Para qué sirve la Butilhioscina

Introducción

Con la existencia en el mercado farmacéutico de una amplia gama de productos que están destinados a tratar diversas afecciones, habría que delimitar esta gran variedad para centrarse en aquéllos que pueden ser útiles en casos de un fuerte dolor que tenga lugar a nivel del abdomen y aún sería muy extensa la lista, razón por la cual nos enfocaremos solamente en uno particular que quizá comercialmente se le conoce mejor bajo el nombre de butilhioscina pero que en realidad es un compuesto químico llamado bromuro de butilhioscina cuya constitución lo convierte en un medicamento ideal para combatir los malestares generados en dicha zona del cuerpo.

Denominada también como butilescopolamina ejerce un efecto inmediato al dar alivio a los padecimientos  gracias a una sustancia de la que igualmente se derivan otros fármacos muy populares tales como la buscapina, que son producidos a partir de la escopolamina la cual se extrae de ciertas plantas de alta toxicidad por el veneno que contienen, que a pesar de la mala reputación que se ha ganado por ser empleada como una droga que propicia una acción paralizante en quien la consume ya en el campo de la medicina es de utilidad para contrarrestar distintas dolencias las cuales conoceremos más adelante.

Propiedades de la Butilhioscina

Al igual que los demás productos que son derivados semisintéticos del mismo elemento que la constituye, la butilhioscina no escapa de ser parte de ése grupo donde se encuentran aquéllos que tienen como base el amonio cuaternario lo cual le concede una propiedad antiespasmódica, es decir que es capaz de brindar una relajación a nivel de los músculos lisos de los conductos tanto urinarios como biliares pero también del tracto del sistema digestivo, que al contraerse involuntaria y persistentemente con un cierto grado de presión es lo que causa realmente el dolor que se vuelve incontrolable porque sólo tenemos capacidad de manejar a voluntad este tipo de movimientos en los músculos rugosos.

Pero aunado a esto, también hay que reconocer su función anestésica aunque sea nada más de forma local que se logra por medio de ése increíble efecto que tiene tal y como si fuese un sedante que es capaz de bloquear al sistema nervioso, por lo que evidentemente va a diferenciarlo de los analgésicos corrientes que se enfocan únicamente en impedir la emisión de las señales relacionadas con el malestar en sí mismo pero no en prevenir las contracciones que son las verdaderas responsables en provocar ése mal que tanto nos puede aquejar.

Beneficios de la Butilhioscina

Hemos visto que es excelente para los espasmos y los movimientos de contracción y relajación a nivel del sistema muscular o tejidos que comprenden a toda el área abdominal, pero quizá no estemos al tanto de saber a estas alturas de qué manera se puede aprovechar empleando la dosis acorde para cada caso:

  • Dolores gastrointestinales, que se presentan como cólicos y calambres estomacales, retorcijones y náuseas los cuales pueden ser reflejo de enfermedades tales como úlceras (gástricas y duodenales), colon irritable, acalasia (trastorno degenerativo en tejidos del esófago), calambres e inflamación del intestino, colitis y estreñimiento espástico (con espasmo).
  • Malestares en conductos biliares, al tratar las dolencias que se derivan de movimientos anormales en la vesícula, el hígado y el páncreas, además de otras que estén relacionadas con ésa área circundante.

  • Afecciones renales y de conductos urinarios, para impedir rápida y eficientemente los espasmos en la vejiga que derivan en incontinencia y las contracciones causadas por cólicos, infecciones y piedras en los riñones.
  • Dolencias menstruales y del aparato reproductor femenino, al disminuir los movimientos de contracción en mujeres embarazadas (sólo por sugerencia y con estricta vigilancia médica) y aquéllos que provocan una fuerte dismenorrea durante la menstruación que trae consigo cólicos muy dolorosos cuando el útero trata de expulsar el endometrio no utilizado en la ovulación.

  • Padecimientos postoperatorios, especialmente en mujeres que han sido sometidas a intervenciones quirúrgicas con el fin de practicarse una histerectomía (extirpación uterina) y otras asociadas a este órgano reproductor femenino.

Dosificación recomendada de la Butilhioscina

Se debe guiar siempre por las indicaciones que le haprescrito su doctor quien es el especialista encargado en recetársela y el único que conoce su historial médico, además de ser el responsable directo en caso de indicársela aun cuando se encuentra embarazada (en especial durante los tres primeros meses) o en período de lactancia, pero generalmente en lo que concierne a su administración ésta va a ser míninima y dependerá también de cuál sea la edad de la persona que padezca el dolor en particular y la presentación del medicamento que puede ser en:

  • Tabletas: para niños mayores de seis años, lo acorde es que la ingesta sea de 5mg tres veces al día y en adultos, entre 10 y 20mg de tres a cinco veces al día; dado que su eficacia no surte tanto efecto en niños menores a seis años, se debe tener precaución con dicho fármaco el cual no debe exceder una dosis diaria de 100mg.
  • Solución Inyectable: sólo indicada en adultos, a quienes se les colocará como un tratamiento por vía intravenosa con una medida entre 10 y 40mg varias veces al día sin exceder el límite de dosis permitido (100mg).

Contraindicaciones de la Butilhioscina

Aparte de quedar terminantemente prohibida en las personas que sean alérgicas o con intolerancia comprobada hacia sus componentes por tener antecedes de hipersensibilidad al bromuro de butilhioscina, igual hay que destacar que su uso debe ser por un período de tiempo determinado hasta cuando se lo haya indicado su médico o cuando sienta mejoría en la dolencia conocida en específico porque de lo contrario, podría acarrear consecuencias adversas que se señalarán más adelante y además encubriría la verdadera causa del padecimiento lo que a su vez influye en un deterioro progresivo del funcionamiento correcto de los órganos afectados.

Del mismo modo, se halla contraindicada en quienes presenten una obstrucción mecánica del tracto digestivo y en pacientes que sufran de glaucoma, taquicardias y arritmias, hipertrofia de la próstata, debilidad muscular progresiva y retención urinaria; sin olvidar también que si toma otros medicamentos, sobre todo si son antihistamínicos o antidepresivos que puedan entrar en interacción con los componentes debe consultarlo previamente con el doctor, así como la precaución que ha de tener si se administra en niños y adultos mayores o en quienes padecen de alguna enfermedad cardíaca, reflujo gastroesofágico, colitis ulcerosa, fiebre, oclusión intestinal, sequedad bucal y estreñimiento.

Efectos secundarios de la Butilhioscina

Si se excede la dosis, pueden presentarse algunos casos en donde las personas experimenten uno de los siguientes síntomas:

  • Taquicardia y baja tensión arterial
  • Trastornos oculares como la midriasis (aumento de la pupila e inmovilidad del iris), visión borrosa, cicloplejía (pupila dilatada), anisocoria (asimetría de las pupilas), pigmentación de los ojos, glaucoma y otros neurales como adormecimiento, vértigo y desorientación
  • Sudor escaso y boca seca
  • Irregularidades en el sistema digestivo, que disminuyen el tránsito a nivel del esófago y la producción de enzimas del páncreas pero aumenta las de bicarbonato
  • Problemas urinarios y de estreñimiento
  • Respiración acortada con ensanchamiento de las fosas nasales
  • Erupciones cutáneas, urticaria, ronchas y otras manifestaciones alérgicas en la piel
  • Impotencia sexual

Ante cualquiera de estas reacciones, lo primero que debe hacer es suspender su uso lo más pronto posible y llamar de inmediato al médico o bien a un personal de emergencias, dependiendo de cuál sea la gravedad del problema.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.