Para qué sirve la Dicloxacilina

Introducción

Por más que lo intentemos, a veces los cuidados que le brindamos a nuestro cuerpo parecieran no ser suficientes y tampoco nos basta con tener un estilo de vida saludable para prevenir ciertas enfermedades como por ejemplo, aquéllas que nos afectan de alguna u otra manera al entrar en contacto con agentes bacterianos que en muchos casos no se combaten por completo aún y con toda la acción que ejerce nuestro sistema inmune, que se convierte en ésa suerte de mecanismo de defensa natural que posee el ser humano para debilitar a estos invasores que logran incluso pasar dicha barrera protectora para alojarse dentro de nuestro organismo y así diseminarse provocando una serie de daños que resultan sumamente perjudiciales para la salud.

Al estar inmersos en nosotros en uno o varios puntos claves que pueden ser desde órganos en específico hasta conductos o canales por los que transitan libremente luego de haber traspasado cualquier límite, van a dar paso a un conjunto de afecciones que evidentemente denotarán que ellos han ganado terreno adueñándose cada vez de mayores espacios al ir extendiéndose con un desarrollo prolongado,

Esto va creando como unas murallas que erigen en contra de las sustancias que producimos precisamente para derribarlas, saliéndose de nuestras manos el control que tenemos sobre ellos y en consecuencia nos lleva a tomar la decisión de acudir donde un especialista que luego de chequearnos probablemente nos recetará un medicamento como éste que ya descubriremos exactamente cómo funciona.

Propiedades de la Dicloxacilina

Compartiendo una gran semejanza con la penicilina al estar inserta dentro de un grupo de fármacos conocidos con el nombre de penicilinasa resistente, funciona como todo un producto que está perfectamente diseñado para combatir a los estafilococos y los efectos degradantes ocasionados por los mismos, ya que posee una propiedad antibiótica la cual impide que éstos liberen las enzimas que les facilitan la tarea a la hora de propagarse porque es a través de unas proteínas en particular denominadas unidoras de la penicilina que se ubican en sus membranas por donde la dicloxacilina ataca, quedando adherida a ellos y por ende logra eliminarlos de raíz bien sea de esta forma o sino ejecutando la activación de un mecanismo autodestructivo que los desintegrará completamente.

Beneficios de la Dicloxacilina

Por supuesto que al ser un antibiótico será muy indicado para las infecciones, con la excepción de aquéllas que son provocadas por hongos y virus que tendrán otros tratamientos debido a que la dicloxacilina no producirá ningún tipo de acción en tales casos, aunque sí será de lo más efectiva en otros a causa de bacterias que afecten principalmente a la piel, los huesos, las vías urinarias y los oídos como:

  • Síndrome de la piel escaldada (presencia de ampollas en la piel)
  • Piodermitis (infección cutánea con costras y pus)
  • Impétigo ampolloso (variante del síndrome de piel escaldada)
  • Heridas que se han infectado por los estafilococos
  • Celulitis infecciosa o bacteriana (que afecta tanto a la piel como también los tejidos ubicados debajo de ella)

  • Infecciones de la piel que son de origen bacteriano
  • Hidrosadenitis (inflamación cutánea con aparición de abscesos frecuentes)
  • Piomiositis (infección muscular que impide el movimiento del tronco y las extremidades)
  • Osteomielitis (inflamación de huesos y médula ósea por una infección)
  • Artritis séptica (hinchazón en las articulaciones por un origen infeccioso)
  • Neumonía (infección grave de uno o ambos pulmones)

  • Faringitis (irritación a causa de una inflamación de toda la membrana que recubre a la faringe)
  • Empiema pleural (pus acumulado entre los pulmones y las pleuras parietal y visceral o espacio pleural)
  • Bronquitis (inflamación como consecuencia de una infección en las vías que se encargan de transportar el aire a los pulmones)
  • Amigdalitis (cuando se inflaman una o ambas amígdalas por una infección bacteriana)
  • Bronconeumonía (al igual que la neumonía es una infección grave pero que provoca inflamación en uno o ambos bronquios)
  • Absceso pulmonar (originado por una bacteria bucal que se traspasa a los pulmones y genera pus en una cavidad que tienen dichos órganos)

Administración de la Dicloxacilina

Este fármaco tiene dos presentaciones que se deben administrar por vía oral siguiendo las instrucciones que le ha señalado el profesional de la salud o bien el farmacéutico al momento de adquirirlo, a quienes también podrá consultarles cualquier duda que tenga en caso de no comprender alguna de las indicaciones señaladas en la etiqueta que trae consigo el empaque del producto que puede contenerlo en forma de cápsulas o tabletas de 250 o 500 miligramos y como una suspensión de 125 miligramos sobre 5 mililitros o de 250 miligramos sobre 5 mililitros.

Ambas estarán sugeridas para adolescentes mayores de doce años y adultos que deben tomarlas cada seis horas o el equivalente a cuatro veces al día, una o dos horas antes o dos justo después de alguna comida; cuando se consume previo a cualquier alimento el efecto es aún más rápido y favorable, al facilitar su absorción ya que se tiene el estómago ligero y lo ideal es ingerirlo con una buena cantidad de agua (cuando es en pastilla) o agitar con bastante fuerza la solución hasta que ésta adquiera uniformidad y se mida correctamente con instrumentos adecuados para dar con la dosis exacta.

Recomendaciones sobre la Dicloxacilina

Debe procurar que la toma del antibiótico se adapte a un horario de tal modo que así establezca un hábito por el tiempo que se la haya indicado el tratamiento, evitando con ello que se le olvide en alguna ocasión del día y de llegar a ocurrir procure hacerlo en cuanto lo haya recordado a no ser que esté muy cerca de la hora para la próxima toma esperando que llegue el momento, ya que no es aconsejable que se exceda con las dosis puesto que propiciaría la aparición de algunos efectos secundarios leves como dolencia bucal, excesivo flujo vaginal y comezón (en mujeres) y malestares estomacales que pudiesen ir acompañados de náuseas, vómitos y diarreas o potenciaría los riesgos de padecer secuelas más graves al causarle:

  • Trastornos renales
  • Hematomas con hemorragias
  • Presencia de sangre en la orina o en heces líquidas (diarrea)
  • Fuerte dolor estomacal
  • Incremento de los niveles de proteína en la sangre
  • Dificultad al orinar
  • Ictericia (piel y ojos amarillentos) por un daño en el hígado

Por supuesto que si manifiesta alguno de los síntomas antes señalados, inclusive los menos riesgosos pero con una mayor persistencia al punto de volverse incómodos e interferir en el desempeño de sus actividades, debe suspender su uso y contactar de inmediato al doctor o a un personal de emergencias calificado; otras anomalías que son debido a reacciones alérgicas al principio activo o a los componentes de la fórmula que ha adquirido destacan por presentar estas señales:

  • Problemas para respirar
  • Convulsiones
  • Aparición de manchas de tonalidad rojiza o ronchas que son precedidas de urticaria
  • Cuadros asmáticos
  • Hinchazón en varias partes del cuerpo, principalmente del rostro y la garganta
  • Irregularidades derivadas de trastornos gastrointestinales, como halitosis (mal aliento), gases, náuseas y vómitos
  • Shock anafiláctico (palidez, sudoración fría y pérdida del conocimiento)
  • Prurito y comezón en la piel

Lo más aconsejable es que si es consciente de presentar intolerancia a este compuesto o a la penicilina, las cefalosporinas o la ampicilina, lo precise con el médico e igualmente si existen otras condiciones como estar embarazada o en período de lactancia, historial de convulsiones en el pasado, afecciones renales o hepáticas, trastornos gastrointestinales y problemas digestivos, asma y fibrosis quística y de tomar otros medicamentos en especial anticoagulantes, antiinflamatorios, anticonceptivos, antibióticos e incluso vitaminas con los cuales pueda entrar en interacción haga un listado de ellos sean con o sin prescripción para que se evalúe en cada caso si es mayor la ventaja que los riesgos que implica su uso.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.