Para qué sirve la Glucosa

Introducción

En la actualidad, es común que el ser humano viva a un ritmo acelerado y no es para menos: son tantas las tareas que se deben desempeñar a diario, que a veces incluso pareciera que no nos alcanzaran las horas para llevarlas todas a cabo y ni hablar cuando surge un imprevisto de último minuto, que sea capaz de alterar la agenda que hemos organizado para la semana. Esto por supuesto, no sólo nos va a consumir tiempo sino también energía porque evidentemente no somos máquinas y, a pesar de ello, éstas del mismo modo tienen su período de actividad y descanso durante la jornada.

Y aunque el funcionamiento entre estos dispositivos tecnológicos inventados por la mano del hombre y su creador sea totalmente opuesto, si hay algo que va a caracterizar a ambos como un punto de coincidencia al tenerlo en común, es la irremediable necesidad de recargar las baterías que en nuestro caso no se asumirá literalmente. Pero, si bien es cierto que la electricidad es ésa fuente que les proporciona la corriente para impulsar su operatividad, también nosotros nos valemos de otros recursos ya derivados directamente de la naturaleza para obtener vitalidad y, gracias a estos, podemos desenvolvernos cada día en nuestras labores sin mayor inconveniente.

Propiedades de la Glucosa

De manera que sea la glucosa, conocida también bajo el nombre dextrosa, ése componente monosacárido similar a la fructosa en su fórmula más no en su estructura que actúa en el organismo, al convertirse en una sustancia esencial que se extrae del consumo de determinados alimentos como la miel de abejas o el polen (oxidasa) y las frutas (con fructosa). Es imprescindible para el cuerpo, en la medida que este nutriente contribuye en múltiples procesos vitales donde participa como un sub-tipo de carbohidrato que es clave debido a su propiedad energética, sin la cual sería imposible que los sistemas puedan ejercer sus funciones básicas partiendo de la respiración celular ejercida entre el estómago y el hígado.

Beneficios de la Glucosa

Esta variación del azúcar comprende un sinfín de áreas que van más allá de la mera anatomía humana, porque aparte es empleada dentro de una rama en específico de la gastronomía como lo es la repostería. Sin embargo, hoy descubriremos por completo cuáles son ésas cualidades positivas en las que su uso no debe ser excluido en ningún momento, ya que es realmente necesaria para nuestra salud en general; aunque para este fin medicinal, es requerida en su formato de glucosa oxidasa. A continuación, conozcamos en qué circunstancias será aprovechable dicha enzima:

  • Como vimos en el apartado anterior, en los procesos biológicos que se valen de su presencia al ser asimilada por las células, tales como la multiplicación y regeneración a nivel celular, que a su vez repara los tejidos y sin dejar de lado aquéllos que tienen lugar dentro del aparato digestivo.
  • Su presentación tanto líquida como en polvo que se logra de la hidrólisis del almidón de ciertos cereales entre los cuales se destacan el maíz o el trigo, está presente como un ingrediente en la elaboración de postres, siendo esencial para que los helados alcancen su punto de congelación y se logre el espesor deseado en la preparación de caramelos, almíbares y coberturas para tortas y pasteles.
  • En el plano neurológico, es fundamental para la coordinación que tienen las terminaciones del sistema nervioso central y por consiguiente, siendo el cerebro el órgano principal que consume este compuesto, será indispensable para elevar su rendimiento alcanzando la concentración adecuada; especialmente bajo situaciones que así lo ameriten como, por ejemplo, los estudios.

  • Al fortalecer el sistema inmunológico, combate eficazmente los cuadros virales e infecciosos y, por ende, es ideal para prevenir y tratar casi la totalidad de las diferentes afecciones respiratorias que existen, desde las típicas gripes o alergias estacionales hasta otras de mayor complejidad como el asma o la bronquitis.
  • Otro sistema que se beneficia ampliamente es el muscular, cuyo gasto energético es constante y en tal sentido, se prioriza el efectuado por el corazón como el músculo de más importancia que aparte rige al sistema cardiovascular; por algo los deportistas emplean la glucosa en polvo para reponer este combustible del cuerpo, luego de someterse a un largo entrenamiento.
  • La glucosa oxidasa al transformar a la glucosa en peróxido de hidrógeno, tiene una acción anticancerígena, antibiótica y antiséptica que en definitiva contrarrestan diversas enfermedades y mantienen a raya la oxigenación celular, evitando su desgaste que justo cuando empieza a entrar en declive manifiesta síntomas de un envejecimiento prematuro.
  • Por último, otros usos se han vinculado con la contribución que tiene como agente antimicrobiano para conservar alimentos y, de un modo particular, prolongar la vida de los probióticos (bacterias) presentes en productos como el yogurt; a la par, se implementa en las distintas herramientas que ayudan a medir los valores del azúcar contenida en la sangre.

Relación de la diabetes con la Glucosa

A pesar de todas sus bondades, la glucosa se encuentra estrechamente asociada con el padecimiento ya por todos conocidos como diabetes, que es una enfermedad crónica que tiende a aparecer por un exceso en el torrente sanguíneo al ser interrumpida la función de la insulina. Esta hormona es la que se encuentra encargada de transportarla hacia las células y, cuando es bloqueada porque éstas presentan resistencia o bien, por una producción insuficiente o prácticamente nula de la misma por el páncreas, las dejará con poco o nada de energía.

En condiciones normales, cuando una persona sana ingiere el alimento que aporta glucosa a la sangre, ésta ingresa y aunque los valores tienden a subir, el páncreas se encuentra trabajando correctamente para segregar insulina y las traslada sin problema hacia las células que luego la convierten en energía y, al ser consumida, ésos valores elevados tienden a la baja; sólo en casos de un pobre aporte ocasionará hipoglucemia que causa cansancio, agotamiento y mareos. Mientras que en los pacientes diabéticos, hasta tanto no se tomen los correctivos necesarios la tendencia será a mantenerla alta y esto desencadenará una serie de riesgos que comprometen a la salud.

Es justamente la indebida absorción de la glucosa por parte de las células un factor que deviene en algo más grave, puesto que a la larga y si no ha sido detectado a tiempo porque lastimosamente es una afección que tiende a ser silente pero potencialmente mortal,manifestándose con síntomas cuando ya es demasiado tarde, empezará por agotar las reservas de grasa corporal para obtener energía. Al principio, podríamos llegar a pensar que esta pérdida rápida y considerable de peso sin explicación aparente es beneficiosa, cuando en cambio estamos produciendo desechos perjudiciales como cetonas y dañando órganos a su paso o alterando completamente uno o varios sistemas orgánicos.

Control de los niveles de Glucosa

Con o sin predisposición genética que nos exponga a una tendencia a la diabetes por antecedentes familiares, es crucial que nos habituemos a un plan de alimentación saludable, donde se obtengan nutrientes y minerales equilibrando las comidas con la elaboración de un mínimo de cinco platillos diarios (tres principales más dos aperitivos o meriendas) con dos horas de por medio entre cada uno, en los que se destaquen las frutas y los vegetales frescos que deben ir de la mano con la práctica regular de alguna actividad física de intensidad leve a moderada.

Es prudente la evaluación de los niveles con ayuda de un glucómetro en ambas situaciones y de existir alguna irregularidad, seguir las recomendaciones indicadas por el especialista en cuanto el medicamento a tomar para que la glucosa circule hacia las células y no se acumule en la sangre pudiendo convertirla en energía.

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.