Para qué sirve la chía

Introducción

En estos tiempos donde cada vez nos preocupamos más por brindar a nuestro cuerpo el bienestar que necesita tanto a nivel físico como mental, se hace imprescindible que empecemos por cuidar todos ésos hábitos que indiscutiblemente son los que marcan la diferencia ya que al darnos cuenta de cuáles son los errores comunes que cometemos a la hora de ejercitarnos pero sobre todo de alimentarnos saludablemente, estamos siendo conscientes de que toca redimensionar por completo el esquema dentro del cual se enmarca nuestro estilo de vida para dejar atrás estas malas prácticas que sólo contribuyen a ir deteriorando las funciones de los distintos sistemas que operan dentro del organismo.

Y nos sorprendería gratamente saber que dicha tarea es fácil de realizar si ponemos de nuestra parte en la consecución del objetivo, mejor aun cuando ya tenemos una meta trazada y bien definida donde hemos colocado sobre una balanza aquéllas cosas que no nos benefician en lo absoluto como el sedentarismo y la comida chatarra por ejemplo, que se vuelven en nuestros peores enemigos y en cambio vamos sustituyéndolas al ir incorporando a nuestra rutina más actividades al aire libre y por supuesto estas aliadas de la naturaleza a nuestra dietaque son unas pequeñas pero sumamente poderosas semillas que hoy descubriremos cómo se pueden aprovechar.

Propiedades de la chía

Originaria de Centroamérica y muy empleada en la antigüedad por las civilizaciones ancestrales mayas y aztecas también se le conoce bajo el nombre de Salvia Hispánica y a pesar de que luego de la época de colonización fue dejada a un lado, recientemente se ha ido popularizando y extendiendo su uso hacia otras latitudes gracias a la fama que ha adquirido como una excelentefuente rica en nutrientes y minerales esenciales para la salud, donde todos podemos por igual disfrutar de tales bondades al combinarla con otros alimentos bien sea como acompañante de bebidas y diversos platillos como también de deliciosos postres.

Por lo que no se limita únicamente a ser versátil en lo que respecta al ámbito gastronómico sino que además nos encontramos con que es altamente recomendable por su aporte calórico en la realización de planes y regímenes especiales para perder peso, ya que su gran contenido en antioxidantes, calcio, fibra, hierro, potasio y proteínas más Omega 3 y totalmente libre de gluten la convierten en un ingrediente perfecto que nunca debe faltar, si es que realmente estamos decididos a dar inicio a toda una verdadera transformación desde nuestro interior para sentirnos más sanos y en consecuencia llenos de una mayor energía y vitalidad con la cual enfrentaremos los retos cada día.

Beneficios de la chía

Siendo su nombre proveniente de una expresión maya que es sinónimo de fuerza, no en vano se gana este atributo por poseer una infinidad de componentes que son muy positivos al ser absorbidos por nuestro cuerpo, razón por la cual ahora pasaremos a conocer tales efectos que inciden favorablemente en nosotros:

  • Gracias a la presencia del ácido alfa-linolénicode origen vegetal (mejor conocido como Omega 3) que incluso tiene en una concentración superior a la de muchos  pescados,  puede ayudar a reducir los niveles de colesterol por lo que se vuelve en protectora de las funciones cardiovasculares, previniendo con ello enfermedades ligadas a la presión arterial y otras como la inflamación de las articulaciones.
  • Por su alto contenido de fibra soluble es ideal para las personas que se han planteado reducir medidas, puesto que puede generar ése estado de saciedad que nos mantiene llenos por mucho más tiempo y evita los antojos, sin olvidar que propicia una buena digestión al regular las funciones intestinales y contrarresta los picos elevados de la azúcar acumulada en sangre.

  • Justamente por esta acción depurativa y diurética, facilita la expulsión de todos los elementos tóxicos presentes en el organismo que están de más y que el mismo no requiere ya que en cambio, sólo dificultan el buen desenvolvimiento de sus funciones vitales al obstaculizarlas y aparte promueven una fácil y rápida oxidación de las células lo cual trae consigo los primeros síntomas de envejecimiento.
  • Pero es precisamente por los antioxidantes que posee que se le confiere una propiedad anti-edad que va a revertir el impacto negativo de los agentes externos, impidiendo que los radicales libres y múltiples factores tales como la contaminación ambiental o el mismo estrés se apoderen de nosotros, retrasando de este modo la aparición de ciertas afecciones que aquejan a la salud y a nivel estético las líneas de expresión.

  • Con un sabor agradable parecido al de la nuez y al no cambiar el de aquéllos alimentos con los que se combina se puede mezclar fácilmente con cualquier comida o bebida, destacando que con éstas últimas puede absorber entre diez y doce veces su peso en líquido por lo cual es súper hidratante, especialmente para los deportistas que igualmente por su aporte proteico mejoran su rendimiento al favorecer las funciones del sistema locomotor.

Usos y recomendaciones de la chía

Denominada por algunos como un superalimento al contener una mayor carga vitamínica y de fitonutrientes que otras semillas, proporciona además cobre, magnesio, manganeso, niacina y zinc que en su conjunto otorgan las herramientas que son indispensables para que los distintos sistemas de nuestro cuerpo tengan un óptimo desempeño, valiéndonos de su consumo en crudo mediante la masticación directa de las semillas previamente molidas (adquiridas así en una tienda naturista o procesadas por nosotros en una licuadora) o bien en líquido mezclándolas con alguna bebida.

Por ejemplo, a nivel de México y Centroamérica en general hay una preparación muy autóctona de estos países que se llama chía fresca y consiste en una combinación que se elabora a partir de las semillas sumergidas en agua, a la cual se le incorpora el zumo extraído de un limón y azúcar al gusto para realzar el sabor y obtener de esta forma una deliciosa y al mismo tiempo refrescante fórmula ideal durante el verano o para combatir ésas terribles olas de calor que tanto nos descompensan.

Es normal que cuando se liga con alguna sustancia líquida se forme una especie de gel que se puede emplear perfectamente en aliños para las ensaladas, batidos, postres (donas, ponqués y tortas) y salsas para pastas, sólo por citar algunos de los muchos platillos donde es válida su utilización; para obtener esta variante, nos basta con tomar un tercio de taza de semillas de chía y dos de agua y remover hasta que obtengamos una mezcla suficientemente consistente, que debemos mantener refrigerada en nuestras neveras y de esta forma tenerla a mano para darle el uso deseado cuando así se requiera.

Si nos decantamos más bien por su consistencia sólida, para las ensaladas son adecuados sus brotes más tiernos o incluso las mismas semillas que son igualmente aprovechables como cuando las añadimos al arroz, las pastas o sopas, los cereales o masas para pan y por supuesto en preparados lácteos y el yogurt; vale destacar que aunque algunas se nos venden ya molidas como suplementos, así como su presentación en aceite, éstas no confieren los mismos beneficios al ser procesadas.

Otro aspecto que bien vale la pena resaltar es que a pesar de todas las ventajas que se derivan de la chía, no debemos excedernos con su ingesta ya que así como otras semillas  y los frutos secos es rica en muchas calorías por lo que debemos ser moderados con el consumo que dicho sea de paso, está limitado a una cantidad máxima diaria de aproximadamente unos treinta gramos (el equivalente a tres cucharadas colmadas); si no somos comedidos puede caernos mal y causarnos malestar estomacal con hinchazón abdominal y diarrea, además en pacientes diabéticos y quienes tomen algún medicamento es preciso consultar al doctor si no está contraindicada.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.