Para qué sirve la bencidamina

Introducción

La bencidamina es un medicamento muy común que se utiliza en el tratamiento para calmar cualquier tipo de dolor o inflamación. Se caracteriza por encontrarse en diferentes presentaciones, específicamente por vía oral o uso tópico. Cuando el medicamento se administra por vía oral, por lo general se utiliza con el fin de tratar diferentes síntomas que surgen cuando existen infecciones en la garganta, aunque esto ocurre en casos leves.

En casos más extremos de infecciones en la garganta, se deberá utilizar otro tipo de fármaco más fuerte que afecte directamente la infección. En sí, la bencidamina se recomienda cuando ocurre la infección sin fiebre. Por otro lado, cuando el medicamento se utiliza por vía tópica, debe ser colocado en la parte externa de la piel, lo que genera un gran alivio en irritación, molestias, inflamaciones o dolor por algún tipo de lesión, como la tortícolis o los esguinces. En casos de artritis, la bencidamina también se caracteriza por ayudar considerablemente a enfermedades óseas, como la artritis o articulaciones dañadas.

En sí, si hemos de establecer una definición clara de lo que consiste este medicamento, se dice que es un analgésico que no contiene esteroides y que cuenta con efectos maravillosos en cuanto a afecciones en la garganta se trata, especialmente cuando existe dolor e inflamación. Para recalcar la información inicial, este medicamento es maravilloso para tratar estos síntomas, siempre y cuando no existan síntomas de infecciones, tales como pus y fiebre.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la bencidamina no sólo sirve en casos de dolores de garganta, sino también en casos de inflamación; torceduras de tobillos (esguinces); artritis o enfermedades óseas; tortícolis comunes; problemas musculares leves y cualquier tipo de lesión que no sea grave y que ocurra a nivel de la rodilla. Estas afecciones se ven atacadas por este medicamento y ofrecen beneficios magníficos que por lo general se ven de forma inmediata.

¿Cómo funciona la bencidamina?

La bencidamina es un medicamento que cuenta con un maravilloso efecto, sobretodo porque cuenta con diversos beneficios. Pero, en sí, ¿cómo funciona el fármaco?

Este ayuda con el hecho de inhibir ciertos procesos de prostaglandinas y una serie de sustancias diferentes, que comienzan a interferir en un complejo proceso inflamatorio con el que cuenta el organismo, por lo que genera que las inflamaciones no surjan del modo común. Esto genera que la bencidamina se coloque en posición para atacar cualquier tipo de inflamación que esté ocurriendo en el organismo, siempre y cuando se utilice para atacar del modo correcto. Es importante tener en cuenta cuál es la mejor forma de administrar el medicamento y en qué tipo de presentación, con el fin de que los resultados sean los correctos.

Una vez que se administre la bencidamina, independientemente del modo que sea, el mismo comienza a ser absorbido por cualquier tejido, sobretodo cuando se coloca de forma externa (tópica). Además, de este modo cuenta con una grandiosa ventaja, y es que no produce efectos secundarios. Por último, la sustancia del fármaco es eliminada a través de la orina y el organismo no se mantiene con cantidades excesivas del componente.

Presentaciones de la bencidamina

Como habíamos mencionado, la bencidamina cuenta con diferentes presentaciones en donde todas y cada una de ellas cuenta con sus propios beneficios y ventajas, con la similitud precisa de generar el efecto deseado, sin importar de qué forma sea administrado.

Las presentaciones de la bencidamina, son las siguientes:

  1. Bencidamina en crema. De forma común, el medicamento tiende a ser muy común en crema, sobretodo porque ayuda a aliviar lesiones y cualquier tipo de dolor o inflamación muscular que ocurra en cualquier zona del cuerpo, aunque especialmente se utiliza en la zona de las piernas.
  2. Bencidamina en gel. Por otro lado, la bencidamina también se consigue en la presentación de gel, que si bien suele ser similar a la crema, su consistencia tiende a ser menos pesada y mucho más flexible. Actúa de forma directa en inflamaciones o lesiones recién adquiridas.
  3. Bencidamina en solución. Ahora bien, la bencidamina también se consigue para tratar problemas a nivel vaginal y se utiliza en solución. De forma común, alivia irritación y picazón en la vagina y debe ser utilizada de forma externa, en lo absoluto de forma interna. En sí, actúa atacando cualquier tipo de hongo o infección que esté generando los síntomas. Su presentación más común es en un frasco de 50 ml.
  4. Bencidamina es Spray. Para atacar cualquier tipo de síntoma a nivel de la garganta, la bencidamina actúa de forma directa en su presentación especial en Spray, la cual se consigue en un frasco de 30 ml con un atomizador especial. Suele ser utilizado de forma directa en la garganta, en la boca y en las encías. Alivia el dolor y la irritación de forma inmediata, y se recomienda el hecho de no consumir alimentos luego de haberse colocado.
  5. Bencidamina en enjuague bucal. Por supuesto, no puede faltar su grandiosa presentación de enjuague bucal que se consigue en dos tamaños, uno de 100ml y otro de 360 ml. Este también actúa de forma directa sobre los dolores que se observan en la boca y en la garganta, con la diferencia de que puede ser utilizada con más frecuencia que en su presentación anterior.

Ahora, a continuación explicaremos brevemente cómo deben ser administrados:

  1. Bencidamina en vía oral. Cuando la bencidamina se recomienda para ser ingerida por vía oral, esto se logra a través de 150 mg., y si luego de esto los síntomas son controlados, tiende a reducirse más la dosis. Si los síntomas a controlarse son en la boca, puede cambiarse la vía oral por el Spray o en enjuague bucal.
  2. Bencidamina en vía tópica. La bencidamina por vía tópica debe ser solamente administrada en niños mayores de doce años y en adultos, y aún así la capa a colocar debe ser ligera y delgada, en un máximo de cuatro aplicaciones al día. Con el fin de que la piel absorba mejor la crema o el gel, se debe realizar un pequeño masaje. Sin embargo, se debe tener especial cuidado cuando existe alguna herida abierta, ya que de este modo no se debe colocar este medicamento.
  3. Bencidamina en vía vaginal. Antes de utilizar este medicamento para tratar los síntomas vaginales, es importante visitar a un médico con el fin de que el mismo logre identificar el problema y establecer la forma correcta de utilización. De forma común, 10 ml de la bencidamina deben ser mezclados con 250 ml de agua purificada tibia, o bien, con 500 ml, dependiendo de lo que pueda establecer el médico. Esto deberá servir como un baño vaginal que puede realizarse hasta dos veces al día, dependiendo de la opinión del ginecológico o de los síntomas.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que por medio de la vía vaginal no debe ser realizado si se está en cinta o si se sospecha de este hecho.

¿Para qué sirve la bencidamina?

Si bien ya hemos estado hablando sobre todo aquello que brinda la bencidamina, hemos de establecer un apartado preciso para responder esta pregunta y que la información quede bien explicada, de modo que se entienda para qué sirve este grandioso medicamento.

Ya hemos mencionado cómo funciona la bencidamina en cuanto a las prostaglandinas del organismo, lo cual se logra siempre que el medicamento sea ingerido por un medio oral, de modo que es la mucosa estomacal la que ayuda a absorber sus propiedades y a generar que los resultados se extiendan hasta los tejidos, y a través de estos, hacia el torrente sanguíneo. Una vez realizado este proceso, el mismo deberá ser excretado gracias a la bilis y por la orina.

Gracias a este grandioso proceso, es que la bencidamina es capaz de reducir y hasta eliminar cualquier tipo de inflamación degenerativa que esté ocurriendo en el organismo, en donde especialmente se observan en las zonas de los músculos y los ligamentos que se encuentran a lo largo de todas las piernas. Sin embargo, este medicamento también ataca molestias en otras zonas, como la tendinitis, la tortícolis y las lumbalgias.

Sin embargo, es importante tener siempre presente las opiniones de un médico profesional, dependiendo del tipo de problema que se esté llevando a cabo, y no extender el tratamiento más tiempo del común, y es que la bencidamina debe ser utilizada de forma breve, sin alargar demasiado el tratamiento.

