Para qué sirve el Té de Hoja Santa

Introducción

La planta Piper auritum, es mejor conocida como hierba santa o hoja santa, para muchas personas, el nombre de esta planta es muy interesante, pero, no solo su nombre llama la atención, sus propiedades medicinales también, las cuales se pueden aprovechar a través de la preparación de infusiones, por esta razón, las personas pueden sacar muchos beneficios significativos al conocer para qué sirve el té de hoja santa.

Aunque el nombre de hoja santa puede variar dependiendo del país en donde se encuentre, por lo tanto, debe saber que el Piper auritum también es conocido como acuyo, tlanepa, alaján o momo. Esta es una planta aromática que pertenece al género Piper, y crece en la zona tropical de Mesoamérica, específicamente, en el centro y el sur de México, Panamá, Guatemala y Colombia, aunque se conoce que en Hawái esta planta se ha convertido en una planta invasora.

Aparte de Hawái, esta planta se ha logrado extender por otras regiones del continente, especialmente, en los lugares que tienen climas cálidos, semicálidos o semisecos, además, se puede plantar en cualquier época del año.

Es importante mencionar que, el hombre de hoja santa o hierba santa, fue otorgado a esta planta por un grupo de sacerdotes españoles, los cuales, quedaron completamente impactados por los beneficios terapéuticos que pudieron observar.

La Piper auritum, se trata de una planta arbustiva que presenta un rápido crecimiento, y puede llegar a alcanzar de 2 a 4 metros de altura, las hojas de esta planta son de gran tamaño, pueden llegar a medir unos 30 centímetros de largo, tienen forma de corazón, su textura es aterciopelada, y poseen un fuerte aroma, además, las flores de esta planta se encuentran en forma de espigas y son de color blanco.

Ahora bien, al conocer tan solo un poco de las características físicas de esta planta, y también sobre el lugar de donde viene, se puede comenzar a hablar un poco más sobre el té de hoja santa.

Qué es el té de hoja santa

No se puede comenzar por otra cosa que no sea mencionando qué es el té de hoja santa, aunque esta información para muchos puede ser algo realmente obvio, la verdad es importante comenzar por esta información, y luego seguir ampliando el tema para conocer tanto como sea posible sobre esta maravillosa infusión.

El té de hoja santa es una infusión conocida por tener una serie de propiedades medicinales, las cuales, le puede ofrecer beneficios significativos a la salud de las personas que la consumen, para preparar esta infusión, es necesario utilizar las hojas del Piper auritum.

Por lo general, el té de hoja santa se prepara utilizando una cucharadita de hojas de hoja santa machacadas por cada taza de agua. Una vez el agua alcance el punto de ebullición, se deben agregar las hojas, después es necesario retirar la mezcla del fuego y se deja reposar por unos 10 minutos aproximadamente, luego de este tiempo, ya estará lista para que la persona la beba.

A pesar de que la forma más práctica de aprovechar los beneficios de la hoja santa, es a través de la preparación de una infusión, en algunos casos, se pueden utilizar directamente las hojas machadas para aliviar algunos problemas específicos, tales como: los moretones, el reumatismo y el dolor de las articulaciones.

Esta otra preparación de las hojas de la hoja santa es muy sencilla, solo se debe hervir la cantidad de hierba necesaria a fuego lento, luego se escurren las hojas y se procede a macharlas hasta llegar al punto de que se convierta en una pasta flexible, la cual, posteriormente se debe aplicar en la zona afectada.

La historia de la hoja santa es muy interesante y nada nueva, porque desde hace mucho tiempo se ha utiliza esta planta aromática como un remedio natural para tratar y prevenir una gran cantidad de enfermedades.

En el siglo XX, un botánico de origen mexicano llamado Maximiliano Martínez, fue la persona responsable de dar a conocer el uso de la hoja santa como un producto para combatir el asma, la bronquitis, la laringitis y las dificultades respiratorias, así como también, su uso como anestesia local y sus beneficios digestivos, posteriormente, la Sociedad Farmacéutica de México le atribuyo a la hoja santa algunas propiedades como aromáticas y analgésicas.

Algunos especialistas indican que, la hoja santa se puede usar para realizar preparaciones terapéuticas artesanales, con el objetivo de dar una atención primaria de salud nada costosa.

Un buen ejemplo de este interesante uso es el siguiente: es posible remojar las hojas de esta planta en alcohol, después se aplica este líquido por vía tópica para combatir algunas afecciones de la piel, infección de la matriz e incluso, la inflamación vaginal, además, se dice que si se aplica en los senos de las mujeres en periodo de lactancia, ayuda a aumentar la producción de leche materna.

Cuando las infusiones de hoja santa se comenzaron a utilizar como remedios naturales, se utilizaban comúnmente para tratar problemas como los resfriados, la bronquitis, el asma, la tos, algunos problemas crónicos respiratorios e incluso la tuberculosis.

En el caso del uso de las hojas sin preparar ninguna infusión, es posible aplicar una hoja a temperatura caliente como si fuera un vendaje, con el objetivo de tratar heridas, picaduras de insectos, esguinces e incluso para aliviar el dolor de las articulaciones.

Como se puede observar, el uso de la hoja santa en general, especialmente el té de hoja santa no es nada nuevo, pero, ¿Por qué la hoja santa posee tantos beneficios?, esta respuesta es fácil de contestar, simplemente se debe a sus componentes, así de sencillo, porque estos son los responsables de que esta sea una planta tan efectiva.

Al mencionar los componentes de la hoja santa, se debe comenzar por el principio activo de esta planta, que es el safrol, este es el responsable de su aroma tan único, además, el safrol está compuesto por varios aceites esenciales, y suele ser usado como un analgésico y como un antiséptico tópico, en las hojas de esta planta, se puede conseguir una mayor proporción de este principio activo, hasta el punto en el que, tan solo colocar una hoja fresca en la frente puede ayudar a aliviar el dolor de cabeza.

Otro de los principios que posee la hoja santa es el eriodictiol, que se trata de un flavonoide, el cual, posee la capacidad de modificar los sabores y tiene propiedades expectorantes, además de los principios mencionados, la hoja santa también se encuentra compuesta por los siguientes elementos:

  • Vitamina C.
  • Proteínas.
  • Tiamina.
  • Betacarotenos.
  • Rivoflavina.
  • Calcio.
  • Hierro.
  • Fósforo.
  • Fibra.

Es importante mencionar que esta planta es considerada no toxica, por esta razón, forma parte de la lista de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos, donde se menciona que es seguro utilizarla como un saborizante de alimentos.

Otro detalle que no se puede dejar de mencionar tiene relación con el género al que pertenece la hoja santa, ya que, pertenece al mismo género de la pimienta negra. Es una planta muy utilizada en la gastronomía, curiosamente, la hoja santa es más reconocida a nivel mundial por sus diferentes usos en el mundo culinario, en lugar de sus usos terapéuticos, es usada como un condimento y/o como un envoltorio de algunos platos típicos mexicanos, como por ejemplo: los tamales.

Los usos de la hoja santa son muchos, pero, en el caso del té de hoja santa, se utiliza específicamente para tratar algunas enfermedades problemáticas, por supuesto, esto no quiere decir que algunos cocineros muy ingeniosos puedan encontrar alguna forma de incluir el té de hoja santa en alguna de sus preparaciones, todo dependerá de la creatividad del cocinero y, si realmente le gusta usar la hoja santa en la cocina, porque eso le puede permitir experimentar.

Después de todo lo ya mencionado, y de hablar de una forma un poco general de los beneficios del de hoja santa, es importante continuar ampliando un poco más la información sobre esta extraordinaria infusión.

Beneficios del té de hoja santa

Cómo bien ya se mencionó, a pesar de que ya se ha hablado de varios de los beneficios del té de hoja santa, es importante ampliar la información de todos los beneficios que está infusión tiene para ofrecer.

Previamente, se mencionaron algunos de los usos más populares del té de hoja santa, se trata de todos aquellos relacionados con su capacidad de tratar algunos problemas respiratorios, tales como: el asma, la tos, los resfriados, la bronquitis, la tuberculosis y otros problemas respiratorios crónicos.

Como cualquier otro té, esta es una bebida muy reconfortante, que sin duda les puede generar una sensación muy agradable a cualquiera de las personas que tengan alguno de los problemas respiratorios ya mencionados, por supuesto, se debe tener mucho cuidado al consumirlo, porque a pesar de que no se trata de una planta toxica, no se puede abusar de los beneficios del té de hoja santa, porque existe la posibilidad de que tenga un efecto contraria al deseado.

También recomiendan el té de hoja santa para las mujeres que sufren inflamación vaginal, en algunos casos, se utiliza esta infusión para acelerar el parto y para tratar las infecciones de la matriz.

El té de hoja santa suele ser recomendado para tratar problemas como la irritación ocular, el dolor de cabeza, el reumatismo e incluso, se dice que es un excelente desparasitante. Otro de los beneficios que tiene esta infusión, se trata de su capacidad de tratar problemas del aparato digestivo, así como también la falta de apetito, la inflamación del estómago, los problemas de estreñimiento y los dolores de estómago.

Aparte de los beneficios del té de hoja santa que se mencionaron, es importante mencionar algunos de los beneficios generales que tiene la hoja santa, para que pueda quedar suficientemente claro lo buena que puede llegar a ser esta planta para la salud de las personas.

Algunos de los beneficios generales de la hoja santa son los siguientes:

  • Puede aliviar la diarrea.
  • Tiene la capacidad de calmar los cólicos.
  • Puede aliviar las hemorroides.
  • Es buena para tratar las várices.
  • Sirve para aliviar los dolores musculares y es realmente útil para combatir el dolor en las articulaciones.
  • Posee propiedades estimulantes.
  • Puede ayudar a mejorar el dolor de cabeza.

Por supuesto, tan solo se ha hablado de los beneficios medicinales que tiene el té de hoja santa y la hoja santa en general, porque como bien ya se mencionó, esta planta es realmente conocida en el mundo culinario y se utiliza en platos tradicionales de la comida mexicana como los tamales, pero no solo se utiliza para ese plato, porque resulta que se trata de un ingrediente fundamental para preparar el mole verde.

Esto quiere decir que también puede ofrecer beneficios importantes en esta área, porque aseguran que es un excelente condimento, por lo tanto, debe ayudar a realzar el sabor de muchos platillos. Se debe aclarar que, la parte comestible de la planta son las hojas y los tallos.

Efectos secundarios del té de hoja santa

A pesar de que ya se mencionó que es una planta no toxica, como cualquier otra planta que se utiliza con fines medicinales, se debe tener mucho cuidado a la hora de consumirla, porque como bien ya se mencionó, si se consume en exceso puede provocar que aparezcan efectos no deseados, en este caso, se debe tener cuidado por el Safrol, porque si se consume en exceso podría ocasionar daños en el cerebro y en el hígado.

Adicionalmente a lo mencionado, el consumo excesivo de Safrol también puede provocar que las personas sufran de fuertes dolores abdominales, nauseas, vómito, diarrea, vértigo, palpitaciones, pérdida del conocimiento, alucinaciones, entre otros efectos no deseados.

En el caso general de la hoja santa, no se ha logrado determinar cuáles son los posibles efectos secundarios que podrían aparecer si se consume en exceso, por supuesto, con excepción de alguna reacción alérgica que puedan tener algunas personas.

Teniendo en cuenta todo lo mencionado, se recomienda consumir el té de hoja santa bajo supervisión médica en los siguientes casos: mujeres embarazas o en periodo de lactancia, personas con alguna enfermedad hepática o renal grave, y en niños. Esto con el objetivo de evitar cualquier posible problema que pueda poner en riesgo la salud de la persona.

En personas que no entren en algunos de los casos ya mencionados, igual se les recomienda tener cuidado a la hora de tomar la decisión de beber té de hoja santa, solo como una precaución general, lo importante es no abusar.

Fuente| Wikipedia

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.