Para qué sirve la astaxantina

Introducción

La naturaleza facilita a los seres humanos una cantidad de recursos para su bienestar. Desde los orígenes de la vida en nuestro planeta se fueron gestando las condiciones para que los animales atravesaran las edades, adquiriendo de su entorno los elementos básicos para sobrevivir. El hombre no ha estado ajeno a ese principio. En la sociedad contemporánea las investigaciones de laboratorio han corroborado en muchos casos lo que la experiencia y las tradiciones asignaban a ciertos productos. Tal es el caso de la astaxantina.

 ¿Qué es la astaxantina?

La astaxantina es una xantofila y como tal entra en el grupo de los terpenos, es soluble en los lípidos y tiene aplicación como colorante. Posee acción sobre los radicales libres. Se han considerado las microalgas Haematococcus pluvialis dentro de una de las más importante fuentes. También se localiza en los salmónidos. La acción de la astaxantina tiene mayor alcance que otros carotenoides.

La microalga es la principal fuente de extracción de astaxantina, se la cultiva de forma masiva con fines comerciales en fotobiorreactores  (FBRs), donde se mantiene un medio estable a nivel de temperatura, pH y baja concentración de dióxido de oxígeno. Se comercializa en forma de cápsulas de aceite de microalgas Haematococcus pluvialis.

Beneficios de la astaxantina

La astaxantina ofrece grandes beneficios a los seres humanos, da protección ocular, favoreciendo la salud de la mácula que tiende a degenerar con el paso del tiempo. También es un compuesto que previene el cáncer, aumenta la resistencia muscular y la metabolización de las grasas, asimismo es un protector ante la radiación solar y quemaduras por exposición prolongada a la luz. A los fines de obtener los beneficios de la astaxantina se recomienda ingerir entre 2 y 4 mg por día.

Propiedades de la Astaxantina

La astaxantina tiene poder antioxidante, es decir, actúa sobre los radicales libres (moléculas generadas por reacciones bioquímicas celulares). Estos radicales pueden darse a partir de una exposición prolongada a los rayos del sol sin protectores solares, estrés, tabaquismo, exceso de alcohol o una alimentación desequilibrada. Lo cual conduce a la aparición de enfermedades y arrugas. La astaxantina incrementa la producción de células T y anticuerpos que pueden atacar a los antígenos y a las toxinas que afectan al organismo.

Otra propiedad es su potencial antiinflamatorio y antibacteriano. Elimina dolores articulares, artritis, triglicéridos, presión arterial y protege la retina. La astaxantina es más poderosa que la vitamina C y la vitamina E. Su solubilidad en lípidos permite su fácil incorporación en la membrana celular. Este carotenoide también protege de los rayos UVB que alteran la elastina y fibras de colágeno ocasionando fragilidad muscular y aparición de arrugas, regenera el ADN y defiende a los humanos de la aparición de cánceres de la piel. No se conocen reacciones adversas entre los consumidores.

La popularidad adquirida por la astaxantina se basa en la mejoría que adquieren los pacientes de su sistema cardiovascular. Estudios indican que reduce las proteínas tipo C-reactivas e incrementa el HDL bueno. Asimismo se han reportado mejora de la visión, disminución de la aparición de cataratas, fortalecimiento del tejido macular. Además protege de la demencia senil. Al inhibir la peroxidación de lípidos reduce los riesgos de cánceres como el de colon, mama, boca y vejiga. Análogamente calma la indigestión y el reflujo.

La astaxantina tiene fama de aumentar la líbido y mejorar la calidad del esperma, por tanto mejora la fertilidad masculina. Defiende de rayos X y radiaciones de tomografías. Disminuye los síntomas de la esclerosis múltiple, de la pancreatitis y síndrome de túnel carpiano. Reduce asimismo los síntomas de la artritis reumatoide y enfermedades neurodegenerativas.

 

 La astaxantina benefactora de la salud de la retina

Hay una variedad de carotenoides, entre esos están la  zeaxantina, la cantaxantina y la astaxantina, responsables de los colores amarillos y anaranjados en los vegetales. Se sabe que la luteína protege la retina, pero no logra superar el beneficio que otorga la astaxantina como barrera ante los radicales libres.

El Dr. Mark Tso descubrió los beneficios de ese carotenoide, considerado el más poderoso antioxidante, en la protección de los fotorreceptores, el fortalecimiento de las células ganglionares y neuronas del interior de la retina. Los suplementos de astaxantina combaten la degeneración macular, la neuropatía diabética, el edema macular quístico, la oclusión venosa y arterial de la retina, el glaucoma, entre otras.

En cuanto a la propiedad protectora del sistema ocular, este no se ve afectado por el estrés oxidativo y el deterioro inducido del calcio sobre la proteína calpaína, además impide que la selenita se aloje en el cristalino y forme cataratas. Finalmente, la astaxantina reduce la cantidad las células apoptóticas que ocasionan presión intraocular.

La astaxantina y sus efectos sobre las enfermedades de la piel

Se han observado las ventajas del carotenoide sobre la piel, ya que previene de las alteraciones que causan las radiaciones ultravioleta sobre los procesos de oxidación y reducción del superóxido en el funcionamiento de los fibroblastos de la piel humana, con lo cual potencialmente se evita la flacidez de la piel y arrugas.

La astaxantina en la obesidad y el sistema cardiovascular

Experimentos en laboratorio indican que la astaxantina puede disminuir el peso corporal y los triglicéridos y colesterol malo, al parecer lo que ocurre es un incremento de la hormona adiponectina que se sintetiza a nivel del tejido adiposo, con lo que se incrementa la oxidación de ácidos grasos a la vez reduce el estrés oxidativo, esto reduce los trastornos metabólicos (diabetes y obesidad). Por otro lado, se incrementa la concentración de elastina vascular, la pared arterial se ensancha, hay reducción de trombosis, con lo que se disminuye la presión sanguínea todo lo cual deriva en menos oxidación de LDL.

La astaxantina, cáncer y el sistema inmunológico

La astaxantina está demostrando su efectividad en la prevención del cáncer, los experimentos de laboratorio demuestran que actúa inhibiendo la peroxidación de lípidos causada por el estrés. Asimismo protege contra el cáncer de vejiga y de colon. La observación de la alimentación en poblaciones de esquimales condujo a la hipótesis que los ácidos grasos del salmón, ricos en astaxantina mantiene bajos índices de aparición de cánceres. En la Universidad de Minnesota, el Dr. Jyonouchi, descubrió que con la astaxantina se incrementa la producción de anticuerpos y célula-T, elementos importantes en la construcción del sistema inmunológico.

Efectos secundarios de la astaxantina

La FDA en 1999 consideró que la astaxantina no conllevaba riesgos para la salud humana, en tal sentido se aconsejaba su consumo bajo orientación especializada. Diversos estudios avalaron tal decisión: no genera efectos negativos a nivel del tejido celular, hormonal ni muscular en personas sanas. Sin embargo, deben tener precaución las personas afectadas por afecciones respiratorias (asma), problemas glandulares  a nivel de tiroides, descalcificación, alta presión. Un uso excesivo acarrea despigmentación de la piel. Está prohibido su consumo en niños menores de 12 años y mujeres embarazadas.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.