Para qué sirve el limón

Introducción

El limón es una fruta que ha venido siendo utilizada desde la antigüedad, donde se creía que tenía propiedades medicinales. Hoy en día su consumo no se deriva tanto sobre eso, ya que muchos utilizan al limón principalmente por su sabor ácido, que puede ser el acompañante de varios alimentos, entre ellos, algunas carnes y ensaladas.

Por todo lado, también podemos exprimir el limón para obtener su jugo que, aunque es bastante ácido como para que lo toleren muchos, se le puede agregar azúcar para endulzarlo y así crear la popular limonada, una refrescante bebida que muchos de nosotros hemos tenido la oportunidad de probar.

Los conocimientos del limón con respecto a sus usos en la cocina son varios. Sin embargo, no todos conocemos los beneficios y propiedades de esta fruta. Esta cuenta con importantes cantidades de vitamina C, además de fibra, hierro, magnesio y potasio.

Esto implica que el consumo del limón puede mejorar nuestro estado de salud, aunque también puede ayudar en otros aspectos. Por ejemplo, aquellas personas que siguen dietas ácidas, pueden ver en el limón un medio que servirá para combatir la acidez producida por dicho método de alimentación.

Beneficios del limón

Es diurético

Consumir limón puede ser purificante para nuestro organismo, ya que nos ayuda a liberar aquellas sustancias que no necesitamos. Esto es propio de las sustancias diuréticas, cualidad que tiene el limón gracias a los antioxidantes presentes en esta fruta.

Purifica la sangre

Una vez más, los antioxidantes que se encuentran presentes en el limón, cumplen otras funciones positivas en el organismo, como la de depurar nuestro torrente sanguíneo. Con nuestra sangre libre de cualquier tipo de toxinas, se evitarán enfermedades cardiovasculares y circulatorias.

Baja la fiebre

Distintos medicamentos para combatir la gripe y otras enfermedades comunes, utilizan al limón como ingrediente principal, esto debido a sus bondades y sabor. Si deseas una solución más económica, solo compra un limón y mézclalo con agua caliente.

Esto dará como resultado una bebida que te ayudará a combatir la gripe, resfriados o disminuir la fiebre. Al ser bebida mientras se encuentra caliente, esto hará que tu cuerpo transpire más, siendo esto muy útil para librarte de cualquier toxina.

Combate las infecciones en la garganta

Otro beneficio muy conocido del limón, es que es un antiviral por excelencia. Esto implica que puede preparar una taza de té de limón para curar las infecciones en tu garganta.

Por otro lado, si tienes dolor en la garganta, uno de los remedios más conocidos para aliviarlo, es exprimiendo un limón en un vaso y hacer gárgaras con el líquido. Si repites este proceso dos o tres veces al día, podrás notar cómo el dolor irá disminuyendo hasta desaparecer por completo.

Ayuda con los problemas respiratorios

El limón tiene grandes beneficios para el aparato respiratorio, puesto a que ayuda a limpiar las vías del mismo, permitiendo la libre circulación del aire y evitando que se produzcan obstrucciones que impidan el paso del aire.

Esto es posible gracias a la vitamina C y sus propiedades como antiviral. A su vez, el consumo del limón también contribuye a la mejora de nuestro sistema inmunológico, lo cual es de gran ayuda para prevenir las enfermedades o combatir otras que ya padezcamos, como la bronquitis o el asma.

Tiene antioxidantes

Ya hemos mencionado algunas de las bondades que los antioxidantes del limón tienen para nosotros. Pero no hay que olvidar que estos también previenen el daño causado por los radicales libres.

Esto significa que el daño celular puede ser disminuido, lo que se traduce en una manera de evitar que envejezcamos más rápido de lo que deberíamos.

Alivia los problemas estomacales

Si sufres de estreñimiento, náuseas, acides y otros padecimientos estomacales, beber el agua de limón puede contribuir a la mejora de tu estómago.

Cuida tus dientes

Lucir una sonrisa blanca es algo que muchos desean, pero que no todos poseen. Si te preocupas por la higiene de tus dientes, debes de cepillarte a diario. Claro está que el limón jamás va a sustituir a la crema dental, aunque puedes utilizarlo como un método extra para blanquear los dientes y prevenir el mal aliento.

Por otro lado, si tienes dolor en las muelas, con tan solo utilizar limón en el área afectada te ayudará a reducir el dolor. Esta fruta también es muy utilizada en aquellas personas que sufren de sangrado en las encías.

Te dará una piel más saludable

El limón nos ayuda a mejorar el estado de salud de nuestra piel, tanto interna como externamente. Si lo consumimos, entonces contribuiremos a tener una piel mucho más sana, puesto a que le estaremos dando a nuestro cuerpo las vitaminas esenciales para ello.

Por otro lado, también podemos utilizar el limón directamente en nuestra piel para aprovechar otros beneficios adicionales, como el de prevenir las infecciones en la piel, la acumulación de grasa o curar las cicatrices y manchas.

