Para qué sirve el maíz

Existen plantas cuyo consumo no es algo que se conoce recientemente. De hecho, el maíz es una de las más antiguas de todas. Se sabe que fue utilizada como un alimento indispensable en las civilizaciones precolombinas de hace 6.000 años, aunque no sabemos si para aquel entonces se tenía conocimiento de todos los beneficios y propiedades que nos ofrece, ya que solo era visto como un alimento.

Luego de la llegada de los españoles, estos vieron todo el potencial que tenía el maíz, por lo que decidieron llevarlo a Europa para empezar con la siembra del mismo. Desde ese momento esta planta empezó a extenderse por todo el mundo, llegando a ser en la actualidad la segunda que más se cultiva en el mundo, luego del trigo.

Propiedades del maíz

Dentro del maíz podemos encontrar una gran variedad de vitaminas y minerales, siendo estos muy importantes para el funcionamiento de nuestro cuerpo en general. Comer maíz te ayudará a estar mucho más sano, debido a que tiene excelentes propiedades como:

Antioxidante

Una de las características más importantes del maíz en el tema de la salud, es que es un poderoso antioxidante. Esto implica que su consumo habitual nos ayudará a combatir los radicales libres, causantes de la vejez y hasta de enfermedades cancerígenas.

De hecho, se conoce que ciertos componentes que se encuentran presentes en el maíz, han sido empleados en tratamientos para combatir el cáncer de mamá o próstata.

Las propiedades como antioxidantes del maíz son ejemplares. Sin embargo, podemos mejorarlas si lo sometemos a un proceso de cocción, que es como se utiliza normalmente en la cocina.

Vitaminas

Las vitaminas abundan en el maíz. A pesar de tener del complejo B y E, la vitamina A es la que más abunda en su interior. Por medio de su consumo, mejoraremos ciertos aspectos de nuestro organismo, como los de la vista o piel.

Debido a estas propiedades, muchos médicos suelen recomendar el maíz a las mujeres que se encuentran embarazadas, puesto a que ayuda a un crecimiento sano del feto.

Minerales

El cobre, manganeso, zinc, hierro y fósforo. Son minerales que juegan un papel de gran importancia para el organismo. Previenen padecimientos como la anemia o enfermedades cardiacas, por lo que es completamente necesario añadirlos a nuestra dieta.

¿Y adivina qué? El maíz tiene grandes cantidades de estos minerales, por lo que su consumo es vital para mantener nuestra salud integra.

Proteínas

Son muchas las plantas que cuentan con importantes cantidades de proteínas. Pero en el caso del maíz, tan solo una taza de este puede aportar a nuestro cuerpo el 9% de lo que necesitamos al día para poder desempeñarnos en todas nuestras actividades sin problemas.

No hay que olvidar que el maíz, a pesar de ser beneficioso en este aspecto, no es portador de todos los aminoácidos que requieren nuestro cuerpo, razón por la cual es recomendable consumirlo con otros alimentos que aporten lo necesario, siendo el caso de los frijoles.

Fibra

La fibra presente en el maíz puede ayudarnos a prevenir el estreñimiento, debido a que regula la digestión. Además de ello, con su consumo también podremos nivelar el colesterol de nuestro cuerpo, evitando de esta manera la aparición de enfermedades cardiovasculares.

Beneficios del maíz

El maíz no solo es adoptado por muchos debido a su excelente sabor y fácil preparación. De hecho, son muchos los conocedores de los beneficios que tiene para ofrecernos. Si desconoces cuáles son, entonces te los explicaremos:

Previene el cáncer de colon

Cualquier tipo de cáncer, puede representar un peligro para nuestra salud. El de colon no es la excepción, y es por ello que debemos de evitarlo a toda costa. ¿Cómo? Resulta ser que el maíz contiene buenas cantidades de ácido fólico, que previenen la evolución de la mucosa que se encuentra en pólipo, lo cual ocasiona que se genere un tumor.

Su consumo es recomendado para las mujeres embarazadas

Para un buen crecimiento del feto, la madre necesita llevar una dieta que implique el consumo de alimentos ricos en vitamina B. El maíz es uno de ellos, y es la razón por la que es muy recomendado en mujeres embarazadas, puesto a que ayuda a prevenir cualquier tipo de malformaciones en el feto.

Disminuye los riesgos de ataque al corazón

La vitamina B1 que se encuentra presente en el maíz, ayuda a prevenir los ataques cardiovasculares, siendo la razón principal por la que consumirlo de manera habitual te ayudará a mejorar el estado de salud de tu corazón.

Previene las enfermedades degenerativas

Ya destacamos esto en las propiedades del maíz, aunque hay que hacer hincapié nuevamente. El maíz tiene poderosos antioxidantes que reducen significativamente el daño ocasionado por los radicales libres, que son los responsables de la vejez y otros problemas degenerativos, como lo es el caso del Alzhéimer.

