Para qué sirve el Miconazol

Introducción

Los productos farmacéuticos que encontramos hoy día en los distintos establecimientos comerciales, han sido fabricados industrialmente por personal altamente calificado tras largas y exhaustivas jornadas en las inmediaciones de los laboratorios científicos, donde constantemente se desarrollan innovadoras técnicas que resultan útiles, a la hora de hacernos llegar en nuestras manos excelentes fórmulas ideadas para tratar padecimientos puntuales. Algunas de ellas varían en sus presentaciones y hasta en sus nombres, pero llevando por igual los mismos componentes o varios muy afines, que se incorporan como ingredientes complementarios los cuales a su vez, resaltan los atributos de aquéllos primarios o bien del principio activo que las caracterizan.

Es de este modo que logramos combatir diversas afecciones que comprometen a nuestra salud, incluso las que son generadas por una inevitable interacción con ésos elementos externos que habitan en el medio o entorno que nos rodea y donde nos movilizamos diariamente, de los que no quedamos exentos por estar expuestos a ellos en mayor o menor medida. Sin embargo, indistintamente de cuál sea el grado de la afectación causada por el paso de dichos inquilinos indeseables a nuestro organismo, lo cierto es que repercuten negativamente sobre el bienestar físico en general y es por tal motivo que toca contrarrestarlos a tiempo, asegurándonos de que no se extiendan por más áreas del cuerpo.

Propiedades del Miconazol

Porque justamente una acción que dé respuesta inmediata a este problema puede resultar crucial al momento de solventarlo con eficacia, contraatacando a los microorganismos enemigos que bajo ningún concepto son bienvenidos, sino en cambio mal vistos por todo el daño que son capaces de producir en cuestión de unas horas. Y es debido a su rápida propagación que no podemos aventurarnos a experimentar con diferentes alternativas, por lo tanto es mejor erradicarlos con un medicamento de efectividad comprobada para estos casos, como por ejemplo el Miconazol que actúa por su síntesis en forma de nitrato el cual es obtenido del compuesto denominado 1-fenetilimidazol.

Al ser derivado de la sustancia antes mencionada, es por ello que se le confieren sus propiedades antifúngicas o antimicóticas las cuales, por supuesto, son perfectas para aprovecharse en el diagnóstico de varias infecciones que tengan lugar en la piel, a consecuencia de hongos o levaduras y también, para atender otras de orden secundario provocadas por bacterias gram positivas. El papel que desempeña como protagonista en estas situaciones adversas, es determinante para impedir el crecimiento y por ende, la proliferación de éstos al inhibir la sintetización de los ácidos grasos y el ergosterol que en definitiva, causará un desequilibrio en las mucosas donde se alojan al modificar su consistencia.

Beneficios del Miconazol

Ya tenemos una idea sobre cuáles son las circunstancias en donde resultará apto el uso de este fármaco tan potente, aunque siempre quedará sujeto a las indicaciones e instrucciones que un profesional de la salud nos señale en medio de la consulta médica, en la que muy probablemente nos lo sugerirá como el más ideal para deshacernos de ésas desagradables molestias de carácter cutáneo entre las que se destacan:

  • Las infecciones bucales que se desprenden del uso de una prótesis odontológica, que por una mala higiene puede dispersar dentro de la cavidad bucal una levadura llamada candida albicans.
  • Este mismo hongo microscópico, no sólo es responsable de desencadenar la candidiasis bucal, sino también vaginal que pasa a ser una infección ginecológica capaz de provocar inflamación entre la vulva y la vagina o vulvovaginitis, que se acompaña de prurito o comezón intensa e incremento o cambios en el aspecto del flujo.

  • Además, esta levadura puede estar presente en la otomicosis o micosis del oído externo que, igualmente, es producida por un hongo del género aspergillus y ataca al conducto auditivo al punto de generar oclusión.
  • Una vez más, la candida albicans se hace presente en la dermatitis de contacto que es común en bebés entre los cuatro y ocho meses por el uso del pañal, la cual es causante de una fuerte inflamación entre la zona genital y del ano, pudiendo muchas veces alcanzar otras como los muslos y el abdomen de los infantes afectados.

  • Pero aparte, dicha levadura es desencadenante de la paroniquia crónica que se manifiesta en personas que exponen con frecuencia sus manos o pies a la humedad y altera el desarrollo normal de las uñas.
  • Por último, para los distintos tipos de tiña (corporis, curis, pedís y versicolor) que tienen su origen en hongos dermatofitos altamente contagiosos de una persona a otra a través de la sarna o el pie de atleta, con excepción de la pitiriasis versicolor que parte del hongo malassezia el cual habita en la piel y se reproduce cuando cuenta con las condiciones aptas para su formación, como la humedad o producción excesiva de sebo y un sistema inmunológico deficiente.

Administración y efectos secundarios del Miconazol

Así como en humanos, el Miconazol se emplea para animales domésticos, específicamente en perros y gatos para eliminar la dermatitis o la tiña con una formulación exclusivamente diseñada con fines veterinarios, que se adquiere en su presentación en crema y también como champú. En ambos casos, se deben seguir estrictamente cada uno de los pasos señalados en los respectivos empaques de dichos productos, mientras que en las personas que tengan una infección por dermatofitos o candida albicans, la orientación recibida por parte de un experto en la materia marcará la diferencia para hallar la mejoría con la opción que considere más adecuada.

A pesar de comercializarse en múltiples formatos, bien sea en líquido (crema, loción, gel, aerosol o spray) o sólido (polvo), todos ellos surten exactamente el mismo efecto deseado y en ciertas circunstancias, contarán con un complemento para las mujeres como lo es el óvulo o supositorio vaginal. Lo prudente es que tenga unas normas mínimas de cuidado cuando vaya a utilizar cualquiera de estas formulaciones, de modo que tanto sus manos como el área a tratar estén lo suficientemente limpios desinfectándolos por medio del lavado con agua y jabón neutro, a menos que emplee guantes y un aplicador descartable para mayor comodidad y seguridad.

De ser así, en el caso de las féminas que utilicen Miconazol para una infección vaginal lo recomendable es que antes de dormir coloquen en este dispositivo la cantidad de crema (generalmente diez mililitros) o el supositorio, para que con ayuda del mismo logren insertarlo fácilmente halando el desatascador que lo libera; se sugiere que el tratamiento se cumpla de tres días a una semana. En tanto que para la candidiasis bucal, la dosis de gel que ha de administrarse se reduce a la mitad (cinco mililitros) hasta cubrir la zona que esté comprometida por la lesión, repitiendo el procedimiento cuatro veces al día por una semana.

Para afectaciones de menor complejidad como la tiña, se indica una cantidad mínima de loción dos veces al día por un par de semanas, que puede o no ser complementada con el polvo que se distribuye entre las sábanas y la ropa o el calzado usado por el paciente; para el pie de atleta, se aconseja extender el tratamiento por veintisiete días o un mes completo.

Como dato importante, no hay que olvidar que entre las reacciones adversas que se presentan más allá de una reacción alérgica al producto, están un aumento de la temperatura corporal y del flujo vaginal (mujeres), malestares estomacales con náuseas e irritaciones cutáneas; de ser persistentes e interferir con el desenvolvimiento normal de sus actividades cotidianas o no hallar mejoría, comuníquese cuanto antes con su doctor o el personal de emergencias.

Fuente| Wikipedia

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.