Para qué sirve la cámara hiperbárica

Introducción

La medicina hiperbárica se define como una terapia con medicamentos basados en oxígeno puro. Hoy en día, se conoce como un tratamiento no invasivo que se encuentra en pleno desarrollo y que ayuda a tratar diferentes enfermedades y patologías específicas, por medio del cual se busca suministrar cierta cantidad de este oxígeno directamente en la sangre, lo que causa que tejidos dañados se recuperen y que los síntomas de diferentes enfermedades, se reduzcan. Esto, a su vez, causa que la calidad de vida de pacientes con enfermedades graves incurables, como el autismo o el alzhéimer, mejore, a pesar de no tratar directamente las enfermedades.

Otra de las características de esta terapia, es que la misma ayuda a prevenir la aparición de úlceras y pie diabético, por lo que en algunos países se implementa como método preventivo, además de que refuerza tejidos e incluye una cantidad de oxígeno a la sangre. Por otro lado, cuando se trata de enfermedades graves que dañan la piel o generan lesiones de ciertos tipos, por más graves que estas puedan llegar a ser, el tratamiento con oxigenación hiperbárica (TOHB), ayuda a evitar la amputación de ciertos tejidos dañados, bien sea por infecciones, hongos o bacterias que estén causando un daño aún mayor.

De forma común, mientras una persona respirar en un ambiente no tóxico, la misma está respirando al menos un 20% de oxigeno a nivel del mar, lo que genera que esta cantidad se catalogue como indicada para satisfacer las necesidades del organismo. A su vez, la medicina hiperbárica se encuentra de obtener ciertas presiones de oxígenos, mayores de las que se consiguen al respirar de forma normal, englobando esto en lo que hoy en día se conoce como cámara hiperbárica, caracterizándose entonces por tener una presión mayor a la común. Los beneficios de esto surgen gracias a que el oxígeno se disuelve más rápido gracias a su presión, y genera que llegue más rápido hacia la sangre, atacando de forma positiva las células de nuestro organismo.

A pesar de considerarse una práctica relativamente nueva, tiende a ser eficaz en diversos aspectos, ya que al elevar este pequeño porcentaje de 20%, a uno de 90%, los beneficios tienden a ser mayores, y diversos tejidos y órganos se ven afectados positivamente, regenerando tejidos y tratando lesiones a nivel óseo y muscular, incluyendo también a los tendones.

En situaciones más diversas, la cámara hiperbárica se utiliza luego de haberse realizado alguna operación, por lo que tiende a utilizarse en un postoperatorio, o bien, para tratar distintas situaciones incluso menores en gravedad, como ciertas lesiones deportivas. Por otro lado, este tipo de medicina también se implementa en jugadores deportivos para aumentar su rendimiento.

Otro de los usos que se le otorgan a la cámara hiperbárica, es en el envejecimiento, y es que al tratarse de oxígeno que entrará directamente en la sangre, las células beneficiadas acortan el tiempo de envejecimiento de las mismas, lo que se hace notar directamente en el cuerpo del individuo. Por último, la medicina hiperbárica es también utilizada para tratar a personas que hayan pasado por un infarto cerebral, sobretodo por el hecho de que ayuda a que sus células se regeneren.

En sí, ¿qué es?

Para explicarlo de un modo más breve y conciso, el tratamiento en la cámara hiperbárica es aquel que se caracteriza por ser no invasivo y por suministrar oxígeno altamente concentrado dentro de lo que se conoce como una cámara hiperbárica presurizada. De este modo, la persona que recibirá el tratamiento deberá introducirse en esta cámara y comenzar a respirar este tipo de oxígeno, estando en un porcentaje mayor al que comúnmente se respira de forma común (90%-100%).

A través de un lugar tan pequeño, el oxígeno se concentra solamente en el paciente y logra entrar en su organismo rápidamente, transportándose hasta la sangre y llegando hasta todas las células deseadas, incluyendo tejidos dañados. El tiempo de duración dentro de esta cámara, no debe bajar de una hora, ni sobrepasarse de noventa minutos, y debe realizarse una sola vez al día. Esto podría variar dependiendo del paciente y de la enfermedad o problema que se esté trabajando. Sin embargo, este tiempo es el límite según especialistas, sobretodo porque se debe tener en cuenta que la cantidad de oxígeno suministrada es muy alta.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que para poder considerarse una cámara hiperbárica, es necesario que la misma cuente con una atmósfera de 1,5, ya que de forma común esta se encuentra en 1,0 al respirar el aire de forma frecuente. Si el oxígeno no llega hasta 1,5 de atmósfera, no se puede hablar de un oxígeno completamente puro en la sangre y, por ende, tampoco se establece que el tratamiento esté correcto.

Usos de la cámara hiperbárica

La cámara hiperbárica es un tratamiento que debe ser utilizado siempre bajo el mando de un profesional, sobretodo porque estamos hablando de una máquina en donde un cuerpo estará recibiendo cierta cantidad de oxígeno. Es importante que se tengan en cuenta algunos factores importantes, como la edad del paciente, algunas patologías y el tiempo de duración en la cámara. De forma general, dependiendo de cada individuo y de su médico especialista, la cámara hiperbárica se utiliza para tratar ciertas enfermedades que se dividen según una categoría, dentro de las cuales destacan las siguientes:

Clínica médica

Dentro de esta categoría se observan enfermedades y patología que pueden variar desde las más leves, hasta las más graves y extrañas, comenzando con ciertas migrañas, y finalizando con fibromialgia. En sí, engloba diferentes enfermedades variadas, como la sordera, la fatiga crónica y las antes mencionadas.

En el caso de la sordera, este tratamiento ayuda gracias a que aporta una cantidad de oxígeno precisa que genera que el oído se desinflame. Por otro lado, cuando hablamos de tratar la fibromialgia, esto se debe gracias a los efectos neurotransmisores y desinflamatorios del oxígeno puro, lo que ayuda a reducir los dolores que causan la enfermedad.

Heridas

Ya habíamos mencionado que la cámara hiperbárica es capaz de ayudar en diferentes heridas y lesiones, como por ejemplo, el pie diabético, úlceras que ocurran debido a cualquier tipo de situación y escaras. Además, el tratamiento también ayuda a regenerar los tejidos de la piel en cuanto a quemaduras se trata, así como heridas que ocurran luego de una cirugía.

Traumatología

En el caso de traumatología también el tratamiento se caracteriza por ser efectivo, y ayuda a tratar síntomas directos de enfermedades articulares y problemas en los ligamentos, así como también ayuda a tratar lesiones en los huesos y en cualquier tipo de rehabilitación que tenga que ver directamente con estas características.

Lesiones deportivas

También habíamos mencionado que este tratamiento ayuda en cuanto a lesiones deportivas se refiere, incluyendo lesiones en los ligamentos y en los tendones. Además, esto también ayuda en cuanto a la fatiga que ocurre tras realizar cierta cantidad de ejercicios, por lo que los músculos se debilitan. Debido a esto, muchos deportistas se someten al tratamiento para ofrecer fuerza a sus tejidos y músculos.

Neurología

Además de lo anterior, la cámara hiperbárica también funciona en casos más graves y destacables, como aquellos que tienen que ver directamente con el cerebro y la médula espinal. Debido a esto, muchos pacientes de diversas enfermedades incurables, buscan la medicina hiperbárica con el fin de reducir síntomas y alargar la calidad de vida del paciente.

Dentro de las enfermedades que ayuda a tratar en esta categoría, destacan el alzhéimer, la esclerosis múltiple y al antes mencionado, infarto cerebral, o como mejor se le conoce, accidente cerebrovascular (ACV). Esto se debe a que ayuda a reducir sus síntomas gracias a la distribución correcta de flujo sanguíneo a través de todo el sistema nervioso centra, lo que acaba generando que los tejidos nerviosos se reparen.

Esto también ayuda en el caso de los niños, ya que en los mismos también ocurren problemas neurológicos, como parálisis cerebral, autismo y cefaleas. Es importante consultar con el médico antes de comenzar este tipo de tratamiento en los niños con cualquier tipo de problema neurológico.

Reumatología

En la reumatología también se utiliza la cámara hiperbárica, sobretodo para tratar problemas específicos y comunes, como la artritis y la artrosis, así como también ayuda a tratar la antes mencionada fibromialgia.

Oncología

En la oncología el tratamiento con la cámara hiperbárica es también utilizado, sólo que en menor medida, y básicamente se utiliza para tratar lesiones que puedan aparear tras recibir radioterapia, o bien, para tratar tumores. Sin embargo, es importante prestar atención al médico tras intentar este tipo de proceso, ya que puede interferir con estilos de vida o medicamentos.

Rehabilitaciones

Y por último, la cámara hiperbárica se lleva a cabo en ciertos tipos de rehabilitaciones, como aquellas que surgen tras un ACV, tras lesiones en el cerebro o en los músculos, tras cualquier tipo de cirugía quirúrgica o tras haber pasado por cualquier tipo de traumatismo.

Beneficios de la cámara hiperbárica

Si bien ya hemos descubierto para qué sirve la cámara hiperbárica y en qué situaciones se utilizan con seguridad, aún no hemos mencionado cuáles son los beneficios que este tratamiento es capaz de ofrecer, por lo que a continuación se los mencionamos:

  1. Ayuda a que los tejidos, todos y cada uno de ellos, aumenten su nivel de oxigenación, sin importar si estos se encuentran sanos o dañados.
  2. Contiene efectos antiinflamatorios, por lo que ayuda a desinflamar cualquier tipo de órgano, músculo o parte del organismo.
  3. Todas aquellas células que son capaces de producir colágeno, son estimuladas gracias a los efectos de este oxígeno, así como también se estimula en gran medida la respuesta que ofrece el sistema inmunológico contra agentes patógenos externos.
  4. cierta cantidad de oxigeno ayuda a que el flujo sanguíneo se aumente, especialmente obre tejidos que se encuentra mal irrigados. Esto genera grandes logros y avances en la calidad de vida de un paciente.
  5. contiene cierta acción bactericida y bacteriostática, además de que también ayuda a que el tiempo de cicatrización de una herida se acelere, lo que causa que las heridas sanes más rápido de lo normal.
  6. Estimula vasos sanguíneos, favorece el hecho de desintoxicación en el cuerpo (gases y toxinas) y ayuda a que los procesos de rehabilitación se aceleren, lo que ayuda en casos de huesos, articulaciones y ligamentos. Este beneficio es maravilloso ya que ayuda en casos de lesiones graves.

Otros de los beneficios de este tipo de tratamiento, se basa en el hecho de regular el estés gracias a la cantidad de oxígeno puro que se está llevando a cabo, así como ayuda a controlar diversos síntomas emocionales que engloban todas aquellas emociones negativas, como la ira y la tristeza, atacando entonces la depresión. Por último, la cámara hiperbárica ayuda a reducir cualquier nivel de fatiga muscular y aumente el nivel de energía a nivel celular.

Lo mejor de todo esto, es que la sesión dentro de la cámara hiperbárica tiende a ser relajante y hasta placentera, en donde muchos pacientes tienden a dormirse durante el tiempo que dure el tratamiento. Se debe ingresar en la cámara con ropa cómoda, no demasiado pesada y sin zapatos o medias.

En muchos casos, dependiendo del tipo de cámara que se esté utilizando y de su tamaño, se pueden ingresar almohadas, libros y música con el fin de pasar el tiempo en un ambiente puro y con distracciones preferenciales. Como decíamos, la duración de este tratamiento puede variar, dependiendo siempre del tipo de enfermedad o proceso que se esté tratando, siempre y cuando esto sea indicado por un médico especialista. No está de más repetir que quien realiza este tratamiento es un médico capacitado.

Si bien el tratamiento en la cámara hiperbárica suena como algo prometedor, en realidad es necesario destacar que no estamos hablando de una cura, sino de un tratamiento que ayuda a fortalecer algunos sistemas del organismo, además de que ayuda a acortar el tiempo de recuperación de algunas situaciones, aliviando síntomas, dolores y demás. Sin embargo, no cura ningún tipo de enfermedad, pero sí alarga la calidad de vida del paciente. Si bien una persona es capaz de sobrevivir algunos días sin comida, y tres días sin agua, es imposible que una persona viva más allá de sólo algunos minutos.

 

Fuente| Wikipedia

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.