Para qué sirve la espinaca

La espinaca es una planta que pertenece a la familia de las amarantáceas, que se cultiva como una verdura. La razón de ello, se debe a sus hojas comestibles que aportan grandes beneficios para la salud, debido a que tiene presencia de minerales, pigmentos, fitonutrientes y vitaminas.

Una de las razones por las espinacas es tan populares, se debe a que fácilmente se pueden cultivar durante todo el año, debido a que pueden llegar a sobrevivir durante el invierno y sin perder sus propiedades.

Por otro lado, también se destaca por su fácil preparación en alimentos, ya que puede formar parte de deliciosas ensaladas o ser utilizada como un vegetal que acompaña otros platillos. Además de ello, también puede ser cocinada para incluirse en recetas de guisos, cazuelas, sopas, entre otros más.

Breve historia de la espinaca

Aunque no se ha logrado determinar con exactitud, muchos investigadores creen que la espinaca proviene de la Antigua Persia (actualmente Irán). La primera vez en que salió de dicho territorio, fue durante el siglo VII, en donde llegó a China gracias al Rey de Nepal, quien utilizó esta planta como un regalo para el emperador chino.

Posteriormente, los Moros introdujeron a la espinaca en España durante el siglo XI, para luego llegar a toda Europa y el resto del mundo.

La espinaca se puede encontrar en diferentes tipos

Actualmente podemos encontrar algunas variedades de espinacas, las cuales se diferencias dependiendo de la textura que posea su hoja, el tamaño de las mismas o la manera en que podemos consumirla:

  • Espinaca de hora rizada o Savoy: Tiene hojas onduladas, crujientes y cuenta con una textura firme. Por esta razón, es una de las espinacas más populares y consumidas.
  • Espinaca de hoja lisa: También se pueden comer cocidas, aunque esta se diferencia de la anterior por tener hojas de mayor tamaño, las cuales son lisas y tiernas.
  • Espinaca Baby: Le debe su nombre a que cuenta con hojas pequeñas y mucho más tiernas que las dos anteriores. Normalmente se emplean para la preparación de ensaladas.

Beneficios que obtendrás al consumir espinaca

Evita la úlcera gástrica

La espinaca tiene la capacidad de proteger la membrana mucosa del estómago. Como resultado, puede disminuir la aparición de las úlceras gástricas. Además de ello, el consumo de la espinaca también puede traer otros beneficios, como el aumento de resistencia del revestimiento del tracto digestivo.

Protege al cerebro

Las personas que consumen regularmente la espinaca, estarán añadiendo a su cuerpo algunos componentes como el potasio, folato y varios antioxidantes, los cuales proporcionan varios beneficios desde el punto de vista de la neurología, en donde se destaca que el folato reduce la aparición de la enfermedad del Alzheimer.

Por su parte, el potasio que nos brinda la espinaca también forma una parte integral en la salud del cerebro, debido a que puede aumentar el flujo de sangre del mismo y la actividad neuronal.

Reduce las enfermedades oculares

La espinaca se caracteriza por ser una fuente rica de beta caroteno, luteína y xanteno, por lo que es muy beneficiosa para la vista. Si comes espinacas cocidas, entonces su beta caroteno irá directamente a tus ojos, siendo de gran importancia para aquellas personas que sufren de picor úlceras o resequedad en los ojos.

Regula la presión arterial

Si una persona sufre de presión arterial alta, puede contar con los beneficios que ofrece el consumo de la espinaca. Esto se debe a que cuenta con un contenido alto de potasio, mientras que el contenido de sodio es bajo.

Por otro lado, los ácidos fólicos que se encuentran presentes en la espinaca, contribuyen a la reducción de la hipertensión, además de que relaja los vasos sanguíneos.

Combate cánceres

Al poseer componentes como el folato, tocoferol y la clorofilina, la espinaca puede actuar a través de diferentes mecanismos, los cuales pueden tratar y proteger a los pacientes que sufren de algún tipo de cáncer, tales como los de vejiga, próstata, hígado y pulmón.

Disminuye la inflamación

Más de una docena de compuestos anti-inflamatorios se pueden obtener por medio del consumo de la espinaca. Por ende, es uno de los vegetales que mayor potencia tiene cuando se trata de reducir la inflamación en todo el cuerpo.

Fortifica los huesos

La vitamina K que se encuentra presente en la espinaca, funciona en la retención del calcio en la matriz ósea, produciendo una mejor mineralización ósea. Por otro lado, otros minerales presentes en este vegetal, como lo son el caso del cobre, zinc y fósforo, son de gran ayuda para crear huesos más fuertes.

Previene la aterosclerosis y accidentes cerebrovasculares

La aterosclerosis es una condición que ocasiona el endurecimiento de las arterias. Sin embargo, se ha determinado que la espinaca tiene un pigmento llamado luteína, el cual ayuda a reducir la aparición de la aterosclerosis, previniendo también los ataques al corazón y accidentes cerebrovasculares.

Mejora la actividad metabólica

Una buena porción de espinacas en las comidas, es lo que más recomiendan los médicos para la dieta de cualquier persona. A pesar de poseer una buena cantidad de proteínas, estas se descomponen fácilmente por las enzimas y aminoácidos.

Combate la degeneración macular y las cataratas

Tanto la luteína como el xanteno, forman la parte central de la retina, por lo que la retinosis pigmentaria es la responsable de ocasionar ceguera. Sin embargo, se ha determinado que el consumo de la espinaca puede ayudar en la recuperación de esos dos pigmentos vitales y prevenir la ceguera.

Fortaleces los músculos

Otro de los tantos componentes que tiene la espinaca, se denomina factor de C0-Q10, siendo este un antioxidante que fortalece los músculos, en especial del corazón y aquellos que bombean de forma continua la sangre a todas partes del cuerpo.

Cuida la piel

Los fitonutrientes y pigmentos que se encuentran en la espinaca, también ayuda a proteger la piel de los rayos dañinos del sol, incluyendo los ultravioletas. Además de proteger, también ayudan a reparar los genes dañados hasta cierto punto, previniendo el cáncer de piel a largo plazo.

Propiedades de la espinaca

La mayor parte de la composición de la espinaca, es el agua. A pesar de tener cantidad de grasas e hidratos de carbono bajas, se considera que este es uno de los vegetales que más proteínas tiene.

La espinaca se caracteriza por ser rica en fibra, especialmente en la zona del tallo. Esto implica que sea de gran beneficio para nuestra salid, debido a que también es una excelente fuente natural de vitaminas y minerales.

Entre los minerales que componen a la espinaca, se encuentran algunos como el calcio, hierro, magnesio, manganeso, potasio y fósforos. Por otro lado, el contenido de vitaminas que se encuentra dentro de este vegetal es altamente variado. Entre ellos, se encuentra la vitamina A, vitamina C, vitamina E, vitamina K.

Adicionalmente, también proporciona vitaminas del grupo B, tales como la B6, B2 y B1, además de ácido fólico.

tags:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *