Para qué sirve el Ketorolaco

Introducción

Presentar intensos dolores en alguna parte de nuestro cuerpo, puede deberse a varios factores, como las lesiones o si hemos sido sometidos recientemente a una operación o intervención dental. La mejor manera de generar el alivio que muchos desean, es recurriendo al uso de la medicación, en donde uno de los medicamentos más recomendables para este caso, es el Ketorolaco.

Una de las principales ventajas del Ketorolaco, es que es un medicamento no esteroideo, por lo que su medicación está recomendada para casi cualquier persona, a menos de que presente algún tipo de alergia a uno de los ingredientes que son utilizados para la elaboración del medicamento.

Otro punto importante que hay que tener en cuenta, es el tiempo de medicación del Ketorolaco. Independientemente de cual sea el caso, un tratamiento que involucre el uso de este medicamento no puede superar los siete días. Si contradice esta recomendación, es probable que surjan importantes efectos secundarios, esto como consecuencia del consumo en exceso o descontrolado del Ketorolaco.

La función del Ketorolaco dentro de nuestro organismo es bastante simple. Cuando lo ingerimos, este evitará que se produzcan las sustancias en nuestro cuerpo que son responsables en producir inflamación, dolor o fiebre.

Presentación del Ketorolaco

Normalmente su médico es quién determinará cuál de las presentaciones de Ketorolaco es más apta para su uso. Si ya tienes tu prescripción médica, puedes ir a cualquier farmacia para adquirir su versión en pastillas, soluciones orales, aerosoles intranasales e inyecciones. Cabe destacar que lo demás, como las dosis que se van a aplicar en cada uno de estos, dependen de lo que el médico considere apropiado.

A pesar de que el Ketorolaco solo puede ser adquirido bajo prescripción médica, no recomendamos que te automediques, ya que esto puede traer riesgos a tu salud. Lo mejor es acudir a un médico para determinar si el uso de este medicamento es apto para usted.

Contraindicaciones del Ketorolaco

Antes de iniciar un tratamiento con este medicamento, es importante que tengas en cuenta que está contraindicado para casos como:

  • Tener úlcera péptica
  • Haber sido sometido anteriormente a una perforación gastrointestinal
  • Sufrir de broncoespasmo o pólipos nasales
  • Asma
  • Insuficiencia cardiaca
  • Tener insuficiencia renal
  • Padecer de deshidratación
  • Si es propenso a ser afectado por hemorragias
  • Si planea ser sometido posteriormente a una intervención quirúrgica complicada
  • Si se encuentra embarazada o está amamantando a su bebé
  • El Ketorolaco está prohibido para las personas menores de 16 años

Efectos secundarios del Ketorolaco

Como hicimos mención anteriormente, el Ketorolaco pertenece a la categoría de los medicamentos no esteroideos, que se conocen por tener efectos mucho más graves o ser de mayor potencia. Sin embargo, hay que resaltar que su consumo puede ser incluso más fuerte que las aspirinas.

Por esta razón, tomar Ketorolaco aumenta las posibilidades de que se desarrollen problemas cardiacos o la persona pueda sufrir de un accidente cerebrovascular.

En otros casos, el consumo de este medicamento puede ocasionar otros efectos secundarios como:

  • Mareos
  • Somnolencia
  • Estreñimiento
  • Exceso de sudor
  • Constantes dolores de cabeza
  • Diarrea
  • Gases

Estos vendrían siendo los efectos secundarios más leves. También se pueden generar otros que requerirán de un contacto inmediato con su médico, pues puede traer problemas graves a la salud.

Los efectos secundarios más graves que puede ocasionar el Ketorolaco, son los siguientes:

  • Surgimiento de ampollas en varias partes del cuerpo
  • Moretones
  • Sangrado
  • Los pies y ojos se pueden tornar de un color amarillento
  • Fiebre con altas temperaturas
  • Fatiga

Estos son solo algunos de los posibles efectos secundarios que pueden surgir, ya que estos pueden ser muy variados. Si nota algún cambio importante tras haber iniciado con su tratamiento de Ketorolaco, entonces infórmeselo a su médico a la mayor brevedad posible.

Recomendacionesdel Ketorolaco

Existen ciertos tipos de medicamentos que pueden tener reacciones adversas si se combinan con el uso del Ketorolaco. Por esta razón, debe de proveerle a su médico la información necesaria con respecto a qué otros medicamentos están tomando, independientemente del que se trate.

Por otro lado, también debe de informar si ha sido afectado alguna vez ha tenido hinchazón en las articulaciones o extremidades. Dicho factor podría indicarle al médico que usted padece de patologías circulatorias, por lo que puede considerar si el uso del Ketorolaco es apropiado para esos casos.

Por último, si se encuentra embarazada o planea estarlo, también debe de informárselo a su médico. Como hicimos mención ya, el Ketorolaco está contraindicado para las mujeres que estén en periodo de embarazo o lactancia, puesto a que puede generar problemas en el bebé.

Nuevamente te recordamos que no debes de automedicarte con el Ketorolaco. Este medicamento, a pesar de no ser esteroideo, si puede llegar a presentar síntomas fuertes que, de no seguirse la medicación recomendada por un médico, puede resultar en serios problemas para la salud, los cuales hay que evitar a toda costa.

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *