Para qué sirve la Cefalexina

Introducción

El ser humano está perfectamente diseñado bajo un esquema de distintos sistemas que operan como unos engranajes que trabajan en sintonía para cumplir ciertas funciones en específico, donde por ejemplo si nos centramos en el inmune éste se enfoca principalmente en dar la batalla contra los agentes externos gracias a la acción de los glóbulos blancos y anticuerpos que crean un mecanismo de defensa el cual nos protege de dichos invasores, que al entrar en contacto con nuestro organismo son capaces de no sólo alojarse como unos cuerpos extraños sino también de ir desarrollándose al extremo de propagarse y atacarnos hasta debilitarnos.

Es en tal circunstancia que puede ser necesario que tengamos que recurrir a la utilización de algún medicamento en particular que se encargue de estos intrusos que pueden incidir negativamente, propiciando la extensión de las bacterias que son causantes de múltiples enfermedades en diversos órganos y tejidos en forma de severas infecciones que tienen lugar al no estar lo suficientemente fortalecidos como para hacerles frente, razón por la que inevitablemente se hace necesario acudir donde un médico especialista en el área para que nos prescriba el tratamiento adecuado que sirva para contrarrestar tales efectos y hallar pronta mejoría de la afección que tanto nos aqueja.

Propiedades de la Cefalexina

Este fármaco viene siendo un potente antibiótico que se relaciona con un singular grupo dentro del mundo de la medicina llamado cefalosporina, los cuales brindan una capacidad de respuesta muy inmediata y eficaz por su gran propiedad bactericida, es decir, que a diferencia de otros no solamente se enfoca en evitar la diseminación de los microorganismos a través de las vías o conductos por los cuales éstos viajan con rapidez, sino que aparte puede provocar la eliminación de los mismos al desaparecerlos de raíz y con ello impedir que se den las condiciones mínimas para que se produzca una infección.

Beneficios de la Cefalexina

Pudiendo combatir a las bacterias con una alta efectividad, veamos ahora en cuáles casos puntuales es aprovechable este medicamento que no está indicado en la gripe o influenza, resfriados ni mucho menos en otras enfermedades de índole viral, sino únicamente en infecciones a nivel de:

  • Aparato genital y urinario
  • Articulaciones
  • Huesos
  • Piel
  • Tejidos blandos
  • Vías respiratorias

Especialmente se recomienda en pacientes que sufren de:

  • Abscesos
  • Alergia a la penicilina
  • Anexitis (ovarios y trompas de Falopio inflamados)
  • Bronquitis
  • Cistitis
  • Faringoamigdalitis
  • Furunculosis
  • Heridas quirúrgicas/traumáticas
  • Neumonía
  • Otitis media
  • Peritonitis
  • Pielitis (membrana de la pelvis renal inflamada)
  • Prostatitis
  • Sinusitis
  • Uretritis

Además se sugiere en quienes padecen de un trastorno cardíacoy se van a someter a una intervención quirúrgica focalizada en el área que comprende a la boca, caja de voz, garganta o nariz, con el fin de tomar la debida precaución y prevenir que se forme una infección en dicho órgano que se encuentra comprometido y es de tanta importancia.

Administración correcta de la Cefalexina

Lo ideal es que este antibiótico que se suele conseguir en las farmacias únicamente con una prescripción médica haya sido recetado por un doctor tras una rigurosa consulta y los análisis de laboratorio correspondientes, siguiendo claramente las instrucciones que el profesional de la salud nos haya dictado o bien las que trae el empaque del producto, aunque en líneas generales éste se emplea sólo para su uso vía oral con dos presentaciones en las siguientes dosis:

  • Suspensión o Jarabe: para niños, lo ideal son entre 25 y 50mg por cada kilo de peso cada seis u ocho horas por día y para adultos, 1g cada seis horas.

  • Cápsulas, Comprimidos o Tabletas:
    • De 250mg: en niños entre seis y doce años, se dividen cuatro tomas de aproximadamente 25 y 50mg por cada kilo de peso cada seis horas por día; en adultos, al igual que la presentación líquida, se toma 1g cada seis horas.
    • De 500mg: igualmente, para niños en edades comprendidas entre los seis y doce años se distribuyen también cuatro tomas pero de 25 a 100mg por cada kilo de peso al día siguiendo las indicaciones médicas y para adultos, entre 1 y 4g cada seis horas.

Lo normal es que dicho tratamiento se ingiera justo antes o después de comer por un lapso de tiempo que abarque entre los siete y catorce días o hasta cuando lo haya determinado el doctor de acuerdo a la afección que se esté tratando, para lo cual se debe procurar llevar un control con las horas de la ingesta para tratar que sean siempre las mismas y con esta coincidencia a diario se evita que el paciente consuma una dosis excesiva, lo cual puede acarrear en serios problemas para la salud creando una resistencia del organismo a combatir una infección que se contraiga más adelante o incluso derivar en algunas reacciones adversas perjudiciales.

Efectos secundarios de la Cefalexina

Siempre y cuando se tome la dosis recomendada no habrán inconvenientes de ningún tipo, pero como cada caso es independiente de otro y no todos los organismos funcionan de la misma manera, he aquí alguno de ésos que se pueden presentar sin significar mayor problema a menos que sean muy persistentes:

  • Dolor en articulaciones o de cabeza
  • Malestares estomacales con presencia de náuseas, vómitos, diarreas o sólo acidez
  • Mareos, confusiones y cansancio sin causa aparente
  • Prurito en la zona genital o rectal

De producirse uno o varios de éstos síntomas con mayor intensidad y frecuencia, suspenda el uso del medicamento y contacte de inmediato con su médico, así como debe estar alerta de otros efectos más graves como lo son:

  • Empeoramiento de los propios síntomas de la infección
  • Presencia de sangre en las heces que tienden a ser líquidas, con fuertes cólicos y fiebre, durante o después del tratamiento durante un mes o más
  • Inflamación a nivel del rostro, comprometiendo principalmente los sentidos de la vista, el olfato y el gusto
  • Reacciones alérgicas cutáneas: urticaria, comezón y sarpullido
  • Problemas respiratorios y al momento de tragar
  • Alucinaciones, convulsiones u otras alteraciones de la psiquis
  • Trastornos en el sistema urinario, especialmente en mujeres: vaginitis o vulvovaginitis
  • Sibilancia (sonidos agudos al respirar)

Contraindicaciones de la Cefalexina

Algunas personas tienen terminantemente prohibida la ingesta de este antibiótico y tal es el caso de quienes presenten las siguientes condiciones:

  • Alergia al principio activo de la aspirina (ácido acetilsalicílico), los antibióticos betalactámicos, las cefalosporinas y penicilinas o simplemente, a los ingredientes de la cefalexina.
  • Mujeres en período de gestación o lactancia y aquéllas que planean quedar en estado
  • Pacientes con enfermedades a nivel del hígado o de los riñones
  • Personas con diabetes

Puede que hayan contadas excepciones cuando son mayores los beneficios que el medicamento en sí mismo puede aportar que los posibles riesgos que implicaría su uso, pero esto sólo podrá ser evaluado por el experto en el área quien se encargará de hacer una supervisión exhaustiva tras conocer su historial clínico a profundidad, quedando ya bajo su estricto control y vigilancia asumiéndolo como una responsabilidad que nada más dicho profesional es apto de acatar; igualmente, no dude en aclarar con él todas sus dudas e inquietudes, sobre todo si tiene alguna enfermedad gastrointestinal o toma otros medicamentos que puedan entrar en interacción con la cefalexina.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.