíz activa nuestro apetito. Si sufre de problemas de apetito, entonces te recomendamos masticar un poco de jengibre previamente, para que veas cómo el hambre volverá a ti.

Por otro lado, el consumo habitual del jengibre también mejora las secreciones del estómago, haciendo que todos los nutrientes presentes en los alimentos sean mejor absorbidos por nuestro organismo.

Previene la gripe y resfriado

Desde hace muchos años, en Asia ya se utilizaba el jengibre como un remedio para aliviar la tos o los resfriados. Para aquel entonces, no se tenía un conocimiento médico como en la actualidad, aunque todo se basaba más en los resultados positivos que dio esta raíz.

Posteriormente se hizo una investigación con respecto a esta propiedad medicinal. Los resultados fueron más que satisfactorios, puesto a que se lograron determinar las propiedades antibióticas que tiene el jengibre.

Mejora la digestión

Todos somos propensos a sufrir problemas estomacales, los cuales son ocasionados por inflamación en el mismo u otros padecimientos más, como el estreñimiento o gases en exceso que se forman.

Lo que no muchos saben, es que existe una manera completamente natural de tratar todos estos problemas. Así es, al consumir el jengibre podremos aliviar todos estos problemas que pueden afectar la manera en que nos desempeñamos en nuestro día a día.

Entonces, el jengibre no solo sirve para mejorar la absorción de los nutrientes, sino que también combate directamente otros problemas que se producen en el estómago.

Podría prevenir el cáncer

Aún se requiere de una rigurosa investigación sobre esto, aunque recientemente se ha sugerido que el jengibre podría ser el portador de una serie de sustancias que pueden ayudar a prevenir el crecimiento de células cancerosas, específicamente en la zona del colon y próstata.

Como muchos saben, estos dos tipos de cáncer son uno de los más comunes que se dan, y pueden llegar a ser peligrosos al igual que el resto. De ser comprobada al cien por ciento esta propiedad, indicaría que el consumo de jengibre sería vital para aquellos hombres mayores, que son los más propensos en ser afectados por el cáncer de próstata.

Alivia las náuseas

Las náuseas son ocasionadas por problemas en nuestro estómago, el consumo de alimentos que no se encuentran en buen estado, o durante el embarazo. Si padeces de estos problemas, puedes calmar esa sensación con una receta muy fácil que implica el uso del jengibre

¿Quieres saber cuál es? Pues solo debes de cortar un trozo pequeño de esta raíz y sumergirlo en un vaso de agua. Tras beber este remedio casero, podrás notar cómo la sensación de nauseas disminuirá.

Mejora el sistema inmunitario

Con la ayuda de esta raíz podemos prevenir las enfermedades. Esto se debe a que su consumo contribuye a un fortalecimiento de nuestro sistema inmunitario, por lo que seremos menos propensos a ser afectados por infecciones, resfriados, gripes y demás.

Todas las infecciones bacterianas intestinales también pueden ser eliminadas si comes jengibre.

Alivia los dolores

El jengibre se caracteriza por ser una raíz que cuenta con propiedades anti-inflamatorias. Por ende, reduce el dolor muscular y articular, además de que también mejora la movilidad de ambos.

Acelera el metabolismo

Añadir esta raíz a tus dietas, representa una gran ventaja, puesto a que te ayudará a bajar esos kilos de más o mantener la figura. La principal ventaja del jengibre en estos casos, es que se desempeña como un excelente diurético.

Esto implica que tu organismo podrá reservar todo lo que es beneficioso para su funcionamiento, mientras que lo considerado como malo será expulsado.

Maneras en que podemos consumir el jengibre

Además de sus propiedades medicinales, el jengibre es muy fácil de consumir. Si bien, lo más recomendable sería hacerlo directamente, también podemos explorar mucho más en el arte culinario.

