Para qué sirve el selenio

Introducción

La presencia de minerales en los alimentos, se considera una grandiosa fuente de nutrientes que favorecen la salud del organismo. El selenio es un oligoelemento indispensable para la salud humana, ya que contribuye con el fortalecimiento del sistema inmunológico al fomentar la producción de linfocitos T y hormonas.

Historia del selenio

Fue descubierto por el sueco Jön Berzelius en 1817. La fábrica Gripsholm solicitó sus servicios, ya que durante la producción de ácido sulfúrico, se notaba la presencia de un líquido de color rojizo, el cual, al someterse a calor, despedía un olor fétido. Al investigarlo, fue cuando determinó que ese líquido era el selenio. Años después, con el avance de las técnicas de investigación, se pudo detectar la presencia de selenio en distintos minerales, aunque en proporciones mínimas.

En la tabla periódica tiene el número atómico 34 y posee una masa atómica de 78,96 g/mol. Su importancia es tal que niveles bajos están asociados, por ejemplo, en el hombre con la presencia de cáncer de próstata. Algunos estudios tanto de España como de Argentina demuestran la relación antes mencionada. La deficiencia de selenio puede ocasionar enfermedades neurológicas, cardiovasculares, reumatismo, artritis, problemas digestivos, entre otros malestares. Los vegetales con mayor biodisponibilidad de selenio provienen de suelos ricos en dicho microelemento, así se observa en el trigo que se siembra en Estados Unidos.

Beneficios

A pesar de haber sido considerado un elemento tóxico, el selenio ha pasado a ser un mineral de gran importancia para la salud humana. Los resultados de las investigaciones en torno al selenio, están asociados con la neutralización de radicales libres, reducción de riesgos de cierto casos de cáncer, como lo es el de próstata (constatado por estudios médicos), pulmón y colon.

También se considera esencial en el tratamiento de enfermedades degenerativas, ya que detiene el progreso de las mismas. Ayuda en la desintoxicación del organismo, y previene contra derrames cerebrales. Tiene un papel importante en la estimulación de la glándula tiroides, favoreciendo la producción de hormonas. Igualmente, es recomendado en ciertos casos de intoxicación por metales, ya que inhibe los efectos tóxicos de los metales pesados. Asimismo mejora la fertilidad del hombre, y a su vez favorece el embarazo.

Actúa sobre el metabolismo de las grasas, el crecimiento del cabello y las uñas. En el caso de su recomendación para ciertas enfermedades, se ha destacado el hecho de que reduce los efectos de la hepatitis B y C y del sida. Tiene beneficios en el caso de afecciones a nivel cerebral: combate estados anímicos negativos como depresión y ansiedad, mejora cuadros epilépticos,  mal de Alzheimer. A nivel del sistema cardiovasculas, evita miocardiopatías en niños pequeños.

Propiedades

El selenio cumple funciones bioquímicas en el cuerpo humano, participa de la glutatión peroxidasa a nivel celular, y posee propiedades antioxidantes quimiopreventivas al inhibir la proliferación de células neoplásicas. Estudios médicos indican que un consumo alto de selenio reduce los riesgos de cáncer de próstata y de pulmón en un 63 y 50% respectivamente.

Síntomas en ausencia de selenio

La ausencia del selenio en el organismo se expresa en los siguientes síntomas:

  • Presencia de envejecimiento prematuro del organismo.
  • La persona empieza a sufrir de problemas visuales.
  • Aumenta el riesgo a padecer enfermedades cardiovasculares.
  • Se presentan inflamaciones de las articulaciones.
  • El sistema inmunitario se debilita, presentando mayor sensibilidad a las intoxicaciones químicas y alimentarias.
  • Detención del crecimiento.
  • Pueden desarrollarse distintos tipos de carcinomas.

Dosis requeridas por el cuerpo

Los seres humanos a lo largo de su vida tienen requerimientos distintos de selenio. Por lo tanto hay que tomar en cuenta las siguientes orientaciones:

  • Bebés entre el nacimiento y los 6 meses deben consumir 15 mcg.
  • Bebés de 7 a 12 meses se recomienda 20 mcg. Lo mismo aplica a infantes de de 1 a 3 años.
  • Niños de 4 a 8 años deben consumir 30 mcg.
  • Niños de 9 a 13 años, deben consumir una dosis de 40 mcg.
  • Adolescentes comprendidos entre 14 a 18 años, se les recomienda 55 mcg.
  • Adultos de 19 en adelante, deben consumir 55 mcg.
  • Pero en los casos de mujeres embarazadas, 60 mcg y en período de lactancia la dosis debe ser de 70 mcg.

También se ha observado que los fumadores, alcohólicos o pacientes con la enfermedad de Crohn (afección inflamatoria crónica de los intestinos), presentan deficiencias de selenio. Por otro lado, ciertos medicamentos usados para combatir el cáncer pueden disminuir el selenio en el torrente sanguíneo.

Fuentes naturales de selenio

La naturaleza dispone de una gama de productos que aportan selenio al cuerpo, manteniendo una buena salud. A continuación se presenta los alimentos portadores de selenio: espárragos, brócoli, pepinos, nueces, avena, semillas de calabaza, ajo, champiñones, frijoles, levadura de cerveza,  pan, sardinas, carnes y huevos.

Países y niveles de selenio

El selenio es un mineral vital en los procesos metabólicos del cuerpo. Su ausencia o niveles bajos en sangre (μg o microgramos) pueden acarrear serias perturbaciones con riesgos severos para la salud. En algunos países hay preocupación porque los niveles hallados en la población están por debajo del estándar apropiado. Es el caso de España donde los niveles no se consideran óptimos. Pero en Europa en general se redujo la ingesta de selenio debido a cambios en los hábitos de alimentación. Estados Unidos es el país con niveles más altos, con dosis diarias de 70 μg de selenio en hombres y 55 μg en mujeres.

A nivel de América Latina son escasos los estudios sobre el mineral. En Colombia ha habido interés en conocer los niveles en plasma de la población. Un estudio realizado en Antioquia mostró que estaba en el orden de 40 μg /L. Costa Rica también ha expresado su interés al respeto del tema y emprende investigaciones al respecto. En Brasil está en el orden del 55 microgramos (μg) por litro de plasma.

Todos esos datos orientan sobre la necesidad de fortalecer la ingesta de micronutrientes para fortalecer el organismo ante los riesgos de contraer enfermedades que conduzcan a desenlaces fatales.

Efectos secundarios del selenio

A pesar de que se recomienda el uso del selenio como agente favorecedor de la salud y para combatir ciertas enfermedades, su consumo en algunos casos puede llegar a afectar la salud de la persona. Se pueden presentar algunos de los siguientes síntomas:

  • Presencia de vómitos recurrentes.
  • Fatiga, cansancio o falta de fuerza.
  • Afecciones en las uñas como debilidad, rayas o inflamación.
  • Aumento de la sensibilidad de los pechos.
  • Afecciones en el cuero cabelludo, que llevan desde aparición de canas hasta caída del cabello.
  • Entre otros síntomas

Contraindicaciones del consumo de selenio

El selenio, en altas dosis, puede llegar a ser muy tóxico para el organismo. Así mismo, se pueden presentar ciertos efectos que desfavorecen la salud. Este elemento se ha destacado por su capacidad de fluidificar la sangre, afectando el proceso de coagulación. Para aquellas personas que van a pasar por alguna cirugía, debe evitarse su consumo, ya que puede existir riesgo de hemorragia. También, pacientes con receta de medicamentos como la aspirina o parecidos, no deben hacer uso del selenio.

Los pacientes de hipotiroidismo deben consultar con su médico antes de consumir selenio, ya que puede existir posibilidad de que la enfermedad se agrave. Lo mismo aplica a personas que han superado el cáncer de piel, ya que puede haber recaída.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.