Para qué sirve el meloxican

Introducción

Tanto adultos como jóvenes (estos en menor proporción), pueden llegar a ser afectados por la artritis, una enfermedad que puede generar gran dolor debido a la inflamación de las articulaciones. Si no se trata con la ayuda de la medicación, los síntomas pueden llegar a ser mucho peores al pasar los años, dejando un daño casi irreparable.

Para estos casos, siempre se busca un medicamento que, además de ser efectivo, no traiga muchos efectos secundarios a la salud; y que también sea acto para los niños. El meloxican es uno de los más efectivos, ya que reduce el dolor ocasionado por la artritis.

Al ser un medicamento que carece de esteroides, suele ser muy recomendado para los médicos. Como se hizo mención anteriormente, principalmente se utiliza para tratar la artritis reumatoide u osteoartritis en personas de mayor edad, aunque también tiene el mismo nivel y eficiencia en los niños, siempre y cuando la edad de lo mismos sea mayor a los dos años.

Cosas que debes de tener en cuenta antes de utilizar el meloxican

El tratamiento con meloxican debe de ser en periodos cortos. Si se medica por mucho tiempo, esto le puede generar ciertos problemas en la salud, siendo los más frecuentes ataques en el corazón o accidentes cerebrovasculares. Este riesgo puede aumentar si ya sufres del corazón.

Tampoco debes de utilizar este medicamento si has sido sometido recientemente a una cirugía. En todo caso debe de consultar con su médico para determinar cuánto tiempo debe de esperar para utilizar el meloxican después de haber sido operado.

Los adultos mayores tienen a ser un poco más sensibles ante cualquier medicamento. Esto también se aplica con el meloxican, que en el peor de los casos podría ocasionarles sangrado en el estomago o intestinos. De ser así, lo más recomendable es que se suspenda su uso y se acuda al médico para evitar que los problemas pasen a mayores.

¿Qué información es necesaria darle al médico antes del uso del meloxican?

La mejor manera de prevenir cualquier tipo de accidente que pudiera ocasionas el meloxican, es dándole a su médico toda la información necesaria. Por ejemplo, si sufre de problemas en el corazón, es probable que sea victima de un ataque cardiaco mientras está tomando este medicamento, por lo que primero debe de consultarlo con su médico.

En caso de que el médico determine que no es riesgoso seguir un tratamiento con meloxican, te dará la dosificación necesaria para prevenir cualquier accidente.

También debe de notificar si presenta algún tipo de alergia a los compuestos que s encuentran en el meloxican, para así evitar reacciones adversas. Adicionalmente, también debe de informar los siguiente:

  • Si es un fumador habitual o sufre de problemas en el corazón, como ya mencionamos anteriormente.
  • Si alguna vez ha sufrido de un ataque al corazón.
  • Si anteriormente ha padecido de úlceras en el estómago o sangrado en el mismo.
  • Si es una persona que sufre de asma.
  • Si tiene problemas en los riñones.
  • Si sufre de retención de líquidos.
  • Si se encuentra en estado de embarazo o planea quedarlo mientras se medica con meloxican.

Administración del meloxican

Es muy importante tener en cuenta que se debe de llevar un control con el consumo de este medicamento. Será el doctor quien determine cuantas y a qué horas debe de consumir cada una de las dosis. A pesar de que en la etiqueta de la caja se muestre lo recomendado, siempre es necesario que un experto evalúe primero la situación.

Las pastillas no suelen de requerir gran esfuerzo para consumirla, puesto a que solo hay que tomar una. En el caso de tratarse de una suspensión oral, entonces debe de ser más exacto con la cantidad que se estará administrando, por lo que es recomendable utilizar una jeringa para medirla.

En caso de que haya olvidado tomar una dosis, siga con normalidad el tratamiento. No intente reponer la dosis que ya ha perdido, ya que esto puede ocasionar una sobredosis, por lo que podrías presentar mareos, vómitos o la pérdida de consciencia.

Recuerde que el meloxican debe de almacenarse en un lugar seguro y fuera del alcance de los niños. El medicamento no debe de ser sometido a ciertas condiciones climáticas, como el calor o la humedad, por lo que no se recomienda almacenarlo en el baño o lugares muy calientes.

Efectos secundarios del meloxican

A pesar de ser un medicamento no esteroideo, el meloxican puede presentar ciertos efectos secundarios que son completamente normales, aunque si se hacen más fuertes pueden requerir de una intervención médica o suspensión de su consumo.

Si presenta alguno de estos efectos, lo más recomendable es que se comunique con su médico lo más pronto posible.

  • Por más mínimo que sea, si empieza a salir sarpullido en tu piel, debes de acudir al médico.
  • Problemas respiratorios, como la falta de aire.
  • Incremento en el peso en luego de un par se semanas de haber iniciado con el tratamiento de meloxican.
  • Si notas sangre en las heces, es probable que tu estomago presente sangrado.
  • Dificultad para orinar.
  • Dolor de garganta, sensación de ardor en los ojos o hinchazón del rostro.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.