Para qué sirve la aspirina

Introducción

La aspirina o ácido acetilsalicílico (AAS), cuya fórmula es C9H8O4, es un compuesto químico que protege el corazón de eventuales ataques. Pertenece a la familia de los salicilatos, posee más de 100 años de historia y es considerado el primer antiinflamatorio producido en laboratorios. El AAS es un antiinflamatorio no esteroideo (AINE) que puede bloquear el funcionamiento de las plaquetas (antiagregante plaquetario).

Historia de la aspirina

La aspirina se obtiene del sauce blanco (Salix alba), en la antigüedad los egipcios y griegos utilizaban la corteza del árbol por sus propiedades curativas, asimismo chinos y sumerios conocían de las propiedades analgésicas de esta variedad de sauce. Hipócrates (400 a. C.) menciona el té salicílico por sus propiedades como remedio contra la fiebre. La farmacopea occidental de la antigüedad clásica y la edad media registra las aplicaciones del sauce blanco para combatir la fiebre, el dolor y las inflamaciones.

En 1828 el farmacéutico Buchner logro un extracto de la corteza del sauce (Salix Alba) para combatir la fiebre. En 1859 Starting sintetizó el ácido acetilsalicílico, posteriormente Kolbe mejoró el procedimiento y la calidad del producto. Su uso no se extendió en razón del sabor amargo y los efectos irritantes a nivel del estómago. Fue en el año 1897 cuando Félix Hoffman, trabajando en los laboratorios Bayer creó la aspirina. Para el año 1899 se hace el registro del invento bajo la denominación de Aspirina, el cual obtuvo un gran éxito comercial, su venta se mantuvo libre durante todo el siglo XX.

Casos en que se recomienda la aspirina

Los médicos recomiendan ampliamente el ácido acetilsalicílico por ofrecer solución a problemas diversos como inflamaciones, dolores de cabeza, fiebres y función anticoagulante. Los pacientes que han sufrido accidentes cardiovasculares y derrames cerebrales requieren del consumo diario de la aspirina para protegerse de nuevos episodios que pongan en peligro sus vidas.

Las personas que ya tienen antecedentes de accidente cardiovascular son aconsejadas a consumir una dosis diaria de 75 a 162 mg de ácido acetilsalicílico. En los casos de pacientes intervenidos para limpiar los canales arteriales se aconseja el consumo de 81 mg. Estudios médicos han concluido que es conveniente el consumo del ácido acetilsalicílico en los siguientes casos:

  • Personas se sexo masculino entre 45 y 79 años para quienes las ventajas del consumo superen los riesgos de hemorragia gastrointestinal.
  • Personas de sexo femenino entre 55 y 79 años para quienes las ventajas del consumo de aspirina sean superiores a los riesgos de hemorragia del estómago. Sin embargo no se recomienda en mujeres menores de 55 años ni hombres menores de 45 años.

Otros casos donde la aspirina logra beneficios

  • Trombosis venosa y tromboembolismo pulmonar: el 50% de los pacientes con intervención a nivel de cadera desarrollan trombosis venosa profunda, lo que se convierte en un problema crítico que puede conducir a la muerte. En estos casos la administración de 500 mg de aspirina en intervalos de 12 horas puede reducir el efecto de tromboembolismo pulmonar.
  • Tratamiento de diálisis: las obstrucciones de las cánulas arteriovenosas se evitan con una ingesta de 85 mg de aspirina al día.
  • Pacientes con cáncer: el consumo de aspirina reduce la mortalidad en los casos de pacientes con cáncer de colon hasta en un 50%. Y posiblemente se observe este resultado para cánceres de mama. Se cree que fomenta el crecimiento del número de glóbulos blancos.
  • Obesidad: se ha logrado reducir el peso en personas con problemas de obesidad cuando se combina efedrina con 300 mg de aspirina diariamente.
  • SIDA: el empleo de 4 mg de aspirina diariamente mejora la condición de enfermos de sida, ya que bloquean la replicación del virus y la infección de los intestinos.

¿Cuáles son los riesgos del ácido acetilsalicílico?

Las personas sanas no deben consumir aspirina bajo ningún criterio. Pero en los casos de enfermos del corazón el consumo prolongado del medicamento pudiera aumentar el riesgo de sangrado estomacal, náuseas, irritación gástrica, úlcera duodenal o gástrica y vómitos. También es sabido que puede ocasionar deficiencias de hierro. Hay casos que el consumo excesivo ha originado nefritis, delirio, vasodilatación, psicosis y vértigo. En casos de uso abusivo puede conducir a estados de coma.

Los menores de 12 años con varicela o gripe deben evitarla bajo riesgo de Síndrome de Reye. Tampoco se aconseja en caso de embarazadas porque activa trastornos hemostásicos en los niños recién nacidos. El ácido acetilsalicílico puede no ser conveniente en interacción con los siguientes medicamentos:

  • Anticoagulantes
  • Ibuprofeno.
  • Otros medicamentos que incluyan aspirina
  • Acetaminofén
  • Cortico-esteroides
  • Ketoprofeno
  • Naproxeno
  • Medicamentos para la diabetes.
  • Medicamentos contra la hipertensión arterial

 

 

Además, no es aconsejable tomar aspirina si se consumen bebidas alcohólicas porque afectarse el estómago. Tampoco en los siguientes casos:

  • Personas que presenten alergia a la aspirina
  • Hemofílicos
  • Pacientes con enfermedad de Hodgkin
  • Personas que presenten úlcera gástrica, úlcera sangrante y otros problemas digestivos
  • Enfermos del riñón
  • Enfermos del hígado
  • Enfermos del corazón o que presenten insuficiencia cardíaca
  • Asmáticos
  • Pacientes que presenten gota
  • Personas anémicas
  • Sujetos con pólipos nasales
  • Personas antes de un procedimiento quirúrgico o dental

Aspirina para el cáncer de próstata

Se ha observado que el consumo de aspirina puede prevenir algunos cánceres, entre ellos el cáncer de colon y el cáncer de próstata, porque controla el crecimiento celular. En estudios de laboratorio se determinó que la proteína Cox II es bloqueada cuando se ingiere el ácido acetilsalicílico. Dicha proteína afecta el área de la pelvis masculina.

Efecto de la aspirina sobre las plantas

No solo en el cuerpo humano se han comprobado los beneficios de la aspirina, también en el campo agrícola se viene experimentando para conocer qué efectos tiene sobre la vida vegetal. Los estudios han demostrado que la aspirina actúa como regulador de crecimiento y la productividad hortícola de especies como el chile habanero, maíz, pepino, pimiento morrón, soya, tomate y el trigo.

A nivel de laboratorio se ha observado que estimula los procesos de enraizamiento del frijol, así como el cierre de estomas. Mantiene el equilibrio de plantas sometidas a estrés por causa de la sequía, fitotoxicidad o bajas temperaturas. La soya, el maíz y el trigo han incrementado su biomasa. Por otro lado, los estudios reportan que altas concentraciones de aspirinas en algunas plantas les causa estrés oxidativo que les causa la muerte.

Asimismo incrementa el crecimiento de las raíces, en tal sentido se refuerza la hipótesis referida a que raíces más desarrolladas resultan ser más eficientes en la recuperación de nutrientes del suelo, agua, etc. Publicaciones han informado que la Petunia hybrida responde favorablemente ante aplicaciones de soluciones con aspirina, incrementando con ello hasta en un 72% su floración.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.