El jengibre también lo podemos consumir en platos dulces o salados, en polvo, jugos, batidos verdes, entre muchas otras maneras más. Independientemente del método que elijas, debes de tener en cuenta que primero es necesario quitar la cáscara y rallarlo. En su defecto, también puedes cortarlo en rodajas.

No todos los beneficios del jengibre están en su consumo. De hecho, también se puede utilizar de manera externa para tratar golpes, inflamaciones, artritis, torcedoras y esguinces.

Recetas que puedes hacer con el jengibre

Si quieres contar con otras maneras más de aprovechar los beneficios que nos ofrece el jengibre, lo puedes hacer con algunas de las recetas que te estaremos explicando.

Jengibre y arroz herbal

Para esta receta, necesitaremos arroz basmati, un diente de ajo, una cucharada de jengibre en polvo y unas cuantas hojas de cilantro. Su preparación es bastante sencilla; solo hay que poner a cocinar el arroz por unos veinte minutos y luego picar el ajo y chile.

Una vez que el arroz esté listo, solo habrá que añadir los demás ingredientes que ya mencionamos y quedará una deliciosa comida que puede saciarte en tus almuerzos.

Jugo de jengibre

Si deseas mejorar la circulación sanguínea, puedes hacerla bebiendo diariamente el jugo de jengibre, que solo requiere de una manzana picada en trozos, un vaso de jugo de naranja y, por supuesto, un trozo de jengibre.

Si no tienes mucho tiempo, con esta receta no tienes nada de qué preocuparte, puesto a que solo hay que introducir todos los ingredientes en la licuadora para que esta los mezcle bien. Lo más recomendable es tomar el jugo enseguida, aunque también puedes colocarlo en el refrigerador si deseas dejarlo para después.

Té de jengibre

Es bastante popular en Asía; y se ha venido utilizando desde hace varios años como una bebida que no solo es deliciosa, sino que también ayuda a prevenir las enfermedades.

Ingredientes:

  • Raíz de jengibre fresca
  • Limón
  • Miel de abejas

La preparación es muy parecida a la de un té común y corriente. Primero que nada, pon a hervir agua. En lo que el agua alcanza el estado deseado, puede ir adelantando y rayando el jengibre. Toma el limón y extrae su líquido justo en el recipiente donde se encuentra el jengibre rallado.

Finalmente, solo debes de añadir el agua caliente sobre la mezcla y luego anexar miel de abejas para endulzar tu té de jengibre. Aquí si te recomendamos tomarlo mientras está caliente.

Con estas tres recetas fáciles de hacer, podrás aprovechar mejor las cualidades del jengibre, que pueden combinarse con las de otros alimentos para potenciar sus propiedades. Lo mejor de todo, es que no te demorarás mucho en llevar a cabo los sencillos pasos que ya te mostramos.

¿Hay contraindicaciones si consumo el jengibre habitualmente?

Afortunadamente, no es normal que el jengibre presente efectos secundarios en las personas que lo ingieren, por lo que podemos comerlo sin ningún problema y de manera habitual. Sin embargo, nunca está de más la opinión de un médico que nos ayude a determinar si el consumo de esta raíz puede ser beneficioso o no para nuestra salud. Si tienes dudas, te recomendamos primero acudir a un experto en el tema para que evites cualquier tipo de inconvenientes.

Una de las razones principales por las que no muchos se animan a llevar el jengibre a sus hogares, se debe al desconocimiento que hay con respecto a esta raíz. No todos son los conocedores de las propiedades que posee; y esto se refleja en una gran pérdida para nosotros.

¿Por qué pérdida? Pues, además de ser un alimento con propiedades medicinales y cuya preparación es bastante sencilla en algunas recetas, también es bastante económica, siendo una razón más por la cual deberías de comprar jengibre.

Recuerda que, para un mejor beneficio en tu salud, te recomendamos también acompañar el uso del jengibre con una alimentación sana y ejercicios. De esta manera, podrá notar cómo tu estado de salud mejorará de manera considerable.

tags:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *