Para qué sirve la Clortalidona

Introducción

El ser humano por naturaleza está constituido por un alto porcentaje de agua la cual se encarga de participar en las funciones vitales del organismo y hay casos excepcionales en los que ciertos cuerpos tienden a retener más los líquidos que otros por distintas razones en una o varias partes en específico, los cuales llegan a manifestar diversos síntomas ya que justamente se acumulan de una manera tal que impide a los órganos poder cumplir con los procesos normales para los que han sido diseñados, volviéndose en una anomalía que si no es tratada a tiempo por un especialista va a ir desmejorando la calidad de vida del paciente que por supuesto requiere de ahora en adelante de unos cuidados especiales.

Y el extremar estas atenciones será la clave para que a partir de algo tan sencillo como redimensionar los hábitos que pudieron haber desencadenado dicho desequilibrio, se empiece a percibir una notable mejoría en cuestión de muy poco tiempo e incluso por qué no hasta una completa sanación de dicha afección cuando ha sido controlada con mucha antelación, donde es posible que haya una gran probabilidad de recuperación comparado con quienes lamentablemente no pudieron acudir a una consulta médica cuando se manifestaron las primeras señales que con algo simple como un fármaco como éste se logran revertir fácilmente y ya conoceremos de qué manera.

Propiedades de la Clortalidona

La clortalidona es conocida en el mundo de la medicina como uno de los diuréticos tiazídicos más utilizados cuya función principal se encarga de ejercer una acción inmediata sobre unos receptores de las tiazinas que se encuentran ubicados a nivel de los conductos renales, a través de los cuales se transportan sustancias tales como calcio, cloro y sodio que al concentrarse en dosis elevadas se reabsorben y trae como consecuencia una retención del potasio que afecta no sólo a los riñones sino también al corazón, por lo que se le confiere además una propiedad antihipertensiva al evitar que estos componentes se alojen y por el contrario más bien circulen de manera correcta y sean expulsados naturalmente con regularidad.

Beneficios de la Clortalidona

Hasta el momento sabemos que es eficaz su uso en quienes sufren de retención de líquidos (en corazón, hígado y riñones) y problemas de presión arterial (especialmente adultos y pacientes de la tercera edad), pero aparte de prevenir y minimizar los cálculos renales hay otros casos donde puede ser indicada por un doctor, como por ejemplo:

  • Cirrosis hepática con acumulación de líquido en el área abdominal (ascitis)
  • Edemas por insuficiencia venosa crónica, traumatismos y cirugías o por síndrome nefrótico (trastornos en los riñones)
  • Enfermedad de Dent, una extraña condición de carácter hereditario que afecta a los conductos renales por una mutación del cromosoma X

  • Enfermedad de Ménière, que se genera por un problema en el oído interno
  • Estasis sanguínea, cuando se atasca la sangre debido a una mala circulación
  • Hipertensión arterial de tipo esencial (de causa desconocida) y nefrogénica (cuando se deriva de un mal funcionamiento de los riñones)
  • Hipertrofia ventricular izquierda, que es un agrandamiento del ventrículo izquierdo del corazón

  • Hipoparatiroidismo, una afección que ataca a las glándulas paratiroides
  • Insuficiencia cardíaca estable de grados leves a moderados y congestiva (que acumula agua en varias partes del cuerpo)
  • Insuficiencia renal crónica, por una mala filtración de la sangre
  • Nefrolitiasis, mejor conocida como litiasis o cólico nefrítico

  • Normocalcemiahipercalciúrica idiopática, la cual forma cálculos de oxalato de calcio con cierta regularidad
  • Poliuria por diabetes insípida nefrogénica, un tipo de diabetes que se presenta con un gran volumen de orina
  • Secuelas de un infarto cardíaco a causa de la hipertensión
  • Tensión o síndrome premenstrual, cuando se produce por una excesiva retención de líquido

Administración de la Clortalidona

Sólo un profesional de la salud estará plenamente facultado para prescribirla ya sea sola o bien acompañada con otro antihipertensivo o nitroglicerina según sea el caso, tomando en cuenta que su administración por vía oral en presentación de tabletas se ajustará de acuerdo a la edad y el padecimiento en particular, aunque en el caso de infantes no es del todo segura ni efectiva y ya quedará bajo responsabilidad del médico adecuar la dosis siguiendo un prospecto estandarizado de la siguiente manera:

  • Niños: se calculan dos miligramos por cada kilo de peso en tres tandas semanales o de uno a dos miligramos por cada kilo de peso al día.

  • Adultos: en el caso de hipertensión arterial se indica una sola toma de quince miligramos, pudiendo aumentarse al doble y hasta un máximo de cincuenta miligramos de acuerdo a la capacidad de respuesta que tenga el organismo; para el edema, se sugieren entre treinta y sesenta miligramos cada tres días, con un límite de hasta ciento veinte miligramos al día dependiendo de la gravedad y ajustándose en quienes padezcan insuficiencia renal leve a moderada (cada 24 horas) y grave (cada 48 horas).
  • Personas de la tercera edad: se debe vigilar que la dosis entre veinticinco y cincuenta miligramos al día no provoque una alteración hidroelectrolítica, por ser más cuesta arriba la expulsión de los componentes en ellos que en los jóvenes.

Efectos secundarios de la Clortalidona

Si sufre de alergia a las sulfonamidas (unos compuestos que se extraen del azufre) es muy probable que se presente un shock anafiláctico el cual es un cuadro considerado de extrema gravedad ya que si no es tratado a tiempo puede conducir a la muerte, por lo que es de vital importancia que antes de consumir cualquier clase de fármaco se instruya sobre sus componentes y si no está seguro del grado de tolerancia que tiene deberá someterse a una prueba o test de alergia; pero incluso quienes la asimilan bien pueden manifestar algunos síntomas igualmente alarmantes tales como:

  • Agranulocitosis, leucopenia o neutropenia (fallas en la médula ósea que reducen la producción de glóbulos blancos)
  • Anemia aplásica (otro trastorno de médula que impide la formación de glóbulos tanto blancos como rojos y de plaquetas)
  • Arritmia
  • Asma
  • Cefalea o dolor de cabeza
  • Debilidad en los músculos
  • Dolor abdominal con diarrea, náuseas o vómitos
  • Estreñimiento
  • Hinchazón en varias partes del cuerpo, siendo más grave cuando afecta a la garganta y compromete a las cuerdas vocales
  • Hipercalcemia (elevación de los niveles de calcio en plasma)

  • Hipercolesterolemia (aumento de colesterol malo y triglicéridos sanguíneos)
  • Hiperglucemia (niveles altos de glucosa en la sangre)
  • Hiperuricemia (exceso de ácido úrico)
  • Hipocaliemia (disminución del potasio en sangre)
  • Hipomagnesemia (bajo nivel de magnesio)
  • Hiponatremia (escaso sodio en la sangre)
  • Impotencia sexual y bajo libido
  • Infección en las conjuntivas
  • Pancreatitis hemorrágica
  • Parestesia (sensación de hormigueo o cosquilleo y entumecimiento en extremidades)

  • Pérdida del conocimiento
  • Periarteritis nudosa (inflamación y daño en las arterias)
  • Presencia de orina de color oscuro
  • Problemas de visión pudiendo tornarse borrosa, así como dolor en los ojos y miopía
  • Secreción descontrolada de la hormona antidiurética
  • Sensibilidad de la piel ante los rayos solares
  • Sequedad bucal
  • Trombocitopenia (bajo número de plaquetas)
  • Urticaria acompañada de rash (erupción) cutánea o ampollas dolorosas
  • Vasculitis necrotizante (inflamación de vasos sanguíneos)

Por lo general suelen ser poco frecuentes, pero como no todos los organismos reaccionan de igual forma ante los medicamentos lo adecuado es que esté al tanto de cómo es el nivel de aceptación de su cuerpo y suspenda su uso cuanto antes para contactar a su doctor, quien será el único capacitado para hacer una evaluación exhaustiva conociendo a la perfección su cuadro clínico con todos los antecedentes.

Recomendaciones sobre la Clortalidona

Así como no se tiene una absoluta certeza de cuáles son sus efectos en niños quedando contraindicado para ellos vale la pena acotar que igualmente lo estará en quienes tengan niveles de creatinina o nitrógeno ureico por encima de los 2.5mg/dl, como también en mujeres embarazadas (provocando muerte fetal o nacimiento de bebés con bajo peso) y durante el período de lactancia (porque los componentes se traspasan al lactante), siendo responsabilidad absoluta del especialista los riesgos que se puedan derivar en tales casos y en otros como:

  • Anuria (inconvenientes para orinar o retención de la orina)
  • Altos niveles de ácido úrico o calcio en plaquetas
  • Bajo potasio en la sangre
  • Gota (un tipo de artritis dolorosa)
  • Insuficiencia hepática o renal grave
  • Lupus eritematoso (afección que se genera por un déficit en el sistema inmune)
  • Pacientes diabéticos tratados con hipoglucemiantes o insulina

Igualmente debe indicarle si se toman otros medicamentos con los cuales la clortalidona pueda entrar en interacción, en especial si se tratan de aquéllos que se prescriben para enfermedades cardíacas, los inhibidores o suplementos de calcio, reductores de la presión sanguínea y de la glucosa y antiinflamatorios sin esteroides, ya que puede desencadenar una elevación o reducción de los efectos para los cuales han sido sugeridos o contrarrestar los de este fármaco (principalmente su acción diurética).

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.