Para qué sirve la Cinitaprida

Introducción

Es sumamente molesto sentir ésa incomodidad que se origina luego de haber consumido un determinado alimento que sabemos puede caernos mal: sea porque lo hayamos comido muy rápido o simplemente porque aún y cuando lo ingerimos a un ritmo normal tomando nuestro tiempo prudencial para masticar nos hemos servimos una porción bastante generosa, lo cierto es que no todos los organismos reaccionan de la misma forma al no encontrarse igualmente preparados y algunos lo asimilan con más dificultad que otros, provocando ésa sensación de pesadez que a su vez puede derivar en otros síntomas como la tan desagradable acidez que nos desestabiliza por completo a nivel interno.

Evidenciando estas señales que suelen estar acompañadas de un fuerte reflujo que nos hace experimentar una dolencia justo en lo que muchos conocemos como la boca del estómago, donde los ácidos empiezan a subir diseminándose principalmente por el tubo del esófago como una reacción en cadena que se da en respuesta a tal situación donde se liberan un conjunto de sustancias durante el proceso de digestión, las cuales si no atacamos cuanto antes con el empleo de algún medicamento como la cinitaprida por ejemplo pueden empezar por empeorar y en consecuencia producir secuelas que a la larga pueden ser contraproducentes para la salud.

Propiedades de la Cinitaprida

Es precisamente en dichas circunstancias que se hace propicio el uso de un fármaco que sea capaz de revertir tales efectos como éste, que al ser parte de un grupo donde se hallan insertos aquéllos denominados en el mundo de la medicina como procinéticos tienen la propiedad de propiciar los movimientos gastrointestinales lo que puede tratar el reflujo gastroesofágico, pero además la acidez gástrica al ser capaz de bloquear las bombas de protones lo cual del mismo modo incide favorablemente sobre aquéllos pacientes a quienes se les hayan diagnosticado problemas de movilidad en este sistema yendo de los grados leves hasta los moderados.

Beneficios de la Cinitaprida

Pero no es solamente efectiva tanto para la acidez como para el reflujo que se da entre el estómago y el esófago, sino que aparte de favorecer una buena motilidad intestinal se puede dar el caso en el que un especialista de la salud la indique para:

  • Elevar la presión en el esfínter esofágico inferior
  • Calmar el ensanchamiento gástrico postprandial (después de las comidas)
  • Aliviar las manifestaciones asociadas a la enfermedad del intestino irritable
  • Impulsar el vaciamiento gástrico

  • Disminuir la sensación de saciedad prematura o precoz
  • Mitigar la constipación y el dolor a nivel del abdomen
  • Contrarrestar los malestares estomacales acompañados de náuseas y vómitos
  • Bajar la frecuencia e intensidad de los episodios donde se presenta el reflujo

Dosificación de la Cinitaprida

Si ha adquirido este medicamento con una previa prescripción médica, debe seguir exactamente las instrucciones que se la han indicado en la consulta o bien aquéllas que le haya sugerido el farmacéutico, siendo con estos especialistas que pueda fácilmente aclarar cualquier duda con respecto a la toma o si no ha comprendido del todo lo que aparece reflejado en el empaque del producto, pero en líneas generales hay una cierta estandarización de la dosis adecuada que siempre se administrará por vía oral de la siguiente manera:

  • Sobre, comprimido o solución: en adultos (mayores de veinte años) lo normal es un miligramo quince minutos previos a cada comida, por un lapso no mayor a tres veces al día.

No debe excederse nunca de la cantidad que ya se le ha señalado esperando que esto vaya a brindarle una rápida mejoría, porque muy por el contrario podría exacerbar las reacciones adversas que este fármaco puede producir aun cuando incluso se toma adecuadamente pero por un período de tiempo muy largo, dejando una acción residual que genera especialmente en pacientes de la tercera edad un aumento considerable de los factores de riesgo y que en niños y adolescentes puede ser realmente perjudicial razón por la que ellos la tienen terminantemente prohibida.

Composición de la Cinitaprida

Dependiendo de cuál sea la presentación, nos encontraremos con que cada una de ellas contiene por supuesto un miligramo de este componente como principio activo, pero además otros ingredientes (también conocidos como excipientes) a los cuales se debe prestar especial atención en caso de padecer algún tipo de intolerancia:

  • Comprimido de Cinitaprida: carboximetilalmidón de sodio, celulosa polvo, estearato de magnesio, lactosa anhidra y sílice coloidal; por lo cual no se recomienda en quienes sean intolerantes a la lactosa y a los azúcares.
  • Sobre de Cinitaprida: anetol, dióxido de titanio (E-171), manitol, metilcelulosa, povidona, sacarina de sodio y sorbitol (1,539 gramos); éste último, causante de algunas molestias estomacales con diarrea, quedando contraindicado para personas que sufren de intolerancia a la fructosa.

  • Solución de Cinitaprida: ácido benzoico (E-210), agua purificada, esencia de mandarina, propilenglicol y sorbitol (tres gramos por cada cinco mililitros); al igual que la formulación en sobre, no es apto para el consumo de personas con intolerancia a la fructosa y así como ocasiona dolencias en el estómago acompañadas de diarrea, puede provocar también irritación en piel, ojos y mucosas como también ictericia (ojos y piel amarillos) en recién nacidos.

Efectos secundarios de la Cinitaprida

Antes de usar la cinitaprida debe cerciorarse muy bien si es apto para su consumo, ya que las reacciones alérgicas pueden desencadenar:

  • Pérdida de conocimiento
  • Síntomas asociados al asma (problemas respiratorios y sibilancia o sonidos al respirar)
  • Hinchazón de labios, lengua y rostro u otra parte del cuerpo, que puede comprometer a las cuerdas vocales o laringe
  • Urticaria y erupción cutánea con un fuerte picor

Es vital que llame a su médico o a emergencias de inmediato al observar alguno de los síntomas antes señalados y suspenda el uso de dicho fármaco, que generalmente sólo causa ciertos estados de somnolencia y adormecimiento pero que con su consumo indefinido a largo plazo puede derivar en:

  • Disquinesia o reacciones extrapiramidales (movilidad involuntaria de los músculos del cuello, la cara y la lengua)
  • Ginecomastia o un aumento excesivo de las glándulas mamarias

Recomendaciones sobre la Cinitaprida

Además de quedar prohibida en menores de edad y personas alérgicas a sus componentes, igualmente está contraindicada en mujeres que se encuentran en los primeros tres meses del embarazo y en quienes padezcan de alguna hemorragia, perforación o bloqueo a nivel gastrointestinal así como también en pacientes que a causa del uso de medicamentos para tratar la psicosis padezcan de disquinesia tardía; sin olvidar que debe mantenerse alejado de las bebidas alcohólicas, porque pueden potenciar su efecto sedante o somnífero que en condiciones normales son suficientes como para que evite la conducción de vehículos o maquinarias pesadas y las actividades que exijan una permanente atención y vigilia.

Si se encuentra en estado de gestación o tiene sospecha de estarlo, planea quedar embarazada o sencillamente ya está en período de lactancia y se le ha indicado tomar cinitaprida, debe consultar con el doctor cuál es la ventaja midiendo el factor riesgo sobre el beneficio que ésta le pueda aportar; aparte debe hacerle saber si sufre de alguna enfermedad y toma otros fármacos, especialmente si son para trastornos relacionados con el sistema nervioso (para inducir el sueño o calmar dolores) puesto que puede potenciar sus efectos o para problemas cardíacos (como la digoxina) reduciendo su acción, mientras que aquéllos indicados para el Parkinson y las afecciones respiratorias o molestias en el abdomen le restan efectividad.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.