Tiene pocas calorías

Son varios los alimentos que nos brindan beneficios similares a los del maíz, aunque cuentan con la desventaja de tener altas calorías, lo cual no es muy positivo para algunas personas, especialmente las que desean bajar de peso.

Añadir el maíz a tu dieta no sería un problema en lo absoluto. Tan solo 60 gramos de este contienen86 calorías, siendo una cantidad muy baja si la comparamos con el resto de los beneficios que nos brinda.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que dichas calorías son las que añadiremos a nuestro cuerpo si consumimos el maíz solo. En caso de agregarle algunos ingredientes extras, como salsas, entonces puede incrementar la cantidad.

Tiene excelentes propiedades para la salud

A pesar de tener sus orígenes en la América, el maíz ha sido bien aprovechado por otras culturas como la china, en donde se utiliza frecuentemente dentro de la medicina tradicional. Los usos que se le dan son los siguientes:

  • El maíz previene el sangrado en exceso
  • Se puede beber como un té que ayuda a solucionar diversos problemas urinarios, además de que también incrementa la cantidad de orina que expulsamos.
  • Es un excelente desintoxicante para nuestro organismo. Como muchos saben el maíz es diurético.
  • Según la medicina tradicional china, el uso del maíz en los casos de hepatitis suele dar resultados muy positivos.

Reduce el colesterol

En nuestro organismo se encuentran dos tipos de colesteroles, el bueno y malo. No hay que explicar cual de ellos representa un problema para nuestra salud, debido a que es algo más que obvio.

Pero lo que, si debes de conocer, es que la cáscara del maíz tiene propiedades que nos ayudan a disminuir los niveles del colesterol malo, previendo una serie de problemas que se podrían desatar, como enfermedades en el corazón.

Efectos secundarios del maíz

En general el maíz no suele representar problemas para la mayoría de las personas que lo consumen, aunque si existen algunos síntomas que se pueden presentar dependiendo de la manera en que el organismo puede reaccionar.

Reacciones alérgicas

Comer maíz puede llegar a presentar ciertas reacciones alérgicas, que ocasionan erupciones en la piel, vómitos, entre otras más. Aunque son muy remotos los casos, existe la posibilidad de que se sufra un ataque de asma luego de comer este alimento.

La razón principal por la que se producen estos síntomas, se debe a que el organismo de la persona probablemente no pueda digerir ciertas proteínas que se encuentran presentes en el maíz.

Puede incrementar los niveles de azúcar en la sangre

Por esta razón es que el maíz no suele ser recomendado para las personas que padecen de diabetes. Se conoce que posee una cantidad razonable de hidratos de carbono, los cuales contribuyen al aumento de la glucosa, algo no muy beneficioso para los diabéticos.

Sacar por completo el maíz del menú sería algo exagerado. Los diabéticos pueden consumirlo, aunque en cantidades moderadas para evitar cualquier tipo de problemas.

Causa flatulencia

Cuando consumimos maíz, es muy probable que los almidones que se encuentran presentes en el alimento, se descompongan en el intestino grueso. En consecuencia, se convierten en grandes cantidades de gas, siendo el causante de las flatulencias.

Provoca caries

Si has probado el maíz, de seguro conoces el sabor dulce que tiene. Esto se debe a que contiene azúcares, uno de los mayores enemigos para nuestros dientes, pues es el principal responsable en ocasionar caries.

Esto no quiere decir que comer maíz sea igual a hacerlo con una golosina. Tampoco se dan muchos casos en donde este alimento sea el causante de las caries, aunque todo dependerá también de la higiene bucal.

Aumenta el peso

Puede llegar a ser una ventaja para aquellas personas que desean exactamente eso, pero no para las que intentan bajar esos kilos de más. El maíz cuenta con carbohidratos, que son los responsables en el aumento de peso.

Riesgo de pelagra

A pesar de lo beneficioso que puede ser el consumo del maíz, este no puede representar la fuente principal de nuestra alimentación diaria. El maíz no cuenta con muchos aminoácidos importantes para nuestro organismo, y cuya falta puede desatar una enfermedad conocida como la pelagra.

Por esta razón, te recomendamos siempre utilizar el maíz como un acompañante de tus platillos, y no como la fuente de alimento principal en tus dietas.

Cabe resaltar que estos efectos secundarios no suelen presentarse en la mayoría de los casos. De ser así, entonces el maíz no sería tan popular como lo es en la actualidad, no solo por su dulce sabor y fácil preparación, sino por la gran cantidad de beneficios que pueden brindarnos a nuestra salud.

Recuerda siempre establecer un equilibrio en tu alimentación y no depender del maíz todo el tiempo. Su consumo en exceso tampoco es beneficioso, aunque no está de más que compres varios para darles el uso en la cocina que más desees.

tags:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *