Para qué sirve el Ketoconazol

Introducción

A pesar de que muchos de los gérmenes que invaden a nuestro cuerpo pueden ser completamente inofensivos, estos pueden llegar a traer algunos problemas a nivel superficial, como lo es el caso de la aparición de hongos en la piel, algo de lo que cualquiera de nosotros puede sentir vergüenza en caso de que estos sean muy visibles para los demás.

Para estos casos, se puede recurrir al uso de un medicamento llamado Ketoconazol, el cual se encuentra disponible como pastillas para el uso oral o hasta geles y champús. Son muchos los beneficios que ofrece este compuesto, siendo la razón principal por la cual ha sido utilizado durante muchos años para el tratamiento contra los hongos.

De hecho, el Ketoconazol empezó venderse en los años 80, siendo la presentación oral la primera que fue lanzada a los mercados. Desde aquel entonces, se han venido desarrollando nuevas maneras en que podemos utilizar este medicamento, adaptándose así a las necesidades de cada persona, pero cumpliendo la misma función para la que fue creada el medicamento: eliminar los hongos.

Uso del Ketoconazol

La mejor manera de saber las propiedades de un medicamento, y evitar posibles efectos secundarios luego de su uso, es conocer primero las prescripciones médicas que se necesitan para tratar ciertas enfermedades. Recuerde que automedicarse puede traer efectos secundarios a su salud, por lo que recomendamos que asista a un médico en caso de que tenga considerado utilizar el Ketoconazol.

Como ya mencionamos, hay varias presentaciones que podemos adquirir, De hecho, algunas de ellas como los champús para el cabello, no requieren de ningún tipo de prescripción, puesto a que se aplica de manera externa, aunque no por ello hay que utilizarlo de manera irresponsable.

En el caso del Ketoconazol en crema, este suele ser utilizado para combatir ciertos padecimientos como tinea corporis, manus, candidiasis cutánea, dermatitis seborreica, pitiriasis versicolor y cruris.

Su versión en polvo también puede cumplir funciones muy similares, aunque solo se receta en caso de: candidiasis cutánea, tinea crusis, pedís, manus, pitiriasis versicolor.

Por último, tenemos la presentación en gel o champú, la cual podemos utilizar sin la necesidad de tener una prescripción médica. En caso de que compre el champú de Ketoconazol, lo puede para tratar la dermatitis seborreica, pitiriasis capitis y profilaxis pitiriasis versicolor.

Beneficios del Ketoconazol

Este remedio es de gran utilidad para la eliminación se cualquier hongo que aparezca en nuestra piel. Y podemos combatir ciertos problemas como:

Tiña y dermatitis

Usando el Ketoconazol en casos de tiña, se pueden obtener excelentes resultados, independientemente del tipo de tiña que se trate. Claro está que la acción de este medicamento dependerá de la presentación y zona donde se desee aplicar.

¿Qué quiere decir esto? Para obtener la mejor respuesta ante el medicamento, será necesario comprar la presentación que sea más apropiada para cada caso de tiña. Por ejemplo, en caso de que se desee utilizar el ketoconazol para el pie de atleta, entonces es recomendable adquirirlo en forma de polvo o ungüento,

En el caso de la dermatitis seborreica, se conoce que esta enfermedad puede presentarse en cualquier persona, y bajo diferentes circunstancias. Aunque no se tiene muy claro las razones principales, se conoce que esta enfermedad puede ser ocasionada debido a ciertos factores ambientales, aunque también puede llegar a ser hereditario.

Cuando se receta el ketoconazol en estos casos, primero es necesario conocer si la dermatitis ha sido producida por un hongo. En caso de ser así, entonces el Ketoconazol sería el medicamento apropiado, puesto a que ayudará a eliminar las descamaciones en la piel que produce esta enfermedad, además de otros síntomas como la comezón, granos, entre otros más.

Para la candidiasis vaginal, estomacal y cutánea

Cundo una mujer padece de infecciones vaginales, se recomienda la aplicación de una crema a base de Ketoconazol, que ayudará a combatir la infección de la manera más eficiente. Por otro lado, si se tratas de infecciones a nivel estomacal u oral, entonces el médico estará recetando tabletas orales.

En casos de cáncer de próstata

El cáncer de próstata suele ser uno de los más comunes en los hombres ya mayores, lo cual puede ser un gran causante de problemas y hasta situaciones mucho peores.

Aunque aún se siguen realizando estudios al respecto, los resultados que se han tenido actualmente con respecto al uso del Ketoconazol para estos casos, han sido más que satisfactorios. Resulta que este medicamento puede disminuir la cantidad de testosterona que se produce en los testículos del hombre, lo cual ayuda a disminuir la probabilidad de que este contraiga cáncer de próstata.

Cabe destacar que el uso del Ketoconazol para estos casos, puede llegar a traer importantes efectos secundarios, por lo que se suele utilizar en pocas ocasiones a menos de que la situación lo requiera.

Efectos secundarios del Ketoconazol

Como otros medicamentos, el uso del Ketoconazol también puede reflejar ciertos efectos secundarios, siendo el caso de algunas molestias gastrointestinales en caso de que el medicamento se use por la vía oral. Sin embargo, este síntoma puede desaparecer de manera inmediata luego de que la persona termine su tratamiento con el Ketoconazol.

En otros casos, el paciente también suele presentar impotencia sexual, consecuencias en mujeres durante la menstruación, dolor de cabeza, problemas hepáticos y ginecomastia.

Son muchos los casos en donde las personas utilizan el Ketoconazol para disminuir la producción de la testosterona, y así poder obtener características femeninas. Esto comúnmente se hace por medio de la automedicación, lo cual puede traer serios problemas hepáticos o en nuestros riñones.

En resumen, te presentaremos los efectos secundarios que pueden aparecer si utilizas el Ketoconazol:

  • Diarrea
  • Vómito
  • Impotencia sexual en el hombro
  • Dolores abdominales
  • Dolor de cabeza
  • Nauseas
  • Ginecomastia
  • Urticaria
  • Oligospermia
  • Azoospermia
  • Daño hepático
  • Problemas durante la menstruación

Tampoco hay que olvidar que existen ciertas contraindicaciones con el uso de este medicamento. No se recomienda el uso del Ketoconazol en menores de edad o mujeres que se encuentren en estado de embarazo.

Dependiendo de la situación, se puede obviar esta contraindicación, aunque todo dependerá de si el medico considere que los efectos del Ketoconazol no serán tan graves para la salud como la misma enfermedad que se desee tratar. En caso de su uso en niños y adolescentes, la forma más segura sería en una presentación tópica del medicamento, ya que esta no presenta muchos efectos secundarios si la comparamos con las pastillas que se ingieren por la vía oral.

Adicionalmente, tampoco se debe utilizar el Ketoconazol si usted está amamantando. Esto se debe a que los componentes del medicamento se pueden mezclar con la leche materna, por lo que estaría comprometiendo la salud de su bebé.

Utiliza siempre el Ketoconazol bajo prescripción médica

No hay que olvidar que toda la información presente en este artículo, es únicamente para infórmate sobre los beneficios y propiedades que implica el uso del Ketoconazol. Si presentas algunos de los problemas de los que ya hicimos mención, como la dermatitis, no recomendamos que utilices el medicamento sin acudir a un médico antes.

Recuerda que los efectos secundarios del Ketoconazol pueden llegar a ser bastante graves si lo utilizas de manera irresponsable y sin prescripción. Por ende, se debe de utilizar solamente si su médico ha determinado que es la mejor opción para usted.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *