Para qué sirve la albahaca

Introducción

El hombre nació rodeado de naturaleza, ese entorno vegetal le ha sido familiar toda la vida y desde épocas remotas. Seguramente en el habita de la caverna oscura ya los seres humanos practicaban curaciones valiéndose de la herboristería que le ofrecía el mundo a su alrededor. Actualmente el 30% de la materia prima utilizada por la industria farmacéutica tiene su origen en especies vegetales. Según estudios realizados y respaldados por la Organización Mundial de la Salud señalan que una cifra superior a los 2/3 de la población del planeta basa su curación en la llamada medicina tradicional.

Actualmente existe un consenso sobre la necesidad de preservar y difundir los saberes ancestrales en botánica, ya que son fuente de conocimiento sobre recursos abundantes que benefician la salud. En ese sentido ha surgido una cultura no solo a nivel popular sino también en el plano académico y de institutos de investigaciones a favor de la preservación de ese patrimonio inmaterial de la humanidad que ha pasado de boca a oído y ha sido recogido en tratados botánicos. De las plantas las partes más utilizadas son las aéreas, sobre todo las hojas, porque en ellas hay mayores concentraciones de principios activos y su obtención resulta sencilla.

La albahaca

Ocimum basilicum o albahaca es una planta proveniente de la India que se difundió por toda la cuenca del Mediterráneo. Botánicamente es una hierba con numerosas ramificaciones perteneciente a la familia Verbenaceae Labiaceae, posee una altura que oscila entre 15 y 30 centímetros. Las hojas son aovadas de 3 a 5 centímetros de largo y color verde. Las flores forman largos ramilletes terminales de los que emana un delicado aroma alimonado. Los frutos en forma de cápsulas guardan semillas negras.

La palabra albahaca proviene del árabe al-habaqa, cuyo pueblo la utilizaba para aderezar sus comidas y en medicina para aliviar muchas dolencias. El uso extendido de la planta en la cuenca del Mediterráneo se debe a la difusión dada por la cultura árabe que penetró el continente europeo. En Egipto se la utilizaba en las ceremonias y ritos de momificación.

Los hindúes pensaban que la planta de albahaca representaba la felicidad y el amor, razón por la cual se encontraba en todas las casas y templos. En los funerales a la persona fallecida se le colocaba una ramita sobre la frente para que viajara al paraíso. El cultivo de las plantas era exclusivo de los hombres, quienes debían vestirse de blanco y lavarse las manos en tres distintas fuentes de agua. En el proceso de siembra no se podía utilizar ningún instrumento de hierro. La albahaca era muy utilizada en la magia y encantamientos. Actualmente en la India hay la creencia que cura todo malestar.

Propiedades medicinales de la albahaca

Las propiedades de la albahaca sobre la salud se deben a que está planta tiene un aceite esencial cuyos constituyentes son linalol, timol, geraniol, estragol, pineno, eugenol, alcanfor y taninos. Las propiedades antisépticas, antiespasmódicas, analgésicas y antiinflamatorias son apreciadas desde la antigüedad y muy particularmente hoy en día por la industria de perfumes, cosméticos, alimentos y farmacéutica. Se le reconoce sus efectos curativos en caso de hongos y bacterias.

Además la planta contiene muchas vitaminas, entre esas están la vitamina C, B1, B2, B3, B5, B6, E, D y K, los cuales ayudan al buen funcionamiento de la salud del corazón. Otros componentes son fibra, potasio, zinc, azúcar, sodio, hierro y proteínas. Asimismo posee agua y cenizas de hidratos de carbono, los benefician al organismo.

Beneficios de la albahaca

La albahaca se reconoce fácilmente por su agradable olor. Su aroma puede impregnar rápidamente una habitación. Ha sido de gran uso en la cocina, agregando deliciosos sabores y exóticos, sobre todo utilizada en la gastronomía italiana e india. Así mismo, se han descubierto beneficios que influyen positivamente en el organismo humano.

Entre sus características más relevantes, se destaca el alivio de espasmos gástricos, estimula la digestión, alivia las náuseas y vómitos, también restaura el apetito en casos de anorexia. A nivel del sistema nervioso actúa como tranquilizante, relajante, combate la depresión, la jaqueca, el insomnio y agotamiento. Se le considera un activador de la líbido y afrodisiaco. Otros beneficios para el organismo son su acción antiespasmódica, carminativa, digestiva y diurética. Elimina parásitos intestinales y las dispepsias. También se utiliza para repeler insectos.

Por otro lado incrementa la secreción de leche materna. Limpia la piel y calma las irritaciones dermatológicas, elimina el acné y cicatriza. Sus propiedades son extensas, tanto que la albahaca erradica la laringitis, reduce las fiebres y fortalece el sistema inmunitario.

Tan maravillosa planta cura las aftas, las articulaciones inflamadas e irritaciones de los pezones. La industria farmacéutica la utiliza en la preparación de pomadas, tinturas, lociones, jarabes, jabones y cremas. En el hogar se utiliza la albahaca en infusiones y la gastronomía se sirve de la planta para realzar los sabores de distintos platos, por ejemplo en ensaladas, carnes, pastas, sopas, salsas y gustosos guisos. Se puede consumir seca o fresca. Realza el sabor del aceite de oliva y en la sazón con ajos picados.

El cultivo de la albahaca

El cultivo no necesariamente necesita de grandes espacios, Una hermosa planta puede crecer en pequeños tiestos o macetas en un rincón del jardín o asoleados balcones, lugares donde irradiará su gratificante fragancia. Se deben sembrar las semillas en verano y en clima seco. Crecerá con gran dificultad en climas fríos. Para que la mata se mantenga sana y frondosa se requiere adecuado abono, buen riego y cortar las flores periódicamente.

La albahaca en la cocina

Como ya se mencionó, tiene grandes usos en la cocina. Se puede obtener fresca si tienes alguna planta de albahaca. En los supermercados también se pueden conseguir algunas ramas, o frascos con hojas secas y molidas. Preferiblemente, te recomendamos usar las hojas más frescas posibles, ya que aportan mayores beneficios y mejor sabor.

Si deseas usar albahaca en tu comida, existen distintas maneras de utilizar esta hierba aromática. Es un excelente aditivo para salsas, por lo que fácilmente puedes cortar unas hojas y agregarlas a la preparación. Te recomendamos no dejar que se cocinen demasiado. Igualmente, al momento de servir algún plato, puedes agregar las hojas, no solo como forma decorativa, sino que de esta manera pueden otorgar un sabor más fuerte.

También, es muy recomendable para  preparar infusiones, para tratar alguna afección. Se hierve agua, y luego se coloca en un vaso, al cual se le van a agregar las hojas. Pueden ser frescas o secas, dependiendo de tu disposición o gusto. Hay que recordar que esta infusión no tiene el mejor sabor, pero sí de tu salud se trata, debes tenerla a mano en primera instancia.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.