Hay que resaltar que, en caso de utilizarse el limón de manera tópica, es completamente necesario hacerlo durante la noche. Si la piel impregnada con el jugo de limón hace contacto directo con los rayos del sol, puede traer problemas a la piel en lugar de beneficios.

Forma parte de muchos productos de limpieza

Lavaplatos, limpiadores, desinfectantes, jabones; son muchos los productos que son elaborado a base de limón. Además de desprender un olor bastante agradable para nuestro olfato, las propiedades antivirales que posee esta fruta son la razón principal por la que se encuentra presente en varios productos de limpieza.

Podemos utilizarlo en la cocina

El limón se suma a esas frutas que se llevan muy bien con diferentes platillos, especialmente las carnes. Si eres de los que le encanta descubrir nuevos sabores y aromas, puedes añadir un toque de jugo de limón a las carnes o ensaladas que prepares, recuerda no exagerar mucho para que el ácido no sea el principal sabor.

Propiedades del limón

Ya habiendo explicado todos los beneficios para la salud que nos brinda el limón, podemos concluir que esta fruta cuenta con propiedades:

  • Digestivas
  • Depurativas
  • Astringentes
  • Expectorantes
  • Antiulcerosas
  • antibacterianas
  • refrescantes
  • alcalinizantes
  • antioxidantes

Cabe destacar que estas propiedades pueden variar dependiendo del estado en que se encuentra el limón. Al momento de elegirlos, asegúrate de que estos siempre muestren su característico color verde, que vendría siendo el que más beneficios nos brindan.

Por otro lado, asegúrate de que el limón no este seco o presente manchas de colores. Para conocer mejor su estado, también puedes tomarlo y aplicar un poco de fuerza sobre él. Este no debe de estar no muy rígido, ni muy blando.

Contradicciones del uso excesivo del limón

Si hay algo que caracteriza al limón, es su sabor ácido, que no puede ser tolerado por muchos, a menos que sea mezclado con agua o azúcar. Este factor, puede causar una serie de problemas en nuestro cuerpo, especialmente si bebemos el agua de limón con demasiada frecuencia.

Deteriora el esmalte de los dientes

¿Recuerdas que dijimos las propiedades como blanqueador de dientes del limón? A pesar de ser ciertas, tampoco podemos abusar de su uso. Cuando el líquido del limón entra en contacto con los dientes, puede ocasionar que el esmalte se erosione, haciendo que nuestra dentadura se vuelva más sensible.

Una recomendación que te podemos dar, es no utilizar seguidamente el limón para blanquear los dientes. En caso de que lo hagas, mézclalo con agua para reducir sus efectos, y recuerda enjuagar bien tu boca con agua pura una vez que termines.

Provoca acidez en el estómago

El limón es delicioso y refrescante si lo tomamos en forma de limonada, pero su consumo en exceso puede traernos como consecuencia una terrible acidez en el estómago. Esto puede generar ardor en el pecho. Si notas este síntoma al beber limón, abstente de hacerlo por un par de días.

Genera frecuentes ganas de orinar

Muchos de los que beben jugo de limón, tienen la tendencia de ir al baño frecuentemente. Quizás pensemos que se debe al líquido en sí, puesto a que cualquier bebida puede llegar a tener los mismos efectos.

Con el limón esto es un poco diferente. Anteriormente mencionamos que esta fruta cuenta con buenas cantidades de vitamina C. Si tienes conocimiento sobre ella, probablemente sabrás que se desempeña como un diurético, lo cual hace que nuestro organismo elimine los líquidos y toxinas con mayor rapidez.

En resumen, si bebes jugo de limón sentirás la necesidad de ir al baño de manera más frecuente.

Puede causar deshidratación

Beber limón puede llegar a causar un estado de deshidratación, y eso se debe a la acidez de la fruta. En estos casos, te recomendamos que añadas mucha más agua que limón al momento de preparar tu limonada, para que así crees un efecto totalmente opuesto.

Conclusiones finales sobre el limón

Bien sea en el ámbito de la limpieza, cocina o salud, hemos podido observar cómo el limón se logra desenvolver en cualquier área sin ningún tipo de problemas. A pesar de ser una fruta de tamaño pequeño, su intenso y ácido sabor aportan grandes beneficios para nosotros, siendo aún más que algunas otras frutas de mayor tamaño y precio.

Si lo tuyo son las bebidas, entonces puedes preparar una rica limonada. Con un litro y medio de agua y dos limones pequeños, tendrás para disfrutarla durante varios días. Recuerda que puedes añadir azúcar para contrarrestar un poco la acidez del limón, previniendo así la deshidratación.

El limón es una fruta que no puede faltar en tu hogar. Si desconocías todos los beneficios que brinda a nuestra salud, ahora tienes varias razones para ir a la tienda y comprar unos cuantos.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.