Para qué sirve la cebolla morada

Introducción

En la ardua selección que hacemos al momento de escoger las diferentes frutas, verduras y hortalizas en el mercado procuramos llevar una gran variedad de estos verdaderos regalos que la naturaleza nos ha regalado para preparar los alimentos de cada día, sin detenernos a pensar en todo el aporte nutricional que son capaces de proporcionarnos y a la vez incidir positivamente sobre nuestro bienestar físico y mental, razón por la cual no son sólo meros ingredientes para nuestras comidas sino también una fuente primaria de la que nos valemos para obtener una cantidad de sustancias que son altamente beneficiosas para la salud.

Quizás es por ello que también subestimemos el poder de estos excelentes aliados donde dentro de la amplia gama, hay uno en específico que se caracteriza por su peculiar forma circular y color llamativo y no es otro más que aquél vegetal el cual siempre nos ha hecho llorar y cuyo fuerte sabor aunque un poco más aceptable que el de la cebolla blanca, ha jugado un papel protagónico en la elaboración de platillos exquisitos que sin saberlo nos están brindando un sinfín de elementos que son indispensables para el buen desarrollo y equilibrio de nuestro organismo los cuales vale la pena indagar.

Propiedades de la cebolla morada

Baja en calorías y sodio es una perfecta acompañante en las dietas donde se necesite reducir el consumo de grasas, pudiendo incorporarla fácilmente en diversas combinaciones gastronómicas independientemente de su presentación ya sea con una previa cocción e inclusive cruda donde será la base o bien un aderezo más que realzará el gusto de ensaladas o sopas, que de igual forma potenciarán sus componentes tales como las vitaminas A, B, B6 (piridoxina), B9 (ácido fólico) y C así como sus principales minerales que son el hierro y el potasio los cuales en su conjunto son indispensables dentro de los requerimientos mínimos de cualquier plan alimenticio.

También contiene flavonoides y fitoquímicos que en combinación con una serie de compuestos sulfúricos son capaces de activar sus efectos medicinales previniendo y combatiendo distintas afecciones, gracias a ésas propiedades antioxidantes y anticancerígenas que estimulan las defensas naturales al fortalecer el propio sistema inmunológico encargado de hacer frente a los agentes externos perjudiciales que son dañinos para nosotros, por lo que por supuesto de más estaría decir que no solamente crea una suerte de capa protectora por dentro sino aparte por fuera contra todos los radicales libres que son responsables de originar los primeros síntomas de envejecimiento prematuro y por consiguiente ciertas enfermedades de carácter degenerativo.

Beneficios de la cebolla morada

Porque así como nos ayuda a sentirnos bien internamente, dicha sensación de plenitud se hará evidente a un nivel externo y tal vez sea porque la acción curativa que ejerce no está focalizada nada más en el área de la medicina, ya que en la misma medida se vinculará con otras como la estética por ejemplo, donde su uso pasará a ser no sólo para consumo sino también para emplearse de manera local y ya descubriremos el porqué:

  • La quercetina presente en su constitución es un antiinflamatorio y anticoagulante muy efectivo en pacientes con problemas del corazón y de la circulación sanguínea en general, por ende está indicada en quienes padecen de tensión alta y en aquéllas personas con antecedentes familiares, donde se hayan registrado casos de infartos o derrame cerebral puesto que no da paso al colesterol y a los triglicéridos que obstruyen las arterias.
  • Pero así como regulariza los niveles de aquéllos causantes de múltiples trastornos cardíacos, igualmente está en la capacidad de nivelar la glucosa que hay en la sangre por una sustancia que se deriva del azufre (alil propilo disulfuro) que normaliza la generación de insulina y en cierto modo, se recomienda para quienes sufren de diabetes ya sea de tipo uno o dos e incluso para los intolerantes a la glucosa es ampliamente beneficiosa.

  • Como ya leímos, puede evitar el cáncer y específicamente algunos en particular como el de cerebro, colorrectal, estómago, hígado, laringe, mama, ovario, próstata, pulmón y vejiga, siendo esto posible a través de los flavonoides que conjugados con otro compuesto llamado fenólica pueden lidiar con la formación exagerada de células malignas, interviniendo como unos antioxidantes que se encargarán de proteger a las buenas y al mismo tiempo promover su producción.
  • Mejora las funciones inmunes y, con ello, reduce las alergias e infecciones del cuerpo por dos elementos que contiene (polifenoles y selenio) los cuales ayudan a dar una adecuada y a la vez más rápida respuesta ante los intrusos que habitan en nuestro entorno que pueden hacernos algún daño al contacto, bien sea en forma de bacterias, gérmenes o microbios y también es ideal para detener la histamina que en exceso desencadena reacciones adversas por intolerancia a ciertos alimentos o químicos.

  • Por la combinación del azufre más la quercetina es un potente desinflamante y relajante de los músculos, sobre todo de aquéllos implicados en funciones relacionadas con las vías respiratorias que al estar contraídas sólo acarrean serios problemas que pueden dar pie a diversas enfermedades; una de ellas es el asma,donde se puede hallar un gran alivio siempre y cuando se sea consciente de no sufrir algún tipo de alergia a este vegetal.
  • Aparte, tiene un péptido (GPCS) que igualmente al aliarse con el azufre permite una buena salud tanto en los tejidos conectivos como en los huesos, estando indicada especialmente para mujeres que se encuentran durante la menopausia o después de dicha etapa de la vida, en la cual se tiende más a sufrir de desgaste óseo y por ello de osteoporosis y fracturas o fisuras muy particularmente a nivel de las rodillas o de cadera.

  • Contribuye a mejorar nuestro ánimo gracias al folato, otro de sus tantos componentes maravillosos que actúa como un reductor de la homocisteína que al liberarse descontroladamente no deja que lleguen al cerebro los nutrientes que éste necesita para desempeñar sus funciones, equilibrando con ello las hormonas que aumentan nuestro bienestar tales como la dopamina, norepinefrina y serotonina las cuales nos brindan estabilidad emocional.
  • Además, si queremos lucir bien tengamos por seguro que este ingrediente multipropósito nos hará presumir una figura envidiable al mejorar las funciones del aparato digestivo y desaparecer la ansiedad entre cada comida, pero aparte reducirá el riesgo de padecer caries por sus agentes antimicrobianos y favorecerá la salud de nuestra piel y cabello, donde su empleo tópico en dichas zonas puede acabar de raíz con serios inconvenientes como las manchas y las arrugas o bien los piojos y las liendres.

Usos de la cebolla morada

Antes que nada, debemos asegurarnos primero si no somos alérgicos a ella para poder emplearla tanto para su consumo como también para su colocación en ciertas áreas de la piel o el cabello, así que lo ideal sería probar con un poco previo a cualquier tratamiento donde vayamos a utilizarla:

  • En la caída del cabello: se debe preparar una mezcla que consiste en el zumo de una cebolla morada con dos o tres gotas de aceite esencial de lavanda y una cucharadita de miel, la cual se aplicará dando un masaje en toda la raíz y se dejará actuar cubriendo con un gorro o toalla durante toda la noche o al cabo de una hora, para retirar primero con agua y después lavar con un champú suave; repetir dos a tres veces por semana para empezar a ver los resultados al cabo de pocos meses.
  • En la prevención de enfermedades bucales: basta con masticar un trozo crudo de dos a tres minutos cada día, esta simple acción promueve un efecto antibacteriano que acaba con los agentes que originan los principales trastornos en las encías y los dientes.

  • En el combate de piojos y liendres: especialmente para niños en edad escolar que suelen ser los más afectados por estos enemigos, se aplica directamente sobre la raíz el zumo de dos o tres cebollas y se masajea profundamente para proceder a tapar con un gorro durante no más de tres horas y posteriormente, lavar y enjuagar con abundante agua tibia para dejar secar al aire y peinar con un cepillo especial para este caso; se debe continuar dicho tratamiento por tres días consecutivos y luego un día a la semana a modo de prevención.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.