Para qué sirve el plátano

Introducción

Las frutas y vegetales son una base esencial para la alimentación del ser humano. A pesar de ser popularizado el consumo de productos animales en la dieta diaria, nunca se debe olvidar que los alimentos provenientes de plantas son grandes fuentes de vitaminas, minerales y una larga lista de suplementos vitalicios para el correcto funcionamiento del organismo.

Son muchos los productos comerciales que provienen de ciertas frutas y vegetales procesados, para poder aprovechar todos sus beneficios. Pero hay que destacar que se pueden aprovechar sus propiedades al máximo si se consumen naturalmente. El plátano, es una fruta de sabor dulzón, que suele ser el acompañante de las comidas, aunque en algunos casos, es utilizado como elemento principal del plato. Se ha destacado por ser rico en potasio, siendo una de las frutas más reconocidas por este hecho.

Para los que practican deportes o asisten al gimnasio, el plátano suele ser una buena opción para preparar batidos. Su gran contenido proteico, otorga gran cantidad de energía a quien lo consume. Ayuda al aumento de la masa muscular y aporta gran cantidad de nutrientes necesarios para la tonificación del cuerpo.

El plátano proviene del Asia Meridional, llegó a América en el año 1516. Fruto de su consistencia suculenta, carnosa y sabor dulce. Pertenece a la familia botánica Musa paradisiaca. Son de forma cilíndrica y color amarillento, aunque se le notan en la piel algunas manchas negras. Estos crecen distribuidos en racimos que pueden tener entre 30 y 70 frutos. Cada plátano bien formado puede tener de 20 a 40 cm y un grosor de 4 a 7 cm de diámetro.

La cosecha de plátanos se da nueve meses después de la siembra. En las grandes plantaciones del Caribe se obtienen cosechas cada 15 días. Para cosecharlo hay que observar que el pericarpio esté de color verde. El proceso de maduración continúa y en esa medida el fruto va transformando su contenido de almidón en azúcares.

 

Beneficios

Los plátanos poseen una gran carga de nutrientes. Se ha destacado sobre todo su contenido en potasio, por lo cual es recomendado en el desayuno. Estas frutas aportan muchos beneficios, entre estos están la mejora de la presión arterial, que como ya hemos mencionado, es el potasio quien tiene protagonismo en este hecho. A su vez, estimula la actividad de la médula ósea e incrementa la producción de hemoglobina. Contiene fibra que mejora la digestión y previene el estreñimiento. Entre los beneficios se encuentran:

  • Sistema digestivo: favorece la mejora de inflamaciones intestinales y la gastritis.
  • Hipertensión: dado el aporte de calcio al cuerpo contribuye con la mejora de la hipertensión, porque subsana el exceso de sodio en la alimentación.
  • Diabetes: no interviene en las subidas de glucosa en sangre.

Propiedades

Las propiedades beneficiosas para la salud se reflejan en sus componentes esenciales tales como:

  • Proteína, minerales (calcio, hierro, yodo, magnesio, zinc, selenio, sodio, potasio, fósforo); vitaminas (B1, B2, niacina, B6, ácido fólico, B12, C, retinol, carotenoides, A, D) y ácidos grasos (mirístico palmítico, esteárico palmitoleico, oleico y linoleico).
  • Posee triptófano, un aminoácido esencial.
  • Su contenido en agua es de 74,20 g, mientras que en fibra, cuenta 2,40 g.
  • También es rico en carbohidratos, siendo su contenido de 23,43 g. Aun así, en lo que respecta a la grasa, los niveles son bajos, calculándose 0,48 g.
  • Y en proteína y energía, cuenta con 1,03 g y 95, 03 respectivamente.

Todo lo cual se convierten en razones poderosas para incluirlos en la alimentación diaria de toda la familia. El plátano forma parte de la dieta esencial del latinoamericano, el modo de consumir es mayormente fresco, en forma de tajadas, dulcería, repostería, croquetas y tostones. Tradicionalmente se le suministra a los niños en forma de atoles.

Además de ser un elemento infaltable en la comida, también se le usa en medicina para el tratar la diarrea, por su alta concentración de taninos que poseen los plátanos verdes. Asimismo contiene almidones y azucares en la etapa madura del fruto. No solo está a la disposición de los humanos, ya que el follaje sirve de forraje en la alimentación del ganado en razón de su alto contenido de carbohidratos.

Algunas recetas de plátano

El uso del plátano en el ámbito culinario data de hace muchos años atrás. De esta planta busca aprovecharse hasta las hojas; estas son utilizadas sobre todo como envoltorio para ciertas recetas, como es el caso de las conservas de plátano, las cuales, después de utilizar el fruto para preparar el bocadillo, luego es envueltas en la hoja. La concha de esta fruta puede aprovecharse para preparar ciertas comidas, así como la pulpa del mismo. Aquí te mostramos algunas de las recetas que podrás preparar con el plátano.

Frittata de plátanos maduros

Esta receta está indicada para raciones de 4 a 6 personas. Y toma un tiempo de treinta minutos para poder prepararlo.

Ingredientes

  • 2 plátanos maduros o pintones.
  • 1/2 taza de aceite para freír.
  • De 5 a 7 huevos.
  • 1 Cucharadita de crema de leche.
  • 1 Cucharadita de sal.
  • Pimienta negra recién molida al gusto.
  • 1/2 cebolla morada en julianas delgadas.
  • 1 cucharadita de albahaca seca o 2 de hojitas de albahaca fresca.
  • 100g de queso mozarella en rebanadas.

Preparación

  1. Precaliente el horno a 350ºF (180ºC)
  2. Bate los huevos, agregue la crema de leche y la albahaca. Ponga sal al gusto y pimienta.
  3. Retire la cáscara de los plátanos y córtelos en tajadas. Póngalos en la sartén y fríalos hasta que se doren. Coloque las tajadas sobre un papel absorbente para que pierdan el exceso de grasa y reserve.
  4. Vierta dos cucharadas de aceite (del mismo que utilizaste para los plátanos) en una sartén y calienta a fuego alto.
  5. Cuando el aceite esté bien caliente eche los huevos e inmediatamente ponga el fuego a medio.
  6. Cuando el huevo comience a cuajar coloque el resto de la cebolla, el queso mozarella rebanado tratando de cubrir todo el huevo y encima disponga las tajadas de plátano.
  7. Luego introduzca la preparación en el horno.

Croquetas de plátano

Ingredientes

  • 6 plátanos
  • Queso manchego
  • Pan molido
  • Aceite para freír.

Preparación

  • Hervir en una olla los plátanos cortados en trozos sin pelar.
  • Cuando estén blanditos se sacan del agua y se les quita la cáscara.
  • Se colocan los plátanos en un bol y se machacan para hacer una masa. Luego se calienta el aceite en una sartén y se los trozos de para hacer las croquetas. Voltéelas una y otra vez hasta que tomen un tono dorado.
  • Luego envolver las croquetas con una porción de queso y empanar con el pan molido y volver a freír.
  • Retirar cuando estén doradas y servir calientes.

Bocadillo de plátano

Esta es una receta muy autóctona de los países del Caribe, sobre todo Venezuela y Colombia. Siendo el plátano un fruto dulce, logra que su sabor se acentúe fácilmente.

Ingredientes

  • 6 plátanos bastante maduros
  • 1 kilo de azúcar
  • Clavos de especies
  • Canela

Preparación

  • Retirar la concha de los plátanos y sacar las semillas. Triturarlos hasta crear un puré.
  • Tomar una olla grande, colocar agua con los clavos de especies, y cuando hierva, retirar los clavos. Luego agregar canela, y por último l puré de plátano.
  • Se añade solo medio kilo de azúcar, y se va revolviendo de a poco. Una vez que su color se torne marrón y de contextura firme, retirar del fuego.
  • Espolvorear parte del medio kilo de azúcar sobre una bandeja y extender la mezcla sobre esta. Luego espolvorear el resto encima y se deja enfriar para luego cortar.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.