Para qué sirve el mentol

Introducción

La menta es una planta muy conocida debido a su aroma, y la sensación que produce en nuestra boca. Si has tenido la oportunidad de introducir en tu boca alguna de sus hojas, de seguros sentiste un sabor refrescante, siendo la razón principal por la que se utiliza para la fabricación de varios productos, como dulces, chicles, caramelos, entre otros más.

Pero todas las bondades de esta planta no acaban allí. Otro uso que se le da, es para aliviar la inflamación o mejorar los síntomas que son producidos por el asma, la congestión nasal, dolores estomacales, entre otros más. Esto es posible gracias a un producto llamado mentol, que quizás muchos de nosotros hayamos tenido la oportunidad de utilizar en ocasiones anteriores.

¿Qué es exactamente el mentol? ¿Por qué es tan bueno para nuestra salud? Todo esto lo estaremos detallando en el presente artículo, sin olvidar que el uso de este compuesto puede llegar a presentar algunos efectos secundarios, algo de lo que cualquier persona podría estar propenso a sufrir, aunque no necesariamente tenga que hacerlo. De hecho, los efectos secundarios que se producen con el mentol son escasos.

Funciones del mentol

El mentol se trata de una sustancia que es extraída de la menta, y se caracteriza por tener una composición cristalina y algo cremosa. Sin embargo, si la exponemos a temperatura ambiente o en lugares calorosos, esta se derretirá, razón por la cual debemos de mantener el producto en un lugar fresco de nuestro hogar. El baño puede ser una gran elección.

Esta crema tiene muchos usos a nivel externo. Por ejemplo, las personas que sufren de asma o congestión nasal, pueden aliviarse al untar un poco de mentol sobre el área del pecho, esto creará un efecto de alivio gracias a las propiedades que posee esta planta, que han venido siendo utilizadas desde la antigüedad.

Otra de las grandes propiedades que posee el mentol, es que se desempeña también como un excelente anti-inflamatorio. Colocando esta sustancia sobre la piel y en la zona en donde se presente el dolor muscular, ayudará a que nuestro músculo se desinflame, reduciendo así el dolor que esto puede llegar a producir.

Entre otros usos que se les puede dar al mentol, tenemos los siguientes:

  • Como compuesto para darle sabor y efecto refrescante a los caramelos
  • Cremas que se aplican en la piel para disminuir la picazón
  • Enjuagues bucales
  • Cremas que curan ciertas infecciones
  • Inhaladores que descongestionan la nariz
  • Ungüento para desinflamar músculos
  • Como un medicamento empleado para las encías, garganta y boca

Beneficios del mentol

Debido a sus propiedades analgésicas y anti-inflamatorias, el mentol es un remedio natural que trae grandes beneficios tras su uso. Algunos de los más notables, son los siguientes.

  • Si usted sufre de malestar estomacal, puede preparar una infusión con mentol. Esto de seguro le ayudará a aliviar el malestar.
  • Sorprendentemente, el mentol actúa de manera excepcional si lo usamos de manera tópica en el pecho. Anteriormente expusimos cómo esto puede contribuir a disminuir ciertos síntomas del asma, aunque también es muy empleado para reducir la grasa que se encuentra acumulada en dicha zona.
  • El mentol se destaca por sus propiedades curativas para las enfermedades respiratorias. Bien sea utilizándose de manera externa o interna, este componente contribuirá junto con otras medicinas al alivio del asma, bronquitis, resfriados y más.
  • Puede aliviar la picazón ocasionada por mosquitos y otros insectos.
  • Una pequeña infusión de esta planta, acompañada de agua, se convierte en un enjuague bucal que dejará tu aliento fresco y con olor a menta.

Efectos secundarios del mentol

A pesar de ser un compuesto bastante utilizado, y que proviene de una de las plantas más inofensivas que podemos encontrar, el uso no apropiado del mentol puede llegar a traer efectos perjudiciales para nuestra salud, tanto externa como internamente.

Si se ha utilizado el mentol en loción para tratar el dolor muscular, existe la posibilidad de que se presenten algunas reacciones alérgicas. Cabe destacar que no todas las personas tienen la misma tolerancia con esta planta. En el caso de las que son más sensibles a este compuesto, pueden presentar erupción a nivel de la piel, irritación en la zona donde se colocó el mentol, enrojecimiento y urticaria.

Las pomadas que igualmente son utilizadas para desinflamar cierta parte de nuestro cuerpo, también pueden generar reacciones alérgicas a la piel. En caso de que estos problemas lleguen a mayor escala, se puede producir inflamación del rostro, lengua boca y labios.

Cuando una persona padece de congestión nasal, se le suele aplicar un poco de spray nasal hecho con mentol para descongestionarla. Si se aplica de manera incorrecta, puede traer efectos adversos, causando en la paciente irritación en la nariz, dificultad para respirar o tragar y opresión en el pecho.

Contraindicaciones del mentol

El desconocimiento es una de las mayores razones por las que se producen problemas luego de utilizar el mentol, ya que existen ciertos factores que pueden ocasionar los efectos secundarios que mencionamos anteriormente. Bajo circunstancia, debe de utilizar el mentol en los siguientes casos:

  • En niños que sean menores a los tres años
  • Si ya se encuentra utilizando otra crema analgésica. La combinación de estos dos compuestos puede traer reacciones adversas en la piel
  • En heridas abiertas, puesto a que el efecto refrescante del mentol puede ocasionar irritación y ardor extremo
  • Si hay infección en la piel
  • En la mucosa, puesto a que puede causar un grave caso de irritación

A pesar de que aún no existen pruebas suficientes que determinen el uso del mentol em mujeres embarazadas, lo mejor que puedes hacer en estos casos es limitarte con su uso. Lo más apropiado, sería que utilices el mentol de manera externa, ya que ingerirlo podría ocasionar o no problemas en el desarrollo de su bebé. Como no se tiene conocimiento pleno sobre esto, lo más sensato sería evitarlo para prevenir los problemas.

Sobredosis de mentol

En el caso de que ingieras el mentol para calmar los problemas estomacales u otros síntomas, debes de tener en consideración que su uso en exceso puede ocasionar una sobredosis, que se traducirá en problemas para varias zonas de tu cuerpo, como la vejiga, riñones, pulmones y hasta en el propio sistema nervioso.

Puede notar que tiene una sobredosis de mentol si presenta los siguientes síntomas:

  • Sangrado al orinar
  • Si su respiración se ve afectada
  • Dolores en la zona abdominal
  • Vómito
  • Nauseas
  • Diarrea
  • Aumento en la frecuencia cardiaca
  • Mareos
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento

Si algunos de estos síntomas le afectan, o tiene otros que se han producido luego del uso del mentol, entonces deberá de ponerse en contacto inmediato con su médico. Esto te ayudará a evitar que los problemas o efectos secundarios se hagan mucho mayores.

El mentol siempre está relacionado con el típico ungüento que solemos aplicarnos en la piel, bien sea para aliviar la congestión nasal o combatir la picazón ocasionado por los insectos. Sin embargo, ahora sabes que este compuesto tiene muchos más usos que pueden ser de gran beneficio para nuestra salud.

Como siempre, te recordamos que todo en exceso es malo. Si ingieres algún tipo de mentol comestible, entonces debes de controlar la frecuencia con que lo haces, puesto a que se puede producir una sobredosis que presentará los síntomas ya expuestos.

tags:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *