Para qué sirve la Amikacina

Introducción

La Amikacina es un antibiótico de amplio espectro perteneciente a los aminoglucósidos o aminósidos, con el cual se tratan graves infecciones causadas por bacterias Gram Negativas. Dicho medicamento surgió en la década de los 70 y demostró desde entonces su factibilidad en el combate de bacterias que habían desarrollado resistencia antibiótica. La absorción de la Amikacina se realiza por vía intramuscular e intravenosa.

Está contraindicada en personas hipersensibles, tampoco debe consumirse con medicamentos nefrotóxicos ni diuréticos. En pacientes con función renal alterada son los que mayor riesgo corren. En los casos de personas que presenten trastornos musculares (miastenia grave o enfermedad de Parkinson) la Amikacina puede causar mayor debilitamiento de los músculos.

Beneficios de la Amikacina

La Amikacina se ha recetado en casos de tratamiento para infecciones graves y siempre por periodos de corto plazo. Las principales aplicaciones son:

  • Meningitis bacteriana: causada por bacilos Gram negativos es actualmente un problema a escala  mundial. Dicha enfermedad es grave y puede desencadenar la muerte. Entre los síntomas que se presentan están dolor de cabeza, rigidez en el cuello, náuseas, vómito y fiebre repentina. Progresivamente va afectando los oídos para desencadenar finalmente un ataque cerebral. La meningitis ha tenido un incremento sustancial en los últimos 10 años. Se presenta con mayor incidencia en niños pequeños. La meningitis por Pseudomonas aeruginosa resulta ser muy severa.
  • Sepsis neonatal: esta enfermedad ocurre por invasión y proliferación en la sangre de bacterias o virus y es recurrente en recién nacidos de bajo peso. La infección se inicia a nivel de la piel o mucosas y luego atraviesa las distintas capas. De no ser atendida a tiempo puede causar la muerte.

  • Infecciones por quemadura: se estima que al año más de 4 millones de personas entre Estados Unidos y Europa son afectados por quemaduras y se ha observado que la aparición de infecciones en esa clase de pacientes pueden ser causa de muerte en un alto porcentaje, esto puede ser causado por una baja de las defensas en el área de la quemadura.
  • Infecciones postquirúrgicas o del sitio quirúrgico: este tipo de infección es muy frecuente, alcanzando el 38% de los pacientes operados. De ellos el 77% fallecen.
  • Peritonitis: se origina por contaminación del espacio existente entre los peritoneos (parietal y visceral) por bacterias provenientes del tracto gastrointestinal y del aparato genitourinario aunque también la causa puede radicar en ruptura de abscesos localizados dentro del abdomen.
  • Infecciones graves del tracto genitourinario: se han convertido en un problema relevante de carácter sanitario, las cuales tienen en su origen la presencia de microorganismos multirresistentes. Esta clase de infecciones se presentan tanto en infantes como en adultos.
  • Infecciones en huesos y articulaciones: las infecciones causadas por bacterias piógenas se manifiestan como osteomielitis y puede desencadenar artritis séptica y necrosis del tejido.

Precauciones del uso de la Amikacina

La Amikacina es absorbida completamente por vía parental. Sin embargo se han reportado casos de sordera irreversible, afectación de la función renal y casos de fallecimientos. Personas pueden reportar nefrotoxicidad. Toda terapia con Amikacina implica riesgos de disfunción de la actividad renal, por eso hay que evaluar cuidadosamente a cada paciente. Cuando aparezca irritación renal se aconseja incrementar la hidra­tación del paciente y una reducción en la dosis.

Los ancianos pueden ser sensibles a una reducción de la actividad renal, situación que no siempre se hace evidente por medio de los análisis ordinarios. En razón de ello se aconseja una cuidosa observación durante la administración de Amikacina. Asimismo, no se aconseja en pacientes que presentan desórdenes musculares porque puede incidir en debilidad muscular.

Restricciones de uso de la Amikacina

La Amikacina puede ser problemática para el organismo cuando hay procesos biológicos que involucran cambios hormonales y ajustes biológicos. En esas condiciones el efecto por uso de antibióticos produce daños permanentes. Por ejemplo, durante el embarazo el feto puede sufrir daños, ya que la barrera placentaria es atravesada por los aminoglucósidos y causa alteraciones funcionales. Por otro lado, durante la lactancia a través de la leche se transmite al niño el medicamento y este puede tener implicaciones negativas sobre el crecimiento y desarrollo futuro del niño.

Reacciones secundarias de la Amikacina

En pacientes con antecedentes de disfunción renal puede ocurrir toxicidad coclear y vestibular, la primera representa pérdida gradual de la audición y la segunda vértigo o ataxia. Además, puede ocurrir parálisis aguda de los músculos,  apnea, niveles altos de creatinina sérica y oliguria. Otras reacciones son: erupción de la piel acompañada de fiebre, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, incremento de glóbulos blancos, anemia, hipotensión y daño de la mácula.

Interacciones medicamentosas con la Amikacina

Las interacciones de medicamentos pueden generar una inactivación mutua, sobre todo cuando se mezclan aminoglucósidos y antibióticos beta-lactámicos. No se aconseja Amikacina con diuréticos por riesgo de daños al oído y alteración de la concentración sérica de calcio, magnesio, potasio o fósforo y la alteración tisular del antibiótico.

Dosis y vía de administración de la Amikacina

La dosificación de Amikacina toma en cuenta el peso del paciente antes de la prescripción del tratamiento. Es muy importante realizar la evaluación de la función renal mediante estudios de la creatinina tanto en su concentración sérica como en la velocidad de filtrado. La dosificación puede considerar los casos de funcionamiento normal de las funciones renales y los modos de aplicación son por vía intramuscular o intravenosa, a saber:

Función renal normal

  • Vía intramuscular

Adultos y niños: 15 mg/kg/día se divide en 2 o 3 dosis iguales. Por ejemplo, si son 2 dosis corresponderían 7,5 mg/kg cada 12 horas. Si son 3 dosis corresponderían 5 mg/kg cada 8 horas. El tiempo a cumplir es de 7 a 10 días. En casos de recién nacidos corresponde iniciar con una dosis de 10 mg/kg y luego bajarla a 7,5 mg/kg cada 12 horas.

Función renal disminuida

Para los casos de función renal disminuida los pacientes deberán ser sometidos a procedimientos de análisis adecuados, de tal manera de ir ajustando la administración de Amikacina cuando sea requerida una dosificación normal a intervalos extendidos o dosis reducidas a intervalos fijos. El criterio de partida es trabajar sobre la base de depuración de la creatinina.

  • Vía intravenosa

Se combina el contenido de una ampolleta (500 mg) con 100 o 200 ml de un diluyente estéril.

Adultos: 15 mg/kg/día dividida en 2 o 3 dosis iguales, en periodos de 12 horas u 8 horas respectivamente.

Niños lactantes: se tendrá en cuenta la cantidad prescrita por el médico en periodos de 1 a 2 horas.

Sobredosificación o ingesta accidental de Amikacina

Una sobredosis de Amikacina puede provocar una reacción alérgica la cual se corregirá mediante diálisis peritoneal o hemodiálisis. Si es un niño el afectado la depuración de la sangre se hace mediante exanguinotransfusión

Recomendaciones sobre almacenamiento de la Amikacina

Todo medicamento debe ser resguardado para preservar su eficacias. Se recomienda almacenar la Amikacina a temperatura ambiente y en lugar seco.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.