Beneficios de la bencidamina

Al utilizar la bencidamina, independientemente de la presentación en la cual se esté llevando a cabo, se generan diferentes beneficios únicos que son capaces de perdurar en el tiempo, sobretodo porque dentro de los principales beneficios de este fármaco se encuentra su efecto inmediato de desinflamación y reducción de dolor. Es impresionante, en todas sus facetas, la forma en la cual actúa en el organismo, ya que es capaz de calmar dolores, lesiones, inflamaciones y hasta infecciones en un tiempo relativamente rápido, lo que hace que este medicamento sea el preferido por muchas personas.

Por otro lado, también surgen otros beneficios, como el hecho de actuar como un adyuvante de drogas, mientras está cumpliendo su papel en procesos inflamatorios vasculares; es decir, en enfermedades como la tromboflebitis y la flebitis. Esto ocurre gracias a su actividad antiplaquetaria y a cómo esta actúa sobre estos procesos.

Partiendo de los hechos anteriores, este medicamento ayuda también en otros procesos aún más comunes, como las trombosis que ocurren en las venas (varices) de las piernas, lo cual surge gracias a un problema de circulación que fomenta el desarrollo de un coágulo sanguíneo en estas zonas. Lo que causa la bencidamina en estos casos, es desinflamar las paredes de los vasos inflamados.

Contraindicaciones y reacciones adversas

Si bien hemos establecido el hecho de que la bencidamina no cuenta con un gran número de efectos secundarios, sobretodo no en su presentación de uso tópico, en realidad es importante tener en cuenta algunos detalles sobre la bencidamina, como el hecho de que la misma tiende a ser sensible a la luz, lo que puede producir picazón o sequedad en la boca. Si bien estos efectos ocurren en una persona de cada cien, mientras las posibilidades existan, es importante tenerlos presente.

Por otro lado, la bencidamina no suele ser recomendada si el paciente cuenta con un historial activo en alergias, sobretodo no hacia el ácido salicílico, y en lo absoluto debe ser utilizado mientras se esté ingiriendo alcohol. Además, mientras se esté utilizando cualquier otro tipo de solución tópica, no debe ser colocado en la misma zona ya que puede causar efectos químicos en la piel.

Dentro de los principales efectos adversos de la bencidamina, se encuentran eritemas en la piel, fotodermatitis, cierta picazón en la piel que puede observarse con prurito, inflamación en la piel, dolor en la zona estomacal, cierto sabor metálico en la boca y otros efectos más leves, como mareos y vómitos. Por último, es importante que la bencidamina no sea utilizada por niños menores de doce años, y sobretodo no en individuos que cuenten con problemas a nivel estomacal, como úlceras y/o gastritis.

Partiendo de toda esta información, cerramos este apartado informando sobre el hecho de que al utilizar este medicamento por vía tópica, se obtiene una concentración muy alta de sus ingredientes, y si bien los efectos secundarios en estas ocasiones equivalen a un porcentaje muy pequeño de la población, pueden ocurrir y es necesario tenerlos en cuenta. Tras saber esto, es importante entonces establecer el tratamiento con la bencidamina por un periodo de tiempo breve, sin prolongarlo y consultando en todo momento con el médico.

¡No dejes de consultar con tu médico!

Hacer énfasis en este hecho es nuestro mejor consejo a la hora de utilizar un medicamento que nunca antes ha sido utilizado, incluso si has tomado las pastillas pero lo necesites en su presentación tópica, ya que es importante tener en cuenta cualquier evento que pueda ocurrir. Además, muchos síntomas que bien pueden presentarse por patologías leves, pueden también ocurrir en situaciones graves, por lo que buscar una causa es primordial. Por lo tanto, es necesario que consultes con un médico antes de comenzar a utiliza bencidamina por tu cuenta.

Por último, si los síntomas persisten mientras ya se finalizó el tratamiento, se debe tener en cuenta cambiarlo o modificar la dosis. Esto también dependerá de la opinión del médico y de su evaluación.

Fuente| Wikipedia

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.