Para qué sirve el monitor

Introducción

Solemos manejar diferentes dispositivos y periféricos sin siquiera tener plena idea de lo que son o cómo funcionan. Si tienes un ordenador, entonces deberías de saber que este debe de ir obligatoriamente conectado a un monitor, debido a que es el periférico que se encarga en mostrar la imagen.

A pesar de parecer algo que no requiere de ningún tipo de explicación adicional, es necesario conocer todo acerca sobre el monitor, incluyendo su significado y funcionamiento.

El monitor se trata de un dispositivo de salida, que se encarga de mostrarnos elementos visuales procedentes del ordenador. Básicamente, cada ordenador cuenta con un chip de video integrado, el cual procesa todas las imágenes y las envía hacía nuestro monitor para que las podamos ver. Para ello, se requiere de una conexión por medio de un cable.

Cabe mencionar que no todos los monitores son iguales, funcionan de la misma manera, o nos brindan una calidad de imagen igual. Primero que nada, hay que destacar que los más antiguos, cuentan con un conector VGA, que se encarga de transmitir una señal analógica.

Por otro lado, aquellos monitores que cuentan con un conector DVI, son capaces de trasmitir una imagen análoga, mientras que los más recientes, cuentan con una entrada HDMI. Por medio de este cable, se puede obtener una calidad de imagen muy superior a los otros do ya antes mencionados.

Historia del monitor

Los primeros ordenadores no dependieron de un monitor. En lugar de ello, estos emitían una serie de luces que mostraba al usuario si este realizaba alguna instrucción en la computadora.

Al cabo de unos años, se siguió buscando otro medio para que los ordenadores mostraran datos de una manera más eficiente, y de allí fue donde surgió la tarjeta perforada, por medio de la cual los usuarios podían ejecutar programas en el ordenador.

Siguiendo con la cronología, en los años 60 surgió otra invención más, aunque esta aún no se acercaba a una pantalla. Se trató del teletipo, un aparato que imprimía todos los datos que se llevaban a cabo en la computadora, para que así estos pudieran ser vistos.

Diez años después, fue donde se empezaron a inventar los primeros monitores CTR, los cuales solo emitían un solo color, aunque para aquel entonces ya era un avance importante en el mundo de la tecnología, especialmente para la compañía IBM, quien fue la responsable en desarrollarlo.

IMB continuó con el desarrollo de otro monitor tres años luego, en donde surgió uno llamada EGA (Enhanced Grapichs Adapter). A diferencia del primer modelo inventado, este tenía soporte para 16 colores, además de que alcanzaba resoluciones superiores.

No fue hasta el año 1987 en donde apareció el primer monitor estándar VGA, que es uno de los que más conocemos en la actualidad, y que algunos aún siguen utilizando.

Con la llegada de este monitor, se empezó a sacarle provecho a las resoluciones y calidad de imagen que brindaban, por lo que diversos fabricantes optaron por introducirse en el mundo de las tarjetas de video, siendo NVIDIA y ATI las primeras compañías en hacerlo.

Tipos de monitores

En el mercado podemos encontrar una gran variedad de monitores, que pueden ser de diversos tamaños o composición distinta. Los tipos de monitores se pueden definir dependiendo de su pantalla.

Monitor con pantalla LED

La denominación LED se de debe a que estos monitores utilizan diodos emisores de luz para la transmisión de imagen. La resolución de estos monitores puede ser alta, aunque la más mínima que posee, es de 1024×768.

Monitor táctil

El funcionamiento de los monitores táctiles es bastante similar al de las pantallas de los teléfonos inteligentes. Cuentan con una superficie que es sensible al tacto, y que nos permite realizar cualquier cosa en nuestro ordenador sin la necesidad de tener que recurrir a un mouse.

Estos monitores no siempre son útiles para todas las personas, ya que están dirigidos principalmente a aquellos que manejen programas gráficos y de diseño.

Monitor OLED

Este tipo de monitores son los menos comunes entre los usuarios. Y esto no se debe a que sean de mala calidad, de hecho, son todo lo contrario. En materia de monitores, los OLED son los más actuales y desarrollado, ya que su funcionamiento se basa en un diodo orgánico de emisión de luz.

La calidad de imagen que proporciona este monitor, es muy superior al de los anteriores. De hecho, tiene soporte para resoluciones de 4K, lo cual lo hace el periférico deseado para todas aquellas personas amantes de los videojuegos.

Independientemente del tipo de monitor que se trate, todos cumplen la misma función, que es la de proyectar todos aquellos datos que la tarjeta gráfica (integrada o externa) ha procesado. Gracias a esto, tenemos una excelente calidad de imagen.

Gracias a los importantes avances que se dieron, ya no tenemos la necesidad de tener que guiarnos por luces que se encienden o apagan tras realizar un comando, o esperar a que otro aparato se encargue de imprimir los datos, ya que todo es mucho más fácil con la ayuda de los monitores.

tags:

Agregar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *