Para qué sirve la Dopamina

Introducción

En determinadas circunstancias de la vida llegamos a experimentar unas cuantas sensaciones que nos hacen pasar por diversos estados de ánimo que van desde una inmensa alegría hasta el mismo llanto al caer en una inevitable tristeza y, aunque muchas veces puedan existir sobradas razones para que ocurran dichas alteraciones que transforman nuestro humor, en ocasiones específicas parecieran manifestarse sin motivo aparente porque no tenemos muy claro lo que está procesándose en nuestro interior y especialmente en el cerebro que es el órgano clave desde el cual parten todas estas conexiones que posibilitan una estabilidad o bien todo un desequilibrio.

Y es precisamente porque desde aquí se desprenden un conjunto de terminaciones nerviosas por las cuales se transfieren informaciones que mantienen en orden a todos los sistemas orgánicos, donde será sumamente importante el papel que desempeñe esta sustancia tan interesante que en reiteradas oportunidades nos la han presentado como ése elemento que está asociado directamente con la felicidad o el placer, sin tomar en cuenta que inclusive va mucho más allá del plano estrictamente emocional ya que realiza otras funciones que controlan no solamente las reacciones que tengamos ante los estímulos del entorno sino hasta los procesos cognitivos que son esenciales para alcanzar los objetivos.

Propiedades de la Dopamina

La dopamina es una molécula generada en el cuerpo que está integrada a un grupo de catecolaminas feniletilamina que trabaja en unión de las endorfinas y la serotonina, comportándose como un neurotransmisor que trabaja a nivel del sistema nervioso central asimilando y sintetizando tanto hormonas como aminoácidos que participan no sólo en la corteza cerebral sino también en el ritmo cardíaco.

Por esta razón podría decirse que al ser responsable con su accionar en el otorgamiento de un bienestar físico en general y a la vez de una capacidad para sentir amor en los seres humanos, es un elemento protagónico para la comunicación entre las neuronas que repartirán las señales desde la masa negra del cerebro al resto de las conexiones nerviosas del organismo que brindan un equilibrio psicológico.

Beneficios de la Dopamina

Este componente que actúa como un mensajero que promueve la compensación en un núcleo que se localiza justamente en los centros cerebrales, es vital en la capacidad de respuesta que tenemos con todos los signos que asimilamos del medio en el que nos desenvolvemos a diario, razón por la cual estará estrechamente vinculada en procesos como:

  • Las funciones motrices que se dan de forma consciente a la hora de querer movilizarnos, pudiendo desplazarnos de esta manera de un lugar a otro dándole la orden a nuestras extremidades que garantizan el acto voluntario de movimiento corporal.
  • Asimismo interfiere en el sistema de recompensa no únicamente al momento sino previo al desarrollo de un estímulo satisfactorio que nos da plenitud, por ende contribuye a llenarnos de entusiasmo suficiente como para ir detrás de nuestros objetivos luego de haber trazado una meta en particular.
  • Y es por la misma motivación intrínseca que favorecerá el aprendizaje y en especial aquél que se da por asociación, reteniendo por un período de tiempo mayor todos ésos datos que almacenamos en nuestra memoria a largo plazo, que se hacen más duraderos si han sido percibidos con una fuerte carga emocional.

  • En tal sentido, este interés por descubrir información novedosa se impulsará a través de la curiosidad que nos abre a lo desconocido, interviniendo en las distintas etapas que nos inducen a indagar todos los aspectos que sean de interés para nosotros aun cuando no sean netamente algo relevante para los demás.
  • Además propiciará la creatividad que se maneja como ésa carta bajo la manga para contar con infinidad de alternativas en el pensamiento que tiende a volverse disruptivo, ya que activa los circuitos donde se recibe la dopamina que tienen como finalidad clasificar toda la información almacenada.
  • Igualmente, estos circuitos dopaminérgicos tienen un gran nexo que los conecta con las personas que presentan una personalidad extrovertida, que suelen inclinarse al liderazgo por ser más arriesgados y tener una facilidad casi innata para interactuar en el círculo social donde se hallan inmersos.

Causantes y síntomas de baja Dopamina

Si queremos mantener unos valores estables de este compuesto que se produce naturalmente por nuestro organismo, lo ideal será que empecemos por adquirir un estilo de vida más saludable que nos mantenga en sintonía con actividades que se ajusten a los hábitos que redimensionan la rutina que llevamos, alejándonos por supuesto de un régimen alimenticio bajo en nutrientes y rico en carbohidratos, grases y azúcares, de la ingesta de sustancias nocivas (drogas) que son completamente dañinas y de ésas situaciones tan terribles que devienen en un cuadro de estrés y ansiedad que nos hará sucumbir en una total inestabilidad de la psique si no somos capaces de controlarlo adecuadamente.

Son varias las señales que se emanan en caso de un descenso brusco de dicho compuesto y entre ellas se pueden destacar:

  • Aburrimiento
  • Fluctuaciones constantes del humor
  • Depresión
  • Ansiedad desmedida por ciertos alimentos, particularmente el chocolate y los dulces en general
  • Desmotivación

  • Irritabilidad
  • Angustia
  • Problemas de concentración
  • Anhedonia (dificultad para experimentar sensaciones placenteras)
  • Baja libido sexual
  • Fobia social (temor a las interacciones sociales)

  • Somnolencia (sueño incontrolable a lo largo del día)
  • Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)
  • Síndrome de las piernas inquietas (sensación de hormigueo acompañada de dolor)
  • Mal del Parkinson
  • Decaimiento
  • Espasmos y movimientos involuntarios por una falta de coordinación (tics nerviosos)

Aumento de niveles de Dopamina

Para elevar los nivelesde la dopamina existen una serie de pautas realmente sencillas que debemos seguir, las cuales incidirán positivamente en un incremento de su producción si nos adaptamos fácilmente a los cambios que se regirán por unos lineamientos que sugieren:

  • Respetar las horas de sueño con un horario de mínimo siete horas al día
  • Disminuir progresivamente el consumo de café y otras bebidas que contengan cafeína
  • Tratar en lo posible de mantenerse alejado de la ingesta de bebidas alcohólicas
  • Probar con suplementos alimenticios que sean ricos en L-tirosina
  • Implementar una dieta rica en antioxidantes, que resalte por la incorporación de frutas frescas y verduras sin mucha cocción

Otros suplementos que se recomiendan son aquéllos que incluyan griffonia, triptófano y tirosina que fungen como unos excelentes antidepresivos, pudiendo encontrar esta última sustancia en fuentes naturales de origen vegetal (como los cereales) o bien de origen animal (carnes y pescados), sin olvidar que hay otros ingredientes magníficos que favorecen su generación como los huevos, las almendras, el plátano y si somos fanáticos del chocolate, con una sola onza de este deleite al paladar nos será más que suficiente para obtener todos los beneficios.

tags:

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.